jueves, 26 de septiembre de 2019

Montaña Palentina: Peña Abismo

Preciosa cima, muy poco visitada, de la Montaña Palentina. Su contemplación desde el cercano Puerto de Piedrasluengas, impresiona por su porte y aires de gran montaña. Ascendemos hasta su cima partiendo del pueblo palentino de Camasobres.


Peña Abismo
f
La Peña Abismo vista desde el mirador de Piedrasluengas.

El nombre Peña Abismo, muy sugerente, no es más que una aberración de la denominación original Peña Vizmo, de donde realmente procede. En cualquier caso así aparece hoy en los mapas y guías y con este nombre tan atractivo llamaremos a esta montaña. Aunque la ruta normal hasta la cima parte del pueblo de Piedrasluengas, partiremos desde la localidad de Camasobres. El pueblo se ubica unos pocos kilómetros antes del puerto que desciende a Potes. Llegaremos desde Burgos saliendo por la carretera de Aguilar, desde donde continuamos hasta Cervera de Pisuerga. Una vez allí, tomamos el vial que se dirige hacia el Puerto de Piedrasluengas-Potes. En 15 kilómetros llegaremos a Camasobres. Dejamos el coche en cualquiera de las calles que componen esta pequeña y bien arreglada población palentina.

Camasobres, en la Montaña Palentina.
Ya llegando a Camasobres disfrutamos de un precioso paisaje de peñas y montañas. La Peña Abismo no es visible desde la carretera al quedar oculta por otras peñas de similar porte.

Dejamos Camasobres caminando por la carretera unos metros.
Desde Camasobres, continuamos por la carretera en dirección a Piedrasluengas. En unos 300 metros, salimos del asfalto por la derecha bajando hacia unos prados y siguiendo una gran vaguada que sube hacia el este. La peña Basa, nos acompaña desde la carretera. Seguimos en dirección a otro risco, la peña Lampados. Caminamos entre solitarios pastizales siguiendo la orilla del arroyo Riocerezo.


El camino vaguada arriba es fácil y agradable. Encontramos muchas vacas pastando en estos tranquilos parajes.

Pastizales junto al arroyo Riocerezo.
Poco a poco remontamos valle arriba hasta que el camino que llevamos. Tras cruzar el arroyo, el sendero se interna por nuestra izquierda en el bosque. La traza se difumina entre los árboles pero es fácil seguir a poca distancia de la orilla del curso de agua.

Las peñas Lampados y Basa.

Continuamos sin ganar altura hasta salir poco más adelante de nuevo junto a la orilla del arroyo, muy cerca de la impresionante pirámide de la cota 1449, frente a la Peña Abismo, nuestro destino, que se resiste aún a ser vista.

Dejamos el bosque y salimos de nuevo al valle.
Continuamos siguiendo la orilla del arroyo Riocerezo. Tras describir una pronunciada curva a la izquierda, aparece por fin el imponente espinazo rocoso que conforma la Peña Abismo.

Visualizamos ya la peña Abismo a nuestra izquierda.
Seguimos por el sendero, siguiendo la orilla del río, que ha excavado una bella hoz entre las dos peñas. Buscamos el punto en que debemos atacar por la izquierda y emprender la ascensión. Empezamos a subir. Ganamos altura con rapidez, la pendiente es fuerte, subimos siguiendo una estrecha senda que se desarrolla paralelo a la línea del bosque a su derecha.


A nuestra izquierda nos acompaña la cresta rocosa a la cual deberemos incorporarnos más tarde o más temprano.

Iniciamos la ascensión desde la base siguiendo un estrecho pasillo entre la cresta y la línea de bosque.

La senda sigue subiendo y la vaguada por la que subimos se va estrechando.

Subimos por la ladera de la peña.
A una altura de 1380, al llegar a una línea de árboles, dejamos esta trocha y nos desviamos por la izquierda para aproximarnos al roquedo. Llegamos a la pared del contrafuerte y seguimos ganando altura, con cierta dificultad por la fuerte pendiente. El terreno no es complicado y el suelo es firme.

Ya vemos la cumbre.
Atravesamos una pequeña mancha de hayas y salimos de nuevo a terreno abierto ya a la vista del contrafuerte final donde se halla la cima. Una brecha sobre la cresta, nos permite contemplar un gran paisaje.

