sábado, 9 de enero de 2016

Pirineo Aragonés: Canal de Izas

La Canal de Izas es un gran valle colgado, que comunica los valles del Aragón o Canfranc con el de Tena, en el Pirineo Aragonés. Su emplazamiento un tanto oculto y a gran altitud entre altas montañas, lo hace muy apropiado para actividades como escalada en hielo, esquí de travesía y excursiones en general. En todo su recorrido reina la paz y el silencio. En esta entrada recorremos la canal desde su lado oeste, subiendo desde Canfranc hasta llegar a su extremo, justo en los remontes más altos de la estación invernal de Formigal, por su lado este.

Llegaremos desde Jaca, tomando la carretera que sube por el Valle del Aragón hacia Somport. Pasado el pueblo de Canfranc viejo, 500 metros más arriba de la imponente estación internacional de ferrocarril, salimos de la carretera principal por un desvío a la derecha que cruza el río. La carretera se transforma en pista que sube por el bosque ganando altura con rapidez. El estado de la pista es bueno y nos lleva hasta una amplia explanada a los pies de los restos del llamado Fuerte de Col de Ladrones, a 1390 metros de altitud, cuyos muros se levantan asomados sobre el valle. Se trata de una antigua construcción militar de vigilancia. Aquí dejamos el coche y será el punto de partida de nuestra excursión para subir a la canal.

Fuerte del Col de Ladrones, Canfranc

La Canal de Izas, aún no es visible, se halla casi doscientos metros más arriba. Frente a nosotros, hacia el oeste, divisamos las montañas que conforman el macizo del Aspe, a 2500 metros de altitud.

Nos desviamos a la derecha por el GR 11.
Emprendemos la caminata por el camino que sigue el barranco de Izas, hacia el este y que se dirige hacia una pequeña presa. En apenas trescientos metros, vemos ya la señal del GR 11 por el que nos salimos de este camino por la derecha subiendo por un sendero por el bosque. Según ganamos altura, la canal se vuelve más angosta y contemplamos a nuestra izquierda cómo el arroyo de Izas, se va descolgando formando pequeñas cascadas.
Poco a poco, vamos dejando el valle donde se sitúa Canfranc abajo. Salimos del bosque y continuamos subiendo entre canchales, enormes bloques de piedra, restos morrénicos del glaciar que formó la canal un poco más arriba, cuyo inicio ya atisbamos.

Subimos a la canal por un gran canchal desde el valle. 
Dejamos el canchal atrás y tras pasar una pequeña angostura, nos plantamos definitivamente en el inicio de la canal, que se nos muestra en este tramo como un amplio valle alfombrado por extensos pastizales y flanqueado por imponentes paredes. Las sucesivas cabañas que vamos a encontrar nos dan una idea de su aprovechamiento ganadero.
A nuestra derecha, nos acompaña una agreste y recortada línea de cumbres que nos separa de la Canal de Ip. Sucesivamente veremos las cimas de la Moleta (2576), la Pala de Ip (2783) y el Pico Escarra (2760). A nuestra izquierda, con menos elevación, las cumbres que nos separan de la Canal Roya, al fondo de la cual se levanta el más visitado pico Anayet (2545) y los lagos que lo acompañan. Al fondo, contemplamos el fondo nevado que sube hacia el Collado de Izas y por el que caminaremos en nuestra progresión valle arriba.

A nuestra derecha nos acompañan las agrestes cimas de la Moleta y la Pala de Ip.
Comenzamos entonces el remonte a la búsqueda del collado. El camino es evidente y fácil, señalizado, aún no encontramos nieve. Progresamos rápido aún entre penumbras ya que es temprano y el sol aún no ilumina la canal en muchas zonas.

Refugio de Iserias.
El perfil del valle en U delata su origen glaciar. La sección es muy amplia, las vistas son agradables a ambos lados. El camino es un tramo más del GR 11 por lo que encontramos las características señales rojiblancas, aunque de todos modos no hay pérdida posible. 
En un kilómetro, pasamos junto a la caseta del refugio de Iserias, muy cerca de la cual nos desviamos a la izquierda para admirar un bonito salto: la llamada en los mapas como Cascada Divina, (también llamada "Negra") por el color negruzco de sus paredes.

