sábado, 29 de agosto de 2015

Río de la Umbría

El río de la Umbría nace en las laderas del Alto de la Cruz de la Demanda y desemboca en el río Pedroso, muy cerca del pueblo de Barbadillo de Herreros. Aunque su cabecera y nacimiento son de difícil acceso, en su tramo final forma un bonito barranco fácil de recorrer. La excursión se completa recorriendo los magníficos hayedos y robledales que pueblan la ladera sur de la sierra.

Para comenzar la ruta, debemos llegar primero al pueblo de Barbadillo de Herreros. La manera más rápida es a través de Salas de los Infantes y desde allí tomando la carretera a Nájera. Otra manera de llegar, aunque más lenta, es a través de Pineda de la Sierra y Riocavado.

Barbadillo de Herreros: Ruinas de la antigua ferrería junto al Pedroso


Una vez en el pueblo, debemos seguir el curso del río Pedroso que atraviesa la localidad. Tras abandonar la última casa, la carretera se convierte en pista y pasa junto a los restos de la antigua ferrería, cuyos muros aún se elevan sobre el río Pedroso. Dejaremos el coche en un cruce de caminos, con la herrería a nuestra izquierda y emprendemos la marcha tomando el camino que se dirige hacia nuestra derecha, que rápidamente se introduce en el estrecho barranco del río de la Umbría. Justo al comienzo, muy cerca de donde hemos dejado el coche, se puede bajar al área recreativa Santa Icilia, junto al río, donde hay mesas y bancos.

Comenzamos pues el recorrido por el sendero que sigue el río de la Umbría. En este primer tramo lo tenemos a nuestra derecha, avanzando bajo cubierta vegetal. Pronto lo cruzamos y continuamos por un sendero ahora más estrecho, adentrándonos poco a poco en los más profundo de la Sierra de la Demanda, ya que el barranco se va estrechando y la pendiente se agudiza, aunque nunca llega a ser muy fuerte, se camina con comodidad. El humedad impregna el ambiente.


Pese a que estamos a comienzos del verano, el río aún lleva bastante caudal y se va precipitando entre las piedras formando pequeños saltos y pozas. La vegetación poco a poco va cubriendo el barranco y llegando hasta las mismas orillas del arroyo. Avanzamos por fortuna sin grandes dificultades.

El arroyo de la Umbría desciende formando pequeños saltos.
Barranco arriba la vegetación lo invade todo.

Tras una hora caminando, llegamos al tramo en que por nuestra izquierda, desciende otro barranco cuyo arroyo desemboca en la Umbría. Debemos cruzar, aunque justo en este punto el caudal y la anchura es bastante grande. Saltando de piedra en piedra conseguimos saltar. Justo en la confluencia de los dos arroyos, debe encontrarse la cascada del Chorranco, la cual queda prácticamente oculta por la vegetación y es difícil de fotografiar. 

Por este barranco debemos ascender para tomar el camino de vuelta a Barbadillo, sin embargo, continuamos un poco barranco de la Umbría arriba, dejando el río a nuestra derecha, para comprobar si hay más cascadas aguas arriba. A los pocos metros de exploración, la misión se torna imposible, ya que la exuberante vegetación nos hace casi imposible avanzar. Retornamos a la confluencia de los dos barrancos y emprendemos la subida dejando la cascada, oculta, a nuestra izquierda.

Dejamos el Barranco de la Umbría atrás.
Superada una pequeña rampa, nos plantamos sobre una amplia pradera, entre pinos, donde encontramos algunas tenadas. Seguimos la linde del bosque buscando el enlace con el camino de Urdiales, con el cual enlazamos fácilmente ya que es muy amplio y carrozable.
El camino es una amplia pista que saliendo de Barbadillo de Herreros asciende hacia la ladera oeste del Alto de la Cruz de la Demanda. Ruidos de disparos a lo lejos. Nos encontramos en una zona alejada de toda población, en lo más recóndito de la Sierra de la Demanda, ya muy cerca de la frontera entre las provincias de Burgos y la Rioja.

