sábado, 25 de junio de 2022

Fuentes del Engaña (I): Cascada de la Osera

El río Engaña nace en la vertiente sur de los Montes de Samo, muy cerca del límite con Cantabria formando un espléndido valle. Debido a las fuertes pendientes, tanto su curso principal como los barrancos laterales que lo alimentan, se han formado bonitos saltos de agua. En esta ocasión visitamos la cascada de la Osera, ubicada en el arroyo del mismo nombre, hasta donde accederemos por bonito camino partiendo del aparcamiento y área recreativa habilitada muy cerca del histórico túnel de la Engaña


Cascada de la Oseraf

  
La cascada se ubica en un barranco lateral al principal del río Engaña. Su mera aproximación tiene mucho atractivo pues se produce por un bello sendero entre bosques y prados siempre verdes. Llegaremos desde Burgos saliendo por la N-623, la carretera de los Cañones del Ebro, continuando hacia el Puerto de Carrales. Tras atravesarlo, nos desviamos por la derecha hasta Soncillo. Continuamos por la carretera local que se dirige hacia Santelices y Pedrosa de Valdeporres, donde nos introducimos. Esta última localidad, ubicada entre la Peña Dulla y el río Engaña, es la puerta sur al Valle de Valdeporres.


Seguimos valle arriba y tras pasar por las poblaciones de San Martín de Porres y Las Rozas, llegamos al paraje del histórico túnel de la Engaña, hoy deshabilitado y cegadas sus dos bocas para evitar accidentes. Ya durante la aproximación vamos observando las ruinas de las edificaciones e instalaciones que hubo aquí y que fueron usadas por los trabajadores que construyeron el túnel en los años 50 del pasado siglo.

Sobrepasamos el Túnel de la Engaña siguiendo la carretera.
La pista no se detiene sino que bordea la boca del túnel y continua valle arriba, ahora siguiendo cerca la orilla del Engaña. En algo menos de un kilómetro, alcanzamos una zona recreativa junto al río donde estacionamos el coche junto a un puente. Iniciamos aquí la ruta.

Puente sobre el río Engaña, inicio de la ruta.
El arroyo de la Osera desemboca en el Engaña unos metros antes. La cascada se halla unos dos kilómetros curso arriba y no es visible hasta casi estar encima de ella. Iniciamos la marcha cruzando el puente y continuando caminando por una amplia y cómoda pista entre prados. Pronto inicia una suave y constante subida siguiendo tapiales. En unos 500 metros pasamos junto a una antigua cabaña de piedra y nos introducimos en el bosque.

Valle del río Engaña. Praderas y cercados de piedra.
Poco a poco vamos apartándonos del valle del Engaña, introduciéndonos en el barranco de la Osera. Si miramos detrás, las vistas se engrandecen.

Caminamos por una amplia pista que se dirige hacia el bosque.
Hacia el este. tenemos las laderas occidentales de los Montes de Samo, que separan los valles de Sotoscueva al sur del de Trueba al norte. Hacia el sur, destaca sobremanera la silueta inconfundible de la Peña Dulla. Seguimos por el bosque, húmedo, ganando altura.

Tras dejar unas cabañas, entramos en el bosque.
La pista realiza un par de giros, subiendo. A la derecha, pasamos junto a una bonita torca donde cae una salto de agua, anticipio de la cascada que buscamos.

Torca y salto de agua junto al camino.
Más adelante, dejamos el bosque atrás. La pista continua ganando altura para alcanzar unos llanos, entre prados y llegar a unas antiguas cabañas, hoy en ruinas y sin uso.


Hacia la izquierda, mirando más allá de los prados, se atisban los roquedos por donde debe estar la cascada, aunque no la podemos ver desde aquí.



Seguimos por la pista, sin salirnos, pero estamos atentos al punto donde debemos abandonar por la izquierda la pista (llevar este punto en el GPS es clave porque no es nada evidente). Lo alcanzamos, salimos, e iniciamos ahora un descenso, entre la vegetación, siguiendo una estrecha trocha. Este sendero, suficiente para seguirlo, pierde altura y alcanza el llano, pasando junto a otra cabaña abandonada. Estamos ya cerca de la cascada y oímos el rumor del agua.


Muy próximos ya, la podemos contemplar desde unos doscientos metros. Continuamos y nos posicionamos en la parte superior de la orilla, vemos el salto desde arriba.

Nos aproximamos a la ribera del arroyo de la Osera.
Para llegar a la base, debemos destrepar, con cierto cuidado, por la ladera rocosa para alcanzar, sin demasiadas dificultades la orilla del arroyo, entre piedras y cantos. Tenemos frente a nosotros la cascada de la Osera, un precioso salto en un espectacular paraje.