La Cascada Divina.
Seguimos valle arriba, entrando poco a poco en terreno nevado. El sendero continua por extensos pastizales salpicados por grandes rocas que tenemos que rodear.

Mirando atrás contemplamos el macizo del Aspe.
El valle se estrecha y tenemos que cruzar el arroyo pasando a su orilla derecha. Es fácil su vadeo, no lleva demasiada agua. Ya con las raquetas de nieve colocadas en nuestros pies, continuamos y alcanzamos una segunda cabaña, ya a la vista del fondo del valle: el Collado de Izas. Si nos fijamos, sobre la pared que cierra el horizonte hacia el este, podemos ver el remonte superior de la estación de Formigal.

Último tramo ya a la vista del Collado de Izas.
A nuestra derecha, tenemos la imponente pared rocosa que forma la Pala de Ip, rodeado de algunos picachos y puntas, sin duda con gran atractivo para escaladores.

Divisamos la silueta inconfundible de la Pala de Ip.
Llegamos al fondo de la canal. Delante de nosotros tenemos la ladera oeste del Collado de Izas, que nos separa del Valle de Tena, al otro lado, que no podemos ver. 
Para llegar al collado y asomarnos, tenemos que ascender primero por nuestra derecha pasando un vado y girar hacia el norte para ganar altitud con suavidad hacia el collado. Pero el día ha avanzado mucho, la subida y posterior descenso pueden suponernos hora y media extra y además hay que retornar todo el valle abajo para regresar el coche, por lo que puede hacérsenos de noche. Desistimos de llegar al collado.
El objetivo de la excursión, visitar la canal en su totalidad y practicar la raqueta de nieve se ha cumplido con creces por lo que no continuamos más.


Donde estamos es por consiguiente buen sitio para descansar y comer. A nuestra derecha nos vigila el pico Escarra, una picuda punta rocosa. A la izquierda, algunas elevaciones nos impiden divisar los llanos y pico del Anayet.

El Escarra a la izquierda y la Pala de Ip a la derecha.
Durante el regreso, disfrutamos de extraordinarias vistas sobre el Aspe.
El regreso será por consiguiente por el mismo camino que hemos realizado. Las perspectivas son totalmente diferentes. Según bajamos, podemos contemplar en todo su esplendor, al fondo, las cumbres que flanquean el Valle del Aragón por el oeste, presididas por el imponente Aspe (2645 metros) y otras cumbres cercanas como el Pico de la Garganta de Borau (2567), Tortiellas (2364) y la Zapatilla (2228).




CANAL DE IZAS
Dificultad
Media en verano, alta en invierno.
Ciclable
No.
Circular
No.
Orientación
Fácil, al estar señalizado por el GR 11 y no tener pérdida.
Época recomendable
Todo el año. En invierno, puede haber mucha nieve acumulada y hay que llevar el equipo apropiado.
Inicio
Fuerte de Col de Ladrones (Canfranc, Huesca).
Distancia de Jaca
32 kilómetros.
Tiempo total
Casi 7 horas.
Distancia total
15,6 kilómetros.
Interés
Paisaje de alta montaña pirenaico, práctica de raqueta o esquí de travesía con nieve.
Altitud mínima
1319 m.
Altitud máxima
2007 m.
Mapas
1:50000: 0145 Sallent de Gállego.
1:25000: 0145-1 Formigal.
h





Notas:
- El recorrido puede resultar largo y arduo. Especialmente si hay mucha nieve y malas condiciones meteorológicas, puede resultar dificultoso.
- Aunque la pista de ascenso al Col de Ladrones se halla en buenas condiciones y apto para todos los vehículos, puede estar puntualmente impracticable con nieve o barro en algunas épocas del año.
- En el Valle del Aragón (también llamado de  Canfranc) hay muchos sitios para parar y comer, como los pueblos de  Canfranc (¡imprescindible visitar su imponente estación de tren!) y Villanúa, las estaciones invernales de Candanchú y Astún. En la ciudad de Jaca disponemos de todo tipo de servicios.


Pico y llanos del Anayet.

Entradas relacionadas:


Pico Aspe, 2645 metros



Mapa topográfico


Perfil de elevación


Ver y descargar track en Wikiloc



1 comentario: