viernes, 30 de octubre de 2015

Isla de la Gomera: Alto de Garajonay

De vuelta a la isla de la Gomera, no puede faltar una excursión a su punto más alto:el Alto de Garajonay (1490 metros). Esta cumbre se halla casi en el mismo centro geográfico de la isla dentro del Parque Nacional del mismo nombre. Su ascensión es sencilla y muy aconsejable ya que lógicamente las vistas que se disfrutan en su cima son las mejores, y no solo de la Gomera, sino sobre el Teide y las vecinas islas de La Palma y el Hierro.

Partiremos del centro de visitantes del P.N. donde aparcamos el coche. Llegamos desde la capital San Sebastián tomando la carretera montañera (no apta para los que sufren vértigo) bien indicada que en algo menos de una hora salva el desnivel de casi 330 metros. 

Subimos desde San Sebastián de la Gomera hacia el interior de la isla
Allí mismo, parten dos rutas señalizadas que llevan a al Alto de Garajonay. Tomaremos en la ida el que va más cerca de la carretera para regresar por el que baja por un pinar para conformar una ruta circular.


Parque Nacional de Garajonay: 
Centro de visitantes de Laguna Grande


Salimos del centro por el sendero indicado, que rápidamente se introduce en el bosque de laurisilva siguiendo la llamada Degollada de Cherelepín (en las Islas Canarias se llaman Degolladas a los barrancos). Recorremos unos trescientos metros hasta colocarnos en paralelo a l a carretera que recorre el parque y la parte central de la isla. Todo el recorrido se produce por el interior del bosque de laurisilva, siempre fascinante.
Entrada al parque.
Caminamos por el bosque de laurisilva.
En este primer tramo apenas ganamos altitud. El sendero zigzaguea entre los árboles, siguiendo un bien marcado y señalizado camino, hasta llegar a un gran cruce de caminos. Varios paneles nos indican las diferentes opciones a seguir, ya que desde aquí podemos subir al Alto de Garajonay o retornar a la Laguna Grande siguiendo diferentes opciones.
Tomamos el camino que sale más a la izquierda. En poco, el bosque se va desvaneciendo y continuamos por terreno más abierto siguiendo profundos surcos. A nuestra derecha visualizamos ya el Alto de Garajonay, destino de nuestra excursión.

El exuberante bosque de Garajonay.
Todos los cruces están perfectamente señalizados.
Llegaremos a otra pista más amplia, saliendo definitivamente del bosque y contemplando ya el Alto, cercano a nuestra derecha, emprendemos el ascenso final. Todo el área por el que avanzamos, sufrió un devastador incendio en agosto de 2012 por lo que la zona NE. del parque se presenta muy deforestada. Afortunadamente se aprecia que la vegetación comienza a crecer y es previsible que en unos años la laurisilva vuelva a cubrir estos terrenos.


La subida al Alto es sencilla y progresiva. Cubrimos unas hondonadas y escaleras en algunos sitios para subir a la cima tras una larga escalinata, adaptada para facilitar el acceso a todo tipo de turistas.
Sendero final de ascensión al Alto de Garajonay.
Último tramo antes de la cima.
Llegamos a la cumbre del Alto de Garajonay (1490 metros). Se trata de una pequeña meseta en la que se ha construido un gran mirador, perdiendo parte de su carácter natural.

La silueta del Teide se muestra impactante desde el Alto de Garajonay.
En el centro, hay un gran panel explicando que en época prehispana fue la cima lugar de sacrificios utilizado por los antiguos guanches. En ella se han encontrado algunos restos que corroboran la tesis.

La cima del Alto de Garajonay y aledañas, se encuentran muy humanizadas.
Mirando hacia el SO, contemplamos la impresionante Fortaleza de Chipude.
Paneles explicativos en la cima.
El mirador es un lugar perfecto para descansar y recrearse con las magníficas vistas que tenemos alrededor. 



Video desde el Alto de Garajonay



Panorámica hacia el Suroeste.
Nos encontramos en el punto más alto de la isla, que abarcamos en su totalidad con la mirada. Mirando hacia el NE. de nuevo apreciamos los restos del gran incendio que hubo en el parque en agosto de 2012. Los colores de la vegetación lo confirman. El bosque afectado está hoy en vías de regeneración. Pero lo que más nos llama la atención es la espléndida vista de la imponente silueta del Teide, en la vecina isla de Tenerife, muy cercano, cerrando el horizonte por el este.

