domingo, 28 de agosto de 2016

Pirineo Aragonés: Mesa de los Tres Reyes

La Mesa de los Tres Reyes, se ubica justo en la confluencia de Navarra, Aragón y Francia. Es la mayor cumbre de Navarra y de los Pirineos Occidentales. Su significado histórico y paisajístico es enorme. En esta excursión, subimos a su cima, de 2434 metros, por su vertiente más habitual: el incomparable Valle de Ansó, en Huesca.


Mesa de los Tres Reyes


El punto de inicio se encuentra en el refugio de Linza (1330 metros), a donde llegamos tras recorrer cinco kilómetros desde el área de Zuriza, donde hay un camping. Ambos se hallan en el Valle de Ansó, en el Pirineo Aragonés. Llegaremos tomando la desviación en Puentelarreina (a 20 kilómetros de Jaca, carretera Huesca-Pamplona) que conduce hasta el bonito pueblo pirenaico de Hecho. Subiendo por el valle del mismo nombre y tras pasar este pueblo, capital del valle, nos desviamos hacia el vecino valle de Ansó, para lo cual tenemos que atravesar un pequeño puerto.
Refugio de Linza.
Salida hacia la Mesa.
Pasamos Ansó y continuamos hasta el mencionado camping de Zuriza. En cinco kilómetros más, llegamos al refugio de Linza, donde hay un amplio aparcamiento. El área se halla en la cabecera del mismo valle. Salimos del refugio por una senda señalizada que emprende la ascensión inmediatamente.

Dejamos el refugio atrás. A la derecha, el pico Maz (1941 metros).
El sendero gana altitud con rapidez y continua entre praderas que se muestran plenas de flores aún en pleno estío. Mirando hacia atrás, contemplamos el refugio a la sombra del imponente pico Maz (1941 m.). El camino gira 90 grados y cruzamos un arroyo seco junto a la fuente del Cubilar de Petrechema. El sendero continua ascendiendo por terreno más pedregoso, ganando ya buenas vistas sobre las cumbres del Acherito (2374 m.) y el Chinebral de Gamueta (2324 m.). La pendiente no es excesiva, se camina con comodidad disfrutando del paisaje y las cimas que nos rodean.


En una hora desde el refugio, llegamos al Collado de Linza (1937 m.). Aquí, visualizamos por primera vez las cumbres del Petrechema a nuestra derecha, y la Mesa de los Tres Reyes, destino de nuestra excursión, a la izquierda. Nos hallamos en un área llana tupida de hierba. Mucha gente permanece aquí descansando o incluso es el destino final de su excursión y no continua más.

Panorámica desde el Collado de Linza. En el centro, al fondo, divisamos ya la Mesa de los Tres Reyes. A la derecha, el agreste Petrechema.
Nosotros continuamos. El camino describe una gran curva a la izquierda cambiando de vaguada para continuar hacia la Hoya de la Solana. Nos situamos ya frente al cordal que forman los picos Budogia y la propia Mesa, que vemos frente a nosotros como una gran muralla que nos cierra todo el norte. Pasamos junto a una gran bifurcación señalizada y ascendemos con fuerte pendiente hacia el Portillo de Larra. A medio camino, podemos recargar agua en una fuente de exiguo caudal.

Praderas en la Hoya de la Solana.

Alcanzamos el gran lapiaz que forma el Portillo de Larra. Se trata de un gran espinazo rocoso karstificado, el cual tenemos que superar para incorporarnos a la canal que nos lleve ya definitivamente hasta la cima. En este lugar, nos encontramos con un gran rebaño de ovejas y cabras, por lo que tenemos que esperar y hacer turno para emprender la ascensión. Subimos aprovechando grietas y pequeñas canales, sin grandes dificultades. Descendemos por la otra vertiente hasta la vaguada que sube siguiendo la ladera sur de la cresta donde se halla la Mesa.

Lapiaz.
Rebaño de ovejas atravesando el Portillo de Larra.
Vaguada por la que efectuamos la ascensión final.
Por esta canal, ya solo tenemos que emprender la ascensión final, sin pérdida posible. Ganamos altura con rapidez. El camino al principio cómodo, pronto se torna en pedregoso y la pendiente se agudiza. Tenemos de nuevo que caminar por un áspero caos de roca. En todo caso no hay lugar para perderse, siempre encontramos hitos que nos ayudan a retomar y continuar por el camino correcto, en el caso de que nos desviemos demasiado del itinerario más corto.

Canal de ascensión visto desde lo alto del Portillo de Larra.
Poco a poco vamos llegando al cono final que forma la cumbre de la Mesa. Aquí ya disponemos ya de espectaculares vistas a nuestra derecha sobre el Petrechema y los enormes espolones rocosos que lo flanquean. Son las llamadas Agujas de Ansabere, muy frecuentadas por escaladores en roca.


Las panorámicas sobre el Pirineo Aragonés se engrandecen a medida que ganamos altura.
La Hoya de la Solana: gran dolina en el karst del Portillo de Larra.

Un camino pedregoso nos dirige hacia la Mesa.
Encontramos neveros ya muy cerca del collado anterior a la Mesa. Al fondo, el Petrechema vigilándonos.
Último tramo hasta el collado. La Mesa de los Tres Reyes ¡ya se ve detrás cerca!
Tras superar un par de neveros, llegamos por fin al collado que hay entre la Mesa y el Budogia.

