viernes, 26 de julio de 2013

Peña Oroel

La Peña Oroel es una prominente montaña del Prepirineo que domina todo el paisaje circundante de la ciudad de Jaca, en Huesca. Su ascensión no presenta grandes dificultades y tiene el enorme atractivo de presentar en su cumbre una de las mejores vistas del Pirineo Aragonés.


Jaca

La Peña Oroel vista desde Jaca.
Para llegar a la Peña Oroel partiremos desde Jaca por la carretera a Bernués, que se toma a la entrada de la localidad llegando de Pamplona. En ese cruce ya está señalizado el Mirador de la Peña Oroel. Tras recorrer unos dos kilómetros, cogemos el ramal a la izquierda que nos lleva al Refugio del Mirador, en el entorno de un área recreativa donde dejamos el coche. Justo en sus inmediaciones, nace la senda que asciende por la ladera norte a la peña.
La senda está perfectamente señalizada y sube en zigzag hacia la cumbre ganando altitud con rapidez.
La ascensión es cómoda y fácil ya que se produce entre pinares por la cara norte.
Ganamos altitud con fuerza y poco a poco vamos visualizando la ciudad de Jaca abajo y nuestra perspectiva del Pirineo al norte va cobrando fuerza.
Tras una hora escasa de caminata, ganamos la meseta que compone la extensa cumbre, en terreno abierto.
La cima se haya en su extremo occidental, con lo que tenemos que recorrer aún un kilómetro y medio caminando por su borde


El sendero asciende por el pinar.
Llegamos en breve a la cima (1770 metros), en el entorno del costado O. y donde los acantilados que caen sobre el llano son mayores.
Desde aquí, las vistas que se ofrecen de los Pirineos son excepcionales, ya que tenemos prácticamente la mayor parte del Pirineo oscense y el navarro occidental frente a nosotros. Jaca, a nuestros pies, el Valle del Aragón detrás.


Caminamos por el borde de la peña hasta la cima.
Recorremos el borde de la peña hasta la cima.
Espectacular vista de Jaca y los Pirineos desde la cima de la Peña Oroel.
Roca que representa el punto más alto de la peña.
Una vez disfrutado del paisaje y convenientemente descansados, emprendemos el camino de regreso que se producirá por el mismo itinerario que hemos realizado en la ascensión.

Peña Oroel



Notas:
- A la Peña Oroel se puede ascender también por su lado sur tras largas aproximaciones, no obstante su mayor atractivo es por el lado norte reseñado.
- En el punto en que alcanzamos la meseta, hay una señal que indica el camino hasta la ermita de la Virgen de la Cueva.



Mapa topográfico


Perfil de elevación.

Ver y descargar track en Wikiloc


lunes, 22 de julio de 2013

Castro Valnera

Castro Valnera es la montaña más significativa del norte burgalés así como de la Cordillera Cantábrica oriental. Se emplaza en una de las zonas más aisladas y remotas de la provincia justo en su límite con Cantabria. Su acceso por el lado burgalés se realiza desde los llamados valles pasiegos, cerca de las pistas de Lunada. Su vertiente norteña sobre Cantabria es abrupta ya que salva un desnivel de 900 metros.

El ascenso lo realizaremos desde las cabañas de El Bernacho, conjunto de construcciones emplazadas dentro del valle pasiego de Lunada. Para acceder desde Burgos, hay que salir por la carretera C-629 Burgos-Villarcayo. Tras pasar este último y atravesar el puerto de Bocos hay que tomar en Baranda el desvío hacia Espinosa de los Monteros, donde se cogerá la carretera local que se dirige a Lunada. Antes de llegar a las pistas, nace una pista a nuestra izquierda que será la que en unos cuatro kilómetros nos deje en las inmediaciones de las llamadas cabañas de El Bernacho. Aparcamos el coche aquí.


Origen de la ruta: las Cabañas de El Bernacho, en Lunada.

Castro Vanera a la izquierda y el Pico de la Miel a la derecha.

Tenemos la sierra frente a nosotros. Tomamos una senda señalizada que asciende por un barranco, llamado en los mapas como La Canal y que separa los macizos de Castro Valnera de la Cubada Grande.
La marcha es relativamente cómoda, ya que vamos siempre siguiendo la trocha que serpentea junto al barranco, ascendiendo junto al arroyo (seco en la época del año en que estamos). El camino a ratos incrementa la pendiente y vamos ganando altitud con rapidez.


Ascendemos por el barranco de la Canal hacia el collado entre Castro Valnera.y la Cubada Grande.

Tras superar la canal, nos emplazamos directamente sobre el cordal de Castro Valnera en un collado a más de 1500 metros, habiendo superado casi 470 metros desde el inicio.  Desde aquí disponemos ya de magníficas vistas de la Cordillera Cantábrica, en cuyo sector oriental nos encontramos. Hacia el oeste, visualizamos ya en Cantabria el Valle del Pas. Castro Valnera se emplaza a nuestra derecha y aún no es visible su cima.