Otra bella vista del Teide sobre un mar de nubes entre islas de Tenerife y Gomera.
La gran altura del volcán (3718 metros) unido a la poca distancia del brazo de mar que separa las dos islas (apenas 39 kilómetros) hace que destaque mucho. De hecho se dice que las mejores vistas del Teide se consiguen precisamente desde la Gomera ya que dentro de la propia Tenerife no es posible contemplar la silueta de la montaña de manera tan completa. Hacia el SO. contemplamos la silueta de la lejana isla del Hierro y hacia el NO. las más picudas de La Palma.


El regreso al centro de visitantes lo realizaremos por caminos alternativos, siempre señalizados. Bajamos de la cima por un camino empedrado por el que volvemos fácilmente al gran cruce que mencionamos antes.
Desde allí, tomamos una pista que se dirige sin pérdida al centro de visitantes por el interior de un gran pinar.
Retornamos a la Laguna Grande por el pinar.
De vuelta en el centro de visitantes "Laguna Grande".
El tramo final antes de la Laguna Grande es una pequeña ascensión por un estrecho sendero. Desde el Alto de Garajonay hasta la Laguna Grande tardamos aproximadamente cuarenta minutos.



ALTO DE GARAJONAY
Dificultad
Baja. Todo el camino está señalizado y la pendiente es moderada.
Ciclable
Sí.
Circular
Sí.
Orientación
Fácil, esta señalizado.
Época recomendable
Todo el año.
Inicio
Centro de visitantes "Laguna Grande" del P.N. de Garajonay, Isla de la Gomera (Canarias).
Distancias
33,4 kilómetros de San Sebastián de la Gomera.
Tiempo total
3 horas 10m minutos
Distancia total
8,8 kilómetros.
Interés
Bosque de laurisilva, Alto de Garajonay, panorámicas de la isla de la Gomera e islas del Hierro, La Palma y Tenerife, bosques de pino canario.
Altitud mínima
1163 m.
Altitud máxima
1490 m.
Mapas
1:50000: 1095 La Gomera.
1:25000: 1095-3 Vallehermoso; 1095-4 Hermigua.





Notas:
- La ruta es muy sencilla y agradable de recorrer. Son muchas las familias y turistas extranjeros los que la realizan.
- Al Alto de Garajonay también se asciende desde otros puntos, como desde el Alto del Pajarito, junto a la carretera a San Sebastián, siendo entonces la distancia mucho menor.
- En el camino de regreso a San Sebastián, hay que detenerse en los miradores sobre el impresionante barranco de Benchijigua y por supuesto los roques.

Monumento Natural de los Roques
Barranco de Benchijigua

Entradas relacionadas:


Mapa topográfico

Perfil de elevación

Ver y descargar track en Wikiloc



viernes, 23 de octubre de 2015

Nacimiento del Arlanzón

El río Arlanzón nace muy cerca del Puerto del Manquillo, en la vertiente sur de la Sierra de la Demanda, sobre las laderas del pico San Millán. El nacimiento no es más que una exigua surgencia entre la vegetación que aguas abajo gana rápidamente caudal. Su visita es muy sencilla partiendo del puerto y subiendo por las pistas que ascienden al pico San Millán. Esta vez, intentamos llegar remontando aguas arriba el barranco donde nace, convirtiendo el recorrido en una "misión exploratoria".

El Puerto del Manquillo se sitúa unos siete kilómetros pasado el pueblo de Pineda de la Sierra. Como ya hemos relatado en otras entradas, es un estratégico collado que une el cordal principal de la Sierra de la Demanda, o Sierra del San Millán de la Sierra del Mencilla. Además, separa las vertientes de los cursos de agua que desagüan en el río Arlanzón al NO.,  de los que vierten en el río Pedroso, por el SE. Se trata de un excelente punto de partida para múltiples excursiones.