El arroyo ha excavado un pequeño anfiteatro rocoso dotando al lugar de un encanto especial. La lejanía de la carretera y lo recóndito de este lugar hace que sea un sitio encantador. 


La cascada ha formado una amplia poza de poca profundidad que invita al baño y disfrutar del lugar.




Video



Una vez hemos descansado y disfrutado del paraje, retornamos siguiendo exactmanente el mismo itinerario que en la ida. 

Deshacemos el camino por el mismo itinerario.
Durante el camino de regreso disfrutamos de buenas vistas sobre los Montes de Somo. Al fondo, la silueta inconfundible de la Peña Dulla.
Siguiendo el curso del río Engaña valle arriba, hay otros saltos que merecen la pena visitar, pero estos serán objeto de una segunda entrada en este blog


Boca sur del túnel de la Engaña, hoy cerrada por seguridad.


CASCADA DE LA OSERA
Espacio natural
Valle de la Engaña
Dificultad
Baja. La única dificultad es la orientación
Tipo de camino
Pista y sendero.
Ciclable
No.
Agua potable
Encontramos en el arroyo Engaña y otros menores que encontramos durante la aproximación.
Tipo de marcha
Ida y vuelta.
Orientación
Media. La aproximación por la pista es muy sencilla pero hay que encontrar el punto exacto en que debemos salir por la izquierda para descender al salto siguiendo un estrecho sendero entre la vegetación.
Época recomendable
El otoño y  de niebla.
Inicio
Aparcamiento junto al puente sobre el río Engaña, unos metros más arriba del túnel.
Distancia de Burgos
101 kilómetros.
Tiempo total
Aproximadamente 1 hora 45 minutos
Distancia total
5,4 kilómetros.
Interés
Cascada de la Osea, paisaje del Valle de la Engaña y Montes de Samo, Túnel de la Engaña.
Altitud mínima
788 m.
Altitud máxima
1045 m.
Desnivel acumulado
347 m.



Notas:
- La excursión en principio sencilla si se sigue fielmente el itinerario hasta llegar a la cascada. 
- Es importante salir de la pista por la izquierda en el punto exacto donde se toma el sendero, bastante oculto entre la vegetación, que se dirige hacia el salto.
- Desde las cabañas mencionadas, podemos también dirigirnos por terreno abierto hacia el barranco donde se ubica el salto. Nosotros lo intentamos pero el terreno se presentaba muy encharcado y embarrado por lo que es mejor aproximarse por el sendero mencionado.
- Siguiendo valle arriba del río Engaña, hacia sus fuente en las laderas sur delos Montes de Samo, hay otros saltos de agua, entre ellos, destacan las cascadas de Retortillo y Colladío. Su aproximación y visita será objeto de una próxima entrada en este blog.

                
                                  Cascada de Retortillo                                                   Cascada de Colladio




Mapa topográfico



Perfil de elevación



Ver y descargar track en Wikiloc


miércoles, 15 de junio de 2022

El Circo de Armaule

Durante el trayecto por la cresta entre los picos Trigaza y San Millán, a la altura del collado Flecho, aparece a la izquierda un pequeño anfiteatro rocoso, anexo al vecino y mayor del San Millán, donde en ciertas épocas de deshielo aún puede verse una pequeña laguna. El acceso a este circo glaciar es relativamente sencillo desde la cuerda pero en esta ocasión, accedemos remontando el barranco y arroyo de Armaule, superando una fuerte pendiente y atravesando una recóndita y poco visitada zona de la Sierra de la Demanda.

Circo de Armaule

    
Saldremos desde el área recreativa de Zarcia, en Santa Cruz del Valle de Urbión, adonde llegamos desde Burgos por la carretera de los pantanos y tomando el desvío a Pradoluengo. Desde el desvío al pueblo, tras atravesar su alargado caserío, continuamos por una pista que se interna en el valle del Urbión.


El aparcamiento en las praderas está restringido dese hace unos pocos años por lo que dejamos el coche unos metros atrás en una explanada habilitada al efecto. El plan es remontar el río Urbión (ver entrada) hasta el punto donde desemboca en él por la derecha (en el sentido de la marcha) el arroyo de Armaule. Subiremos por el barranco hasta alcanzar el circo superior. El retorno lo realizaremos ascendiendo primero hasta la cresta a la altura del collado Flecho y descendiendo finalmente por las majadas de los Carneros y Gárrula hasta el arroyo Abanza y por fin, Zarcia. Así pues, en un primer momento, continuamos por la amplia y cómoda pista que recorre el valle a poca distancia del río Urbión, que baja con bastante agua a nuestra izquierda. Su nacimiento se produce unos pocos kilómetros barranco arriba, en la ladera del pico San Millán.

