martes, 31 de diciembre de 2019

Sierra del Cordel en invierno

La Sierra del Cordel, en Cantabria, cierra por el norte el valle donde se ubica la estación invernal de Alto Campoo. De altitudes superiores a los dos mil metros, sus laderas presentan en invierno magníficas posibilidades para la práctica del esquí de travesía y la raqueta. En esta ocasión, partimos desde el albergue de Brañavieja y ascendemos hasta la cresta.


Sierra del Cordel
f
La Sierra del Cordel vista desde Peña Rubia (Montaña Palentina).

Dentro del amplio valle de Alto Campoo, donde se encuentra la estación invernal, la Sierra del Cordel ocupa su vertiente norte. Su longitud es de unos 10 kilómetros y alberga altitudes superiores a los 2000 metros. La ladera que cae sobre el valle, no está habilitada con remontes pero ofrece espléndidas condiciones para la práctica libre del esquí de travesía y raqueta de nieve, entre otros. En esta excursión, partiendo de la estación de Brañavieja, en el fondo del valle, subiremos hasta las proximidades del pico Cueto de la Horcada.


Llegaremos al Alto Campoo accediendo en primer lugar a la localidad de Reinosa. Saldremos por tanto de Burgos por la N-627 en dirección a Aguilar de Campoo. Desde allí, tomamos la autovía que nos lleva a esta localidad cántabra.


Desde Reinosa, una carretera de montaña, nos subirá en media hora hasta el valle glaciar donde se encuentra la estación invernal. No llegaremos hasta el parking, sino que dejamos el coche en el albergue de Brañavieja, desde donde comenzaremos la travesía de nieve.

Aspecto invernal de la estación de Alto Campoo.
Ha nevado mucho y ya desde el puerto de acceso, observamos las excelentes condiciones que muestra este valle para la práctica del esquí. Desde el mismo edificio del albergue, iniciamos ya la ascensión por la ladera, que se presenta con grandes espesores de nieve.

Iniciamos la ascensión desde el albergue de la juventud de Brañavieja.
Según los mapas, una amplia pista asciende hasta la cuerda de la sierra desde Brañavieja. La nieve no obstante ha tapado cualquier huella o traza.


Pero no importa, siguiendo nuestro GPS vamos ganando altura intentando acercarnos a esta pista. La ladera se presenta bastante limpia y el avance es cómodo. Las pendientes no llegan a ser fuertes en ningún punto y los altos espesores de nieve, endurecida a primeras horas de la mañana, ayudan en la progresión.




Una vez en la cresta nos asomamos sobre la vertiente norte de la sierra.
Poco a poco vamos acercándonos al borde superior. El desnivel desde Brañavieja no es excesivo y son muchos los excursionistas que ascienden en esquí de travesía con el objetivo de descender esquiando desde la cresta.

El Cueto de la Horcada espectacular en invierno.
Alcanzamos por fin, cómodamente, la cresta de la sierra, a medio camino del espectacular crestón del Cueto de la Horcada o Tabla, que queda a nuestra derecha y el llamado Paso de la Muerte a nuestra izquierda. Extraordinarias vistas hacia el norte, sobre los valles cántabros de la comarca de Saja. Puro ambiente invernal.

Sierra de Peña Sagra.
Progresamos un poco hacia nuestra derecha, siguiendo la cresta en dirección oeste, para apreciar ,mejor las panorámicas hacia el N-NO. Observamos la magnífica silueta de la Peña Sagra, antesala de los picos de Europa Orientales.


Tras ella, los Picos de Europa, se muestran en todo su esplendor. En un principio el objetivo era subir hasta la cima del Cueto de la Horcada, pero apreciamos que la cresta es bastante peligrosa. La pendiente es muy fuerte y el borde es afilado, con patio en ambas vertientes. Nos contentamos con hacer buenas fotos de este picacho que cae abruptamente sobre el norte.



Video




Poco más tenemos que hacer. Iniciamos el descenso, bajando tranquilamente por la ladera camino de la estación de Brañavieja. El día ha avanzado y durante el regreso, obtenemos otras buenas vistas sobre el valle desde otra perspectiva.



