jueves, 7 de noviembre de 2013

Sendero Minero de Juarros

En la comarca de Juarros hubo una intensa actividad minera desde mediados del siglo XIX hasta los años 70 del pasado siglo. Hoy quedan los restos de muchas minas desperdigadas por los bosques y caminos de la comarca. El Sendero Minero de San Adrián de Juarros visita la mayoría de estas minas.

El camino comienza en el pueblo de San Adrián de Juarros. Desde aquí iremos hasta Brieva de Juarros y volveremos por otro camino haciendo la ruta circular y visitando más minas.


Para llegar a San Adrián de Juarros, salimos de Burgos por la N-120. Antes de Ibeas de Juarros, tomamos el desvío a mano derecha a San Millán de Juarros. Desde este pueblo hay que torcer a la izquierda y tras pasar Mozoncillo y Salgüero de Juarros, llegamos a San Adrián. Al final del pueblo, en una plazoleta donde hay una fuente, aparcaremos el coche. Un gran panel nos informa sobre el Sendero Minero. Junto a él, inicia el camino. Ascendemos por el sendero hacia unas praderas donde hay unas tenadas. No hace muchos años hubo aquí un prado donde pastaba un rebaño de burros.

Tenadas a la salida de San Adrián junto al Sendero Minero.

Allí mismo divisamos a mano izquierda el primer indicio minero, el pozo San Ignacio, muy visible desde lejos por tener una gran torre de extracción, hoy rehabilitada de la ruina.

Valle del arroyo Solechón.
Seguimos el sendero, siempre bien señalizado. Pasamos un robledal, dejando la mina del Conde a la derecha y desembocamos en un gran valle transversal. A la derecha, baja hacia Santa Cruz de Juarros. Torcemos a la izquierda hacia el arroyo Solechón, a la búsqueda del pueblo destino de la ruta, Brieva de Juarros. 

Mirador sobre el valle del Solechón..
Estas praderas suelen estar frecuentemente encharcadas y abundar el ganado vacuno, pero con facilidad las atravesamos y nos incorporamos a la pista que nace en la otra orilla del valle.
Al poco de incorporarnos, encontramos un mirador asomado a la vaguada, buen sitio para parar y disfrutar del paisaje.

Continuamos hacia Brieva por el robledal.
Continuamos por el bien marcado camino y entramos de nuevo en el robledal. Descendemos hasta cruzar el lecho del arroyo y llegamos a un marcado cruce. A nuestra derecha sale una amplia pista por el Valle Quemado, donde se ubicaron numerosas minas. En la confluencia con la que traemos, se encuentran los restos de la mina El Travesal. Hoy está acondicionado el paraje con una vagoneta y una mesa para descansar. Retomamos el camino,que se convierte en estrecha senda siguiendo la margen del arroyo. En apenas doscientos metros, de nuevo en el robledal, hallamos a nuestra derecha la mina La Esmeralda. Frente a cada mina encontramos siempre un panel explicativo sobre su historia y muchas detalles e informaciones interesantes sobre la actividad minera y la Comarca de los Juarros en general.

Mina Travesal.
Seguimos por el camino que de nuevo se introduce en un bosque y comienza a descender ligeramente.


Estamos cerca ya de Brieva.
Frente a la mina Esmeralda se hallan los restos del antiguo molino sobre el arroyo Solechón


Es posible entrar en el edificio en ruinas y contemplar la muela y otros restos.

En apenas trescientos metros por el sendero, divisamos ya Brieva de Juarros en la otra orilla del arroyo. Entramos por la parte baja del pueblo y nos topamos con coqueta ermita de la Virgen de las Nieves, modesta edificación del siglo XVIII con una bonita inscripción sobre el dintel de la entrada. Justo enfrente, bajo las casas del pueblo, se halla la surgencia de Brieva, donde las aguas de un manantial espontáneo se unen al arroyo Solechón que hemos traído.
No hace falta subir a Brieva de Juarros (aunque es recomendable visitarlo), sino que a media ladera, atravesando antes el río junto a la surgencia, retomamos la pista del Sendero Minero que sigue el arroyo y emprendemos el regreso a San Adrián de Juarros.

Ermita de la Virgen de las Nieves en Brieva de Juarros.
Detalle inscripción en la ermita.
Surgencia de Brieva.

Brieva de Juarros

Brieva de Juarros.

Iglesia de Brieva de Juarros.
Vamos dejando Brieva por la parte baja junto al río y tras pasar los restos de una antigua calera, nos adentramos de nuevo en el bosque. 

