sábado, 28 de noviembre de 2020

Alto Tajo: Salto de Póveda y la laguna de Taravilla

Como continuación a una entrada anterior, seguimos la orilla del Tajo desde el puente de Póveda y visitamos el cercano Salto de Póveda, donde el río salva un importante desnivel. Desde allí, subiremos por un frondoso bosque de ribera hasta el entorno de la laguna de Taravilla, ubicada en un fenomenal paraje de montaña.


Salto de Póvedaf





   
Salto de Póveda

A poca distancia del puente de Póveda, donde terminamos el recorrido que traíamos desde el puente de San Pedro, se halla el desvío por la derecha que vuelve a seguir la orilla del Tajo. La cascada de Póveda se halla a unos 5 kilómetros y esta distancia se cubre íntegramente caminando por una amplia forestal que transcurre por el pinar.


Si queremos visitar también la laguna de Taravilla, tenemos en total que recorrer algo más de tres kilómetros a la ida y lo mismo a la vuelta, totalizando casi 7 kilómetros de tranquila marcha.

Caminamos por el pinar siguiendo la orilla del Tajo.

El recorrido por la pista forestal puede resultar poco interesante por lo que optamos por acercarnos más al entorno del salto en coche. Llegamos a un tercer aparcamiento, a dos kilómetros del salto. Así pues, a la izquierda del camino, aparcaremos nuestro vehículo y salimos caminando. En apenas 15 minutos de agradable paseo, llegaremos al penúltimo aparcamiento justo a la entrada que se dirige al salto.


Así pues dejamos la pista por la izquierda, atravesamos una explanada e iniciamos un descenso, perfectamente señalizado, que baja hasta la orilla del río.


Pero antes de llegar, nos salimos por nuestra derecha para acercarnos a los restos de una presa, hoy abandonada. Nos encontramos sobre el salto y a la vista de la preciosa lagunilla de color verde.

Paraje del Salto de Póveda visto desde la antigua presa sobre el Tajo.
Volvemos al camino de bajada  y descendemos por unas escaleras hasta la mismísima orilla del Tajo, en un extraordinario paraje donde se encuentra el salto de Póveda, también llamado "Las Chorreras".

La laguna creada de vivos colores.
Aquí el Tajo supera un desnivel de unos 20 metros originando una preciosa poza de colores verdosos. Esta cascada es la más importante de todas las que tiene el río en su curso alto, donde nos encontramos ahora.

Salto de 20 metros del Tajo.
Pero su origen no es del todo  natural, sino que se formó por el muro de la presa, construido en 1947. Este dique sufrió desde su construcción sucesivas filtraciones por lo que la idea original de represar el Tajo en este punto se desechó.

Vista de conjunto.
Otra vista de la laguna de color verdoso.

El lugar es encantador. La cascada siempre lleva agua ya que está formada por el mismo río. Su caudal se mantiene más o menos constante. La laguna tiene un color verde esmeralda provocado por los pinos que la rodean e invita al baño e los meses calurosos del verano.



Laguna de Taravilla


La laguna de Taravilla está ubicada en un nivel superior y muy cerca del salto de Póveda que acabamos de visitar. Sin embargo, su acceso no es inmediato ya que no hay un puente sobre el Tajo cerca de ella.


Para visitarla, debemos retornar a la pista y continuar. Tras doblar una curva, en unos doscientos metros llegamos a un establecimiento hostelero donde aparcamos el coche.

Desde el aparcamiento seguimos de nuevo la orilla por un sendero entre los pinos.
Allí mismo, junto a la línea de coches, se halla, bien indicado, el sendero que siguiendo la orilla del Tajo, se dirige hacia la laguna. Caminamos a cierta altura sobre la orilla del río.


Tras atravesar un bosquete, descendemos y alcanzamos la orilla del Tajo. Aquí se construyó no hace muchos años un puente peatonal colgante. Pero por defectos en su construcción, se halla hoy en día cerrado. Pero comprobamos que la gente continua pasándolo por lo que , tras dudar, lo atravesamos sin mayores contratiempos. No hay más opciones si queremos subir a la laguna que pasar por aquí.