Sobre una saliente de la cresta, obtenemos esta magnífica vista.
Es posible llegar a la cima subiendo a la cresta y progresar por ella, en un ambiente más técnico y alpino, pero preferimos continuar por la amplia y cómoda vaguada herbosa que por el este sigue la línea de roca.


Este pasillo nos deja pronto sobre los 1600 metros. La cresta se va estrechando en su tramo final. El sendero por el que vamos se desarrolla ya dejando un gran patio a nuestra derecha sobre el valle.


Muy próximos ya al borde norte de la peña, nos situamos sobre la vertical de la cumbre, aún a nuestra vista. Es el momento del ataque final. Tras una pequeña trepada, sin ninguna dificultad, alcanzamos la cima de Peña Abismo (1717 metros). Cumbre amplia, rocosa, con un gran cercado de piedras a modo de refugio en su lado sur. No hay buzón. Acumulación de piedras.


Las vistas son excepcionales. Hacia el norte tenemos el pueblo y Puerto de Piedrasluengas a nuestros pies. Al fondo la línea de los Picos de Europa en su sector oriental.


Hacia el este, visualizamos la Peña Sagra y más cercana, Peña Labra. Frente a nuestra posición. Hacia el E. y SE. el conjunto de cimas y valles que componen el Alto Pisuerga. Hacia el sur, la prolongación de la sierra y el conjunto de altura y peñas que conforman la Pernía.


Video desde la cima


Peña Abismo: panorámica hacia el norte.
Vista hacia el este: Peña Labra.

Hacia el oeste, las mejores vistas sobre la Montaña Palentina. Divisamos prácticamente todas sus cumbres más importantes: Bistruey, Lezna, Carazo, Horca de Lores, Curavacas, Cuartas... Hacia el SO., al fondo, la silueta de la Sierra de la Peña donde destaca la silueta inconfundible de Peña Redonda.

Refugio de piedras en la cumbre de Peña Abismo.
La cima es pues una magnífica atalaya. Después de los esfuerzos de la ascensión, se presta a pasar un buen rato disfrutando del paisaje. Iniciamos el retorno. En primer lugar, tenemos que destrepar por el hombro anterior a la cumbre. Seguimos bajando por la línea de cresta que cierra la montaña por el norte. Este descenso, por terreno impreciso, es seguro. Perdemos altura con rapidez. Es la ruta habitual por la que se subiría si hubiéramos partido de Piedrasluengas, pero en sentido contrario.


En breve, alcanzamos la cabecera del curso alto del arroyo de Riocerezo o simplemente Cerezo, que por esta zona tiene su nacedero. A la altura de un gran crestón calizo aislado, abandonamos la cresta y nos desviamos por la derecha camino del fondo del valle.


Llegamos a lo más profundo del valle, cruzamos el arroyo y continuamos por la otra orilla, aproximándonos a la línea de bosque, que desde lejos será nuestra referencia. Aquí nos incorporamos a una pista por la cual nos internamos en el bosque.

Valle alto del arroyo Riocerezo.
Seguimos por este camino por el interior del bosque, compuesto de hayas y robles. El sendero gira hacia el SO. y sale de nuevo a zonas abiertas. Continuamos por la misma pista, muy amplia y cómoda. Tras pasar a los restos de una antigua mina, iniciamos un suave descenso. En esta zona, disfrutamos, disfrutamos de las mejores vistas de la Peña Abismo y Peña Labra, que contemplamos en su totalidad.


Llegamos a las inmediaciones de la base de la cota 1449, cuya mole vemos desde muy lejos. Es el lado contrario a la cluse que atravesamos en la ida justo anterior al inicio de la ascensión.



Obviamos subir a su cumbre, donde sin duda obtendríamos de nuevo buenas vistas sobre los valles que circundan Peña Abismo y continuamos por la izquierda.



Seguimos bajando por una amplia vaguada hasta llegar al Collado Sinmiedo, a 1343 metros.

Descenso hacia el Collado Sinmiedo.
Podríamos bajar por el bosque hacia la orilla del arroyo y los pastizales por donde vinimos pero hay tiempo y preferimos alargar la excursión continuando por el bosque, a gran altura y manteniendo el valle abajo a la derecha.


