domingo, 2 de mayo de 2021

Rutas por castillos y fortalezas

La provincia de Burgos es rica en castillos y fortalezas. Desgraciadamente, un gran número de ellos se halla hoy en ruinas, otros incluso han desaparecido o dejado escasos restos.



Descartando los situados en el interior de núcleos habitados o a los que se puede llegar en coche, presentamos una lista de algunos castillos, y fortalezas a los que solo se puede acceder caminando. Incluimos también algunos que, aunque ya desaparecidos, la visita a su antiguo emplazamiento guarda un gran interés natural y paisajístico, como por ejemplo, el legendario castillo de Petralata. 




Castillo de Amaya
La Peña Amaya ha sido habitada desde la Edad del Hierro hasta la Edad Media. En la Muela, o el Castro, hubo un castillo medieval que durante siglos sirvió de vigía y guarda de las tierras castellanas. Su visita hoy, aunque solo queden escasos vestigios, es sumamente interesante. Desde los restos del poblado, podemos ascender hasta la muela donde aún pueden verse los cimientos de antiguas construcciones. Las vistas sobre la llanura castellana son inmejorables.


Localidad más cercana: Amaya.
Tipo: castillo.
Estado de conservación: escasos restos de cimientos y fosos.
Emplazamiento: cima de la Muela en Peña Amaya.
Entrada del blog: Peña Amaya.


En lo alto de La Muela, se ubicó el castillo de Amaya.

Restos de cimientos en la cima de la Muela.



Castillo de Arreba
Castillo roquero por excelencia, fue edificado en lo alto de una escarpada hoz aprovechando parte de la roca a modo de muro. Fue la cabeza del alfoz de Arreba y desde su atalaya se tenía control sobre los valles de Manzanedo y Zamanzas en la frontera entre Castilla y Navarra. Su acceso, antaño complicado, ha sido recientemente rehabilitado instalando unas pasarelas que permiten llegar desde el pueblo de Arreba hasta la plataforma emplazada en la parte superior de la roca.


Localidad más cercana: Arreba.
Tipo: castillo.
Estado de conservación: restos de muros.
Emplazamiento: sobre un crestón calizo junto a la carretera en el Portillo del Castillo (Valle de Zamanzas).
Entrada del blog: Castillo de Arreba.






Castillo de Burgos
Dominando el caserío de la capital, se erigen los restos, hoy en parte recuperados, del antiguo castillo de Burgos, que dio origen a la ciudad. Se dice que fue edificado por Diego Porcelos en el siglo IX. Tuvo uso militar hasta 1736 en que sufrió un gran incendio. Napoleón ordenó rehabilitarlo en 1808, siendo destruido en 1813 por las tropas francesas en su retirada. Podemos visitar sus restos subiendo desde la ciudad por varios caminos y senderos entre los pinos hasta alcanzar lo alto del cerro de El Castillo.


Localidad: Burgos.
Tipo: castillo.
Estado de conservación: ruinas restauradas y consolidadas.
Entorno natural: cerro del Castillo (Burgos).





Torres de Carazo
En el Alto de Mirandilla, en el extremo SO. de la gran Peña Carazo, son aún muy visibles vestigios de fortificaciones que ocupan los bordes de la meseta cimera. De entre todos, destacan los restos de murallas de lo que fue el Castillo de Carazo, de supuesto origen musulmán y edificado en la Alta Edad Media con posteriores usos. De hecho es mencionado en el Cantar de Fernán González de este modo: " cuando Lara y Carazo..:". No sorprende su ubicación ya que domina el camino de Soria por el que provenían habitualmente las invasiones árabes y se hallaba muy cerca del castillo rival de Lara. Podemos subir hasta estas ruinas desde la localidad de Contreras ascendiendo por una empinada ladera hasta el Alto de Mirandilla o también, partiendo del cercano Ahedo de la Sierra, por su vertiente sur pasando antes por el collado que divide en dos la gran Peña Carazo.