Puente colgante peatonal sobre el Tajo.

La pasarela se halla cerrada al público.
En la otra orilla, desembocamos sobre una explanada desde donde parte una pista que sube con decisión. En apenas diez minutos, tras superar un suave desnivel, nos colocamos sobre la gran planicie donde se ubica la laguna de Taravilla. El escenario cambia completamente. De formación natural, ocupa un espacio similar a la alta montaña, aunque verdaderamente no lo es, ya que estamos en una paramera.


El paisaje es encantador. De fondo, sobresalen los impresionantes cortados que caen a pico desde el páramo. Toda la orilla se halla ocupada por un espeso carrizal que hace difícil, si no imposible, llegar a la orilla.

Las aguas están mansas en la laguna de Taravilla.
Cerca del acceso por la pista, hay un cartel que nos dirige hacia un pasillo de vegetación por el cual accedemos a la orilla. La vista de las aguas y de la laguna es extraordinaria.


Estamos muy cerca del salto de Póveda, ubicado en un escalón inferior. El entorno de la laguna es muy acogedor. Hay espacio para aparcar, ya que es posible llegar en coche desde la carretera que subre desde la localidad de Peralejos de las Truchas.

Vista aérea de la laguna (la foto no pertenece al autor)

Finalizaremos esta fenomenal excursión retornando hasta el aparcamiento donde dejamos el coche. Volveremos exactamente por el mismo itinerario que trajimos para llegar hasta la laguna.


SALTO DE PÓVEDA Y LAGUNA DE TARAVILLA
Espacio natural
Alto Tajo.
Dificultad
Baja.
Tipo de camino
Pistas forestales para llegar al salto, senderos hasta la laguna.
Ciclable
Si.
Agua potable
Encontraremos en la orilla del Tajo y en el bar junto al aparcamiento de la Laguna de Taravilla.
Tipo de marcha
Ida y vuelta.
Orientación
Fácil, está señalizado.
Época recomendable
Primavera y otoño. Evitar los días calurosos del verano.
Inicio
Aparcamiento anterior al Salto de Póveda, junto a pista forestal.
Distancias
Desde Burgos: 333 kilómetros; desde Molina de Aragón: 40,9    kilómetros; desde Guadalajara: 145 kilómetros.
Tiempo total
Aproximadamente dos horas.
Tiempos de marcha
Aparcamiento-Salto de Póveda: 40 minutos; Salto de Póveda-Laguna de Taravilla: 25 minutos; Laguna de Taravilla-Aparcamiento: 40 minutos.
Distancia total
6,5 kilómetros.
Interés
Salto de Póveda y lagunilla anexa, laguna de Taravilla, paisajes del Alto Tajo.
Altitud mínima
1058 m.
Altitud máxima
1113 m.
Desnivel acumulado
234 m.
Mapas
1:50000: 0539 Béteta.
1:25000: 0539-2 Peralejos de las Truchas.

h
h
Notas:
- Sencillas visitas que requieren poco tiempo. Es posible incluso dejar el coche junto a al Salto de Póveda y ahorrarse los 4 kilómetros de ida y vuelta hasta el aparcamiento anterior.
- Como se ha descrito, el puente colgante sobre el Tajo en el camino a la laguna está cerrado al público por defectos estructurales.
- A la laguna de Taravilla se puede acceder también por el sur, partiendo del puente de Martinete, a poca distancia de Peralejos de las Truchas y siguiendo la margen derecha del Tajo.
- Como hemos comenrando, en el aparcamiento junto al salto hay un establecimiento donde se puede beber y comer.


Entradas relacionadas:


Mapa topográfico


Perfil de elevación


Ver y descargar track en Wikiloc



miércoles, 18 de noviembre de 2020

Barranco de la Tejera

Excursión otoñal por un barranco poco visitado de la Sierra de la Demanda. Partiendo de la población de Valmala, dejaremos el entrante de la Genciana a la izquierda para continuar y ascender siguiendo el arroyo de la Tejera, donde también encontramos magníficos hayedos. A medio recorrido, visitaremos la cascada de la Tejera, cuyo acceso ha sido recientemente habilitado ya que hasta ahora era casi imposible llegar. Una vez en el GR, regresamos a Valmala descendiendo por el barranco de la Genciana, completando así una magnífica travesía circular, muy apropiada para la época otoñal.


