sábado, 16 de enero de 2016

Cascada de Villaescobedo

En época de lluvias y nieves las cascadas poco a poco vuelven a la vida. Es entre febrero y abril cuando podemos encontrarlas en su plenitud. El resto del año, la mayoría de los saltos de agua burgaleses permanecen secos. En esta ocasión, visitamos una de las más caudalosas y bellas, pero por el contrario prácticamente desconocida: la cascada de la cueva de Villaescobedo, en el Valle de Valdelucio.

Villaescobedo es una pequeña población situada sobre el páramo de la Pata del Cid, muy cerca del límite con la provincia de Palencia, en la comarca de Valdelucio-Campóo. 
Se halla solo a 18 kilómetros de Aguilar. El pueblo, ubicado a gran altitud, goza de un clima extremo azotado por todos los vientos. El páramo se extiende muchos kilómetros en dirección N-NE. donde solo encontramos terrenos deshabitados y baldíos. También existen muchos túmulos, restos megalíticos enterrados del Neolítico, la mayoría de los cuales permanecen aún sin ser excavados.
La cascada que visitamos se halla no muy lejos del pueblo y su acceso es bastante fácil.

Villaescobedo

Llegaremos a Villaescobedo partiendo de Burgos por la carretera de Aguilar. Una vez sobrepasado Basconcillos del Tozo, estamos atentos porque nada más pasar Llanillo, debemos tomar el desvío indicado a la derecha hacia Villaescobedo. La carretera, asciende en zigzag remontando el desnivel con el páramo y termina en el pueblo.
Podemos dejar el coche en cualquiera de sus calles y acercarnos a la cascada caminando, sin embargo, continuamos por una pista, en muy buen estado, que parte por su lado norte y avanzamos por ella algo menos de un kilómetro. Llegamos al cruce con un camino que sale a nuestra izquierda. Aquí, dejamos el coche y comenzamos a caminar por él.

Al fondo divisamos el anfiteatro rocoso donde se ubica la cascada.
El camino se halla en mal estado, es poco frecuentado y en la época en que estamos, de deshielo, tiene bastante barro. Sin embargo continuamos al encuentro de la cueva y la cascada. En poco, divisamos al fondo, un circo rocoso destacando sobre la monotonía del páramo. Una gran mancha de nieve será nuestra mejor guía.



Según nos vamos acercando, apreciamos mejor la envergadura de la cascada. Al llegar a la base del arroyo, el camino desaparece y se pierde en la vegetación, por lo que continuamos por terreno impreciso. Existe un camino amplio a nuestra izquierda, pero no lo vemos. Sin grandes problemas, emprendemos la ascensión hacia el fondo del circo, donde ya apreciamos los saltos de agua que se van precipitando de grada en grada formando continuos saltos.


Ganando altitud por la ladera, a ratos caminando entre la vegetación, a ratos trepando por las piedras, llegamos a la base de la primera cascada.


Video de la cascada

video


El arroyo lleva bastante caudal, los saltos de agua se precipitan con abundante caudal y gran estrépito. Seguimos subiendo por el borde del arroyo, salto tras salto, trepando entre las rocas. Hay que tener cuidado porque muchas de ellas son resbaladizas. Las rocas bajo la cascada son de toba.


Queremos cruzar al otro lado, pero no es sencillo, hay mucha agua y nos cuesta encontrar el mejor lugar para vadear. Continuamos hasta llegar al salto mayor, una espléndida cascada o mejor dicho, catarata que baja directamente de las inmediaciones de un gran nevero, ya cerca del fondo del circo rocoso.

Cueva de Villaescobedo.

Seguimos subiendo hasta llegar al fondo del graderío, divisando la cueva de donde mana el arroyo. Es la cueva de Villaescobedo, que encontramos cerrada por una reja de hierro. Una cercana construcción sirve de toma de agua con la que los vecinos del pueblo se abastecen.


El lugar es muy sugestivo. La surgencia mana del interior de la cueva formando el naciente arroyo de Mundilla, que desembocará en el Rudrón en las inmediaciones de Basconcillos del Tozo. Estamos a 1154 metros de altitud. La naturaleza caliza del páramo hace que el agua se infiltre con facilidad por lo que todo el subsuelo se halla horadado por cuevas. En algunos sitios sus bóvedas han colapsado provocando la formación de dolinas y anfiteatros. Es fácil imaginar que el circo en que nos encontramos ha sido originado por el hundimiento y posterior erosión por el agua de la bóveda caliza que albergó inicialmente una cueva subterránea.


Tras hacer fotos y descansar, emprendemos el regreso. Nos damos cuenta de que hasta la misma cueva, por el lado izquierdo según subíamos, llegaba un camino bastante ancho, seguramente utilizado por los vehículos que suben a la caseta de recogida de aguas de la cueva. Nos incorporamos a este camino y ya más cómodamente bajamos hasta la base de la cascada y el arroyo hasta llegar al coche.

Regresamos a Villaescobedo por la pista.

CUEVA Y CASCADA DE VILLAESCOBEDO
Dificultad
Baja.
Ciclable
No.
Circular
No.
Orientación
Fácil.
Época recomendable
De enero a abril, solo en época de lluvias. El resto del año, puede tener poco caudal o estar seca.
Inicio
Villaescobedo.
Distancia de Burgos
65,3 kilómetros.
Tiempo total
50 minutos.
Distancia total
2,36 kilómetros.
Interés
Cascada y cueva de Villaescobedo, paisaje paramero de las loras, pueblos de Villaescobedo y Mundilla, menhir cercano del Molino Alto.
Altitud mínima
1049 m.
Altitud máxima
1095 m.
Mapas
1:50000: 0134 Polientes.
1:25000: 0134-1 Pomar de Valdivia; 0134-3 Quintanas de Valdelucio.





Notas:

- El recorrido es sencillo, solo hay que tener cuidado al ascender junto al arroyo con las piedras y la maleza.
- En todo el páramo de la Pata del Cid hay muchos túmulos funerarios sin excavar. Cerca de Villaescobedo, podemos visitar, los restos del llamado menhir de la Cuesta del Molino. Su localización es compleja sin un GPS.


Iglesia de Villaescobedo


Restos del menhir de la Cuesta del Molino.

- La cascada de Villaescobedo comparte características y formación con la muy cercana y más conocida de Covalagua, en la provincia de Palencia. Ambas tiene su origen en el mismo complejo kárstico de la Lora Alta.



Entradas relacionadas:


Mapa topográfico


Perfil de elevación



Ver y descargar track en Wikiloc

No hay comentarios:

Publicar un comentario