Tenadas junto al camino de Urdiales.
Por el camino de Urdiales solo tenemos que deshacer los casi cuatro kilómetros que nos separan del punto donde dejamos el coche. Se trata ya de una placentera caminata entre robles donde encontramos ganado pastando en pequeños claros que surgen a ambos lados. El silencio y la quietud nos acompañan durante todo el recorrido.

Camino de Urdiales.
Regresamos a la pista junto al Pedroso donde dejamos el coche.

RÍO DE LA UMBRÍA
DificultadMedia.
CiclableNo.
CircularSí.
OrientaciónDifícil. Muchos desvíos y cruces de caminos.
Época recomendableDesde primavera hasta el otoño, evitando época de lluvias.
InicioBarbadillo de Herreros.
Distancia de Burgos79,1 kilómetros.
Tiempo total2 horas 35 minutos.
Distancia total7,85 kilómetros.
InterésRío y barranco de la Umbría. Cascada del Chorranco. Robledal. Restos de la herrería de Barbadillo.
Altitud mínima1139 m.
Altitud máxima1282 m.
Mapas
1:50000: 0278 Canales de la Sierra.
1:25000: 0278-1 Canales de la Sierra; 0240-3 Cruz de la Demanda.





Notas:

- En Barbadillo de Herreros hay bar y restaurantes.
- Para contemplar mejor la Cascada del Chorranco quizás sea mejor época acudir en los meses de febrero a marzo en que lleva más caudal y la vegetación no es tan tupida.

Entradas relacionadas:


Mapa topográfico

Perfil de elevación


Ver y descargar track en Wikiloc

sábado, 22 de agosto de 2015

Fuente del Cobre

En esta salida visitaremos uno de los lugares más interesantes de las comarcas del Alto Campoo y la Montaña Palentina: el nacimiento del Pisuerga. El río nace en la llamada Fuente del Cobre, brotando de una espectacular gruta ubicada en el valle palentino de Redondos. Al lugar accederemos desde la vertiente oeste, ascendiendo primero al pico Valdecebollas.

Hay dos maneras de llegar a la Fuente del Cobre. La más habitual es partiendo desde el pueblo palentino de Santa María Redondos, a donde se llega desde Cervera de Pisuerga tomando la carretera que se dirige al Puerto de Piedras Luengas. Llegar hasta aquí desde Burgos supone 120 kilómetros y casi dos horas, por lo que la otra alternativa, más recomendable, es comenzar la ruta desde lo alto del valle, partiendo del refugio Golobar. Éste se halla cerca del pueblo de Brañosera, a 22 kilómetros de Aguilar de Campoo.

El Valle de Redondos

Salimos pues por la carretera de Aguilar desde Burgos. Llegados a esta localidad, hay que tomar el desvío que sube a Barruelo de Santullán, desde donde se toma la carretera local a Brañosera. Esta localidad de montaña presume de ser el primer municipio constatado históricamente de España. Desde Brañosera, una carretera asfaltada y en buen estado, sube hasta el refugio Golobar, a 1740 metros de altitud, donde se termina el asfalto. Dejaremos el coche allí junto a las ruinas del edificio, restos de una inacabada estación de esquí. En este blog ya se publicó la excursión al pico Valdecebollas, siendo éste el punto de partida (ver la entrada Valdecebollas).

Subimos por la ladera desde el refugio Golobar.
Partimos pues de la explanada del refugio comenzando la ascensión hacia el oeste siguiendo la orilla de un arroyuelo que desciende cantarín entre las rocas por un estrecho vallejo. El sendero asciende entre las piedras, pasando de un lado a otro, y ganando altitud con rapidez. Más arriba, dejamos el arroyo a nuestra derecha y continuamos por una empinada ladera buscando el collado que divide los valles de Redondos del de Brañosera, de donde venimos. A nuestra derecha nos acompañan las alturas de la Sierra de Híjar, que hace de límite entre Palencia y Cantabria.
Llegamos al collado tras 40 minutos de la partida. La panorámica desde aquí es incomparable ya que de fondo contemplamos la inconfundible silueta de los Picos de Europa. A mano derecha nos flanquea la agreste Sierra de Peña Labra y a nuestra izquierda, más cercano y asequible, el macizo donde se ubica el pico Valdecebollas, próximo destino de nuestra excursión. A nuestros pies desciende el palentino Valle de Redondos, donde se encuentra el objetivo de nuestra excursión: la Fuente del Cobre. El lugar no es visible desde donde estamos.