Collado.
Desde el collado, emprendemos la ascensión final a la cima y ascendemos en zigzag por la ladera. El desnivel a superar no es excesivo, apenas doscientos metros.


Vistas del Valle de Lunada desde Castro Valnera. Al fondo, la Peña Lusa.
En poco tiempo, alcanzamos sin gran dificultad la cima de Castro Valnera. Aunque su altitud (1718 metros) no es muy elevada, sí se trata de la montaña más alta de la Cordillera Cantábrica en su sector más occidental entre los Picos de Europa y los Montes Vascos. Por esta razón es visible desde una amplia área, principalmente desde el lado cántabro.

Espectacular vista del lado cántabro sobre el Valle del Pas.
Este hecho hace que las vistas que se disfrutan desde su cima sean espectaculares. Hacia el E. contemplamos el Valle de Lunada cerrado por la Peña Lusa. Hacia el S. tenemos la Cubada Grande y detrás el Puerto de Estacas de Trueba. Pero la perspectiva más espectacular se produce hacia su vertiente O. y NO. sobre el Valle del Pas en Cantabria, ya que nos situamos a más de 1000 metros de desnivel sobre el valle.
En los días claros, se aprecia incluso la ciudad de Santander y el azul del Mar Cantábrico de fondo, no en vano nos separa del mar apenas 25 kilómetros.

Mirando hacia el norte, se adivina el Mar Cantábrico al fondo.

El regreso se producirá por el mismo itinerario seguido en la ascensión.


Castro Valnera



Notas:

- La ruta se puede alargar y completar continuando por el cordal hasta el Pico de la Miel (1512 metros) para bajar a las pistas de esquí de Lunada, pero para ello necesitaríamos tener dos coches.


Mapa topográfico
Valle de Lunada


Perfil de elevación (sólo ida)



jueves, 18 de julio de 2013

Moncayo desde Cueva de Ágreda

El Moncayo o San Miguel, es una cumbre emblemática del interior de la península. Su disposición aislada dentro del Sistema Ibérico y justo en la frontera de las provincias de Soria y Zaragoza, junto con su lejanía de otras alturas mayores, hace que sea visible desde una enorme extensión del NE. español. Su ascensión no ofrece grandes dificultades. La ruta descrita partirá del lado soriano desde Cueva de Ágreda.

Cueva de Ágreda es una pequeña aldea soriana cercana a Ólvega y emplazada en la base de la ladera occidental del Moncayo.

Llegamos a Cueva de Ágreda bajo la sombra del Moncayo.
Es el segundo pueblo más alto de la provincia de Soria. En él, tomamos la calle que sigue la carretera al vecino Beratón. Junto a la última casa, encontramos el panel explicativo inicio de la ruta que sale a la izquierda.
Tomamos pues una senda bien señalizada que se adentra en la sierra. Pronto, nos introducimos en un frondoso bosque que busca el barranco del Colladillo, atravesado por el arroyo Trasmoncayo.


El camino es fresco y vamos ascendiendo de altitud con suavidad entre la exuberante vegetación.
Tras media hora de camino, salimos del bosque y proseguimos ya por el interior del barranco, teniendo desde pronto la vista del Moncayo al fondo arriba, característico por su cumbre redondeada.
Poco a poco vamos ganando altitud, siguiendo siempre junto al arroyo por una cómoda senda.

A medio camino, encontramos los restos materiales de un avión que se estrelló por las inmediaciones en los años 70 y del cual hay numerosos restos esparcidos por las laderas.


Tras caminar una hora y pico, llegaremos al extremo del barranco, que gira a la derecha incrementando la pendiente por un pedrera y empinada canal. Esta será la que nos coloque en la cresta  donde se halla el Moncayo.

Empinada canal que sube a la cresta de la sierra.
La canal es dura por momentos porque la pendiente es empinada, pero tras superarla y acceder a terreno despejado, sobre un collado, ya solo nos queda recorrer el pequeño tramo que nos separa de la cima.


La cima del Moncayo es amplia, redondeada y despejada. Hay diversos hitos montañeros, destacando una placa dedicatoria a la Virgen del Pilar. Nos encontramos en un privilegiado balcón que abarca una enorme extensión del cuadrante NE. peninsular.

Placa montañera.

Desgraciadamente, al ser verano, el sol está muy alto y la visibilidad es muy escasa debido a la neblina sobre el horizonte. Teóricamente deberíamos divisar perfectamente hacia el NE. los Pirineos. Zaragoza al este. Hacia el sur, el resto de cumbres nos ocultan las sierras turolenses. Hacia el O. deberíamos divisar Soria y las sierras de Urbión, Demanda y Cebollera. Todo esto es apenas perceptible.

Cima del Moncayo.
Extensas panorámicas desde la cima.
Durante nuestra estancia nos acompañan múltiples caminantes, la mayor parte de los cuales acceden desde su lado oriental, subiendo desde el Santuario de Nuestra Señora del Moncayo. Esta vía de ascensión es con mucho la más habitual, pero no la más atractiva.