SIERRA DEL CORDEL
Espacio natural
Alto Campoo.
Dificultad
Baja (si utilizamos el equipo apropiado).
Tipo de camino
Terreno libre por ladera nevada.
Ciclable
No.
Agua potable
Encontraremos en el albergue de Brañavieja.
Tipo de marcha
Ida y vuelta.
Orientación
Fácil.
Época recomendable
Invierno, bajo las condiciones de nieve suficientes.
Inicio
Brañavieja (Cantabria).
Distancia de Burgos
134 kilómetros.
Tiempo total
3 horas (incluyendo descansos).
Tiempos de marcha
Brañavieja-Cresta: 1 hora 25 minutos; cresta-Brañavieja: 50 minutos.
Distancia total
Casi 4 kilómetros, íntegramente con raqueta de nieve.
Interés
Raqueta de nieve, paisaje invernal del Alto Campoo y Cordillera Cantábrica oriental.
Altitud mínima
1640 m.
Altitud máxima
2095 m.
Desnivel acumulado
Aproximadamente 470 metros.
Mapas
1:50000: 0082 Tudanca.
1:25000: 0082-3 Valdeprado.

h
h
Notas:
- Sencilla excursión para la práctica de la raqueta o el esquí de travesía.
- Las vistas desde la cresta de la sierra son extraordinarias. Es posible alargar la excursión continuando la línea de cuerda, aunque tendríamos que superar el peligros Paso de la Muerte y descender posteriormente por laderas inciertas parea retornar a Brañavieja.

Entradas relacionadas:



Mapa topográfico



Perfil de elevación


Ver y descargar track en Wikiloc




martes, 17 de diciembre de 2019

Alto del Marul

El Alto del Marul es una montaña alomada que destaca sobre el páramo de Bricia. Su atractivo reside en que en su cima se halla aún uno de los búnkeres en mejor estado de conservación de la Guerra Civil Española. También se disfruta de espectaculares vistas sobre los valles y páramos del sur de las Merindades, ya en su confluencia con Cantabria.


Alto del Marul
f
Imagen primaveral del Alto del Marul visto desde el Castro de Bricia.

Un poco más al norte de los Cañones del Ebro, se sitúa el Páramo de Bricia, una extensa paramera flanqueada por profundos barrancos que sirve de transición entre la comarca de los Loras y las Merindades. En esta llanura desolada destacan algunas elevaciones, como el Castro de Bricia (ver entrada Castro de Bricia) y, de entidad menor, el Alto del Marul, que nos disponemos a visitar. En su cima, como hemos reseñado en la presentación, permanecen aún los restos de un búnker y otras construcciones de la última Guerra Civil Española. La ascensión a esta montaña, sencilla, es por lo tanto muy interesante.


Campino


Para llegar a su cumbre, partiremos de la pequeña localidad burgalesa de Campino. Saldremos de Burgos por la carretera de Aguilar para desviarnos en Ubierna hacia el Puerto de Carrales. Tras pasar el Páramo de Masa y atravesar los cañones del Ebro, subimos al Páramo de Bricia. Una vez sobrepasadas a nuestra derecha las salidas que bajan al Valle de Manzanedo y Zamanzas, hay que estar atentos en tomar el desvío que nos dejará en Campino, donde muere la carretera. El pueblo está ubicado muy cerca del borde oriental del páramo que se asoma sobre el segundo de los valles mencionados.

Seguimos la pista que sale del pueblo por su parte NO.
Ya desde la carretera que traíamos, veíamos la perfecta silueta redondeada del Alto del Marul a nuestra derecha. Desde el mismo pueblo podríamos comenzar la excursión, pero tras sobrepasar la calle principal, aún avanzamos unos metros siguiendo una pista que se dirige hacia las elevaciones que se levantan al norte del pueblo.

Dejaremos el coche en un llano junto a una pequeña hoz al norte de Campino.
Tras pasar una pequeña hoz, al lado de una caseta, a un lado de la pista, dejaremos el coche y emprendemos la ruta.

Por terreno libre, iniciamos la subida por la ladera del Alto del Marul.
Al otro lado de la pista, se halla la ladera oeste del Alto del Marul. Nos incorporamos a ella comenzando a subir por terreno indefinido, pero fácil. Ganamos altura rápidamente.