Puerto del Manquillo: Barranco del Arlanzón

El Barranco del Arlanzón visto desde el Puerto del Manquillo.
Partiendo de Burgos y pasando Pineda de la Sierra, llegaremos al puerto en algo más de una hora. Sin embargo, como hemos mencionado en la introducción, no subimos hasta él, sino que dejamos el coche junto a la curva anterior. Allí mismo desemboca el arroyo del naciente Arlanzón tras descender por un frondoso barranco. Tras girar hacia el NO., sirve de divisoria durante muchos kilómetros entre las Sierras del San Millán y del Mencilla. Junto a la curva, sobre un pequeño llano, aparcamos el coche.

Una pista remonta el barranco del Arlanzón desde la carretera en la curva anterior al Puerto del Manquillo.
Estamos a 1392 metros de altura y el Arlanzón nace unos dos kilómetros arroyo arriba a una cota unos 300 metros mayor. Allí mismo nace una amplia pista que sube paralela al arroyo. El estado de su firme es muy bueno, incluso carrozable, y gana altitud suavemente siguiendo el cauce del arroyo siempre a nuestra izquierda. El río no lo podemos ver apenas al impedírnoslo la exuberante vegetación, escuchamos su murmullo y el crepitar al realizar pequeños saltos.
Ascendemos por la pista barranco arriba.

La vegetación nos impide llegar hasta el mismo nacimiento siguiendo el barranco.
Al cabo de un kilómetro y medio, la pista gira a la izquierda ya que el barranco se encajona mucho y la vegetación nos hace imposible continuar siguiendo la orilla del arroyo. El nacimiento se halla no muy lejos aguas arriba, pero es materialmente imposible subir.
Seguimos por la pista bordeándolo por su lado occidental y continuamos entre pinares ganando altitud con más rapidez.

Continuamos por la pista entre pinares buscando acceder al nacimiento en algún punto.
Poco a poco, ganamos visibilidad sobre el valle del Arlanzón y disfrutamos de muy buenas vistas sobre la Sierra del Mencilla mirando hacia el sur. Tras describir dos cerradas curvas, el camino se estrecha y llegamos a un cruce de caminos. Por la izquierda, descenderíamos hacia el valle a la carretera de Pineda a Riocavado. De frente, seguiriamos a media ladera buscando el vecino barranco del Duengo (ver la entrada Arroyo del Duengo). A la derecha sube un empinado cortafuegos. Como es ésta la dirección que más nos aproxima al nacimiento, emprendemos su ascensión.
Buenas vistas sobre la Sierra del Mencilla.
Cortafuegos muy cerca del nacimiento.
La pendiente es bastante fuerte, pero el piso está en buen estado y la distancia a cubrir no es muy grande. Tras un pequeño esfuerzo, remontamos el cortafuegos hasta presentarnos en su parte alta, justo donde se abre un sendero a nuestra derecha entre los pinos. Es la dirección exacta que se dirige al nacimiento por lo que nos incorporamos a él y continuamos a media ladera abriéndonos paso entre los pinos.
Nos acercamos al nacimiento por un estrecho sendero entre pinos.
En un principio, el sendero presenta muy buen estado y todo parece indicar que se dirige exactamente hasta el mismo nacimiento, pero una vez recorrido algo más de un kilómetro, ya muy cerca de él, queda interrumpido por la maleza y los troncos caídos. Continuamos sin embargo con cierta dificultad unos metros hasta llegar al lecho del barranco del Arlanzón.


El nacimiento debe encontrarse sólamente unos metros más arriba, pero de nuevo la vegetación es totalmente impenetrable y no hay manera alguna de remontar el cauce.


Así que no nos queda más remedio que deshacer el camino unos metros buscando el punto más apropiado a nuestra derecha por el cual podamos acceder al nacimiento por su parte superior. La alternativa es desandar toco lo andado hasta la carretera y subir por la pista que nace del Puerto del Manquillo que indicaremos más tarde porque será por la que regresemos. Emprendemos la ascensión. Con bastantes dificultades, ganamos altura poco a poco, buscando pequeños pasadizos entre la maleza, que amenaza con cerrarnos el paso en cualquier momento. Tras unos quince minutos luchando con la vegetación, superamos los tramos más difíciles y nos situamos sobre el barranco. El nacimiento debe encontrarse unos metros más abajo de donde nos encontramos, pero de nuevo es totalmente imposible verlo y desistimos de bajar a ciegas en su búsqueda.