Localidades más cercanas: 
Contreras, Ahedo de la Sierra
Tipo: castillo, torres.
Estado de conservación: restos de muros, una torre en pie
Entorno natural: Peña Carazo





Castillo de Castilviejo
Poco se sabe de este castillo, al cual se le ha dado el mismo nombre que al impresionante monte Castilviejo, que domina la zona central de las Caderechas. Pero el nombre es incorrecto, pues lo que queda se ubica realmente en la ladera del monte el Mazo, al otro lado del desfiladero del río Vadillo. Su acceso no es sencillo, ya que los restos de su torre, una escalera y poco más se sitúan al borde de los cortados, entre la espesa vegetación.


Localidad más cercana: Río-Quintanilla.
Tipo: castillo.
Estado de conservación: escasas ruinas, torre.
Entorno natural: Valle de Caderechas.




Castillo de Castrovido
Los restos consolidados de este antiguo castillo (del que se dice que tiene origen romano) se levantan sobre una altura dominando la población de Castrovido, muy cerca de Salas de los Infantes. Formó parte de la línea de fortificaciones que se erigieron en la comarca del Arlanza durante la Reconquista (Lara, Hacinas, Carazo...). La torre es visible desde la lejanía y ha sido recientemente consolidada, pudiendo ser visitada con un guía. Saliendo del pueblo de Castrovido sube un cómodo sendero por la ladera entre los árboles hasta llegar a la plataforma donde se erige el castillo.


Localidad más cercana: Castrovido.
Tipo: castillo.
Estado de conservación: restos consolidados.
Entorno natural: Sierra de Neila.




Castillo de Lara
Poco queda del antiguo castillo de Lara, solar de la importantísima familia nobiliaria medieval del mismo nombre. En sus muros, se dice que nació el mismo Fernán González. Hoy solo permanecen escasos restos alzados sobre un cerro junto al pueblo de Lara de los Infantes y muy cerca de la ermita visigótica de Quintanilla de las Viñas. La manera más interesante de llegar es acercándose desde la cercana cumbre de Peñalara, atravesando antes una agreste cresta. Desde su altura se domina una extensa área de la comarca de Lara.
 

Localidad más cercana: Lara de los Infantes.
Tipo: castillo.
Estado de conservación: escasas ruinas.
Entorno natural: Sierra de Peñalara.
Entrada: Peñalara.


El Picón de Lara.



Castillo de Monasterio de Rodilla
Antiguo castillo, cabeza de un alfoz medieval, que perteneció al reino de Navarra allá por el siglo XI y que pasó posteriormente a manos castellanas. Tras perder su misión defensiva, sirvió de prisión en el siglo XVI. A mediados del siglo XIX estaba ya abandonado. Se sube con facilidad desde el cercano Monasterio de Rodilla o también del área donde se asienta la ermita de la Virgen del Valle ascendiendo por una cómoda pista y caminando por el páramo.


Localidad más cercana: Monasterio de Rodilla.
Tipo: castillo.
Estado de conservación: ruinas.
Entorno natural: Bureba.





Castillo de Petralata
Hoy desaparecido, el antiguo castillo altomedieval de Petralata se erigía sobre  los cortados de los Montes Obarenes vigilando el paso entre la Bureba y el norte. Tras muchos años en que se no se tenía clara su ubicación, se ha confirmado casi al 100% su emplazamiento en el pico del mismo nombre, en el sector central de los Montes Obarenes, y en la vertical de la localidad de Soto de Bureba. Su acceso es muy complicado ya que hay que subir por empinados senderos hasta la cresta para cambiar de vertiente de la sierra. Aún son visibles algunos vestigios como aljibes y escalones tallados en la roca, un resto de muro y trozos de tejas diseminados entre la vegetación. Se asentaba en un auténtico nido de águilas.


Localidad más cercana: Soto de Bureba.
Tipo: castillo.
Estado de conservación: desaparecido.
Entorno natural: Montes Obarenes.




