martes, 23 de abril de 2019

Barranco de Cueva Vieja

Nueva excursión por la comarca de los cañones del Rudrón y del Ebro. Partiendo de Tubilla del Agua, exploraremos el largo y escondido barranco del arroyo de Cueva Vieja. Tras recorrer el páramo, descendemos de nuevo disfrutando de espectaculares vistas sobre el Cañón del Rudrón.


Tubilla del Agua
f

Llegaremos a Tubilla del Agua saliendo por la carretera de Aguilar. Nada más pasar Ubierna, tomamos el desvío hacia el Puerto de Carrales. Tras subir al páramo y descender al valle del Rudrón, llegaremos a Tubilla. En cualquiera de sus estrechas pero bien asfaltadas calles, dejaremos el coche.

Tubilla del Agua.
Nos dirigimos en primer término, siguiendo la calle principal del pueblo, hacia la salida del pueblo por su lado oeste, siguiendo el cañón. Tras cruzar un puente sobre el Rudrón, continuamos primero por una pista y la carretera después. Buscamos por nuestra izquierda un entrante por donde desemboca el arroyo de Cueva Viaje.

Refugio junto a la carretera a la entrada del barranco.
En poco menos de un kilómetro, llegaremos. Una curioso refugio para pescadores, con forma de tienda, se encuentra justo en la entada junto a la carretera. Allí mismo, nace el camino, que remonta el barranco.

Subimos barranco arribas por una cómoda pista.
Comenzamos pues el recorrido por este apartado y solitario barranco, con ciertas dudas sobre la viabilidad del camino que hemos iniciado. Una cosa es lo que aparece en los mapas y otra la realidad de lo que nos podemos encontrar.


Felizmente, la pista se mantiene en muy buen estado durante todo su recorrido, siendo incluso carrozable, durante todo su recorrido. Vamos remontando el barranco, ganando altura con suavidad. La vegetación se presenta muy frondosa y va alternando entre los pinos, en las zonas más soleadas, con los robles y alguna mancha de hayedo, en las más sombrías.

Caminamos la mayor parte del barranco entre pinos.
Poco a poco, el camino es largo, vamos llegando a la cabecera del barranco. Antes de llegar, descubrimos a nuestra derecha una curiosa oquedad en la roca, medio disimulada por los árboles que han crecido sobre su boca. Sin duda esta cueva ha dado nombre al arroyo. La entrada parece haber sido reformada e incluso su interior haber sigo rehabilitado para su utilización como refugio.


El tramo final de la cabecera de este vallejo, antes de llegar al páramo, se presenta algo más agreste y rocoso. No hay dificultad de todos modos en avanzar. Un último esfuerzo y nos posicionamos sobre el llano, donde el panorama cambia radicalmente.

Una vez en el páramo, divisamos el cañón desde arriba.
Nuestras referencias sobre el llano, desaparecen y nos sumergimos en sus múltiples caminos y pistas que bordean los campos. El regreso a Tubilla será pura orientación con el GPS. Siguiendo sus indicaciones, nos dirigimos hacia el borde del páramo, esperando encontrar un sendero hábil que nos baje al pueblo.

Cubrimos largas distancias siguiendo pistas por el páramo.
Por consiguiente, atravesamos largos tramos de pistas, solitarios parajes, con poco movimiento, excepto algún tractor. Son unos cinco kilómetros que nos pueden parecer largos y arduos, pero por fin, nos asomamos sobre el valle, justo encima de las calles de Tubilla del Agua, que queda a nuestros pies.

Iniciamos el descenso hacia el fondo del desfiladero donde se halla Tubilla del Agua.
Las vistas desde aquí son impresionantes. El pueblo se halla justo en el entronque entre el valle alto del Rudrón y la carretera que sube hacia Valdelateja, justo donde se encuentra con las aguas del río Hornillo. Al fondo, se vislumbra la reactivación del cañón que de nuevo se engrandece a la altura del pueblo de Covanera.


Afortunadamente existe un tenue sendero que baja hacia el pueblo. El desnivel no es muy grande, podemos bajar con relativa comodidad entre la vegetación. Aparecemos pronto cerca del cementerio de la localidad, sobre un entrante de la carretera.

Bajamos fácilmente del páramo hacia Tubilla.
Solo tenemos entonces ya que cubrir los escasos doscientos metros que nos separan de las primeras casas de Tubilla del Agua.