La Serna vista desde la ladera del Marul.
El terreno es abrupto pero no encontramos especiales dificultades. Mirando hacia atrás, observamos con claridad la pequeña hoz o cluse donde hemos dejado el coche. Hacia nuestra derecha contemplamos ya con claridad el sector norte del Valle de Zamanzas y la pequeña Sierra de Munilla detrás. Nos damos cuenta que la sierra por la que nos movemos no es más que el flanco occidental del anticlinal del que se conformó ese valle.

Nos movemos por la pequeña sierra que conforma el flanco occidental del anticlinal de Zamanzas.
Las vistas hacia el este son cada vez mayores y más atractivas. Como se ha dicho, visualizamos el profundo Valle de Zamanzas a nuestros pies y la agreste línea de cumbres que lo flanquean, formadas por las Sierras de Munilla y la Serna, separadas por el espectacular Desfiladero de las Palancas, que apreciamos perfectamente desde aquí.

Continuamos ladera arriba.
Poco a poco vamos llegando al espinazo rocoso que ocupa la parte superior de esta montaña. Avanzamos sin dificultad.

Los restos de construcciones ocupan toda la parte superior del Alto del Marul.
Ya cerca del espinazo rocoso que ocupa la parte superior central de esta montaña, vamos superando por nuestra izquierda sucesivos graderíos hasta alcanzar la cresta. La alcanzamos. Tenemos ya a la vista la multitud de construcciones que pueblan su alargada cima.

Multitud de restos de construcciones abarrotan la cima.
Sobre la ladera que cae hacia el oeste, se desparraman muchos restos de antiguas edificaciones, muros, cercados, restos de refugios construidos en piedra.

Una gran línea de fortificación, a  modo de trinchera elevada recorre la cresta hacia el búnker.
Nos introducimos en el pasillo de una gran línea de fortificación, muy evidente, y nos dirigimos hacia la gran casamata o búnker de piedra que vemos al fondo, en el punto más alto de la montaña.


La línea está invadida de vegetación y algunas piedras sueltas. Saldremos de ella ya muy cerca del extremo. Llegamos fácilmente hasta la cima del Alto del Marul (1125 metros). Nuestro GPS marca 1145 metros, mientras en los mapas aparece 1125 m. Estas grandes divergencias no son infrecuentes en estas montañas olvidadas. Excelente estado de conservación del búnker que ocupa la cumbre. Espléndidas panorámicas en 360 grados a la redonda desde su interior. El nido de ametralladora que hubo aquí tuvo que controlar perfectamente el paso por la carretera de Santander.

Entrada al búnker,
Todo lo que vemos son las ruinas de instalaciones defensivas erigidas durante la Guerra Civil, quizás aprovechando otros restos de antiguas construcciones pastoriles que ya estaban aquí. Hoy solo se ve ruina y abandono.

Hacia el oeste, las cumbres gemelas de las Peñas Castro y Bricia.
La Sierra de Munilla hacia el este.
El pueblo de Bricia y la Sierra de Munilla detrás.
El búnker ocupa la cima de la montaña.
La panorámica desde el Alto del Marul abarca un amplio ángulo hacia el norte.

Desde aquí contemplamos extensas áreas del NO. de la provincia de Burgos en su confluencia con la cercana Cantabria. La cima es cómoda, podemos permanecer un buen rato disfrutando del paisaje

El desfiladero de las Palancas separa las pequeñas sierras de la Serna y Munilla.
El retorno al coche se producirá por el mismo itinerario. Cualquier otra alternativa es complicada, por terreno sucio, que no añadiría ningún valor a la excursión.


Durante el regreso, disfrutamos de otras vistas sobre la cuerda rocosa de la que forma parte esta pequeña pero interesante cima que hemos visitado.

Camino de retorno.


