lunes, 30 de abril de 2018

Picos de Europa: Lagos de Covadonga

Ruta senderista por los Picos de Europa Occidentales. Visitamos los Lagos de Covadonga, uno de los puntos de acceso clave para visitar este macizo. Accederemos a los lagos subiendo por una empinada carretera desde el santuario de Covadonga.


Lagos de Covadonga
f
El santuario de Covadonga, se halla en la comarca asturiana de Cangas de Onís, localidad más importante de la comarca que bordea el Macizo Occidental. Llegaremos fácilmente desde Oviedo o Gijón a través de la autovía del norte y desviándonos hacia Arriondas-Cangas. Si venimos por Cantabria, deberemos salinos de la autovía cerca de Ribadesella. La mera aproximación, siguiendo estrechos valles, es ya una delicia paisajística.

Santuario de Covadonga
Desde el santuario, remontamos hacia los lagos. Fuera de la época de máxima afluencia de visitantes, como los puentes y época veraniega, se permite el acceso en coches particulares. En esta eventualidad, es muy recomendable madrugar y subir temprano para evitar la afluencia masiva de vehículos. La carretera es estrecha y se agradece subir con poco tráfico. A medida que ganamos altura, disfrutamos de espectaculares panorámicas sobre las montañas.

Aparcamiento junto al lago Enol.
Tras cubrir los 880 metros de desnivel que hay entre el santuario y el lago Enol, la carretera  bordea su orilla y continua hasta un aparcamiento habilitado a un nivel inferior, para reducir el impacto visual. Es pronto por la mañana y somos los segundos en llegar.

El lago Enol.
Ya desde el principio, nos hemos replanteado la intención inicial de caminar desde el lago Enol hasta el Mirador de Ordiales, una de las rutas estrella del Macizo Occidental. El día se presenta algo lluvioso y nublado, por lo cual nos contentaremos con visitar los dos lagos, el Enol y el Ercina. Solo su visita, avala y de sobra la excursión. Por el camino esperamos disfrutar del paisaje de los Picos de Europa. Es primavera temprana, el verde de los prados que rodean los lagos contrasta vívamente con el blanco de las cumbres nevadas.

Bordeamos el lago Enol.
Saliendo del área de aparcamiento por la carretera, nos plantamos sobre la orilla del lago Enol. En unos metros, dejamos el asfalto por la izquierda y continuamos siguiendo el sendero PR-5 que se dirige hacia el refugio de Vegarredonda y el Mirador de Ordiales.

Es primera hora de la mañana, las aguas del lago parecen de cristal y reflejan las laderas rocosas que lo bordean.

Dejamos definitivamente las aguas del Enol atrás y continuamos por una amplia y cómoda pista que se dirige a las praderas de la Vega de Enol. A nuestra izquierda destaca la solitaria capilla del Buen Pastor, donde cada 25 de julio se celebra la festividad del buen pastor. Al fondo divisamos ya las altas cumbres nevadas del macizo, entre ellas la Peña Santa, El Cornión (2596 metros). Dejamos a la derecha unas cabañas y llegamos a un cruce. A la derecha, el PR-5 continua camino de Vegarredonda. A la izquierda, otro PR rodea el pequeño macizo del Bricial hacia el lago de la Ercina. La lluvia apremia y no dudamos en tomar esta última alternativa.

La Vega de Enol. Al fondo, Peña Santa y el Cornión.
Continuamos por un sendero.
Salimos de la pista que raíamos y continuamos por un estrecho sendero que discurre ahora entre riscos y un bosquete. A la derecha se halla el bosque de Palomberu compuesto principalmente de hayas. A la izquierda, las alturas del Bricial (1284 metros), que rodearemos camino de la Ercina.


El camino discurre abriéndose paso entre las rocas. Pasamos junto a algunas construcciones pastoriles abandonadas.


La lluvia fina es constante, aunque no llega a impedir disfrutar de la caminata. Tras llegar a una cabaña de piedra, a los pies del Bricial, el sendero inicia una leve ascensión. A la derecha visualizamos una profunda hondonada, resto de una antigua laguna, probablemente seca por la filtración kárstica del agua. Es la llamada Vega del Bricial.