Castillo de Montealegre
También llamado Castillo de Urria o de Valdelacuesta, se levanta sobre un empinado cerro ubicado en la falda norte de la Sierra de la Tesla. Los muros están adaptados a la roca en la que se asientan y está protegido por cortados por todos sus lados por lo que su acceso es extremadamente complicado. Además de las cuatro paredes, aún están en pie tres torres de las esquinas. Se puede llegar desde su lado norte subiendo por la agreste ladera y terreno sucio desde el pueblo de Valdelacuesta. Más largo, pero asequible, es descendiendo del cercano Portillo de Medina, en la cresta de la Sierra de la Tesla. Llegaremos a este histórico paso de montaña partiendo de la localidad de Tartalés de los Montes (ver entrada: Sendero de la Tesla).


Localidad más cercana: Valdelacuesta.
Tipo: castillo.
Estado de conservación: ruinas.
Entorno natural: Sierra de la Tesla.





Castillo de Orbaneja
Sobre uno de los cortados que rodean Orbaneja del Castillo, precisamente donde el río Ebro realiza un espectacular meandro de 180 grados, aún se pueden ver restos de muros de lo que fue el antiguo castillo de Orbaneja. Muy poco es lo que se sabe de él. Partiendo de la carretera en la parte inferior del caserío, se cruza el Ebro por un puente y se continua por un estrecho sendero aferrado a la boca (¡precaución!) que va ganando altura entre los cortados. Las vistas sobre el pueblo y el Cañón del Ebro desde lo alto son excepcionales.


Localidad más cercana: Orbaneja del Castillo.
Tipo: castillo.
Estado de conservación: vestigios.
Entorno natural: Cañones del Ebro.





Castillo de Pancorbo
Sobre uno de los riscos que se levantan encima de las casas de Pancorbo, a modo de vigía del desfiladero, aún se aprecian las ruinas de lo que fue la más importante fortaleza  de la frontera de Castilla en la alta Edad Media. Los restos del castillo de Santa Marta se han consolidado recientemente y pueden alcanzarse ascendiendo por un fácil sendero, aunque empinado, que parte del pueblo. La excursión se puede combinar visitando también la muy cercana fortaleza de Santa Engracia.
 

Localidad más cercana: Pancorbo.
Tipo: castillo.
Estado de conservación: escasos restos de muros y escaleras consolidados.
Entorno natural: Desfiladero de Pancorbo.




Fortaleza de Santa Engracia
Sobre una meseta que se levanta por encima del pueblo de Pancorbo, vigilando el desfiladero, se desparraman los impresionantes restos de la fortaleza de Santa Engracia. Las obras se terminaron en 1797 y fue utilizado profusamente durante la Guerra de la Independencia. Fue arrasado y destruido en 1820 por los Cien Mil Hijos de San Luis. Se sube por la gran pista carrozable que sale del pueblo de Pancorbo. Más interés tiene ascender directamente desde el caserío por un empinado sendero y que pasa primero junto al castillo.


Localidad más cercana: Pancorbo.
Tipo: fortaleza.
Estado de conservación: ruinas.
Entorno natural: Desfiladero de Pancorbo (Montes Obarenes).





Castillo de Pino de Bureba
A medio camino entre la Sierra de Oña y las Caderechas, sobre una pequeña cresta rocosa junto al pueblo de Pino de Bureba, se aprecian perfectamente restos de  muros, fosos, hornacinas y de torreones asomados por encima de los cortados. Sin embargo no hay referencias históricas de que aquí hubo castillo o fortificación alguna. Desde Pino de Bureba, una cómoda pista forestal remonta la ladera entre los pinos hasta alcanzar la parte superior del castro donde se hallan los restos.


Localidad más cercana: Pino de Bureba.
Tipo: torre.
Estado de conservación: escasos restos de muros y pozos.
Entorno natural: Sierra de Oña.






Castillo de Poza de la Sal
Sobre el peñasco que domina el caserío se encuentra el castillo roquero de Poza de la Sal. Sus muros se hallan aún en relativo buen estado de conservación y es uno de los más visitados de la provincia. Dada la situación de la fortaleza, se le ha llamado balcón de la Bureba porque desde lo alto de su torre se contempla prácticamente toda la comarca. Es posible llegar por carretera hasta la explanada de su base aunque es más atractivo subir por el camino, que zigzagueando entre los cortados, parte de Poza de la Sal.
 