Buscamos un sendero para llegar al nacimiento pero la vegetación nos lo impide.
Desde el punto donde estamos, sin duda la mejor (y única) opción para llegar al nacimiento, es continuar a media ladera para incorporarnos a la amplia pista que sube desde el Puerto del Manquillo hasta la misma cima del pico San Millán (ver entrada San Millán desde el Puerto del Manquillo), Trescientos metros más adelante, enlazamos con ella. Estamos  un poco más arriba del desvío al nacimiento, señalizado y conocido por todos los montañeros que visitan estos parajes.
Tomamos finalmente el sendero señalizado hacia el nacimiento.
Señalización junto a las pistas que suben del Manquillo al pico San Millán.
Así que, tras las dificultades pasadas, bajamos cómodamente por la pista, que nos parece una autopista, hasta el desvío a la derecha. En apenas diez minutos, llegamos a través de un sendero hasta el nacimiento del Arlanzón. El manantial se halla indicado con un gran panel de madera que sobresale sobre la vegetación que lo rodea todo. Estamos a 1705 metros de altitud.

¡Por fin llegamos al nacimiento del Arlanzón!

Estamos en verano y lógicamente el caudal del naciente arroyo está en sus mínimos. Una pequeña surgencia en la misma base del panel mana entre la vegetación. Comprobamos que el camino por el que hemos accedido es la única manera de llegar hasta aquí, al menos en verano, cuando el volumen de la vegetación está en su máximo.

Terrenos de repoblación en las laderas del San Millán.
Tras descansar un poco, retornaremos al Puerto del Manquillo. Para ellos deshacemos el sendero hasta la pista principal y descendemos por ella.

Una vez en la carretera, ya solo tenemos que recorrer en dirección a Pineda de la Sierra, los escasos trescientos metros que nos separan de la curva donde habíamos dejado el coche.

Puerto del Manquillo.
Regresamos el coche por la carretera desde lo alto del puerto.

NACIMIENTO DEL ARLANZÓN
Dificultad
Baja (si llegamos por el camino desde el Puerto del Manquillo)
Ciclable
No.
Circular
Sí.
Orientación
Fácil desde el Puerto del Manquillo.
Época recomendable
Todo el año, aunque en invierno precaución con la nieve y el fuerte viento.
Inicio
Curva anterior al Puerto del Manquillo.
Distancia de Burgos
57,4 kilómetros.
Tiempo total
3 horas 20 minutos.
Distancia total
10,1 kilómetros.
Interés
Bosques, Nacimiento del Arlanzón, Paisajes de las Sierras de la Demanda y Mencilla.
Altitud mínima
1392 m.
Altitud máxima
1756 m.
Mapas
1:50000: 0239 Pradoluengo.
1:25000: 0239-4 Pineda de la Sierra.







Notas:
- La excursión tiene un carácter exploratorio. Ascendiendo por el lado occidental, hay que superar terreno muy difícil muy cerca del nacimiento que no se recomienda seguir. Lo mejor es ascender cómodamente desde el mismo Puerto del Manquillo.
- Si tenemos tiempos y suficientes fuerzas, podemos combinar la visita al nacimiento con la ascensión a la cima del pico San Millán (2131 metros).


Entradas relacionadas:


Mapa topográfico

Perfil de elevación



Ver y descargar track en Wikiloc

sábado, 17 de octubre de 2015

Pirineo Aragonés: Plan de Aigualluts

El Aneto, máxima cima de los Pirineos, se emplaza en el extremo más oriental del Pirineo Aragonés, dentro de la provincia de Huesca. En esta excursión, llegaremos hasta su misma base siguiendo el sendero del Plan de Aigualluts. Por el camino visitamos la Forau de Aigualluts, donde el río Ésera tras pasar una bonita cascada, desaparece bajo tierra en una espectacular sima. Tras visitar los llanos del Plan y contemplar la cima del Aneto y su glaciar, retornaremos por el collado y refugio de la Renclusa, utilizado por los que ascienden hasta las cumbres del macizo.