Vega del Bricial.

Cabaña de piedra a los pies del Bricial.
Seguimos ascendiendo un poco más y por fin llegamos a la cabecera del lago de la Ercina, junto a una cabaña de piedra.

Cabaña junto al lago de la Ercina.
El paisaje es excepcional. Al igual que su vecino el lago Enol, las quietas y cristalinas aguas del lago reflejan la montaña circundante. Mirando hacia atrás, hacia el este, tenemos  de fondo la muralla nevada de las cumbres mayores del Macizo Central de los Picos de Europa. Aunque no lo podemos ver, nos separa de ellos la profunda garganta del Cares.

Bordeamos el lago de la Ercina.
Solo tenemos que bordear la orilla del lago. Es este buen sitio para parar, descansar, comer algo, recreándose con el paisaje. Seguimos. Por desgracia, sobre la orilla oeste, se halla un gran aparcamiento de vehículos. Es media mañana y se halla llena de coches que rompen el verde intenso de la vega del lago. La vista de tal masa de metal junto al lago rompe y desfigura la magia del lugar.

Panorámica del lago La Ercina.
Antes de volver al lago Enol, muy cercano pero invisible desde la orilla del Ercina, subiremos hasta un espolón a medio camino de los dos lagos. desde el aparcamiento mencionado, sube también una escalinata por donde vemos muchos visitantes. Desde su punto más alto, tenemos buenas vistas de los dos lagos y podemos hacer buenas fotografías.


Video



Panorámica del lago Enol.
Ya solo nos resta descender por este espolón siguiendo una senda hasta llegar al aparcamiento, muy cercano.

Bajando hacia el aparcamiento.
Observamos que avanzada la mañana, ha pasado de estar ocupado por solo dos vehículos a primera de la hora de la mañana, a estar completamente lleno. Solo nos queda ya regresar descendiendo hasta el santuario.



LAGOS DE COVADONGA
Espacio natural
Picos de Europa Occidentales.
Dificultad
Baja.
Tipo de camino
Pista y senderos de montaña.
Ciclable
No.
Agua potable
Encontramos en los lagos y en el área de visitantes.
Tipo de marcha
Circular.
Orientación
Fácil, está señalizado todo el recorrido y es muy frecuentado.
Época recomendable
Primavera temprana y otoño. En verano puede estar atestado de visitantes. De noviembre a abril la nieve puede hacer complicado el acceso.
Inicio
Aparcamiento habilitado junto al lago Enol.
Distancias
Cangas de Onís (21,4 kms); Oviedo (93,7 kms); Burgos (276 kms y 3 horas 23 minutos).
Tiempo total
Casi 3 horas (incl. media hora de parada).
Distancia total
5,8 kilómetros.
Interés
Lagos Enol y Ercina, paisaje de los Picos de Europa, santuario de Covadonga.
Altitud mínima
1037 m.
Altitud máxima
1159 m.
Desnivel acumulado
248 m
Mapas
1:50000: 0055 Beleño.
1:25000: 0055-2 Sames-Inguanzo.
h

h
Notas:
- La excursión es sencilla en términos técnicos. El desnivel acumulado es escaso y está bien señalizado.
- Es recomendable estar atentos al tiempo, muy cambiante. Si hay riesgo de lluvias o nieblas, es mejor no subir.
- En época estival, solo se puede subir a los lagos mediante unos autobuses que parten de las inmediaciones del santuario de Covadonga.
- Obvio decir que la excursión se puede completar con una visita al santuario de Covadonga y la localidad de Cangas de Onís, donde destaca su famoso puente medieval.

Cangas de Onís: puente medieval.

Entradas relacionadas:



Mapa topográfico


Perfil de elevación

Ver y descargar track en Wikiloc





lunes, 23 de abril de 2018

Comarca de Lara: El río Villoruebo

La comarca de Lara, ubicada a poca distancia al SE. de Burgos, es una extensa área llena de riquezas naturales y culturales, todavía poco visitada. El recorrido discurrirá por un desconocido y bello paraje: el curso alto del río Villoruebo. Recorriendo sus orillas, caminaremos desde el pueblo de La Aceña hasta Villoruebo. Típica excursión muy apropiada para la primavera.