BARRANCO DE CUEVA VIEJA
Espacio natural
Cañón del Rudrón.
Dificultad
Baja.
Tipo de camino
Caminos y senderos.
Ciclable
Sí.
Agua potable
Solo encontraremos en Tubilla del Agua.
Tipo de marcha
Circular.
Orientación
Media, no es sencillo orientarse en las planicies del páramo. Se recomienda llevar GPS para no extraviarse.
Época recomendable
De abril a octubre. Evitar época lluviosas.
Inicio
Tubilla del Agua.
Distancia de Burgos
47,7 kilómetros.
Tiempo total
3 horas 26 minutos.
Tiempos de marcha
Tubilla del Agua-páramo: 2 horas; Páramo-Tubilla del Agua: 1 hora 30 minutos.
Distancia total
13,9 kilómetros.
Interés
Cañón del Rudrón, barranco de Cueva Viaje, panorámicas desde el páramo, pueblo de Tubilla del Agua.
Altitud mínima
717 m.
Altitud máxima
987 m.
Desnivel acumulado
388 m.
Mapas
1:50000: 0135-Sedano.
1:25000: 0135-3 Sedano.
h
h
Notas:
- La excursión es técnicamente sencilla y agradable, sobre todo en los meses de inicio del verano en que el suelo está seco.
- Hay que tener atención a la orientación en el páramo y encontrar el correcto camino de descenso a Tubilla, ya que no hay referencias sobre el terreno y tendremos que orientarnos con nuestro GPS.
- Tubilla del Agua es un pueblo que bien merece una detenida visita recorriendo sus  pintorescas calles. Si estamos en primavera, podremos apreciar los varios saltos de agua que realizan los ríos Rudrón y Hornillos (ver entrada Cascadas de Tubilla del Agua).


Tubilla del Agua



Entradas relacionadas:


Mapa topográfico


Perfil de elevación


Ver y descargar track en Wikiloc




lunes, 15 de abril de 2019

Humión desde Cubilla de la Sierra

Nueva ascensión a una de las montañas más destacadas del norte burgalés: el pico Humión. Aunque de modesta altura, es muy prominente, lo que significa que es la montaña más alta en un extensa área y por lo tanto destaca sobremanera desde muchos kilómetros a la redonda. Esta vez, subimos por su cara sur, partiendo del encantador pueblo de Cubilla de la Sierra. El descenso lo realizaremos a través de una bonita y muy aérea arista continuando por la cresta hacia el oeste.


El pico Humión
f

Llegaremos a Cubilla de la Sierra partiendo de Burgos por la autopista A-1 Salimos en Briviesca a la antigua N-1 para desviarnos hacia el Busto de Bureba. Subimos el puerto y descendemos por la vertiente norte. En la Aldea del Busto, seguiremos ya por la carretera que recorre el valle de oeste a este y muere en localidad de Cubilla.


El pueblo es uno de los más aislados de Burgos y se emplaza en un pintoresco y tranquilo lugar, rodeado de montañas. En la parte más alta del pueblo, dejaremos el coche y lo abandonamos por una carreteril asfaltado que sube hacia el este camino de una granja.

Abandonamos Cubilla de la Sierra por su lado norte.
Cubilla de la Sierra se halla a poco más de 1000 metros de altitud (es uno de las localidades de mayor altitud de la provincia de Burgos), por lo cual el desnivel que nos separa de la cima del Humión (1434 metros) no es excesivamente grande. Pero la ruta tiene gran atractivo, ya que es muy panorámica. Nos encontramos en el cordal norte de los Montes Obarenes. Cubilla se halla en el valle que lo separa del sector sur, también llamado Sierra de Pancorbo.

Salimos del pueblo subiendo por una pista que se dirige a una granja.
Saliendo por esta pista, remontamos la ladera hacia el este primero. Tras dejar una granja a nuestra izquierda, atravesamos un pequeño bosquete y salimos a espacio abierto, ganando altura con más fuerza siguiendo una trocha señalizada.

Seguimos una trocha ganando altura hacia el collado que separa el Humión del Flor.
Tenemos que alcanzar primero el amplio collado que separa las cumbres del Humión del Flor, por lo que debemos ganar altura avanzando casi en línea recta por la máxima pendiente.


Seguimos un sendero, en general bastante evidente. Si perdemos su traza, la orientación es no obstante sencilla, solo debemos ganar altitud.

Cubilla de la Sierra queda atrás a nuestras espaldas.
A medida que ganamos altura, vamos viendo las casas de Cubilla abajo. El perfil de la Sierra de Pancorbo, en su sector de los Montes de la Verdina nos cierra el horizonte por el sur. El valle donde se asienta el pueblo se muestra en todo su esplendor primaveral.

Visualizamos el cordal sur de los Montes Obarenes.
Por fin, llegamos a la amplia explanada que separa las dos cimas mencionadas. Herbosa, encontramos ganado pastando. El perfil picudo del Humión sobresale ya mirando hacia el oeste. Solo tenemos ya que avanzar continuando por el borde sur de la cresta, siguiendo un marcado camino.


Los Montes de la Verdina vistos desde la cresta del Humión.
Lapiaz cerca de la cima.
En menos de una hora de haber salido de Cubilla, alcanzamos la cima del pico Humión (1434 metros). Cumbre alomada, rocosa, cómoda, con amplias perspectivas en todas las direcciones. Gran cruz metálica visible desde muy lejos.


De altitud modesta, ya que no sobrepasa los 1500 metros, es una importante cumbre dentro del sector norte de Burgos-sur de Cantabria-Álava ya que no hay nada más alto en muchos kilómetros a la redonda. De hecho, ocupa el puesto 84 en la lista de montañas más prominentes de España.