Vista hacia el oeste desde el collado.
Hay varias alternativas para llegar a la fuente donde nace el río Pisuerga. Podemos descender directamente por el fondo del valle, bajando por la empinada ladera que tenemos a nuestros pies o, podemos acercarnos desde los dos lados del valle. Optamos entonces por ascender primero al pico Valdecebollas, a nuestra izquierda, desde donde bajaremos a la Fuente del Cobre,  para regresar posteriormente por el lado norte del valle.
La ruta planeada se hace entonces circular y disfrutaremos entonces de las mejores perspectivas y panorámicas del Valle de Redondos.

El Valdecebollas.
Subimos por la pista hacia el Valdecebollas desde el collado.
Como se ha relatado, ya hemos publicado en este blog la excursión al pico Valdecebollas, en invierno. En esta ocasión estamos en verano y su ascenso no es más que un sencillo paseo siguiendo la cresta que se dirige desde al collado hasta la misma cima, salvando un desnivel de algo más de cien metros.
Llegamos a la cumbre del Valdecebollas (2135 metros). Gran monumento y enormes panorámicas sobre la Montaña Palentina y Picos de Europa hacia el oeste, la Sierra de Peña Labra al norte y las loras y la llanura castellana al sur. Observamos que pese a estar a comienzos de julio, permanecen las cumbres de los Picos de Europa aún nevadas.

Cumbre del Valdecebollas.
Según el plan, desde la cima emprendemos el descenso por su borde norte que cae hacia el valle. Allí mismo, nace una alambrada que nos sirve de guía para la bajada. Perdemos altitud con rapidez. Los buitres sobrevuelan el valle y las vacas pastan apaciblemente en los frescos prados que se extienden por la ladera norte del pico.

Descendemos desde el Valdecebollas al centro del valle siguiendo al línea de una alambrada.
Una vez en el fondo del valle, el camino a Fuente del Cobre no es intuitivo. El nacimiento se produce en la base de un peñón rocoso difícil de distinguir. Desde donde estamos, el terreno para llegar es muy desigual y podemos perdernos con facilidad.
Esto significa que es muy recomendable guiarnos con el GPS donde previamente hemos marcado la ubicación exacta de la cueva.

Desde el interior del valle, continuamos hacia la Fuente del Cobre por su ladera norte.
Bajamos entonces hasta el fondo del valle, dejando ya la alambrada a nuestra derecha y continuamos descendiendo por una estrecha vaguada, que termina sobre un canchal que piedras que superamos, ganando altitud.
Estamos en el mismo centro del valle. El sendero que baja a la Fuente del Cobre, bastante mal indicado, discurre por su lado norte, por lo que debemos aproximarnos a él. Para ello, no nos queda más remedio que atravesar dos poblados bosquetes de carrascas y monte bajo. Encontramos por fin los hitos que estratégicamente situados, bajan hacia la Fuente del Cobre, que aún se resiste a ser vista. 

Los buitres sobrevuelan el valle.
Nos incorporamos al sendero girando a la izquierda y continuando el descenso valle abajo. El sendero alterna vegetación baja con espacios abiertos donde encontramos ganado pastando. La Fuente del Cobre se hace esperar, no la vemos aún, pero está cercana.
De nuevo hay que decir que sin un GPS es complicado llegar a ella ya que el fondo se presenra irregular con mucha vegetación, es fácil extraviarse. No hay referencias claras excepto el sendero por el que bajamos, por otra parte no demasiado marcado y a ratos incluso oculto.