De nuevo dentro del bosque, progresamos bastante distancia por su interior. En un principio la pìsta se mantiene evidente y el avance es cómodo. Pero poco a poco esta senda se va difuminando y no nos queda más remedio que continuar por terreno bastante áspero, empinado. Tenemos que luchar para mantener la altura y seguir el track ya que la tendencia es desviarnos por la derecha y bajar al valle.


Tras llegar junto a una gran roca, la bordeamos y continuamos por el bosque por terreno aún más áspero si cabe. Por fin, llegamos a la salida unos metros más adelante, justo donde se sitúa una alambrada, que atravesamos.

Cruzamos una alambrada a la salida del bosque y continuamos hacia un collado.
Seguimos por el camino, llegamos a un gran collado, y salimos ya a la vertiente occidental de esta alineación montañosa.


Lo que nos queda es ya continuar rodeando la gran Peña Basa, que queda a nuestra izquierda, seguimos estrechas pero cómodas sendas de ganado. El camino es muy evidente y solo tenemos que progresar, descendiendo suavemente. En la lejanía, contemplamos la silueta triangular de la bonita Peña Tresmaya, de menor entidad que la que hemos visitado, pero similar en belleza.

La Peña Tresmaya.
Tras atravesar una alambrada y llegar a unos postes eléctricos, nos presentamos ya sobre la vertical del pueblo de Camasobres.


Después de un suave descenso por los pastizales, llegaremos a la carretera de Cervera a Piedrasluengas, al otro lado de la cual entramos de nuevo en las primeras casas de Camasobres, de donde hemos partido a primera hora de la mañana.


Finalizamos esta magnífica excursión por una zona muy poco visitada de la Montaña Palentina pero que nada tiene que envidiar a otras cumbres más populares.

Camasobres: iglesia de San Pantaleón de origen románico.


PEÑA ABISMO
Espacio natural
Montaña Palentina.
Dificultad
Media-alta.
Tipo de camino
Senderos de montaña, campo libre.
Ciclable
No.
Agua potable
Encontramos en Camasobres y en el arroyo de Riocerezo.
Tipo de marcha
Circular.
Orientación
Muy difícil. No está señalizado y el retorno se produce por bosques y veredas con continuos cruces. Necesario GPS.
Época recomendable
De mayo a octubre. El resto del año puede haber hielo en la cumbre y estar los terrenos embarrados.
Inicio
Camasobres (Palencia).
Distancias
150 kilómetros.
Tiempo total
Algo más de 5 horas.
Tiempos de marcha
Camasobres-Peña Abismo: 2 horas; Peña Abismo-Camasobres: 2 horas 45 minutos.
Distancia total
13,5 kilómetros.
Interés
Peña Abismo, panorámicas sobre la Montaña Palentina, hayedos, pueblo pintorescos.
Altitud mínima
1198 m.
Altitud máxima
1708 m.
Desnivel acumulado
882 m.
Mapas
1:50000: 0082 Tudanca.
1:25000: 0082-3 Valdeprado.

h

Notas:
-La ascensión no ofrece especiales dificultades técnica pero sí transcurre por terrenos agrestes sin señalizar ni referencias claras.
-La orientación tanto a la ida, como sobre todo en la vuelta, es particularmente complicada. Si no se conoce bien la zona, no se recomienda hacer esta excursión sin un GPS.
-El retorno por el bosque es particularmente largo y en algunos tramos complicado. Puede abreviarse la vuelta descendiendo desde el collado Sinmiedo hacia el arroyo Riocerezo y retornando por el valle hasta la carretera.
-A la Peña Abismo se puede también ascender partiendo del pueblo de Piedrasluengas, por su cara norte. En esta ocasión la aproximación y subida final es más sencilla y evidente.


Entradas relacionadas:



  • Valdecebollas.
  • Peña Carazo
  • Tres Mares.
  • Fuente del Cobre.
  • Sierra de Peña Labra.




  • Mapa topográfico



    Perfil de elevación


    Ver y descargar track en Wikiloc




    domingo, 15 de septiembre de 2019

    Peña Rallastra

    Nueva excursión por el siempre atractivo y bonito desfiladero del Úrbel, en las proximidades del pueblo de Huérmeces. Esta zona, se halla muy cerca de Burgos y tiene gran atractivo paisajístico. En esta ocasión, subiremos por la loma del Castro de San Vicente desde la ribera del río. Tras cruzar Valdetope, buscamos el extremo de la imponente Peña Rallastra, cima dominante de la zona para, a continuación, descender de nuevo al valle.