Mazueco de Lara


El río Villoruebo nace en la vertiente sur de la Sierra del Casarejo. Tras unirse a otros arroyos de montaña desemboca en el Valparaíso. En su recorrido alto entre los pueblos de Villoruebo y La Aceña, ambos en la comarca de Lara, describe un pequeño pero bonito desfiladero cuyo recorrido es sencillo  y merece una visita. Podemos iniciar la marcha desde cualquiera de sus extremos. Pero para hacer el recorrido más extenso y visitar otros pueblos, partiremos de la población de Mazueco de Lara, ubicado a corta distancia de Villoruebo en la falda del Casarejo también. Llegaremos partiendo de Burgos siguiendo la carretera de Los Ausines. Tras pasar Revilla del Campo y dejar Torrelara a la derecha, tomamos el desvío a la izquierda hacia Mazueco de Lara.
En cualquiera de sus bien arregladas calles, podemos dejar el coche e iniciar la excursión.

Dejamos Mazueco de Lara atrás camino de Paúles de Lara.
Saldremos de Mazueco tomando una amplia pista, muy definida que se dirige casi en línea recta hacia el sur. El camino gana altitud pronto para subir al páramo, a través de terrenos desnudos de vegetación. Pronto, divisamos ya al fondo la imponente silueta de Peñalara, montaña icónica de la comarca y visible desde casi todos sus pueblos.

Divisamos Peñalara frente a nosotros.
Por esta pista recorremos unos cuantos kilómetros sin más hasta iniciar un descenso hacia el llano, sobre el que se encuentra la pequeña población de Paúles de Lara, a la sombra de la Peñalara. Pero no llegamos a entrar en las casas del pueblo, sino que unos metros antes, tras enlazar con el antiguo trazado del ferrocarril Santander-Mediterráneo, torcemos a nuestra izquierda y seguimos su trazado. Nos dirigimos por él hacia el pueblo de La Aceña.

Vista de la Peñalara en el camino a La Aceña.
Este recorrido se efectúa también por terrenos llanos, desarbolados. En poco, desemboca en la carretera local que se dirige a La Aceña, adonde llegamos casi una hora después de haber partido de Mazueco de Lara.

Continuamos hacia La Aceña siguiendo el antiguo trazado del ferrocarril Santander-Mediterráneo
La Aceña de Lara, o simplemente, La Aceña, es una pequeña localidad, cuyo caserío y trazado tiene cierto interés pues ha sabido conservar un marcado carácter rural y arquitectura tradicional.

Llegando a La Aceña de Lara.
Las casas se hallan desparramadas sobre las laderas del barranco excavado por el río Villoruebo, dividiendo el pueblo en dos barrios.
En la parte central, sobre una hondonada junto al río, se halla la iglesia de la Presentación de Nuestra Señora.

El río Villoruebo atraviesa y divide el pueblo en dos barrios.
Saldremos de La Aceña siguiendo la orilla del río por un camino que se dirige hacia el NE.


La Aceña de Lara


Aún al abandonar la población, admiramos unas bonitas tenadas a la izquierda del camino. Dejamos las últimas construcciones y atravesamos un pequeño paso rocoso entre el roquedo que cierra el pueblo por el norte.


Nos plantamos sobre un cruce de caminos, donde encontramos una gran cruz de piedra. Debió de servir en su día como guía para los caminantes. Desde aquí solo tenemos que seguir la orilla del río Villoruebo, que se desarrolla encajonado entre dos laderas rocosas. Éstas muestran abundante vegetación y no estamos seguros de que sea viable caminar siguiendo el cauce.

Crucero junto a la entrada del desfiladero del Villoruebo, muy cerca de La Aceña.

Pese a nuestro temor inicial, la orilla del río se mantiene en general limpia e incluso en primavera temprana, cuando la vegetación ha eclosionado con fuerza. Avanzamos por el lecho. En algún tramo, debemos remontar un poco la ladera para salvar algún muro vegetal, pero siempre sin dificultad.