ALTO DEL MARUL
Espacio natural
Páramo de Bricia (Merindades).
Dificultad
Baja.
Tipo de camino
Libre siguiendo la ladera del monte.
Ciclable
No.
Agua potable
Solo encontraremos en el pueblo de Campino.
Tipo de marcha
Ida y vuelta.
Orientación
Fácil.
Época recomendable
Todo el año al ser un recorrido sencillo, pero preferible con tiempo seco.
Inicio
Campino
Distancia de Burgos
74,5 kilómetros.
Tiempo total
1 hora 15 minutos.
Tiempos de marcha
Ida: 35 minutos; regreso: 20 minutos.
Distancia total
2,8 kilómetros.
Interés
Búnker y restos defensivos de la Guerra Civil, panorámicas sobre el páramo de Bricia y sierras del NO. de Burgos y Cantabria.
Altitud mínima
968 m.
Altitud máxima
1145 m.
Desnivel acumulado
158 m
Mapas
1:50000: 0109 Villarcayo.
1:25000: 0109-3 Manzanedo.
h
h
Notas:
- La excursión es fácil y sencillo que no pasa de un mero paseo por las elevaciones de esta zona del páramo de Bricia.
- Muy cerca de Campino, junto al cruce de la carretera general y el desvío que va al pueblo, se hallan otros restos de la Guerra civil y la postguerra como el Monumento a los Caídos y una iglesia campestre
- Esta excursión puede combinarse con la ascensión al cercano castro de Bricia, monte de mayor entidad. El punto de partida es desde el pueblo de Barrio de Bricia.

Monumento a los Caídos.

Entradas relacionadas:



Mapa topográfico


Perfil de elevación

Ver y descargar track en Wikiloc



jueves, 5 de diciembre de 2019

Montaña Palentina: de Resoba a Vidrieros

Excursión por la Montaña Palentina. Partiendo de la localidad de Resoba, ubicada en un valle lateral cercano a Cervera de Pisuerga, realizamos una travesía hasta Vidrieros, junto al pico Curavacas. El recorrido es muy visual y atractivo al discurrir por cómodas pistas a gran altura sobre los valles laterales con espléndidas panorámicas hacia el norte y el sur.


De Resoba a Vidrieros
f

Saldremos de Burgos como siempre en dirección a Aguilar de Campoo. Atravesamos esta localidad y continuamos hacia Cervera de Pisuerga. Pasamos y continuamos por la carretera de los pantanos. En apenas tres kilómetros, tomamos el desvío a la derecha que nos dejará en el pueblo de Resoba, donde muere la carretera.

Plaza y pilón de Resoba.
Resoba es una pequeña localidad de calles amplias y bien arregladas ubicada en un tranquilo valle lateral cerca del embalse de Requejada. Dejaremos sus casas saliendo por una amplia pista, en su primer tramo asfaltada de hormigón, que sale por la parte NE. del pueblo. Iniciamos pronto a ganar altura subiendo entre los prados adyacentes que rodean la localidad.

Dejamos Resoba atrás abajo. Al fondo nos acompaña la silueta de la Sierra de la Peña.
El hormigón se termina y continuamos ya por la pista, con firme en muy buen estado. Tras una amplia curva, continuamos ya hacia en dirección noroeste. A la izquierda dejaremos las últimas casas de Resoba abajo atrás y de fondo el valle y la Sierra de la Peña detrás al sur. El perfil, tan característico de esta imponente sierra, nos acompañará durante gran parte de esta excursión.

La cima del Curavacas asoma muy pronto hacia el oeste.
La pista que llevamos, va ganando altura, con suavidad. Visualizamos a nuestra izquierda las agrestes peñas Santa Lucía y Escrita, que nos sugieren una futura excursión por sus cumbres. Abandonamos el terreno descubierto para penetrar y continuar unos metros por el interior de un robledal. Continuamos ganando altura sin excesiva pendiente y manteniendo buenas vistas hacia el norte y el sur.

Peñas Santa Lucía y Escrita.
La inconfundible Peña Redonda domina el horizonte hacia el sur.
Tras pasar el Collado del Eje, la pista inicia una suave bajada, dirigiéndose ya hacia la vertiente donde se encuentra el río Carrión, al cual nos dirigimos. Son los tramos más aéreos del recorrido.

La Peña Santa Lucía, a nuestra izquierda.
Tras dejar a nuestra derecha las tenadas de Resoba, magníficas construcciones pastoriles hoy abandonadas, llegamos al Collado Doncellas, punto a partir del cual iniciaremos ya el definitivo descenso hasta la orilla del río Carrión, que se intuye ya cercano. Es este lugar un buen sitio donde parar y comer algo antes de continuar.