Barranco de la Tejeraf

Iniciamos la excursión en la pequeña localidad de Valmala. Llegaremos saliendo de Burgos por la carretera de Logroño. En Ibeas de Juarros, tomamos el desvío hacia Pradoluengo. Tras pasar la localidad de Alarcia y descender un pequeño portillo, llegaremos a Valmala, emplazado en un hoyo a los pies de la vertiente norte de la Sierra de la Demanda. En cualquiera de sus calles, dejaremos el coche e iniciamos la  marcha.

Valmala.
Saliendo hacia el sur, dejaremos las casas del pueblo por un amplio camino que en primer lugar sigue una tapia de piedra. Pasamos junto a la ermita de Santa Lucía y continuamos siguiendo la orilla del arroyo de la Genciana y en paralelo a la ladera. En unos quince minutos, alcanzamos una bifurcación.


Si tomamos el desvío de la izquierda, penetramos en el barranco de la Genciana. Si continuamos de frente (hay un cartel indicando "cascada").

El hayedo de la Genciana sobresale al fondo.
Seguimos de frente. La pista, pronto pierde entidad y se transforma en sendero a la vez que inicia una suave ascensión entre los árboles.
En la bifurcación seguimos por la derecha. El camino de la izquierda sube a la Genciana.
Tenemos el arroyo de la Tejera a nuestra derecha, que se precipita formando pequeños saltos.


El hayedo poco a poco gana terreno. Penetramos en su interior. El sendero sube no demasiado alto sobre el lecho del arroyo.


Estamos en otoño, los colores rojizos lo dominan todo. Se nota la fuerte humedad, habitual en el interior de los hayedos que conforman un microclima.

Entramos en el hayedo.
Poco a poco el sendero va ganando altura. El arroyo serpentea a nuestra derecha. Más arriba, lo cruzaremos saltando entre piedras y enseguida, alcanzamos, a una altura de 1240 metros, la indicación de "Chorreta" a nuestra izquierda. Estamos en el término de los Chorrones, referido obviamente a los saltos de agua que hay aquí. Pero el término "Chorreta" no es el apropiado para la cascada de agua que vamos a ver, sino Tejera.

En Valmala aseguran que el nombre del salto siempre ha sido la Tejera y no Chorreta como viene indicado.
Dejamos el sendero principal entonces y descendemos por la izquierda unos cien metros hasta alcanzar fácilmente la orilla del arroyo y llegamos a un encantador rincón donde se ubica la cascada de la Tejera.

Cascada de la Tejera.
Estamos en noviembre y su caudal no es excesivo, aun así, nos hacemos una idea de su magnitud.


Sin duda hay que volver en época de deshielo, allá por abril o mayo para verla en todo su esplendor.

Cascada de la Tejera.
El agua salva un desnivel de unos 30 metros precipitándose sobre una pequeña poza. El lugar es muy bonito. Estamos en otoño incipiente y el caudal es escaso, sin duda la primavera será el mejor momento de admirarla. Retornamos al sendero principal y continuamos ganando altura.



Poco a poco vamos alcanzando la cabecera del barranco y la pendiente y el caudal del arroyo van disminuyendo. Caminamos sobre el suelo repleto de hojas. El hayedo poco a poco va desapareciendo y cediendo ante el pinar.

Continuamos barranco arriba.
Dejamos el barranco de la Tejera atrás,
Obviamos decir la gran cantidad de setas que encontramos en estos parajes, terreno ideal para su proliferación.


A una cota de 1350 metros, dejamos el barranco de la Tejera atrás. El camino gira 90 grados a la derecha y continuamos ya por un sendero más marcado, siguiendo la línea de la ladera. Entramos en el terreno del pinar y caminamos por una pista forestal.
                                                                                Entramos en el pinar.
   
