domingo, 15 de diciembre de 2013

Lagunas de Neila

Las lagunas de Neila forman un conjunto de lagos de origen glaciar rodeados de picos de 2000 metros. Se hallan ubicadas en el extremo SE. de la Sierra de Neila. Las lagunas se ubican en dos niveles diferentes. En el inferior; se encuentra la llamada Laguna de la Cascada y en el superior, entre otras, las más importantes son la Laguna Negra y Laguna Larga. La ruta que se propone recorrerá las lagunas superiores y ascenderá por el circo rocoso que las rodea al encuentro del pico Campiña de 2049 metros, máxima cumbre de la sierra.

Laguna de la Cascada.
Hasta hace escasos años, era posible acceder al entorno de las lagunas en coche ya que la carretera llegaba hasta un albergue-restaurante que existía junto a la laguna corta, en el piso superior.
A mediados de la década pasada, el bar fue demolido y la ladera recuperada con el objetivo de devolver todo el entorno natural a las lagunas. Desde entonces, es necesario dejar el coche en el aparcamiento habilitado kilómetro y medio más abajo. Allí hay una cancela que evita el paso de vehículos por la carretera que asciende.

Albergue-refugio de Neila,  ubicado en las inmediaciones del aparcamiento.
Llegamos a este aparcamiento desde Quintanar de la Sierra tomando la carretera indicada hacia Neila. En el collado del mismo nombre, tomaremos el desvío que sube a las lagunas e indicado al efecto.


Aparcamos y y tras cruzar la cancela, comenzamos el recorrido ascendiendo por la antigua carretera, que sigue existiendo, pero hoy solo transitada por los excursionistas.
De noviembre a bien entrado mayo, es habitual encontrar ya todo este tramo cubierto de nieve e incluso hielo, por lo cual hay que prever siempre llevar equipo adecuado como botas, polainas, bastones y ropa de abrigo.
La carretera serpentea salvando el fuerte desnivel. El primer hito que encontramos, es el mirador de San Francisco, a mano derecha antes de encontrar las primeras lagunas.
Desde allí se disfrutan de espléndidas vistas sobre el valle de Neila y las circundantes sierras de la Demanda, Urbión y los Cameros.

Mirador de San Francisco.
Panorámica desde el mirador. En el centro, el pueblo de Neila.
Dejamos el mirador y continuamos ascendiendo cómodamente por la carretera. Todo el camino se halla flanqueado por pinares. En apenas quinientos llegaremos a la primera laguna, la llamada Laguna de las Pardillas y tras ella la de los Patos, ambas ubicadas a nuestra izquierda según subimos. En invierno es habitual que todas las lagunas se encuentren completamente congeladas.

Una gruesa capa de hielo cubre la laguna Pardilla.
Continuamos y llegamos a la plataforma superior donde se ubica el circo glaciar y las lagunas principales. La carretera asfaltada termina y continuamos por un sendero bien marcado y sin pérdida, ya que a nuestra izquierda caen las laderas del circo rocoso y a la derecha el fuerte desnivel que nos separa de laguna de la cascada.
El antiguo emplazamiento del refugio-restaurante es hoy una ladera artificial que poco a poco va recobrando su apariencia natural. Sin duda fue un acierto su eliminación, al recobrar todo el entorno de las lagunas un aspecto más natural y salvaje.
Si nos acercamos al borde de la plataforma a nuestra derecha, divisamos unos 150 metros más abajo la laguna de la Cascada, quizás la más bella de todo el conjunto.
Continuamos y llegamos a la orilla de la Laguna Larga, a su lado al norte, la laguna Negra. Estamos a 1900 metros de altitud. Ambas forman parte del mismo sistema lacustre y se hallan flanqueadas por su lado O.-SO. de un circo rocoso de modesta altitud.

Lagunas principales: Larga (al fondo) y Negra.
El camino continua por un sendero impreciso bordeando las orillas NE. de las lagunas entre pinares. El silencio y la naturaleza pura nos acompañan en todo momento siguiendo las heladas orillas.


Llegados al extremo N. de la laguna, emprendemos la ascensión.  A nuestro izquierda vamos agrandando la perspectiva del circo. A la derecha se van ampliando las vistas sobre el Valle de Valdelaguna y Neila.
Con facilidad alcanzamos el borde rocoso superior. Al ser los fuertes vientos muy frecuentes en esta zona y caminar por terreno desprotegido, hace necesario ir muy bien equipado contra el frío. Progresamos por el borde siguiendo el circo hacia el Campiña, a donde llegamos en apenas media hora de sufrida caminata por los fuertes vientos helados que hemos tenido que soportar.

La Laguna de la Cascada vista desde el lado norte.
La cima del Campiña (2049 metros) está indicada con un hito montañero. No sobresale en particular, simplemente es la cota máxima del circo glaciar. A partir de aquí, emprendemos el descenso hacia la carretera, siguiendo el borde SO. del circo.
Abandonamos el descubierto y perdemos altitud por terreno abrigado entre los pinos, a ratos, con gran pendiente pero sin dificultad.

Cima del Campiña (2049 metros).
La senda pierde altitud con fuerza y disfrutamos de buenas vistas hacia el este, sobre las sierras de Urbión, continuidad natural de la Sierra de Neila, y la Tierra de Pinares más al SE.
Nos incorporamos a la carretera en las inmediaciones de la laguna Pardilla, muy cerca del lugar en que estuvo ubicado el antiguo albergue-restaurante.

Vista de las lagunas de los Patos y Pardillas, bajando del Campiña.
Una vez en la carretera solo tenemos que desandar los escasos dos kilómetros que nos separan del aparcamiento.



Lagunas de Neila




Notas:
- La ruta descrita se ha efectuado en invierno. Aunque no hay dificultades especiales, se recomienda utilizar raquetas de nieve y por supuesto ir bien protegido por el intenso frío que puede haber.
- Es frecuente que a causa de la nieve, no sea posible llegar al aparcamiento y haya que estacionar el coche más abajo con lo que se haga necesario caminar más distancia.
- En verano toda la ruta es un delicioso paseo entre pinares y lagos cristalinos.
- Desde el borde rocoso del circo, es fácil alcanzar el paso de las Calderas, curiosa sucesión de pozas y gargantas excavadas por el arroyo del Palazuelo.
- Desde el borde superior podríamos continuar un kilómetro siguiendo el borde norte hasta llegar a las lagunas Tejera y de la Lengua, de menor entidad, asomadas sobre el Valle de Valdelaguna.




-Si se dispone de tiempo y fuerzas, se recomienda continuar hasta el pico Haedillo (1889 metros) desde donde se disfruta de magníficas vistas sobre las lagunas del mismo nombre, ubicadas en un idílico emplazamiento. Su visita es más recomendable ascendiendo por una bonita senda desde el pueblo de Tolbaños de Arriba (ver entrada Lagunas de Haedillo).



Laguna Tejera.

Lagunas de Haedillo.


Entradas relacionadas:


Mapa topográfico



Perfil de elevación


Ver y descargar track en Wikiloc

Powered by Wikiloc


No hay comentarios:

Publicar un comentario