Antigua calera a la salida de Brieva de Juarros.
Dejaremos una nueva mina a mano derecha (un panel hoy desaparecido explicaba que aquí hubo un accidente en que murieron doce mineros) y continuando por el bosque recorremos el medio kilómetro que nos separa de la carretera de Salgüero a Brieva. Debemos torcer a mano izquierda por ella y recorrer los escasos doscientos metros hasta salirnos a la izquierda por una amplia pista que nos debe llevar de regreso a San Adrián.

Paisaje otoñal a la salida de Brieva.
Todo el camino hasta San Adrián de Juarros está flanqueado por bocas de minas y otros restos, con lo cual vamos deteniéndonos en los paneles explicativos mientras caminamos por el pinar. El recorrido es pues muy ameno todo el trayecto.

Refugio cerca de la Mina Juarreña

Dejamos el pinar y llegamos a las praderas con tenadas sobre el pueblo de San Adrián de Juarros, que se intuye ya unos metros más abajo. Tal como vimos en la ida, visitamos ahora la bocamina y torre de extracción de la mina San Ignacio. El panel explicativo nos indica que aquí se produjo un desgraciado accidente en los años 50 del pasado siglo en que murieron dos personas.
Desde la mina ya solo tenemos que bajar junto a las tenadas hasta San Adrián de Juarros.

San Adrián de Juarros.


Sendero Minero de Juarros



Notas:
- La ruta es sencilla, fácil y cercana a Burgos, por lo que es muy aconsejable para familias con niños.
- Existen varias variantes posibles, como subir al pico Esculca donde hay un mirador o seguir por el camino del Colladillo hasta el arroyo del Horcajo para regresar a Brieva.
- Desde Santa Cruz de Juarros parte la ruta del Sendero de los Manantiales, que se explicará en este blog más adelante.
- También es posible alargar la excursión accediendo al Sendero Minero desde la Vía Verde de la Sierra de la Demanda. Para ello salimos de Arlanzón por la Vía y tomar a los tres kilómetros una pista forestal que nos dejará cerca de Brieva de Juarros.
- Todas estas rutas dentro de la comarca de Juarros son muy apropiadas para ser realizadas en bicicleta de montaña al no haber grandes pendientes y estar los caminos en relativamente buen estado.


Entradas relacionadas

El Sendero Minero en invierno







Mapa topográfico


Perfil de elevación



Ver y descargar track de Wikiloc




6 comentarios:

  1. Lo hice este fin de semana, camino fatal señalizado, en muchas ocasiones se producen intersecciones donde no se indica por donde hay que seguir el camino. A veces te encuentras sitios en los que indican una señal de pintura pero no siempre y repito MAL SEÑALIZADO. Un camino que empezó siendo agradable se convirtió en una auténtica TORTURA ya que nos perdimos en varias ocasiones.

    Una pena tener un camino bien preparado y lo más sencillo de hacer y menos costoso tenerlo totalmente descuidado.

    ResponderEliminar
  2. Ocurre con muchos caminos, que la señalización se deteriora y echa a perder por falta de mantenimiento.

    ResponderEliminar
  3. Siento discrepar, pero ayer lo hicimos nosotros, y está perfectamente señalizado, el camino muy limpio, amplio... lo que es una pena, es que la ruta no suba hasta el mismo pueblo de Brieva, sería beneficioso para el pueblo. Muy recomendable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por cierto, nosotros si que subimos hasta el pueblo de Brieva, es más, las indicaciónes te llevan hasta allí. Un saludo, Sara

      Eliminar
  4. Hice la ruta el sábado con unos amigos. Al principio está bien señalizado, pero casi al final de la ruta, te desvía hacia un alto y a partir de ahi no hay señalización. Hicimos 9 kilómetros de más, sumando el mal tiempo y el cansancio. La mala señalización es una pena, ya que la gente se pierde, te llevas un disgusto y mal rato. Es una pena porque la ruta es muy bonita. Sara

    ResponderEliminar
  5. Me ocurrio algo parecido a Sara.

    Hice la ruta el dia de los santos de 2016. Hacia un dia estupendo, soleado y durante 3/4 de recorrido esta muy bien indicado y se hace muy ameno.

    Al final del recorrido (antes de llegar a la torre de extraccion) subimos hasta un alto desde donde hay una vista panoramica estupenda (360º). Volvimos sobre nuestros pasos unos 200m para volver al camino original, pero se bifurcaba en tres. Tomamos uno y tras andar algo mas de 1km y ver muchas torres para cazadores, dimos la vuelta y cogimos el que giraba ligeramente a izquierdas (es el correcto) hasta llegar a la torre de extraccion de la mina San Ignacio.
    Cuando bajábamos hacia el pueblo otro pequeño contratiempo-despiste nos llevo a una zona cercada. Tras unos giros de cabeza corregimos el rumbo y llegamos al destino.

    Eso si, la rutilla es preciosa.

    No intentéis entrar en las minas que estan llenas de mosquitos y fango.

    ResponderEliminar