Estamos ya cerca de la carretera asfaltada que sube hasta la cima del Trigaza desde Alarcia.

Ganamos altura subiendo por un cortafuegos.
Como sabemos los que frecuentamos la ladera del Trigaza, es época de caza y encontramos muchos coches a la  vera de la carretera y junto a los chamizos y oteadores construidos aquí. Escuchamos tiros lejanos. Es la época de la caza de la paloma. Evitamos la curva del área de la fuente de Paulejas subiendo por el amplio cortafuegos.

Saltos de la Chorreta, en el GR.
Una vez ya en el carreteril asfaltado, solo tenemos que continuar, recuperándonos de las escabrosidades por las que hemos pasado desde el valle, durante unos dos kilómetros. Tenemos que retornar a Valmala y el plan es hacer una ruta circular.

Salida del GR al sendero de la Genciana.
Así que llegados al punto de confluencia de la carretera con el GR 82, dejaremos el asfalto y continuamos por la pista. Observamos que esta vía ha sido aplanada y mejorada recientemente. Todo el firme está cubierto de hojas.


El plan es descender por el barranco de la Genciana, paralelo al de la Tejera. Así que por el GR82 recorremos algo menos de dos kilómetros hasta llegar al punto, señalizado, donde debemos abandonarlo por la izquierda.

La Chorreta.
Incorporados al barranco de la Genciana, solo tenemos que seguir la estrecha senda que la recorre por su lateral, siempre a gran altura. En este blog, ya hemos tratado esta excursión por lo que remitimos a la entrada: Sendero de la Genciana.

Hayedo de la Genciana.
Una vez en el valle, llegamos de nuevo a la bifurcación mencionada en la ida. Es exactamente el punto donde el arroyo de la Tejera desemboca en la Genciana, de mayor entidad. 

Colores otoñales en el regreso a Valmala
Retornamos por el agradable paseo que sigue paralelo al arroyo pasando de nuevo junto a la ermita de Santa Lucía y entrando en las calles de Valmala.

Regresamos a Valmala.


BARRANCO DE LA TEJERA
Espacio natural
Sierra de la Demanda.
Dificultad
Media. Aunque no hay dificultades físicas notables, el recorrido puede resultar algo largo siguiendo estrechos senderos. La orientación es compleja si no se está familiarizado con la zona.
Tipo de camino
Estrechos senderos de montaña en los barrancos, pista en el GR y el llano.
Ciclable
No.
Agua potable
Encontraremos en los arroyos que vamos encontrando.
Tipo de marcha
Circular.
Orientación
Aunque está señalizado, el acceso al GR desde el entorno de  la cascada de la Chorreta puede ser complicado. Llevar GPS.
Época recomendable
Otoño para ver los hayedos. En primavera veremos los saltos de agua con su máximo caudal.
Inicio
Valmala.
Distancia de Burgos
41 kilómetros.
Tiempo total
3 horas 50 minutos.
Tiempos de marcha
Valmala-Salto de la Chorreta: 55 minutos; Salto de la Chorreta-inicio barranco Genciana: 1 hora 25 minutos; Inicio barranco de la Genciana-Valmala: 1 hora 25 minutos.
Distancia total
13,7 kilómetros.
Interés
Hayedos, cascada de la Chorreta, GR 82, pinares, vistas de los barrancos.
Altitud mínima
998 m.
Altitud máxima
1516 m.
Desnivel acumulado
876 m.
Mapas
1:50000: 0239 Pradoluengo.
1:25000: 0239-2 Pradoluengo.


Notas:
- El recorrido, sin ser demasiado fatigoso, si transcurre en gran parte por estrechos senderos de montaña y en algunos puntos con cierta pendiente por lo que puede resultar difícil. Es aconsejable llevar GPS.
- Si no tenemos mucho tiempo, una buena opción es limitarse a visitar el salto de la Tejera y retornar a Valmala por el mismo camino, empleando no más de una hora. Se recomienda, como se ha dicho, realizar la visita en primavera.


Entradas relacionadas:


Mapa topográfico



Perfil de elevación


Ver y descargar track en Wikiloc