martes, 25 de junio de 2013

Ferrocarril Minero (I): de Arlanzón al Puerto del Manquillo

El ferrocarril minero fue construido por la compañía inglesa "The Sierra Company" entre 1895 y 1900 para transportar el carbón extraído en las minas de la Sierra de la Demanda. Su actividad fue breve y en 1904 ya no circulaban trenes por no cubrirse los costes del transporte con la venta del carbón que se dirigía principalmente a Bilbao. De nuevo hacia 1920, esta vez por la empresa Ferrocarril y Minas de Burgos S.A., se reabrió brevemente de nuevo para cerrarse definitivamente tan solo un año más tarde.

Durante la Guerra Civil (1936-1939) los vecinos comienzan a desmantelar las vías. En 1947 se levantarán los restos definitivamente para sumirse en el completo abandono hasta su recuperación como vía verde a comienzos del siglo XXI.
Su recorrido completo, en sus tramos recuperados, comienza en el pueblo de Arlanzón y termina en Monterrubio de la Demanda, cercano a la frontera con la Rioja: En total recorre casi 55 kilómetros.
En el artículo, recorremos el primer tramo, desde Arlanzón hasta Pineda, lo que cubre aproximadamente la mitad del recorrido total.



(Ir a entrada del segundo tramo: del Puerto del Manquillo a Monterrubio de la Demanda)

Salimos del pueblo de Arlanzón. Lo mejor es cruzar el puente sobre el río del mismo nombre a la salida de pueblo y continuar por al carril que sube hasta la estación depuradora de aguas, junto a la cual, dejamos el coche y comenzamos el recorrido por la vía verde, justo al lado.
El recorrido hasta las inmediaciones de Urrez es prácticamente llano y transcurre entre grandes bosques de robles alternados con pequeños prados según nos acercamos a este último pueblo.

Toda la Vía Verde está perfectamente acondicionada.
Bellas vistas sobre la sierra.
Toda la Vía Verde se encuentra acondicionada con buen firme y vallado.
Alcanzamos la carretera del pueblo. Justo al lado del cruce, es punto de aparcamiento para muchos caminantes y ciclistas que desean realizar el recorrido salvando el tramo Arlanzón-Urrez.

Urrez al fondo.
Bebedero de ganado.
Cruzamos entonces la carretera y continuamos por un largo viaducto, primera gran obra del ferrocarril que nos topamos, que cubre el desnivel creado por el barranco que baja de Urrez al Arlanzón abajo, junto a Villasur de Herreros.
Pasado el viaducto, nos adentramos ya en el bosque, que no dejaremos prácticamente hasta entrar en el Valle donde se halla Pineda, a unos 18 kilómetros de donde estamos.
Pantano de Arlanzón próximo a Pineda.
Anocheciendo junto al pantano.
Rodamos entre unos extensos robledales, en algunos tramos incluso bajo un túnel vegetal.
El ferrocarril minero fue construido salvando todos los obstáculos posibles como los barrancos que bajan de las laderas y siempre buscando suavizar la pendiente, por lo cual, pasamos algunas espectaculares trincheras excavadas a golpe de dinamita. En ella, estamos encerrados entre dos paredes.
Pasados unos dos kilómetros desde Urrez, nos encontramos con una elevada cuesta que únicamente salva el desnivel existente, ya que el trazado original pasaba por un pequeño túnel, que aún puede verse hoy, cegado y cerrado por seguridad. Es conveniente subir esta cuesta (y bajarla) caminando debido a su elevada pendiente y ser peligroso por la gravilla que siempre tiene.
Pasado esta cuesta, salvamos un extenso barranco mediante un enorme viaducto elevado unos veinte metros sobre el entorno, completamente forestado, lo que acrecienta la sensación de estar sumergidos en plenaa naturaleza. Aquí tenemos ya las primeras buenas perspectivas sobre la Sierra de la Demanda, sierra paralela a la del Mencilla por donde estamos circulando.


Desde aquí, continuamos muchos kilómetros en soledad, alejados de toda referencia humana, a la búsqueda de las aguas del pantano de Arlanzón. Bordeamos realmente el pantano de Uzquiza, el más grande de los dos, pero nunca llega a verse al quedar sus entrada a nuestra izquierda siempre ocultas por la vegetación.
Al llegar a las inmediaciones del pantano de Arlanzón, el bosque cambia de robledal a pinar. Seguimos pues muchos kilómetros aún junto a las aguas, más o menos lejanas según su caudal.

Caminamos por el robledal.
Rodamos junto al pantano de Arlanzón.
Tras atravesar un bonito puente colgado construido para la vía, atravesamos una pequeña garganta por donde se acelera el Arlanzón y entramos en el Valle del Sol, donde el paisaje se ensancha y discurrimos entre las dos sierras, la Demanda a mano izquierda, el Mencilla a la derecha. Pineda de la Sierra al fondo.


Pineda de la Sierra

Este último tramo es prácticamente llano y llegamos a Pineda de la Sierra en apenas diez minutos.
La llegada se produce por la parte alta del pueblo, junto a la ermita del Cristo. Realmente el ferrocarril minero continuaba por donde hemos venido, pero este tramo hasta la carretera que sube a las lagunas no se ha podido habilitar al ser propiedad privada.
De todos modos, lo natural es entrar en Pineda para descansar, repostar y continuar camino.
Saldremos por la carretera y salimos dirección Salas para en apenas doscientos metros, reincorporarnos a la derecha a la Vía Verde junto a la carretera que sube al refugio del Mencilla.
De nuevo nos adentramos en el bosque y emprendemos una suave ascensión al principio hacia el Puerto del Manquillo, que poco a poco se va endureciendo para finalmente tener que superar la dura rampa que salva el gran desnivel. El Puerto del Manquillo es un gran collado situado a 1410 metros sobre el nivel del mar que separa las sierras de la Demanda de la del Mencilla. El antiguo ferrocarril minero salvaba este desnivel por un túnel, hoy cegado por seguridad.
Justo en el puerto, hay bancos y mesas y suelen dejar el coche muchos excursionistas ya que es punto de partida de varias excursiones.


Ferrocarril Minero: de Arlanzón al Puerto del Manquillo


Notas:

- Más información sobre la historia del ferrocarril minero de la Sierra de la Demanda puede encontrarse en el libro  "El ferrocarril minero de Villafría a Monterrubio de la Demanda (Historia y Naturaleza)", editado por la Diputación de Burgos en 2002.
- La  subida al Puerto del Manquillo es larga y con elevada pendiente.
- Nada más pasar la carretera que sube el refugio del Mencilla, sale una pista a nuestra derecha según avanzamos al Manquillo que sube a las minas de Cerracín, hoy recuperadas.
- Pineda de la Sierra es punto de descanso y origen de múltiples excursiones.
- En el Puerto del Manquillo hay una explanada hábil para aparcar coches. También sirve de punto partida del segundo tramo.

Entradas relacionadas:



Minas de Cerracín, hoy recuperadas.




Mapa topográfico


Perfil de elevación

Ver y descargar track en Wikiloc

No hay comentarios:

Publicar un comentario