El regreso se produce por el mismo sitio. Antes de volver a la canal de descenso, admiramos el circo rocoso que cae a pico sobre el lado oriental. Pese a estar a comienzos de julio aún hay algunos neveros.El descenso se produce por el mismo itinerario que hemos usado para ascender. Lógicamente la marcha es mucho más rápida.


Llegamos al fondo del barranco, para adentrarnos de nuevo en el bosque y retornar a Cueva, en donde llegamos en apenas hora y media desde la cima.

Regresamos a Cueva de Ágreda.

Moncayo desde Cueva de Ágreda


Notas:
- En Cueva de Ágreda hay casa rural y bar-restaurante.
- Al Moncayo se asciende también desde el lado zaragozano por el Santuario de Nuestra Señora del Moncayo, a 1600 metros de altitud. Desde Soria se puede acceder también por el pueblo de Beratón.
- En las cercanías merece la pena visitar el Monasterio de Veruela y Tarazona, del lado zaragozano y Olvega y Agreda del lado soriano.
- A dos kilómetros de Cueva de Ágreda, junto a la carretera a Beratón, se encuentra la Dehesa de Cueva con piscinas naturales y área recreativa.


Mapa topográfico


Perfil de elevación


Ver y descargar track en Wikiloc

miércoles, 17 de julio de 2013

De Cuevas del Valle al Puerto del Pico por la Calzada Romana

El Puerto del Pico separa los macizos oriental y central de la Sierra de Gredos, en Ávila. Por él, se desciende desde la meseta norte a la sur. Durante siglos, fue camino obligatorio de los ganados trashumantes que subían y bajaban entre las dos mesetas. Su principal atractivo hoy, es la impresionante calzada romana que la surca en excelente estado de conservación. La calzada nace en Cuevas del Valle, pueblo más septentrional del bellísimo Barranco de las Cinco Villas y asciende serpenteando salvando el fuerte desnivel hasta lo alto del puerto.

La calzada romana, en magnífico estado de conservación, salva el desnivel de casi 400 metros que hay entre el puerto y el pueblo de Cuevas del Valle. Durante siglos fue la única vía de comunicación entre las dos mesetas por este sector hasta que se construyó la carretera actual. Esta, en su mayor parte respetó el trazado de la calzada y hoy puede recorrerse en su totalidad.

La calzada comienza en Cuevas del Valle. De fondo, el Barranco de las Cinco Villas.
El recorrido comienza en Cuevas del Valle. Se accede desde Ávila tomando la carretera a El Barco para tomar el desvío a Arenas de San Pedro. Tras pasar el Puerto de Menga, llegamos en 65 kilómetros al Puerto del Pico. Solo tenemos que descender a Cuevas, unos tres kilómetros más abajo. La calzada se cogerá en la parte más alta del pueblo.

El trazado de la calzada es inmejorable en muchos de sus tramos.
El empedrado original se conserva bastante bien.
Desde el principio, nos sorprende su magnífico estado de conservación, pues aún mantiene gran parte del empedrado original así como los muros de contención.

La calzada discurre paralela a la carretera en algunos tramos.

Los primeros tramos, de elevada pendiente, nos sirven para aclimatarnos y tomar el aire al camino. La caminata es fácil y placentera. Estamos surcados de elevadas peñas.

La calzada salva 425 metros de desnivel entre Cuevas del Valle y el Puerto del Pico.
Sobre el Puerto del Pico se levanta el pico Torozo (2018 metros).
Aunque la carretera discurre cercana, la exuberante vegetación y el estudiado recorrido de ésta, impide que la visualicemos, con lo cual la sensación de caminar por el mismo entorno que tuvo hace dos mil años es muy real.

La calzada desciende contorneándose salvando el fuerte desnivel entre las dos mesetas.
Tras pasar una fuente a media ladera con un bonito arco de desagüe, continuamos subiendo en zigzag.

Puente sobre el arroyo del puerto.
Tras un par de vueltas más, nos acercamos al Puerto, junto a la carretera. Sobre él, se alza el pico Torozo (2018 metros), auténtico balcón sobre las Cinco Villas.
La ruta termina en el puerto, donde hay una fuente con agua. El camino de regreso deberá ser por la misma calzada al ser la única alternativa a la carretera.


Aún se aprecia perfectamente el diseño de la antigua calzada.
Cuevas del Valle.

De Cuevas del Valle al Puerto del Pico



Notas:
- El recorrido puede comenzarse tanto en Cuevas del Valle como en lo alto del Puerto del Pico.
- A medio camino, hay un arroyuelo donde se puede beber agua.
- Desde el Puerto del Pico nace una senda que asciende el Torozo (2018 metros) desde el cual se disfrutan de magníficas panorámicas del Barranco de las Cinco Villas.


Mapa topográfico


Perfil de elevación


Ver y descargar track en Wikiloc