Benasque


Para llegar a la zona, hay que dirigirse hasta el bonito pueblo oscense de Benasque. Su localización, en el extremo NE. de la provincia y rodeado de montañas, hace que el viaje sea larga vengamos de donde vengamos. Desde Jaca o Huesca tenemos unas dos horas, si venimos desde Lérida, son casi dos y media. El viaje desde Jaca recorre la carretera que se abre paso entre el Prepirineo al sur y el Pirineo Aragonés al norte, atravesando espectaculares cañones y carreteras de montaña.


Una vez en Benasque, pueblo de hondo ambiente alpino, tomaremos la carretera que se dirige por el norte hacia la Besurta, siguiendo el valle del río Esera, camino natural hacia el área de los macizos de la Maladeta-Aneto adonde nos dirigimos. La carretera de halla en muy buen estado y es obligado aparcar en el área del Hospital de Benasque, ya que el transporte hasta la Besurta, inicio de la ruta de el Plan de Aigualluts, debe realizarse obligatoriamente en autobuses.
Aparcamiento de la Besurta, inicio de la ruta del Plan de Aigualluts.
Panel informativo.
El servicio de autobuses en verano es muy bueno y prácticamente cada media hora sale uno repleto de senderistas. En él, cubrimos los 4,5 kilómetros hasta el aparcamiento de la Besurta, donde iniciaremos el recorrido. Por el camino podemos admirar ya el extraordinario paisaje de alta montaña, amenizado por las pequeñas marmotas que abundan en las praderas junto a la pista.


Emprendemos la excursión. El sendero está perfectamente señalizado y muy concurrido en verano. Nada más salir, sale a la derecha el desvío que sube por el barranco de la Renclusa hasta el refugio del mismo nombre, muy utilizado por los montañeros que ascienden al Aneto, al ser su vía de acceso más habitual.
Seguimos por el camino, que gana altitud con cierta suavidad entre pinos negros. Admiramos el majestuoso paisaje que se va abriendo a ambos lados, flanqueados por cumbres superiores a los 2500 metros.
Emprendemos el camino hacia los llanos de Aigualluts.
Vemos numerosas marmotas.
En algo más de dos kilómetros desde el inicio, alcanzamos el llamado Forau de Aigualluts. Se trata de un gran sumidero a modo de sima donde el naciente río Esera, tras despeñarse por una espectacular catarata, desaparece en una gran sima para surgir unos metros más adelante. 

Cascada de Aigualluts
Un mirador sobre la sima es buen lugar para detenerse, descansar y hacer fotos del lugar. Las aguas que vemos, descienden de la cara norte del macizo del Aneto y se nutren de los glaciares que cubren la parte más superior por encima de los 3000 metros.

Forau de Aigualluts

Continuamos y nos plantamos en poco sobre los llanos del Plan de Aigualluts. Se trata de un gran llano surcado de meandros y pastizales con ganado. A nuestra derecha, contemplamos la ladera norte del Macizo de la Maladeta-Aneto distinguiendo claramente la cima del Aneto (3404 metros), máxima cota de los Pirineos, y su glaciar. Todo el llano donde nos encontramos no es más que la laguna donde desaguaba el glaciar en tiempos más fríos.


El sol calienta el entorno y son muchos los caminantes que descansan tumbados sobre la hierba. El recorrido desde la Besurta ha sido sencillo y fácil, así que se trata de una excursión muy familiar.

Panorámica del Plan de Aigualluts. Al fondo, el Pic Aigualluts (2708 metros).
La laguna se extiende en múltiples brazos siendo complicado cruzarla. Tenemos que rodearla por su extremo sur para llegar hasta la base del barranco del Salterillo, que desciende directamente del glaciar del Aneto, que tenemos sobre nuestras cabezas mirando hacia el sur. A la vera del camino que sube por el barranco, descansamos y comemos a la sombra de unos pinos.


Desde aquí emprenderemos el camino de regreso. En vez de volver por el mismo itinerario, es sin duda más atractivo subir hasta el collado de la Renclusa para bajar por el refugio del mismo nombre hasta la Besurta donde nos recogerá de nuevo el autobús.

