lunes, 17 de marzo de 2014

Desfiladero de los Castros

Dentro de la comarca de Lara se halla un recóndito y poco visitado desfiladero, hogar de una nutrida colonia de buitres. Su acceso y recorrido es muy sencillo y sorprende al que se acerca por primera vez.

El desfiladero se ubica en la sector occidental de la Sierra de Peñalara, entre los pueblos de Revilla del Campo y Torrelara. Desde ambas poblaciones, es posible acceder al desfiladero. Nosotros lo realizaremos desde el primero de los dos pueblos. 
A Revilla del Campo llegamos tomando la carretera de Los Ausines, desde se llega en pocos kilómetros. Una vez en Revilla, a mitad de la calle principal, hay que desviarse a la derecha, cruzar el río y salir por un amplio camino que nace junto a la ermita.
La pista está en buen estado en los dos primeros kilómetros, en donde dejamos el coche junto a ella en terreno llano y avanzamos por la pista hacia la entrada del desfiladero.
Llegaremos a él en apenas quince minutos caminando. A la entrada, se hallan algunas mesas.


Revilla del Campo.
El primer tramo del desfiladero, por donde penetramos, se presenta muy frondoso y avanzamos por una estrecha senda, a veces difusa pero sin pérdida alguna.
Si nos fijamos, a los lados divisamos ya los roquedos donde es fácil ver buitres sobrevolando por encima de nuestras cabezas.
Tras recorrer algo menos de medio kilómetro, nos emplazamos en el interior del desfiladero, en un cruce de caminos donde hay una enorme roca. Estamos rodeados de altos peñascos calizos con grandes oquedades esculpidas por la erosión kárstica. Es el perfecto hábitat para las rapaces.

Cavidades originadas por la erosión kárstica donde habitan varias de parejas de buitres.
Todo el interior del desfiladero es un recóndito lugar para perderse y recorrerlo en su totalidad. Sus dimensiones son reducidas y nos acompaña el silencio, sólo interrumpido de vez en cuando por el acompasado batir de las alas de los buitres que patrullan sus cielos.


En el cruce donde nos encontramos, debemos tomar un senda a nuestra izquierda que sigue longitudinalmente el desfiladero. En poco, debemos desviarnos a la derecha para adentrarnos en un gran barranco lateral, emprendiendo un suave ascenso. Se trata del llamado Valle Hermoso, una barranquera que sube desde el fondo del desfiladero al monte. 


Algunos rincones del desfiladero se presentan muy frondosos.
A nuestra derecha, en el sentido de la marcha, tenemos una enorme pared vertical con grandes repisas donde fácilmente divisamos a los buitres descansando.
Según ascendemos de altitud por el barranco y nos ponemos a la altura visual de las repisas.

Subimos por un barranco lateral siguiendo una pared vertical a nuestra derecha.
Progresamos por la senda hasta ganar su punto más alto al fondo del Valle Hermoso, ya en el llano.
Aquí podemos descansar y recrearnos visualizando las idas y venidas de los buitres, muy frecuentes.


Vista del Valle Hermoso por donde hemos subido.
Podemos verlos en sus repisas descansando, algunos incluso incubando el único huevo que ponen. Se recomienda llevar prismáticos.

El Valle de los Buitres



video

Video

Desde aquí ya solo nos queda retornar a Revilla del Campo. Podríamos retornar por el mismo camino, pero hacemos la excursión circular retornando por el monte. Para ello, continuamos barranco arriba acercándonos a la pared derecha siguiendo la cual y entrando en el bosque, desembocamos en una amplia pista que recorre de SE. a NO. el monte. Se trata de la misma sierra que evoluciona hacia el sur hacia Peñalara. 


Tomamos la pista por la derecha. Monte a través, entre robles y monte bajo, caminamos varios kilómetros hasta alcanzar un gran camino transversal. Seguimos por el lado derecha, comenzando un ligero descenso por una amplia pista.
El camino, progresivamente va perdiendo altitud en su descenso hacia el valle donde se encuentra Revilla del Campo, que ya divisamos al fondo.

Retornamos a Revilla del Campo por una pista entre los prados.
Bajamos por el camino y en breve, llegamos al área despejada donde habíamos dejado el coche.


Desfiladero de los Castros

Notas:

- El regreso por el monte puede ser dificultoso si no se toma la pista correcta. Si hay dudas, es mejor volver por el mismo camino de ida.
- Desde Torrelara o Cubillo del César hay que subir por una pista a la sierra y por un camino, llegar a la parte superior del Valle Hermoso.
- De febrero a mayo hay que intentar ser respetuoso y no molestar a la aves ya que están en período de cría.

Entradas relacionadas:



Mapa topográfico.


Perfil de elevación.


Ver y descargar track en Wikiloc

No hay comentarios:

Publicar un comentario