sábado, 12 de marzo de 2016

De los Valcárceres a Talamillo del Tozo por el Portillo

Entre las localidades de Talamillo del Tozo y Los Valcárceres, en el alto Úrbel, se desarrollaba un antiguo camino que era recorrido incesantemente por los muleros que bajaban de las comarcas del Ebro hacia las ferias de Villadiego o Sedano. Estos antiguos pasos de montaña, uno de los cuales ya hemos relatado en este blog (El Portillo del Infierno) tenían que remontar ásperos y agrestes obstáculos naturales.


Los Valcárceres


El municipio de los Valcárceres se compone de tres poblaciones o barrios: Santiago, Santa Cruz y San Miguel. Llegaremos hasta ellos saliendo de Burgos por la carretera de Aguilar. A la altura de La Piedra, tomaremos el desvío por la izquierda hacia Villadiego. En unos seis kilómetros, salimos por la derecha hasta el barrio de Santa Cruz, desde donde emprenderemos la excursión.



Dejamos el coche en cualquiera de sus desiertas calles a primeras horas de la mañana.


Subiendo por la calle principal del pueblo, en dirección a la montaña, llegamos hasta el entorno de la iglesia de Santa Cruz, que ocupa un recogido lugar en la parte alta del pueblo-


Según textos antiguos, lo que hoy vemos como iglesia, fue un importante cenobio femenino en la Edad Media.

Barrio de Santa Cruz, de los Valcárceres.
Justo allí mismo, frente a la iglesia, nace el sendero que asciende por el murallón rocoso que tenemos delante. Emprendemos la ascensión. El estado del camino no es bueno, pero es evidente que fue utilizado por carros ya que es ancho y rocoso, además de estar reforzado con contrafuertes y piedras. Por él, remontamos dos largos hasta llegar a un paso de montaña en lo alto, es el denominado el Portillo.

Panorámica de los Valcárceres desde el Portillo.
Justo aquí, se ubicó en tiempo la ermita de Santa Marina, sin duda levantada en este lugar para atender a los muchos trajinantes y viajeros que utilizaban este paso de montaña. Hoy solo quedan restos de piedras confundidos con el suelo pedregoso de la cresta.
Mirando al sur, contemplamos el verde valle donde se emplazan los tres pueblos que conforman Los Valcárceres. Hacia el norte, divisamos el vallejo que sube hacia el pueblo de Talamillo del Tozo, próximo destino de nuestra excursión.

Descendemos desde el Portillo hasta el camino de Talamillo.
Descendemos pues al valle siguiendo el sendero que se mantiene abierto y en relativo buen estado, aunque en algunos tramos tiende a desaparecer. A ambos lados la ladera se empina y atravesamos un pequeño paso entre piedras. Llegamos al entorno de lo que fue el despoblado de Cuevas de Puerta, hoy reducido a unas cuantas piedras desperdigadas. El nombre del pueblo desaparecido, se debía sin duda a la gran oquedad que se levanta sorbe la peña que se yergue justo a su derecha, de aspecto insalvable.

Seguimos hacia Talamillo del Tozo por una cómoda pista.
Asomado a la ladera norte, a nuestra derecha, contemplamos el pequeño desfiladero de los Congostillos, donde el arroyo del mismo nombre se abre paso entre las peñas en su discurrir hacia el río Úrbel. Seguimos por e camino, amplio, convertido ya en pista, que se dirige hacia Talamillo. En apenas diez minutos, divisamos ya sus casas en el horizonte. A nuestra derecha nos acompaña una gran muralla rocosa con crestones calizos. 
Llegamos a Talamillo del Tozo.

Talamillo del Tozo.
Talamillo del Tozo disfruta de una pintoresca ubicación, ya que se halla rodeado de peñas y roquedos por todos los lados. Aunque no está lejos de la carretera de Burgos a Aguilar, es completamente invisible hasta que no se está casi encima de él.
Destaca sin duda su iglesia románica, a la entrada del pueblo. Es un buen sitio para descansar cómodamente en un banco de su atrio, desde donde disfrutamos de buenas vistas del pueblo y sus peñas.

Iglesia de la Asunción de Nuestra Señora, de Talamillo del Tozo

Una vez hemos descansado y paseado por las calles del pueblo, emprendemos el regreso a los Valcárceres. El día es bueno y decidimos hacer la ruta circular, para lo cual retornaremos por un camino diferente. Salimos entonces del pueblo por su parte NO. en dirección a un estrecho pasadizo entre rocas, tras la cual continuamos por un sendero en estado precario ya por espacios abiertos, entre grandes prados.


