martes, 10 de diciembre de 2013

Desfiladero de los Tornos

En su recorrido por la provincia de Burgos, el Ebro se abre paso labrando profundos desfiladeros, cañones y gargantas. De entre todos ellos, el río se supera a sí mismo en belleza paisajística entre las poblaciones de Tudanca y Cidad de Ebro, donde confluyen los valles de Manzanedo, Zamanzas y Valdebezana. Una ruta senderista circular permite recorrer sus dos orillas, constituyendo una de las excursiones más atractivas del norte burgalés.


Desfiladero de los Tornos




Llegaremos a la aldea de Tudanca saliendo de Burgos por la N-623 Burgos - Villarcayo. Sobrepasado Pesadas de Burgos y antes de bajar por el Puerto de la Mazorra, nos desviamos a la izquierda en dirección a Dobro y Pesquera de Ebro. Tras pasar este último pueblo, tomamos la carretera local que se dirige a Tubilleja y Tudanca, donde termina la carretera.

El Ebro en Tudanca.
En el entorno de Tudanca, el río Ebro realiza un gran meandro abriéndose paso entre enormes cantiles rocosos que caen a plomo desde las alturas de la Sierra de Albuera, formando un bello paraje.El pueblo se ubica en uno de los enclaves más aislados y desconocidos de la provincia de Burgos.
El río, tras el meandro que ha formado y su posterior remansamiento, se dirige sin dilación hacia el cercano desfiladero de los Tornos, que separará Tudanca del Valle de Manzanedo.
Este primer tramo coincidirá con el recorrido del GR 85, con lo cual está perfectamente señalizado hasta Cidad de Ebro.

Tudanca.
Así pues, salimos desde Tudanca por el sendero GR 85 que discurre paralelo al río, que queda a nuestra izquierda. El camino está en buen estado, señalizado y recorremos un kilómetro por terreno llano.


Poco a poco el camino se va estrechando y ganando altitud, pues nos estamos acercando al desfiladero y hay que superar las alturas rocosas que caen sobre el río. El cauce del Ebro se estrecha y sus orillas se escarpan.

Nos acercamos al desfiladero.
Ascendemos por la ladera para superar el desfiladero.

Video


Llegamos a un punto en que el camino comienza la ascensión en zigzag por la ladera derecha ya que no es posible caminar siguiendo la ribera. La ascensión no es ningún caso demasiado fuerte. Según ascendemos, vamos dejando el río abajo. El paisaje se ensancha y contemplamos bellas panorámicas del río adentrándose en la garganta.

Caminamos junto al río hacia Cidad de Ebro.
Ganamos la parte más alta del desfiladero y perdemos la vista del río, continuando por un camino que discurre entre carrascas y monte bajo. En breve iniciamos el descenso, suave hacia el valle y el entorno del río de nuevo. El Ebro, tras salir de la garganta, hace su entrada en el bellísimo Valle de Manzanedo. El río gana en anchura y su velocidad disminuye.

Descendemos al Valle de Manzanedo.
Seguimos bajando hasta llegar a la orilla del mismo río. Siguiendo el camino a su vera, recorremos los dos kilómetros y pico que nos separan de Cidad de Ebro, extremo de nuestra ruta y primer pueblo del valle.El sendero es tranquilo, placentero, es fácil cruzarse con caminantes. La llegada al pueblo se produce por su parte alta, bajando hasta la iglesia.


Cidad de Ebro


Atravesamos el pueblo, admirando algunas casas con solana mirando al sur y balcón corrido, típica arquitectura tradicional de las Merindades, donde nos encontramos.
Pasamos el río Ebro por un rústico puente y en la otra orilla, emprendemos el regreso por su margen izquierda. Seguimos por una difuminada senda, que paralela al río, progresa hacia el desfiladero, aún lejano ante nuestros ojos.

Cidad de Ebro: puente sobre el río.
La senda se difumina a ratos, pero no hay pérdida posible ya que a nuestra izquierda siempre está el río y a nuestra derecha, un gran cantil rocoso nos acompaña permanentemente.