    Peña Rallastra
    f





    Llegamos al desfiladero muy rápidamente saliendo por la carretera de Aguilar y cubriendo el primer tramo por autovía. Pasado Ubierna, en diez kilómetros, tomamos el desvío a la izquierda que nos conduce hacia Huérmeces. A medio camino, tras recorrer parte del desfiladero labrado por el río Úrbel y tras pasar el entrante donde se halla el panel de la cueva de Valdegoba, saldremos por la derecha bajando a la orilla del río. Dejaremos el coche en el área recreativa de Fuente la Hoz, junto al Úrbel, donde encontramos mesas y bancos. Nos preparamos para la excursión.

    Dejamos el coche en el área de Fuente la Hoz, cerca de Huérmeces,
    Ya desde la campa, observamos el cresterío rocoso que sube hacia el norte desde las orillas y por donde nos disponemos a subir a San Vicente. Cruzamos el río por un puente y enseguida llegaremos a la base del cinturón rocoso.

    Cruzamos el Úrbel por el puente que se sitúa junto a Fuente la Hoz.
    A nuestra izquierda debemos dejar el inicio del pequeño barranco de Valdegabas, que ya visitamos en otra ocasión (ver entrada: Valdegabas y San Vicente). Comenzamos a subir por terreno libre, realizando ya desde el comienzo fáciles trepadas. Enseguida ganamos la cresta, exigua, pero segura.
    El río Úrbel a su paso por el desfiladero.
    La Peña Rallastra será el objetivo final de la excursión.
    Dentro de un entorno agreste, las vistas desde estas alturas es magnífica. El río Úrbel discurre mansamente por el fondo del valle, abriéndose paso entre las peñas que lo flanquean.

    Caminamos por el espinazo rocoso camino de San Vicente.
    El avance por este pequeño espinazo rocoso es sencillo y divertido.

    Bonita panorámica en que contemplamos las peñas Rallastra e Itero, el desfiladero del Úrbel y más a la derecha, Valdegoba.
    Paramos de vez en cuando obteniendo preciosas vistas del desfiladero y los barrancos. hacia el este observamos el Úrbel abriéndose paso entre las peñas Rallastra (a la izquierda) e Itero (a la derecha). Es fácil entender el proceso geológico erosivo del río que a lo largo de millones de años horadó lo que en su día debió ser un terreno más elevado.

    Hacia el este observamos el río abriéndose paso entre las peñas Rallastra e Itero.
    Hacia el sur tenemos a nuestros pies el agreste barranco de Valdegabas y la salida hacia el valle, donde se encuentra Huérmeces.


    En dirección al sur, tenemos el desfiladero y a la derecha, a nuestros pies, la pequeña garganta de Valdegabas.

    Video



    Gargantilla de Valdegabas, vista desde la cresta sube a San Vicente.
    Tras atravesar los pasos más angostos, sin dificultad, alcanzamos la meseta superior del páramo. Avanzamos por su borde, manteniendo el valle de Valdetope y la Peña Rallastra a nuestra derecha.

    Seguimos camino de la parte superior del monte San Vicente.
    Poco más adelante, encontramos los restos, aún visibles del castro celtibérico de San Vicente. Restos de una antigua muralla que debió proteger su flanco norte, una trinchera y  alineaciones de piedras. Tras esta última, continuamos por el bosque, guiándonos por las antenas de la estación.


    Castro de San Vicente


    Pero poco antes de llegar a la alambrada que circunda la estación de telecomunicaciones, nos desviamos por la derecha buscando un camino que nos baje al valle.


    Cerca de las antenas, nos desviamos por la derecha para bajar al valle.
    Llegamos al camino de Valdetope y subimos.
    Efectivamente encontramos un sendero, que abriéndose paso entre la vegetación, en poco nos deja en el valle. Atravesamos unos campos de labor por su linde y alcanzamos el camino de Valdetope. Continuamos por la izquierda subiendo unos metros hasta que el bosque a nuestra derecha se abre. Salimos del camino y nos incorporamos a una amplia pista que penetra en el bosque, ya camino del extremo de la Peña Rallastra.

    Nos adentramos en el monte camino del extremo de la Peña Rallastra.
    Este camino, muy amplio, se abre paso entre la vegetación y se utilizaba para extraer leña del monte. Tras llanear unos diez minutos, inicia un descenso hacia el valle. Justo en este punto, nos salimos de él por la derecha y continuamos hacia el este, ya por un sendero más angosto, buscando el extremo de la Peña Rallastra.


    Llegamos a un claro, rodeado de vegetación muy espesa. Nuestro GPS nos dice que estamos muy cerca del borde de la peña, pero no encontramos ningún pasillo entre la vegetación por donde continuar. Tras realizar varios intentos, penetramos siguiendo las indicaciones del GPS y tras luchar unos minutos con las ramas, saldremos con alivio por fin al extremo oriental y borde de la Peña Rallastra, objetivo de nuestra excursión.

    Borde oriental de la Peña Rallastra sobre el valle.
    Magnífico lugar para descansar y deleitarse con el paisaje que se disfruta desde aquí.


    Estamos precisamente en la parte superior de la vertical del impresionante paredón que llama la atención a todos los que atraviesan el desfiladero por la carretera. No es peligroso, pero hay que tener un mínimo de precaución en no asomarse demasiado.

    Vistas sobre el desfiladero desde el extremo de la peña. Enfrente, el valle de Valdegoba.
    Continuamos. Hay que buscar el portillo que nos permita bajar al valle. Se encuentra no lejos de donde estamos, pero la vegetación no nos deja visualizar. Avanzamos entre los árboles siguiendo nuestro GPS.

    Descendemos al valle por una pedrera.
    Nos encontramos en la parte alta de una vaguada, llena de piedras, por donde debemos bajar hasta el valle en Valdetope. Perdemos altura por el canchal con cierta precaución, porque en algunos puntos la piedra es muy menuda y resbaladiza debido ala fuerte pendiente.


    Poco a poco, ganamos el valle por fin y fácilmente, enlazamos con el camino de Valdetope.

    Enlazamos con el camino de Valdetope.
    Ya por él, sin más, llegamos en apenas diez minutos al área de Fuente la Hoz donde iniciamos esta excursión.

    Otra vista de la Peña Rallastra desde el camino de Valdetope, ya cerca del río Úrbel.

    PEÑA RALLASTRA
    Espacio natural
    Sierra de Ubierna en su zona del desfiladero del Úrbel.
    Dificultad
    Baja.
    Tipo de camino
    Terreno libre por roquedo, senderos por bosque, pista en el valle.
    Ciclable
    No.
    Agua potable
    No encontraremos más que en el río Úrbel.
    Tipo de marcha
    Circular.
    Orientación
    Difícil, hay que llevar GPS para moverse por la parte superior de la Peña Rallastra sin extraviarse.
    Época recomendable
    Sin duda alguna la primavera será la mejor época.
    Inicio
    Fuente la Hoz (Huérmeces).
    Distancia de Burgos
    36,9 kilómetros.
    Tiempo total
    1 hora 55 minutos.
    Tiempos de marcha
    Fuente la Hoz-San Vicente: 40 minutos; San Vicente-Peña Rallastra: 37 minutos; Peña Rallastra-San Vicente: 36 minutos.
    Distancia total
    4,3 kilómetros.
    Interés
    Desfiladero del Úrbel, Peña Rallastra.
    Altitud mínima
    889 m.
    Altitud máxima
    1035 m.
    Desnivel acumulado
    237 m.
    Mapas
    1:50000: 0167 Montorio.
    1:25000: 0167-3 Huérmeces.

    h
    h
    Notas:
    - La excursión es sencilla. La única dificultad que tendremos es la orientación por la parte superior de la peña para llegar hasta el borde. Es muy recomendable guiarse con un GPS.
    - En el área de Fuente la Hoz hay mesas donde podemos descansar.
    - Muy cerca se encuentra la Cueva de Valdegoba, una de los pocos yacimientos neanderthales de la provincia de Burgos.

    Cueva de Valdegoba.



    Entradas relacionadas:





    Perfil de elevación


    Ver y descargar track en Wikiloc