Magnífico panorama hacia el sur.
Emprendemos el descenso. La pista se encajona bajando por el barranco del arroyo de Valcerezo, que desembocará unos metros más adelante en el Carrión. Al fondo visualizamos ya la imponentes silueta nevada del Espigüete y. más próximo a nuestra derecha, el Monte de las Huelgas, cima anterior al Curavacas, aún oculto a nuestra mirada.

Descendiendo por el barranco de Valcerezo desde el Collado Doncellas hacia el Valle de Pineda.
Llegamos por fin al llano y a la orilla del río Carrión. Hay que estar atentos para pasar el curso agua por el puente, ya que no hay otro lugar desde Vidrieros para vadearlo más que éste. En la otra orilla, nos incorporamos a la pista que sale de Vidrieros y se dirige hacia el Valle de Pineda.

La cima del Monte de las Huelgas frente a nosotros.
Valle y río Carrión.
Poco queda ya más que continuar por esta cómoda pista siguiendo la orilla del río hasta Vidrieros, del que aún nos separan unos cinco kilómetros.
Antes de llegar al pueblo, pasamos junto al refugio de Pescadores, que queda a nuestra derecha.

Seguimos por la pista, que paralela al Carrión, se dirige a Vidrieros.
El refugio de Pescadores, cercano ya a Vidrieros.

En Vidrieros, terminará nuestra excursión. Podemos reponernos en algunos de los bares que posee. Esta localidad es bastante frecuentada por caminantes y excursionistas que se acercan para ascender al cercano pico Curavacas.

Entramos en Vidrieros.
La cima de esta molde rocosa, una de los techos de la provincia de Palencia y cumbre señera de la Cordillera Cantábrica, domina todo el horizonte hacia el norte. A pesar de que su cumbre se halla a unos cuatro kilómetros, el enorme desnivel que hay entre ésta y Vidrieros, hace que nos parezca muy cercano.

La cumbre del Curavacas (2520 metros) asoma desde cualquier punto de Vidrieros.
Obviamente tenemos un segundo coche de apoyo para retornar ya que no es viable el retorno a Resoba.

Panel informativo sobre excursiones por el Macizo de Fuentes Carrionas, a la entrada de Vidrieros.

DE RESOBA A VIDRIEROS
Espacio natural
Montaña Palentina.
Dificultad
Baja.
Tipo de camino
Pistas de montaña.
Ciclable
Sí.
Agua potable
Encontramos en los pueblos que pasamos además del río Carrión.
Tipo de marcha
Ida.
Orientación
Fácil, aunque es recomendable GPS al no estar señalizada.
Época recomendable
Todo el año, ya que discurre todo el recorrido por terreno no abrupto a través de pistas en buen estado. Quizás es la primavera la mejor época al estar los campos verdes, las cimas aún nevadas y los cursos de agua que vamos encontrando con mucho caudal. En invierno, hay que tener en cuenta que puede haber nieve en los caminos.
Inicio
Resoba (Palencia).
Distancia de Burgos
112 kilómetros.
Tiempo total
3 horas 25 minutos.
Tiempos de marcha
Resoba-Collado Doncellas: 1 hora 35 minutos; Collado Doncellas-Vidrieros: 1 hora 30 minutos.
Distancia total
14 kilómetros.
Interés
Pueblos pintorescos, paisajes de la Montaña Palentina y la Sierra de la Peña, alte valle del río Carrión, pico Curavacas.
Altitud mínima
1081 m.
Altitud máxima
1517 m.
Desnivel acumulado
526 m.
Mapas
1:50000: 0106 Camporredondo de Alba.
1:25000: 0106-2 Polentinos; 0106 Ruesga.

h
Notas:
- La excursión es técnicamente sencilla. El desnivel acumulado no es muy grande.
- Es necesario disponer de coche de apoyo en Vidrieros ya que no hay retorno posible diferente al realizado durante la ida.
- Vidrieros es punto de partida clásico para la ascensión al Curavacas (2520 metros). También podemos explorar el aislado Valle de Pineda, donde se encuentra la laguna de Fuentes Carrionas y el Pozo Curavacas, en la cara norte de la montaña.
- En Vidrieros hay establecimientos para comer y tomar algo durante todo el año.

El pico Curavacas (2520 metros).

Entradas relacionadas:


Mapa topográfico


Perfil de elevación

Ver y descargar track en Wikiloc