Cumbre del Humión con gran cruz metálica.
Una gran cruz metálica ocupa la cima, visible desde muy lejos. Varias placas conmemorativas y buzón montañero. Cima cómoda, agradable donde podemos pasar mucho tiempo admirando el paisaje que se disfruta desde aquí. Hacia el sur, a nuestros pies, el profundo valle que separa los dos ramales paralelos que componen los Montes Obarenes.


Gran panorámica de los Obarenes desde la cima del Humión.
Hacia el norte tenemos a nuestros pies el Valle de Tobalina y el río Ebro abriéndose paso a través del desfiladero del Sobrón. Detrás, la espectacular muralla rocosa de la Sierra de Árcena.

Vista hacia el norte: Valle de Tobalina y el Ebro en primer plano y Sierra de Árcena detrás.
Central nuclear de Santa María de Garoña.
Tras descansar y reponernos, emprendemos el regreso. Pero no volveremos por el mismo itinerario, sino que realizaremos una ruta circular, continuando por la cresta hacia el oeste.

Continuamos por la afilada arista que desciende del Humión por el oeste.
Al poco de abandonar la cima, emprendemos ya el descenso y nos posicionamos sobre una afilada cresta que separa la cima del Humión de un amplio collado.


La arista se presenta muy aérea con grandes patios a ambos lados, especialmente por el lado que cae hacia el Ebro. No obstante la senda por la que caminamos es segura.


Buscamos el collado por el cual descenderemos al valle abandonando la cresta.
Superado este pasillo, nos posicionamos con cierto alivio sobre un amplio collado. Hacia la derecha, vemos como la cresta continua hacia el oeste en su camino hacia el Ebro, muy cerca de la ciudad de Frías, que podemos ver en la lejanía.


Ya en el collado, solo tenemos que continuar y emprender el descenso hacia el valle. Para ello hay que estar atentos a encontrar la señal que nos indicada donde arranca este camino.

Divisamos la silueta agreste del Humión desde el camino que baja al valle.

Emprendemos el descenso. La pendiente es fuerte a ratos y el camino en algunos puntos es terroso, pero seguro. Avanzando ya por el bosque, llegamos en poco al llano, no muy lejos ya del pueblo de Cubilla, aún oculto desde donde estamos.

Ganamos el valle descendiendo con rapidez.

El sendero por el que hemos bajado, se incorpora a un camino que continua ya sin dilación hacia Cubilla. En el breve tramo que nos separa, nos relajamos, disfrutamos de nuevo del paisaje.

Bellas vistas del valle con la Verdina de fondo.

Tras casi tres horas de haber partido a primera de la mañana, entramos de nuevo en las primeras casas de Cubilla de la Sierra, muy cerca de donde dejamos el coche.


Antes de abandonar el pueblo, es recomendable dar un paseo por sus calles, muy reformadas en los últimos años, y apreciar buenos ejemplares de arquitectura tradicional y la tranquilidad de sus bien arregladas calles.


HUMIÓN DESDE CUBILLA DE LA SIERRA
Espacio natural
Montes Obarenes en su vertiente norte.
Dificultad
Baja, sólamente hay que prestar atención en el descenso desde el Humión por la cresta,
Tipo de camino
Senderos de montaña, caminos en el valle.
Ciclable
Sí (excepto la cresta de bajada desde el Humión).
Agua potable
Solo encontraremos en el pueblo de Cubilla.
Tipo de marcha
Circular.
Orientación
Todo el recorrido es muy intuitivo.
Época recomendable
De marzo a noviembre.
Inicio
Cubilla de la Sierra.
Distancia de Burgos
82,8 kilómetros.
Tiempo total
2 horas 33 minutos.
Tiempos de marcha
Cubilla de la Sierra-Humión: 1 hora 5 minutos; Humión-Cubilla de la Sierra: 1 hora 7 minutos.
Distancia total
7,5 kilómetros.
Interés
Montes Obarenes, panorámica sobre el Valle de Tobalina, el Ebro y el Sobrón, pueblo pintoresco de Cubilla de la Sierra.
Altitud mínima
1020 m.
Altitud máxima
1432 m.
Desnivel acumulado
452 m
Mapas
1:50000: 0136 Oña; 0137 Miranda de Ebro.
1:25000: 0136-4 Miraveche; 0137-3 Santa Gadea del Cid.
h
h
Notas:
- En líneas generales, la excursión es sencilla y apta para todo los públicos. Sólamente debemos prestar atención especial al atravesar la arista al descender de la cumbre por su lado occidental.
- Al Humión también podemos ascender desde su vertiente norte, partiendo del pueblo de Orbañanos, junto al Ebro. la excursión es sensiblemente más duro, ya que entonces tenemos que superar un desnivel positivo de más de 800 metros.
- El pueblo de Cubilla guarda interesantes muestras de arquitectura tradicional. Un paseo por su centro es recomendable.
- El valle entre las dos sierras paralelas que confirman los Obarenes es muy interesantes y poco visitado. Desde Cubilla, aún podemos continuar por una amplia pista hacia las ruinas del monasterio de Obarenes y llegar a Encio.

Cubilla - iglesia de San Román.
Cubilla - pilón de la plaza.

Entradas relacionadas:


Mapa topográfico.



Perfil de elevación


Ver y descargar track en Wikiloc