Vamos penetrando poco a poco en el barranco del Urbión. Al fondo asoman las cimas de la sierra.
El camino, cómodo y frecuentado, poco a poco se ve internando en el hayedo y discurre ahora siempre bajo cubierta vegetal.

Seguimos la margen del naciente río Urbión.
Cruzamos por un puente el curso de agua para continuar por la margen derecha.

La choza de la Guarra.
Pasamos enseguida junto a la choza de la Guarra, una antigua cabaña restaurada y seguimos ganando altura. Unos metros más arriba, el sendero continua pegado a la orilla, guiándonos por los hitos que aparecen y en algunos puntos debemos vadear a saltos la corriente. Llegado al punto donde es imposible continuar por la derecha, cruzamos el río y seguimos por la izquierda.


El camino discurre ahora a cierta altura sobre el lecho del arroyo y andamos atentos porque unos metros más arriba, tenemos marcado el punto exacto en que el Armaule desemboca en el Urbión. Llegamos, cruzamos el río de nuevo e iniciamos el remonte, ahora sí, del barranco que nos debe subir indefectiblemente y sin pérdida alguna hasta el Circo de Armaule.

El arroyo Armaule cerca de su desembocadura en el Urbión.
Pero para eso tenemos que superar un desnivel de casi 500 metros en apenas 1300 metros . Aunque en un primer momento subimos cerca de la orilla, el terreno se complica pronto, el cauce del río se encajona y la ladera se inclina.

Remontamos el barranco Armaule entre hayas y otras especies.
Así que remontamos la ladera unos metros por nuestra derecha hasta alcanzar un estrecho sendero, poco definido, pero suficiente para poder superar, ahora sí, con cierta comodidad las empinadas cuestas que nos esperan.

A media subida, encontramos un solitario tejo.
La ascensión se produce ahora en todo momento bajo cubierta vegetal, a un nivel por encima del lecho del arroyo, que se precipita formando pequeños saltos a nuestra izquierda.

El arroyo Armaule, encajonado en su parte superior.
Pacientemente vamos ganando altura, siguiendo el sendero, que por fortuna se mantiene con la suficiente claridad para poder avanzar entre los majestuosos árboles que se nos presentan. Superada la cota 1600, nos vamos aproximando ya a la parte superior del barranco. Éste se encajona aún más y debemos pasar a la otra orilla. El curso de agua, cerca de su nacimiento, llega a desaparecer para reaparecer algo más arriba.

Salimos a terreno abierto
Por la orilla derecha (izquierda en el sentido de la ascensión), superamos las últimas rampas por el interior del bosque, bastante frondoso. Sin grandes apuros, salimos por fin a cielo abierto, a la vista de las paredes del circo.

Uno de los nacederos y manantiales que alimentan el arroyo.

Praderas en la base del circo glaciar de Armaule.
El tramo final hasta el circo, una gran hondonada de origen glaciar donde se halla la laguna, es sencillo. Solo debemos ascender siguiendo la orilla del exiguo cauce, sin grandes dificultades, hasta plantarnos por fin en la pequeña vaguada, a la vista de la laguna Armaule, que en esta época del año no es más que un lecho pedregoso seco. Solo hay agua durante el deshielo y dura poco tiempo.

La laguna Armaule completamente seca.

Las paredes hacia la cresta de la sierra son agrestes y pedregosas.
Estas praderas, son el lugar perfecto para descansar y disfrutar del paisaje. Tras nosotros el roquedo  que se desparrama desde la cresta, parece difícil superarlo. La cima del San Millán está cercan, pero nos la oculta el contrafuerte rocoso que separa los dos circos.

Vaguada por la que ascendemos al Collado Flecho desde la hondonada.
Continuamos. Mirando hacia el oeste, el perfil de la cresta parece suavizado, se aprecia que puede ascenderse siguiendo la vaguada. Es la dirección por la que accederemos al Collado Flecho, en la cresta. Efectivamente, tras una fácil remontada, alcanzamos este punto, alcanzamos la divisoria de la Sierra de la Demanda.

Dejamos atrás el circo.

El Cabeza Aguílez visto desde la ladera que asciende hacia el collado Flecho.
Durante la subida contemplamos perfectamente la silueta del Cabeza Aguílez (2029 metros) y el fondo del circo, donde hemos estamos minutos antes. Hacia el este la larga subida hasta la cumbre del San Millán, hacia el oeste, por donde seguimos, la sierra aún se sostiene por encima de los 1900-2000 buscando las cimas de los trigazas.


Seguimos precisamente en esta última dirección. Un camino bien definido se mantiene a corta distancia del borde y por él, en apenas 400 metros, alcanzamos otro collado, esta vez más amplio, es la Sierra Llana. Es el punto exacto donde debemos iniciar el descenso por la derecha.


Emprendemos entonces la bajada por la cara norte de la sierra. Esta vez, seguimos el largo espolón que separa los barrancos Armaule y Altuzarra. Este camino es bastante largo y es otra de las vías más frecuentadas para subir al San Millán.




Perdemos altura con fuerza. durante el recorrido disfrutamos de amplísimas vistas sobre el Valle del Urbión. Alcanzamos la parte inferior del espolón y torcemos a la izquierda, siguiendo el camino. Pasamos junto a la cabaña de la majada de los Carneros, una rústica cabaña de pastores y cruzamos el arroyo de Altuzarra, en su zona alta. Seguimos ahora siguiendo este barranco, perdiendo alturas. Hay mucha vegetación.

Cabaña en la majada de los Carneros.

Barranco Altuzarra
El sendero está muy disimulado por la vegetación, pero no hay pérdida y podemos seguir su traza. Más adelante, se separa algo del borde del barranco y continuamos ahora por las praderas de la majada Gárrula. Esta se halla muy cerca de la cascada superior de Altuzarra, que sin embargo no podemos ver desde donde estamos.


Desde Gárrula, solo tenemos que seguir por el camino, que ahora se interna en el pinar. Continuamos por él, perdiendo altura y poco a poco girando hacia la izquierda para iniciar el descenso por el barranco de Abanza

La majada Gárrula.


Según nos acercamos al arroyo, el hayedo va reemplazando al pino. Alcanzamos la orilla y lo cruzamos.


Una vez en el barranco de Abanza, solo tenemos que seguir el amplio camino que sigue la orilla del curso de agua. El regreso hasta Zarcia es largo pero sin ninguna dificultad.


En casi 2 kilómetros, alcanzamos el área de Zarcia, de donde salimos hace casi cinco horas, terminando esta atractiva excursión por una de las zonas más recónditas y poco visitadas de la Sierra de la Demanda.



El CIRCO DE ARMAULE
Espacio natural
Sierra de la Demanda.
Dificultad
Medio-alta. El remonte por el barranco de Armaule es constante y con fuerte pendiente. La orientación no es sencilla en toda la ruta.
Tipo de camino
Pistas en el valle, senderos y trochas de montaña en los barrancos y zona superior del circo y cresta de la sierra.
Ciclable
No.
Agua potable
Encontramos en los arroyos.
Tipo de marcha
Circular.
Orientación
Aunque es bastante intuitiva, la clave es encontrar el punto donde el arroyo Armaule desemboca en el Urbión. Durante el regreso hay varios cambios de camino en las conexiones entre los barrancos Altuzarra y Abanza.
Época recomendable
De mayo a octubre. Especialmente en primavera encontraremos los arroyos llenos de agua y la vegetación en su máximo esplendor. En invierno, las paredes del circo pueden estar congeladas al ser cara norte de la sierra.
Inicio
Refugio Zarcia (Santa Cruz del Valle Urbión).
Distancia de Burgos
47,8 kilómetros.
Tiempo total
4 horas 55 minutos.
Tiempos de marcha
Zarcia-Circo de Armaule: 2 horas 10 minutos; Circo de Armaule-Zarcia: 2 horas.
Distancia total
12,8 kilómetros.
Interés
Barranco y circo de Armaule, vistas sobre el valle del Urbión y el San Millán, barrancos de Altuzarra y Abanza.
Altitud mínima
844 m.
Altitud máxima
1161 m.
Desnivel acumulado
1122 m.
h
h
Notas:
- Ruta muy interesante, con cierta dificultad física pues hay que remontar el barranco Armaule con fuerte pendiente y sin apenas descanso.
- Para orientarse bien es recomendable tener registrado en el GPS el punto donde desemboca el arroyo Armaule en el Urbión. También en el descenso por las majadas de los Carneros y Gárrula hay que hacer enlazar varios caminos en los que es fácil despistarse.
- En invierno, el entorno del circo cambia radicalmente. Las paredes pueden estar completamente congeladas, al ser cara norte, y la laguna tener algo agua durante el deshielo.


La laguna Armaule en invierno.