Continuamos unos trescientos metros más hasta llegar  finalmente a la parte superior de un gran peñasco que sobresale de una gran vaguada que baja a nuestra izquierda con gran pendiente. La Fuente del Cobre se halla precisamente en su base, unos 50 metros más abajo en desnivel. No nos queda más remedio entonces que bajar en zigzag por nuestro lado izquierdo con cierto cuidado para salvar la fuerte pendiente.


Fuente del Cobre


Llegamos por fin a la gruta, llamada Fuente del Cobre donde nace el río Pisuerga. Realmente se trata de la surgencia más importante donde mana el agua que se ha recogido valle arriba, en la misma ladera de la cumbre del Valdecebollas.
El paraje donde se encuentra es sencillamente excepcional. Se trata de una gran oquedad abierta al sur que sorprende por sus grandes dimensiones. Nos acercamos a su entrada para explorar su interior, donde baja la temperatura ostensiblemente. Muchos pájaros salen volando del interior. Junto al arroyo un panel informativo nos da más información. Como hemos comentado, las verdaderas fuentes del Pisuerga se sitúan realmente unos metros más arriba en la misma ladera norte del pico Valdecebollas. Allí, los incipientes cursos de agua se infiltran en la tierra, dada la naturaleza kárstica del terreno (materiales calizos) para resurgir en la Fuente del Cobre. De hecho, durante todo el recorrido desde la base del pico, hemos encontrado frecuentes dolinas y hundimientos provocados por las infiltraciones del agua.



Descansamos y disfrutamos del lugar. Podemos aprovisionarnos de agua para la vuelta. Esta la realizaremos por el lado norte del valle. Para ello debemos deshacer el sendero que habíamos llevado a la ida y continuar por él derivando poco a poco hacia la izquierda. Afortunadamente el sendero está bastante bien marcado y progresamos sin pérdida.
Tras pasar junto a una laguna, torcemos a nuestra izquierda y el sendero gana altura entre las rocas hasta acceder al camino que sigue la línea de cumbre de la incipiente Sierra de Peña Labra y que baja desde el collado.

Regresamos ascendiendo por al lado norte del valle hacia el collado.
Nos incorporamos a este camino y ya no lo dejamos hasta el collado. La pendiente a cubrir es importante y el recorrido se nos hace largo. Siempre tenemos que caminar pegados a una alambrada: la frontera entre Palencia y Cantabria.
Llegamos al collado, en la cabecera del vallejo, desde donde ya sin pérdida, descendemos por la vertiente oriental a través del vallejo que se dirige al refugio Golobar, donde habíamos dejado el coche.



FUENTE DEL COBRE
Dificultad
Alta, por su longitud y dificultades de orientación.
Ciclable
No.
Circular
Sí.
Orientación
Difícil, el descenso desde el Valdecebollas a la Fuente del Cobre es por terreno sin señalizar.
Época recomendable
De marzo a noviembre. En invierno la zona está cubierta de nieve.
Inicio
Refugio Golobar, cerca de Brañosera (Palencia).
Distancia de Burgos
112 kilómetros.
Tiempo total
Más de 6 horas (40 min al collado, 1h 15 min al Valdecebollas, 3h 15 min a la Fuente del Cobre).
Distancia total
11,5 kilómetros.
Interés
Cueva de Fuente del Cobre, panorámicas de alta montaña de la Montaña Palentina y Picos de Europa.
Altitud mínima
1600 m.
Altitud máxima
2135 m.
Mapas
1:50000: 0107 Barruelo de Santullán.
1:25000: 0107-1 San Salvador de Cantamuda; 107-2 Brañosera.






Notas:

- La excursión desde el pueblo de Santa María de Redondos, remontando el valle, supone 5,5 kilómetros de subida salvando un desnivel de casi 400 metros e invertir algo más de una hora y media. El camino sigue paralelo al naciente río Pisuerga entre bosques.

- Si se evita la ascensión al Valdecebollas y se baja directamente a la Fuente del Cobre por el lado norte del valle, se acorta grandemente el tiempo y dificultad de la excursión.