Entramos en el pequeño desfiladero que forma el río Villoruebo.
Solo tenemos que seguir por la orilla. El caudal del río es abundante en primavera, es de prever que el resto del año es muy exiguo porque el cauce es estrecho. Poco a poco vamos superando su tramo más frondoso camino de su extremo en el pueblo de Villoruebo.

Tramos centrales del desfiladero.
Seguimos la orilla del río por el interior del desfiladero.
Unos trescientos metros antes de llegar a las primeras casas, el desfiladero del río se abre en una pequeña vega donde encontramos algunas construcciones abandonadas


Casi cuarenta minutos después de haber partido de La Aceña, llegamos a Villoruebo.


En poco, entramos en las primeras casas. La localidad se asienta a los pies de la ladera sur de la Sierra del Casarejo, que protege todo este valle por el norte.

Llegamos ya a Villoruebo
En el pueblo, tiene interés su plaza con la fuente y la iglesia de la Asunción. Desde aquí no hay muchas alternativas para retornar a Mazueco de Lara que no sean por la carretera.


Villoruebo

Plaza.
Iglesia de San Torcuato.
La distancia es corta, poco más de dos kilómetros, y el tráfico por esta carretera es muy escaso. Así pues cubrimos este último tramo por el asfalto con cierta comodidad y disfrutando del paisaje.

Ganado en la carretera de Villoruebo a Mazueco de Lara.
A mitad camino, podemos visitar la ermita de San Roque, ubicada a la izquierda en el sentido de la marcha.

Ermita de San Roque, a la izquierda de la carretera de Villoruebo a Mazueco de Lara.
Una vez en Mazueco de Lara, podemos acercarnos a visitar la iglesia de San Torcuato, ubicada en un altozano que domina el pueblo y el valle.


Tras visitar las calles del pueblo y beber agua de la fuente, finalizamos esta excursión por los pueblos de la Comarca de Lara.



RÍO DE VILLORUEBO
Espacio natural
Comarca de Lara, río Villoruebo.
Dificultad
Baja.
Tipo de camino
Camino entre Mazueco de Lara y La Aceña. Sendero de ribera entre La Aceña y Villoruebo. Carretera entre Villoruebo y Mazueco de Lara.
Ciclable
Sí, aunque algún tramo del desfiladero deberemos llevar la bici a cuestas.
Agua potable
Encontramos en todos los pueblos por los que pasamos.
Tipo de marcha
Circular.
Orientación
Sencillo, todo el recorrido es bastante intuitivo con referencias.
Época recomendable
Primavera, cuando el campo está verde y el río va cargado de agua,
Inicio
Mazueco de Lara.
Distancia de Burgos
35,5 kilómetros.
Tiempo total
2 horas 30 minutos.
Tiempos de marcha
Mazuelo de Lara-La Aceña de Lara: 1 hora; La Aceña de Lara-Villoruebo: 45 minutos; Villoruebo-Mazueco de Lara: 30 minutos.
Distancia total
11,55 kilómetros.
Interés
Paisajes de la Tierra de Lara, desfiladero del río Villoruebo entre La Aceña y Villoruebo, arquitectura tradicional de los pueblos de Lara (en especial La Aceña).
Altitud mínima
996 m.
Altitud máxima
1151 m.
Desnivel acumulado
253 m
Mapas
1:50000: 0239 Pradoluengo; 0277 Covarrubias.
1:25000: 0239-3 Palazuelos de la Sierra; 0277-1 Campolara.
h
hNotas:
- Excursión sencilla y agradable, muy apropiada para la primavera cuando los campos están verdes y el río lleva su máximo caudal.
- En Mazueco hay bar donde podemos descansar.
- La comarca de Lara está muy cerca de Burgos. Podemos rematar esta excursión visitando algunos pueblos de la comarca.


Lara de los Infantes.


Entradas relacionadas:



Mapa topográfico


Perfil de elevación


Ver y descargar track en Wikiloc