Localidad más cercana: Poza de la Sal.
Tipo: castillo.
Estado de conservación: bueno.
Entorno natural: Diapiro de Poza de la Sal.





Castillo de Malvecino
Sobre un escarpado altozano, asomado al Valle de Valdivielso, se yerguen los restos del antiguo castillo de Malvecino, también llamado de Toba. Poco es lo que se conoce de su historia y  guarda muchas similitudes con el muy cercano de Montealegre, ubicado al otro lado de la Sierra de la Tesla. Partiendo desde la localidad de Toba de Valdivielso, junto al Ebro, se sube primero durante unos metros por una empinada pista que se abre paso entre la vegetación. En menos de un kilómetro, hay que abandonarla por la izquierda para acercarse hasta la base rocosa avanzando entre la espesa vegetación. De hecho, para alcanzar sus muros, asomados al vacío, hay que encaramarse sobre la plataforma donde se asienta el castillo. Desde él, las vistas del Valle de Valdivielso y la Sierra de la Tesla son impresionantes.


Localidad más cercana: Toba de Valdivielso.
Tipo: castillo.
Estado de conservación: ruinas.
Entorno natural: Valle de Valdivielso.




Castillo de Tedeja
Poo se conoció las ubicación del muy antiguo castillo de Tedeja hasta prácticamente los años 90 del pasado siglo. Tras unas acertadas obras de limpieza y restauración, hoy pueden visitarse sus restos sobre un risco de la Tesla y asomados sobre el desfiladero de la Horadada.


Localidad más cercana: Trespaderne.
Tipo: castillo.
Estado de conservación: ruinas recuperadas.
Entorno natural: Sierra de la Tesla.




Castillo de Úrbel del Castillo
Se trata de un torreón de planta pentagonal que se levanta imponente sobre un crestón calizo junto al pueblo de Úrbel del Castillo. En estado ruinoso, sus muros sin embargo resisten bien el paso del tiempo y su esbelta silueta es visible desde muchos kilómetros a la redonda. Por el lado que cae sobre el caserío, hay otros restos de una muralla y una torre de vigilancia. Se sube fácilmente, aunque manteniendo cierta precaución, por un empinado sendero que asciende entre las rocas desde las mismas casas del pueblo.


Localidad más cercana: Úrbel del Castillo.
Tipo: castillo.
Estado de conservación: restos consolidados.
Entorno natural: Loras / comarca del Úrbel.






OTROS RESTOS DE CASTILLOS Y FORTALEZAS


Son muchos los restos de antiguos castillos y también de otros hoy totalmente desaparecidos pero de los que hay referencias históricas. En esta pequeña relación, mencionamos solo algunos de ellos cuya visita o supuesto emplazamiento guarda cierto interés.




TORRE DE FRESNO DE NIDÁGUILA

(Nidáguila)


Solitario torreón ubicado en terreno llano alejado de todo núcleo habitado a la entrada del desfiladero de San Antón. Hay que caminar desde la carretera que va a Nidáguila para llegar hasta sus muros.

CASTILLO DE ROJAS

(Rojas de Bureba)


Los restos del castillo de Rojas, de gran importancia en la Edad Media, se levantan sobre un solitario altozano. Se llega hasta sus muros caminando por pistas agrarias y ascendiendo por una descarnada ladera.

CASTILLO DE UBIERNA

(Ubierna)


A las afueras de Ubierna, sobre un altozano, se hallan los pocos restos del antiguo castillo medieval de Ubierna y que jugó un importante papel como frontera entre Castilla y Navarra. Acceso sencillo subiendo por la ladera desde el pueblo.
CASTILLO DE URA

(Ura)



El desaparecido castillo del antiguo alfoz de Ura se cree que se erigía en un risco junto al pueblo de Ura. Sobre una repisa colgada por encima de los cortados y  asomado al Cañón del Mataviejas, se pueden apreciar restos de tejas y alineamientos.
CASTILLO DE ALBA

(despoblado de Alba)


