lunes, 12 de octubre de 2015

Monte Laisa

En esta excursión recorremos el monte Laisa, ubicado en la comarca de Lara. Se trata de un extenso bosque de encina y carrasca limitado por el triángulo formado por los Cubillos, junto a la carretera de Soria por el sur, la zona de los Ausines por el norte y los pueblos de Quintanalara y Torrelara por el este. La excursión tiene el atractivo de caminar por solitarios parajes dentro del bosque así visitar una bonita y sorprendente cárcava.

Podemos iniciar la excursión por su lado norte o sur. Optamos por esta segunda opción y para ello nos acercamos hasta la aldea de Cubillo del César, situada muy cerca de la carretera de Soria. Debemos salir de Burgos hasta Cuevas de San Clemente, donde aparece un cartel indicando la salida a Cubillo donde llegamos en apenas 35 minutos desde Burgos.

Cubillo del César


Entramos por al calle principal, yo diría única, del pueblo, hasta llegar junto a una bonita fuente románica junto a una amplia pista que nace justo allí. Dejamos el coche y emprendemos la excursión. El camino es amplio y en muy buen estado. Es utilizado frecuentemente por los vecinos del pueblo para acercarse a los pueblos de Quintanalara, Revilla del Campo y los Ausines, al otro lado del monte. La pista es cómoda de recorrer, continuamente salen caminos y senderos por ambos lados, siendo el paisaje en principio adejesado, salpicado de frondosas encinas.

Iniciamos el recorrido por amplias pistas entre las encinas.
La laguna del monte.
En algo menos de un kilómetro, nos saldremos de la pista principal por nuestra izquierda (¡sin señalizar!) siguiendo las indicaciones de nuestro GPS. Esta ruta no es sencilla si no disponemos de esta ayuda, ya que no hay señal alguna y en el monte podemos perdernos muy fácilmente, no hay referencias. Continuamos por otra pista también en buen estado.
El avance es cómodo, caminamos entre encinas y espacios muy amplios, el silencio nos acompaña. En menos de un kilómetro más, desembocamos en un gran espacio abierto donde pasamos al lado de la llamada laguna del Monte, una gran charca con poca agua ya que estamos en agosto. La dejamos detrás y seguimos un poco más hasta desembocar de nuevo en un gran espacio despejado donde nos cruzamos con otra gran pista desde donde parecen salir muchos senderos. Cruzamos la pista y seguimos en dirección norte buscando el borde del páramo.

Divisamos Quintanalara al fondo en el valle.
La mejor referencia aquí es seguir junto a una zanja excavada que parece salir perpendicularmente de la pista que mencionamos antes. Podemos comprobar que nos acercamos a un vallejo que baja por nuestra izquierda. Seguimos junto a él dejando los árboles a nuestra derecha. Por este borde caminamos rodeando y esquivando los árboles que nos estorban el paso, en general sin grandes dificultades, hasta que en unos doscientos metros más adelante, éstos desaparecen a nuestra izquierda y podemos bajar por una ladera de piedra fina del páramo hacia el vallejo que se desarrolla a nuestra izquierda abajo.

Bajamos por la ladera hacia Los Riscos.
Descendemos así hasta un pequeño barranco, poblado de encinas, que viene del cercano Quintanalara. El pueblo sin embargo no es visto. Nos introducimos valle adentro siguiendo una estrecha pero evidente trocha hasta llegar de sopetón al fondo del valle: una bella cárcava compuesta por un muro de caliza horadada por múltiples cuevas. Son los riscos de Quintanalara. Es el hogar perfecto para los buitres que sin embargo no apreciamos. El lugar nos recuerda mucho el cercano Desfiladero de los Castros, cuya vista ya hemos publicado en este blog. Encontramos muchos huesos de animales, quizás ha sido usado como muladar o comedero de buitres.

El encantador paraje de Los Riscos, cerca de Quintanalara.

Video de Los Riscos de Quintanalara

video


Abandonamos la cárcava por nuestra izquierda, saliendo por una pedregosa ladera que en poco, nos deja de nuevo sobre el páramo arbolado.
Dejamos Los Riscos atrás y retornamos al páramo.
Ahora enlazamos con una pista siguiéndola por la izquierda según subimos para llegar al borde del páramo, precisamente sobre el pueblo de Quintanalara, que queda a nuestros pies abajo. Buen sitio para descansar, comer y disfrutar del paisaje. Al fondo contemplamos las siluetas de las Sierras del Casarejo y Mencilla detrás.

Quintanalara.