- En invierno, las partes más altas pueden estar cubiertas de nieve y el fondo del valle oculto bajo espesas nieblas, por lo que hay que estar atentos a los pronósticos del tiempo.

- En Brañosera, Barruelo de Santullán y Aguilar de Campoo podemos encontrar bares y restaurantes.


Entradas relacionadas:


Mapa topográfico

Perfil de elevación


Ver y descargar track en Wikiloc

sábado, 8 de agosto de 2015

Serranía de Cuenca: Nacimiento del río Cuervo

La Serranía de Cuenca es una gran comarca montañosa que ocupa algo más de la cuarta parte de la provincia de Cuenca formando el extremo SE. del Sistema Ibérico.
Se trata de un abrupto y compacto enclave montañoso solamente surcado por profundas hoces. Sus ríos más importantes son el Cuervo y el Escabas que desembocan en el Tajo y el Júcar, que se dirige al Mediterráneo.
Precisamente uno de sus lugares más representativos es el nacimiento del río Cuervo, enclavado en un bello entorno natural a medio camino del Parque Natural del Alto Tajo y los Montes Universales.

El nacimiento del río Cuervo se produce sobre un anfiteatro natural en la falda de la Muela de San Felipe, a 1490 metros de altitud. La forma semicircular del paraje hace que se llame "El Rincón". La excursión es fácil, sencilla y apta para todos los públicos.




PAISAJE DE LA SERRANÍA DE CUENCA
El nacimiento del río Cuervo se halla en la cara sur de la Sierra del Tremedal, cadena montañosa más septentrional de los Montes Universales, que sirven de frontera entre las provincias de Teruel al norte y Cuenca al sur. Precisamente muy cerca nacen también los ríos Tajo y Júcar. 
Para llegar desde Teruel, hay que tomar la carretera que por Albarracín lleva hacia Cuenca. Nada más entrar en esta segunda provincia, hay que tomar el desvío a la izquierda a Tragacete y desde allí hasta Vegas del Codorno. Justo antes de llegar a esta población, se halla junto a la carretera el área recreativa donde nace el sendero hacia el nacimiento del río Cuervo.

Todo el recorrido desde el mismo área recreativa está perfectamente señalizado y son muchos los visitantes y familias que lo realizan sobre todo en verano.
Tomamos el sendero indicado que en principio es una pista forestal paralela al río pero que muy pronto comienza la subida hacia el nacimiento siguiendo una estrecha senda.


En apenas media hora alcanzaremos sin ninguna dificultad la primera de las cascadas que se precipitan por la pared rocosa. El paraje es excepcional ya que la vegetación se confunde con la humedad de los hilos de agua que brotan de las oquedades de la roca. 
Es el caracter kárstico de la roca caliza el que ha modelado las espectaculares formaciones geológicas de la Serranía de Cuenca y en particular del nacimiento del Cuervo.



Si ascendemos un poco más, podemos ver un segundo nivel de estas formaciones tobáceas, recubiertas de espesos mantos de musgo. La roca toba se forma tras la transformación del bicarbonato cálcico, soluble en el agua que se va depositando sobre el lecho rocoso. Con el tiempo las tobas caen por su propio peso alterando y facilitando el curso del agua.


Hoces del Júcar a su paso por la Serranía de Cuenca.
Una vez superado los dos niveles de cascadas continuamos por la margen derecha hasta alcanzar un nivel en que el Cuervo queda remansado. Las aguas cristalinas y verdosas hacen que numerosos visitantes lancen monedas a modo de Pozo de los Deseos. Continuamos y tras cruzar un pequeño puente de madera, llegamos por fin al auténtico nacimiento del río Cuervo, un manantial que surge de una cavidad en la roca.

El camino de regreso al área recreativa donde dejamos el coche lo realizamos por el mismo camino, siguiendo el curso del naciente río.