El desaparecido castillo de Alba, se cree se ubicó en lo alto de un elevado cantil rocoso que cae sobre el pantano de Alba cerca del despoblado del mismo nombre que hoy puede verse. En su cúspide, de difícil acceso, se pueden encontrar abundantes tejas y restos de un murete.
CASTILLO DE TEDEJA

(Trespaderne)


No se conoció la ubicación del muy antiguo castillo de Tedeja hasta prácticamente los años 90. Tras unas acertadas obras de limpieza y restauración, hoy pueden visitarse sus restos sobre un risco de la Tesla y asomados al desfiladero de la Horadada.
CASTILLO DE ORDEJÓN

(Ordejón de Arriba)


El desaparecido castillo del antiguo alfoz medieval de Ordejón se cree se ubicó en lo alto de la peña Castillo, donde por otra parte hubo un castro de la Edad del Hierro. Sin embargo, aparte de una fresquera y rebajes en la roca, no queda nada que atestigüe que aquí hubo una fortaleza.

CASTILLO DE LA PIEDRA

(La Piedra)


El castillo del antiguo alfoz de La Piedra se ubicó sobre el gran peñasco calizo que se levanta junto al pueblo. Sin embargo, nada queda en su desnuda cumbre que nos confirme que hubo una fortaleza.


CASTILLO DE JUARROS

(Santa Cruz de Juarros)


El antiguo alfoz de Juarros poseyó también un castillo, aunque su localización es aún desconocida. Uno de los posibles emplazamiento es la solitaria ermita de San Pedro de Santa Cruz de Juarros. Sus gruesos muros, de aspecto fortificado, y su ubicación sobre un rocoso y elevado cerro, sugieren que pudo haberse edificado desde los restos del castillo.
CASTILLO DE SIERO

(Siero)


Nada se sabe de la localización del castillo cabeza del antiguo alfoz. Sobre lo alto de la espectacular peña de Castrosiero, junto al pueblo de Valdelateja, donde hoy se halla la ermita de Santa Centola, pudo haber estado ubicado esta fortaleza, aunque hoy no queda vestigio alguno.

CASTILLO DE BRICIA

(Barrio de Bricia)


Sobre la peña que los vecinos de Barrio de Bricia llaman "el Castro" se ubicó el antiguo castillo cabeza del alfoz de Bricia. Durante la última Guerra Civil fueron destruidos los escasos restos que aún quedaban.

CASTILLO DE AUSÍN

(Los Ausines)


El antiguo castillo del siglo XII, cabeza del Alfoz de Ausín, estuvo ubicado en el término del Castillejo, en lo alto de la peña que preside los tres barrios. Permanece hoy su recuerdo en el nombre de la actual ermita de Nuestra Señora del Castillo.
CASTILLO DE MANSILLA

(Mansilla de Burgos)


Sobre un otero de empinadas laderas y dominando la localidad de Mansilla de Burgos y gran parte del Valle de Santibáñez se ubicó el desaparecido castillo del antiguo alfoz de Mansilla. Aún hoy, pueden observarse restos de muretes, fosos y tejas en la explanada de la cumbre.
CASTILLO DE HUÉRMECES

(Huérmeces)


También tuvo Huérmeces su castillo que se emplazó en lo alto de un risco dominando la localidad y con buenas vistas sobre el valle y el cercano desfiladero del Úrbel. La ermita de Cuesta Castillo, ubicada muy cerca de su antiguo asentamiento, guarda en su nombre el recuerdo de esta fortaleza.





3 comentarios:

  1. Muy interesante la entrada del blog. Una muy bonita manera de unir historia y naturaleza. Muchas gracias por tu trabajo.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por el comentario.

    ResponderEliminar
  3. Espléndido trabajo, Angel, como siempre. Solo añadir que Huérmeces también contó con un castillo altomedieval, supuestamente situado en el cotorro de La Coronilla, vecino del que acoge en la actualidad a la ermita de Cuesta Castillo. Te envío una foto por correo, por si consideras oportuno incluirlo en la entrada. Un saludo

    ResponderEliminar