Este sendero se dirige de nuevo hacia el espinazo de la sierra. A la derecha, vemos las alturas de la Peña Ulaña. Continuamos entre los campos, húmedos esta época del año. En algún tramo, el sendero medio desaparece y seguimos por terreno baldío buscando las alturas del crestón rocoso. Subimos la áspera ladera con cierta facilidad y nos colocamos de nuevo sobre la cresta, a la vista de nuevo del valle de los Valcárceres.

Camino de Talamillo a la sierra.
Solo tenemos que continuar por el cordal por nuestra izquierda según hemos subido, buscando algún portillo para descender hacia el llano. La cresta es pedregosa, arriscada y a la derecha hay una gran pendiente. Por fin, a unos dos kilómetros aún del pueblo, encontramos un pequeño portillo por donde nos descolgamos entre las rocas, bajando por la ladera hasta incorporarnos a un sendero que discurre por el bosque ya en el llano.

Seguimos por el crestón rocoso en dirección al barrio de Santa Cruz de los Valcárceres.
Ya no nos desviamos de este oculto y misterioso sendero por el que parece que no caminado nadie en siglos. Por él, en apenas media hora, llegamos a las primeras casas de Santa Cruz, desde donde habíamos iniciado la excursión.



DE LOS VALCÁRCERES A TALAMILLO DEL TOZO POR EL PORTILLO
Dificultad
Media.
Ciclable
Sí, aunque en algunos tramos del portillo hay que echar la bici al hombro.
Circular
Sí.
Orientación
En general, fácil.
Época recomendable
De marzo a noviembre. Evitar época de lluvias.
Inicio
Barrio de Santa Cruz (Los Valcárceres).
Distancia de Burgos
48 kilómetros.
Tiempo total
2 horas 30 minutos.
Distancia total
11 kilómetros.
Interés
Pueblos pintorescos, paisajes de los valles de Los Valcárceres y Talamillo del Tozo, en las loras.
Altitud mínima
935 m.
Altitud máxima
1103 m.
Mapas
1:50000: 0166 Villadiego.
1:25000: 0166-2 Villanueva de Puerta.



Notas:

- Podemos visitar el pequeño desfiladero de los Congostillos, un idílico lugar donde el río se abre paso entre las rocas. El murmullo del agua es todo lo que podemos escuchar.
- Talamillo del Tozo es la puerta de entrada a la comarca de las Loras de Amaya. Si continuamos por la carretera, entraremos en el Valle de Humada, ya junto a las moles de la Ulaña y la histórica Peña Amaya.


Entradas relacionadas:


Mapa topográfico


Perfil de elevación



Descargar track desde Wikiloc

3 comentarios:

  1. Recientemente he conocido 'Sendas de Burgos' y me parece un gran trabajo el que estás haciendo. Gracias por compartir tus experiencias con todos nosotros.

    ResponderEliminar
  2. En el emplazamiento de Cuevas hay un bonito y caudaloso manantial que por lo que parece pasasteis de largo: http://tierrasdeburgos.blogspot.com.es/2016/02/escultura-del-agua-manantial-o-fuente.html.

    Aprovecho para comentarte, respecto a la Ruta de La Rad a Moradillo, que ayer mismo recorrí la nueva ruta señalizada. Sale de la Rad, de la misma manera que el tuyo pero pronto da un rodeo de varios kilómetros hacia el este (bastante insulso salvo por unos chozos pastoriles) enlaza con la pista tuya como a un kilómetro de Santa Coloma, pero ahí gira hacia el norte para bajar por un vallejo que sale en la topografía y que da casi directo a Moradillo. No estoy seguro si hay pasarela sobre el río hacia el pueblo. Yo seguí una opción que se mantiene a este lado del Rudrón hasta el entorno del Molino del zurdo. Aquí ya sigue tu ruta hasta volver hasta La Rad. Cerca del Molino del zurdo no hay una, sino dos cascadas que nacen de cuevas de la roca, amén de alguna más pequeña imposible de acceder por la vegetación. Salen unos 10,5 km en el track. Un saludo y ánimo con el blog.

    ResponderEliminar
  3. Hace mucho tiempo que hicimos esta excursión, no recuerdo ahora mismo ese manantial. Sí el bonito arroyo de los Congostillos cerca del lugar que mencionas.

    ResponderEliminar