Disponemos de buenas vistas de la comarca de Lara norte.
Desde aquí, siguiendo siempre el borde del páramo, continuamos hasta la ermita de San Cristóbal, de la que nos separan casi tres kilómetros.

Nos incorporamos a la pista que sube desde Torrelara a la ermita de San Cristóbal.
El recorrido es fácil, ligero, a nuestra izquierda espléndidas vistas de la comarca de Lara, a nuestra derecha el espeso bosque que amenaza con llegar hasta el borde.
Antes de llegar a la ermita, nos incorporamos al camino que sube desde el pueblo de Torrelara, que vemos abajo a nuestra izquierda. Llegamos a la ermita de San Cristóbal, ubicada en un solitario emplazamiento. Se trata de un templo rural austero, emplazado en un bonito paraje entre encinas y en buen estado de conservación.


Justo al lado, nace el camino, en principio amplio, que nos debe llevar de vuelta a Cubillo del César a través del monte.

Retornamos a Cubillo del César siguiendo senderos del interior del Monte Laisa.
El itinerario hasta el pueblo es francamente retorcido porque se adentra en lo más profundo del monte. El sendero se abre paso entre la espesa vegetación que en algunos puntos solo deja pasar una persona e incluso llega a difuminarse en algunos lugares.


El sendero está afortunadamente señalizado y si nos fijamos, en todo momento aparecen montoncitos de piedras que indican a dirección correcta en cualquier cruce. Aún así, hay que estar atento para no despistarse.

Cruzamos con el sendero del Camino de San Olav.,
Así, poco a poco, vamos cubriendo el camino que nos separa de Cubillo del César por lo más profundo del bosque siguiendo estrechos senderos durante unos dos kilómetros. A medio kilómetro de la ermita, nos topamos con una amplia pista, la llamada "Camino de Burgos a Cubillejo" que seguimos unos metros para salirnos de nuevo un poco más adelante (siguiendo las indicaciones) e internarse de nuevo en lo más profundo del bosque. Tenemos la impresión de que en cualquier momento nos va a salir algún animal de entre la espesura.

Bajamos hacia Cubillo del César.
Ya cerca del pueblo, enlazamos con el llamado "Camino de San Olav", señalizado con un cartel. Se trata de una ruta recientemente habilitada que une las localidades de Burgos con Covarrubias y su famosa ermita. En mi opinión, esta ruta aún no ha tenido demasiado éxito quizás porque no se le ha dado mucha publicidad y el coincidir en muchos tramos con el Camino del Cid que le ha robado protagonismo.

Señales indicativas del Camino de San Olav, cerca de Cubillo del César.
Bajamos ya finalmente hasta Cubillo del César, cuyas casas vemos a través de los árboles.
Antes de irnos podemos visitar la fuente medieval y la bonita iglesia románica que hay a la entrada de la localidad. Todo el recorrido que hemos hecho más el viaje de ida y vuelta a Burgos podemos hacerlo en apenas tres horas.

MONTE LAISA
Dificultad
Media, por las dificultades de orientación.
Ciclable
No.
Circular
Sí.
Orientación
Difícil.
Época recomendable
Todo el año.
Inicio
Cubillo del César.
Distancia de Burgos
33,9 kilómetros.
Tiempo total
2 horas 30 minutos.
Distancia total
9,3 kilómetros.
Interés
Monte de Laisa, cárcava de Quintanalara, ermita de San Cristóbal, paisajes de la comarca de Lara.
Altitud mínima
1014 m.
Altitud máxima
1109 m.
Mapas
1:50000: 0238 Villagonzalo-Pedernales; 0276 Lerma; 0277 Covarrubias.
1:25000: 0238-4 Revillarruz; 0276-2 Mecerreyes; 0277-1 Campolara.










Notas:

- Se trata de una ruta físicamente apta para todo el mundo. La dificultad proviene de las dificultades de orientación, ya que atraviesa largos trechos por monte cerrado en que no hay referencias claras y puede ser fácil extraviarse.
- Alternativas posibles es iniciar la excursión desde los pueblos de Quintanalara o Torrelara.
- Todo el bosque está surcado de pistas y caminos. Por el norte enlaza con el monte de los Ausines. Buenas posibilidades de realizar largas excursiones en BTT.
- La ermita de San Cristóbal, a donde podemos subir en coche, es también un buen punto de partida para subir a Peñalara. Desde allí solo tenemos que continuar siguiendo el borde del páramo y enlazar con el camino que sube de Cubillejo para ascender hasta la peña.



Iglesia románica de Cubillo del César.


Entradas relacionadas:


Mapa topográfico


Perfil de elevación


Ver y descargar track en Wikiloc

No hay comentarios:

Publicar un comentario