NACIMIENTO DEL RÍO CUERVO
Dificultad
Baja.
Ciclable
No.
Circular
No.
Orientación
Fácil, está señalizado.
Época recomendable
Todo el año.
Inicio
Aparcamiento junto a la carretera CM-2016, cerca de Vega del Codorno, Cuenca.
Distancia de Cuenca
 kilómetros.
Tiempo total
1 hora más o menos.
Distancia total
3,3 kilómetros.
Interés
Nacimiento del río Cuervo y cascada natural. Paisajes de la Serranía de Cuenca.
Altitud mínima
1418 m.
Altitud máxima
1474 m.
Mapas
1:50000: 0564 Fuertescusa.
1:25000: 0564-2 Vega de Codorno.


Notas:

- Muy cerca, en la carretera de Albarracín, justo antes de pasar a la provincia de Cuenca desde Teruel, se hallan las fuentes y el nacimiento del Tajo. Un gran monumento junto a la carretera nos indican del lugar, aunque para llegar al mismo nacimiento hay que apartarse por un sendero que se adentra en la montaña.
El río Júcar, nace también cerca, en la cara sur de los Montes Universales, precisamente del mismo macizo rocoso que el río Cuervo, la llamada Muela de San Felipe.



- En el camino a Cuenca desde el área del río Cuervo, podemos admirar las magníficas gargantas que ha creado el río Júcar a su paso por la Serranía y por supuesto, parar a visitar la ineludible Ciudad Encantada, "donde la erosión del agua ha hecho de la piedra arte".





Mapa topográfico

Perfil de elevación


Ver y descargar track en Wikiloc
(track no pertenece al autor)

Mapa de la Serranía de Cuenca

Seleccionar Ruta (en verde) o Montaña (en rojo) haciendo click con el ratón para ir a la entrada correspondiente



domingo, 2 de agosto de 2015

Santa Bárbara

Al sur de Santo Domingo de Silos, y dentro del espacio de las Peñas de Cervera, se extiende un alargado y agreste cordal montañoso. Dentro del tramo entre los desfiladeros de Peñacoba y de la Yecla, y muy cerca de éste último, se alza su máxima altura: el pico Santa Bárbara (1269 metros). Ascenderemos hasta su cima por agradables sabinares para disfrutar de magníficas panorámicas de la comarca.

Comenzaremos el recorrido en el pueblo de Santo Domingo de Silos. Se puede llegar a través de Covarrubias o por Lerma. En el primer caso saldremos por la carretera de Burgos a Soria para tomar el desvío a Covarrubias en Cuevas de San Clemente. Desde el pueblo, hay que tomar el pequeño puerto que lleva a la localidad. Con la segunda opción, debemos llegar por la A-1 primero hasta Lerma, para tomar desde allí la carretera local que lleva directamente a Silos.


Santo Domingo de Silos


Dentro del pueblo, lo mejor es bajar junto al convento para tras pasar el arco de la antigua muralla por su lado sur, aparcar el coche junto al río Mataviejas. Allí mismo nace el camino, señalizado, que asciende por la ladera hacia la línea de cumbres que cierran valle por el sur y donde se halla el pico Santa Bárbara. La cumbre es muy visible hacia el oeste ya que unas enormes antenas coronan su cima.

Salimos de Silos por el arco de la muralla sur.
El sendero que tomamos, pasa en primer lugar junto a la ermita de la Virgen del Camino, emplazada sobre la ladera y asomada sobre el pueblo y el convento en primer plano. El camino asciende en zigzag con suavidad por terreno limpio en su tramo inicial. 

Tomamos el camino junto al arco de la muralla.
Ermita de la Virgen del Camino.
A medida que ganamos altura, la densidad de árboles se incrementa y el último tramo el sendero discurre por el bosque sabinar.

Junto a la ermita encontramos una bonita estatua contemplando el pueblo.
Afortunadamente la ladera está limpia y es fácil caminar. Ganamos altitud siguiendo el camino que se abre paso en los árboles, que en algún tramo amenazan con taparlo.

El Santa Bárbara queda a nuestra derecha según ascendemos.
Tenemos también buenas vistas sobre el valle del Mataviejas, al sur, donde se halla Silos y de donde venimos.


