lunes, 30 de septiembre de 2013

Valle de Ordesa

El Valle de Ordesa forma parte del Parque Nacional de Ordesa y el Monte Perdido. Se desarrolla por uno de los más espectaculares y bellos cañones de todo el Pirineo. Su recorrido de ida y vuelta es arduo aunque sin ninguna complicación técnica. 

El valle tiene su inicio desde las inmediaciones del pueblo oscense de Torla y termina en la misma base del Monte Perdido, junto a la cascada llamada de Cola de Caballo.
Por su interior, discurren dos sendas bien diferenciadas a uno y otro lado del río Arazas. La de la margen izquierda, según se asciende, discurre por el fondo del valle y es la más frecuentada. En paralelo y por la otra orilla, se desarrolla la llamada Senda de los Cazadores, que discurre a mayor altitud y confluye también en el fondo del valle.
En el pueblo de Torla es obligado estacionar el vehículo y acceder al punto de inicio del recorrido en autobuses ya que, con buen criterio, no se permite el acceso de coches al interior del parque. En épocas vacacionales así como fines de semana el parque suele estar atestado de gente, así que es recomendable madrugar para encontrar sitio en el aparcamiento del pueblo así como no tener que esperar mucho para conseguir el billete y plaza en el autobús.


El recorrido comienza en el pueblo de Torla.

Los autobuses nos dejan junto al llamado Puente de los Cazadores, donde comenzamos a caminar.
La senda que recorremos está perfectamente señalizada. En gran parte del recorrido se desarrolla bajo cubierta vegetal, ya que atraviesa frondosos bosques caducifolios.


Inicio del recorrido junto al Puente de los Cazadores.
En el mismo entorno del Puente de los Cazadores, inicio de la ruta, ya se aprecia la magnitud de las paredes rocosas que flanquean el valle. Apreciamos que según la luz del día, las tonalidades de las paredes que caen a plomo sobre el valle pueden variar.


Bella panorámica del valle de Ordesa.
El valle se encajona rápidamente bajo empinados farallones rocosos. Estos no son siempre claramente visibles ya que el bosque nos impide ver el entorno.


Inmensas moles rocosas flanquean todo el valle de Ordesa.

El recorrido en sí mismo no ofrece ninguna dificultad. Estamos en verano y todo el camino está literalmente abarrotado de caminantes, al haberse convertido en un destino muy popular.
Seguimos valle arriba. en unos cuatro kilómetros, la senda zigzaguea para salvar un pequeño desnivel por el interior de un hayedo.


Durante todo el recorrido se presentas bonitas panorámicas del cañón.
Poco a poco vamos acercándonos al final del valle. En su último tramo, la senda se desarrolla sobre terreno descubierto.
Cuando estamos a apenas dos kilómetros del final del valle y el recorrido, pasamos junto a las llamadas Gradas de Soaso, un conjunto de saltos de agua donde el río salva un pequeño desnivel por una serie de terrazas pétreas. Es buen sitio para reponerse y acometer el tramo final.

Gradas de Soaso.

Abandonamos definitivamente el entorno de las gradas y el bosque, saliendo por fin a terreno abierto y divisamos ya el fondo del valle.
Durante el último tramo el valle se ensancha y las vistas se amplían. Tenemos ya a la vista la ladera del Monte Perdido.


Vislumbramos el fondo del valle y el Macizo de Monte Perdido.

Llegamos a las praderas junto al puente de Soaso. El río Arazas se descuelga a nuestra izquierda de las alturas por una bonita cascada llamada la Cola de Caballo.
Frente a nosotros, sobre la ladera del Monte Perdido (cuya cima no llegamos a ver) el refugio de Góriz, emplazado a unos 400 metros de desnivel respecto adonde estamos.

La Cola de Caballo.
La pradera junto a la Cola de Caballo, fin de la ruta, es el lugar perfecto y más habitual para comer, descansar y darse un baño en cualquiera las bañeras o pilones que forma el naciente río. También es un punto de inicio para ascender al Monte Perdido (3355 metros), recorrido que ya requiere una mayor preparación física y tiempo.


video


El regreso debe realizarse por el mismo itinerario y el retorno a Torla de nuevo debe producirse obligatoriamente a través del servicio de autobuses.
Aunque el recorrido por el valle no ofrece ninguna dificultad técnica, hay que tener en cuenta que la distancia total que recorreremos se aproxima a los veinte kilómetros, razón de más para recomendar realizar la excursión desde horas tempranas para aprovechar las horas de luz y sin prisas.


Valle de Ordesa



Notas:

- Existe la alternativa de realizar el recorrido por la llamada Senda de los Cazadores, siguiendo la margen derecha del valle. Esta ruta requiere más tiempo.
- En la pradera del fondo del valle es posible remojar los pies y refrescarse en las pozas que forma el naciente río de Arazas.
- El fondo del valle es buen punto de partida para ascender al Monte Perdido.
- El recorrido total es largo, aunque no ofrece ninguna dificultad técnica.
- Con el buen tiempo, toda la senda puede hallarse atestada de caminantes. Es recomendable madrugar para no tener problemas de aparcamiento en Torla y no esperar para tomar el autobús.



Entradas relacionadas:




Mapa topográfico.


Perfil de elevación (solo ida).



Ver y bajar track en Wikiloc

No hay comentarios:

Publicar un comentario