La agreste silueta del Petrechema nos acompaña en todo momento por nuestra derecha.
Desde aquí, disfrutamos por primera vez de magníficas vistas sobre la vertiente francesa hacia el norte-noreste.
La cumbre se halla aún 100 metros por encima de nuestra cabezas y se presenta como una enorme acumulación de roca y piedra que tenemos aún que superar.

Bella estampa de la cima desde la canal de subida, cerca ya del collado.
La ascensión final puede realizarse ya por varios itinerarios. El más habitual es atacando la ladera por su lado sur (a nuestra derecha según nos acercamos desde el collado anterior). Las últimas rampas deben superarse ayudándonos de pequeñas trepadas, sin ningún peligro, hasta alcanzar por fin la deseada cima de la Mesa de los Reyes (2434 metros), a donde llegamos casi tres horas de iniciar la excursión desde el refugio.

El último tramo hacia la cima se desarrolla por un áspero castillo de piedras y rocas.
Esta vez si que nos coincide su altitud oficial con la medida que nos da nuestro GPS: 2434 metros. La cima es alargada y rocosa, pero cómoda para sentarse y recrearse con el increíble paisaje que nos rodea. Hay un buzón con una curiosa estatua de San Francisco Javier, patrono de Navarra, así como una gran maqueta metálica de su castillo, ambos instalados por el C.D. Navarra.

Cima de la Mesa de los Tres Reyes


Grandiosas vistas en todas las direcciones.
Hacia la vertiente norte, lado francés, divisamos el Pic d'Anie (2499 metros), Le Billare (2308 m.), le Petit Billare (2226 metros) y el lac Lhurs, en el valle que desciende hacia Hecho. 
Hacia el S.-SE., se extiende el Pirineo Aragonés Occidental: en primer término, acompañando a la Mesa, el Petrechema (2371 m.), en el que destacan las ya mencionadas agujas de Ansabere, una de las vías de escalada más importantes de esta parte del Pirineo. Siguiendo la misma sierra, el Chipeta  y Castillo de Achert. De fondo y tras los valles de Hecho y Aysa, destaca la amplia cumbre de los gigantes Bisaurín (2668 m.) y el Aspe (2645 m.), ambos pertenecientes a la misma cresta. Más lejano y ya en el Valle del Aragón, destaca el cono del Collarada (2883 m.) y el Garmo Negro (3064 m.), éste último ya en el Valle de Panticosa. Más hacia el norte, muy sobresaliente por su aislamiento e inconfundible silueta, tenemos el incomparable Midi d'Ossau (2884 m.), pico señero del Pirineo francés, pero a medio camino de la frontera y por tanto muy accesible desde el valle español de Astún.

Video


La cima invita a estar tiempo descansando y disfrutando del paisaje por mucho tiempo. También es necesario recuperar fuerzas por el gran esfuerzo empleado.

Panorámica hacia el este sobre el Pirineo Aragonés Occidental.
Panorámica sobre el Pirineo Aragonés: cumbres principales.

Panorámica hacia el norte (lado francés). En primer término, el Pic d'Anie (2499 metros).
Lado francés hacia el oeste: picos Le Billare (2308 m.) y Le Petit Billare (2226 m.) y Lac de Lhurs.
El retorno al refugio de Linza, donde hemos dejado el coche, debe producirse exactamente por el mismo itinerario. La vuelta se nos hace larga ya que no queda más remedio que deshacer toda la larga y pedregosa vaguada y remontar de nuevo el agreste Portillo de Larra. Desde el collado de Linza, el descenso hacia el refugio parece no tener fin.

Descendemos de la Mesa hacia el collado.
Retornando al refugio de Linza.
Llegamos a Linza con las fuerzas justas (el sol hizo su trabajo también...). La buena noticia fue que en el bar del refugio pudimos reponer fuerzas convenientemente antes de emprender el regreso.


MESA DE LOS TRES REYES
Dificultad
Medio-alta por su gran longitud y transcurrir por terreno agreste.
Ciclable
No.
Circular
No.
Orientación
Fácil. Está señalizado.
Época recomendable
Final de primavera y verano. El resto de meses puede presentar mucha nieve y hielo.
Inicio
Refugio de Linza, Valle de Ansó (Huesca).
Distancia de Burgos
324 kilómetros (112 desde Pamplona y 84 de Jaca).
Tiempo total
7 horas 40 minutos.
Distancia total
17 kilómetros.
Interés
Alta montaña del Pirineo Aragonés.
Altitud mínima
1337 m.
Altitud máxima
2434 m.
Mapas
1:50000: 0118 Zuriza.
1:25000: 0118-1 Belagua; 0118-3 Zuriza.
.
.

Notas:

- Dentro de los valles pirenaicos de Ansó y Hecho, es recomendable visitar sus capitales. El primero de ellos, está incluido en muchas listas de los pueblos más bellos de España.
- Una buena alternativa, sobre todo en verano, es pernoctar la noche anterior en el camping de Zuriza (disponibles cabañas bungalows también). Así nos podemos ahorrar el largo recorrido que supone llegar hasta Linza subiendo desde Puentelarreina.


Entradas relacionadas:



Mapa topográfico


Perfil de elevación



Ver y descargar track en Wikiloc


Powered by Wikiloc