Subimos por un sendero de elevada pendiente hacia el collado de la Renclusa.
Tomamos entonces el camino que por el otro lado de la laguna, se dirige hacia el barranco que sube hacia el collado. Abandonamos los llanos y comenzamos la ascensión por un sendero perfectamente señalizado que gana altura con rapidez. Mirando hacia atrás, divisamos el Plan de Aigualluts en su totalidad. Al otro lado, mirando hacia el este, se halla el extraordinario Valle de Arán, enclavado en la esquina que forman las provincias de Huesca, Lérida por el sur, y Francia por el norte.

Magnífico paisaje en el descenso hacia el refugio de la Renclusa.

Aunque la pendiente es fuerte, subimos con ligereza ya que el sendero se halla en buen estado y es recorrido por muchos caminantes. Barranco arriba, el terreno se vuelve más agreste y pedregoso. Llegamos al collado de la Renclusa (2272 metros). El panorama cambia y en el descenso por la otra vertiente contemplamos las mejores panorámicas de toda la excursión. 
Quince minutos más tarde, alcanzamos el refugio de la Renclusa, ubicado a 2120 metros de altura. Se trata de un gran edificio de piedra aferrado sobre un llano justo bajo la ladera que asciende hacia los altos del Macizo de la Maladeta y Aneto. Es lugar de paso de los montañeros que ascienden a estas dos emblemáticas cimas.

Descendemos hacia el refugio.
En el refugio, muy concurrido, podemos comprar bebida y descansar antes del descenso final a la Besurta. En sus alrededores, podemos disfrutar de fenomenales panorámicas.

Refugio de la Renclusa.
Emprendemos el tramo final por el camino que zigzagueando desciende por el barranco de la Renclusa. El recorrido es fácil y pierde altitud con rapidez.

Vista del refugio de la Renclusa. Al fondo se atisba el glaciar del Aneto.
Por él, llegamos en poco al aparcamiento donde nos recoge el autobús para volver al aparcamiento del Hospital de Benasque, donde hemos dejado el coche algo más de cinco horas antes.


En el camino de regreso, es obligatorio parar en Benasque, pasear por sus calles de profundo sabor montañero pirenaico y reponernos de la excursión.


PIRINEO ARAGONÉS: PLAN DE AIGUALLUTS
Dificultad
Media.
Ciclable
No.
Circular
Sí.
Orientación
Fácil, está señalizado.
Época recomendable
De mayo a octubre. En invierno, imprescindible el equipo apropiado.
Inicio
Aparcamiento de autobús a 4,5 kms del Hospital de Benasque
Distancias
Desde Jaca: 133 kms, Huesca: 141 kms, Lérida: 125 kms, Zaragoza: 216 kms.  Benasque-Hospital de Benasque: 12,3 kms.
Tiempo total
5 horas 40 minutos (incluye parada para comer y descansar en el refugio de la Renclusa).
Distancia total
7,57 kilómetros.
Interés
Paisaje de Alta Montaña del Macizo de la Maladeta-Aneto, Forau y Plan de Aigualluts, Refugio de la Renclusa, pueblo montañés de Benasque.
Altitud mínima
1877 m.
Altitud máxima
2276 m.
Mapas
1:50000: 0148 Vielha; 0180 Benasque.
1:25000: 0148-4 Vielha; 0180-2 Pico de Aneto.



h

Notas:
- No es necesario reservar billete de autobús para desplazarse del aparcamiento del Hospital de Benasque, donde dejamos el coche, ya que parten autobuses en verano casi constantemente.
- La subida al Collado y bajada por el refugio de la Renclusa puede resultar algo empinado.
- En el refugio de la Renclusa podemos comprar bebida y descansar,
- El recorrido inverso también es posible, aunque en este caso la subida al refugio puede resultar más dura.
- En el retorno, se recomienda parar y visitar el pueblo de Benasque.
- El Valle de Benasque y el Macizo de la Maladeta-Aneto es la antesala del Valle de Arán y el Pirineo Catalán. Se halla muy cerca del Parque Nacional de Aigües Tortes.


Aigües Tortes



Mapa topográfico


Perfil de elevación



Ver y descargar track en Wikiloc