Subimos entre pinos y sabinas a la cresta.
Sin apenas dificultad, nos presentamos tras cuarenta minutos de marcha sobre la cresta. Hacia el sur, vemos abajo el pueblo de Peñacobay detrás las elevaciones que van perdiendo altitud y entidad en su descenso hacia el Valle del Duero. Seguramente el sendero que hemos cubierto sería el antaño utilizado para comunicar los dos pueblos cuando aún no se había abierto el túnel de la Yecla.

Continuamos por la pista que recorre toda la cresta hasta el Santa Bárbara.
Una vez en la cresta, nos incorporamos a la amplia pista que la recorre y que fue construida para la instalación de los repetidores de telecomunicaciones que pueblan la cima del Santa Bárbara.Por esta pista, solo tenemos que recorrer los algo más de dos kilómetros que nos separan de la cumbre. 


Cubrimos la distancia y llegamos a la caseta donde se ubican las antenas. Justo a la derecha, tras remontar un pequeño escalón rocoso, alcanzamos la cumbre del Santa Bárbara (1265 metros). De nuevo el GPS nos juega una mala pasada y no sobrepasa la cota 1265.



La cima es estrecha y rocosa y hay un buzón montañero y una gran cruz.

Buzón montañero en la cima (1269 metros).
Las vistas que se disfrutan son excepcionales.Hacia el norte vemos Silos y su valle con el trasfondo de la sierra del mismo nombre. Detrás la inconfundible silueta de la Peña Carazo tapando el horizonte. Hacia el oeste, muy cerca, la cresta se desploma violentamente en agrestes riscos sobre el desfiladero de la Yecla, cuyo fondo no podemos ver desde donde estamos.

Cresta del Santa Bárbara vista desde la cima. Al fondo a la izquierda, la Peña Carazo.
Hacia el sur y este, el Valle de Peñacoba (más hacia al este vemos el pueblo de Mamolar bajo la Peña del Águila) y las cercanas alturas que forman las Peñas de Cervera, pobladas de sabinas y que pierden altura hacia el sur.



El regreso a Silos debe producirse por el mismo camino que hemos llevado, ya que aunque nos parezca asequible, descender libremente por la ladera desde donde estamos, nos conduciría por terreno muy complicado.

Alternativa: otro posible retorno, que alargaría la excursión en más de dos horas, sería descender por la ladera sur hasta el pueblo de Peñacoba. Desde aquí, se halla muy cerca la entrada al desfiladero del río de Peñacoba, que desemboca en el Mataviejas, muy cerca de Silos. El interior de la garganta es semisalvaje e inaccesible en su mayor parte, pero podemos recorrerla en su primer tramo por las alturas de su margen derecha para descender en su tramo final al lecho y retornar a Silos. Esta interesante excursión será objeto de una próxima entrada.


SANTA BARBARA
DificultadBaja.
CiclableSí.
CircularNo.
OrientaciónFácil.
Época recomendableTodo el año.
InicioSanto Domingo de Silos.
Distancia de Burgos59,1 kilómetros.
Tiempo total1 hora 10 minutos (solo ida).
Distancia total4,676 kilómetros (solo ida).
InterésPanorámicas de las Peñas de Cervera y Valle del Mataviejas, Santo Domingo de Silos, sabinares.
Altitud mínima803 m.
Altitud máxima933 m.
Mapas
1:50000: 0315 Huerta de Rey.
1:25000: 0315-1 Santo Domingo de Silos.

(en punteado rosa, alternativa de regreso por el desfiladero de Peñacoba)



Notas:

- Todo el recorrido es sencillo y fácil de realizar, por lo que se puede combinar esta excursión con una visita al pueblo de Santo Domingo de Silos y la cercana garganta de la Yecla.
- Al Santa Bárbara se puede subir también por su lado sur desde Peñacoba. Justo antes de la entrada al desfiladero del mismo nombre, arranca la pista que lleva hasta la misma cima.
- La alternativa de regreso por el desfiladero de Peñacoba es muy interesante al tratarse de una garganta poco visitada con  bellas estructuras rocosas.





/td>

Perfil de elevación (solo ascensión)


Ver y descargar track en Wikiloc