Regresamos a Tudanca al encuentro del desfiladero de los Tornos.
En este tramo, tenemos que superar algunos tramos embarrados, ya que estamos muy cerca del río y el terreno es muy blando. En apenas un kilómetro, el camino se desvía ascendiendo a mano derecha en zigzag por la ladera. Aunque hubiéramos seguido pegados al río, no hubiera habido problema ya que ambos recorridos confluyen un kilómetro más adelante. Nosotros subimos por la ladera y según ganamos altitud, disfrutamos de buenas vistas sobre el Ebro y el valle, que va quedando ahora detrás nuestro. La senda desciende de nuevo entre peñascos regresando a la orilla para continuar junto a un gran prado que queda a nuestra izquierda. Seguimos el borde de una gran valla metálica que nos separa de los terrenos de pasto.
Ascendemos hacia el desfiladero y dejamos el Valle de Manzanedo atrás.
Terminamos de recorrer la valla y el camino se ensancha de nuevo, ascendiendo suavemente. Se trata del viejo sendero por que bajaban los vecinos del pueblo de Vallejo, que queda unos metros arriba, hasta la orilla del río.


Nosotros debemos desviarnos a la izquierda en un punto señalizado al efecto como Tudanca. Por este camino, descendemos hacia el río de nuevo, para en poco, emprender un ascenso pegado a la roca a la búsqueda del desfiladero de nuevo.

El sendero asciende de nuevo hacia el Desfiladero de los Tornos.
Tras describir una curva, nos enfrentamos al magnífico meandro del Ebro donde el desfiladero alcanza su máxima angostura y que no pudimos divisar en el camino de ida desde la otra orilla, ya que quedaba oculto.
El paisaje es espectacular en este punto. Las paredes rocosas caen a plomo sobre el río. La senda discurre pegada a la roca y ofrece las mejores vistas. Es éste buen sitio para detenerse, hacer fotos y descansar.

Espectacular cluse sobre el meandro del Ebro
Continuamos el camino. La senda más o menos en buen estado, rodea la curva del Ebro superando el tramo más estrecho de la garganta. En cada cada momento descubrimos nuevas perspectivas.

En su tramo más estrecho el sendero discurre bajo verticales paredes rocosas.
Desfiladero de los Tornos. Vista desde la orilla derecha.
Tras salir de la curva, debemos realizar una pequeña trepada para superar una empinada canal, sin dificultad ni peligro alguno, y continuamos por una senda boscosa que desciende ya definitivamente hacia el llano.Antes, pasamos por un bonito arco natural de piedra.

Arco natural sobre el sendero de bajada a Tudanca.
Continuamos bajando por el camino ganando la ribera y las orillas del río, ya remansado entre amplias praderas. Llegaremos a las inmediaciones del pueblo. Junto a la Peña Castillo, atravesamos el río por un largo y rústico puente de piedra, entrando en Tudanca de nuevo.


El Ebro traza bellos parajes al pasar por Tudanca. Al fondo a la izquierda, la agreste Peña Corderiza (936 metros).
Tal como dijimos, el entorno de Tudanca es el lugar perfecto para descansar y darse un baño en el río, sobre todo en verano.
Si tenemos tiempo, se recomienda acercarse al pueblo de Ahedo del Butrón, emplazado a medio camino de la subida al páramo. Se accede a este pueblo por el Sendero de Valdeahedo.

Regreso a Tudanca,
El Ebro antes de su paso por el desfiladero se remansa.


DESFILADERO DE LOS TORNOS
Dificultad
Media, por su larga duración y terreno abrupto.
Ciclable
Sí, aunque los tramos más agrestes del desfildero deban atravesarse caminando.
Circular
Sí.
Orientación
Fácil, aunque cuidado en no despistarse en el retorno y encontrar el camino correcto.
Época recomendable
Todo el año.
Inicio
Tudanca
Distancia de Burgos
66,5 kilómetros.
Tiempo total
3 horas 10 minutos.
Distancia total
11,2 kilómetros.
Interés
Desfiladero del Ebro, pueblos pintorescos.
Altitud mínima
597 m.
Altitud máxima
693 m.
Mapas
1:50000: 0109 Villarcayo.
1:25000: 0109-3 Manzanedo.
jd
s

f

Notas:

- Si se dispone de más tiempo y fuerzas, se recomienda comenzar la ruta en el pueblo de Ahedo del Butrón. Desde él, se desciende a Tudanca por el bonito Sendero de Valdeahedo. La ruta completa de ida y vuelta hasta Cidad de Ebro son casi veinte kilómetros y unas cinco horas.
- El camino de vuelta desde Cidad de Ebro hasta el desfiladero por la margen izquierda puede estar embarrado en algunos tramos junto al río.
- En general, todo el recorrido puede ser ciclable, excepto en los tramos más agrestes del desfiladero, en que hay que echar la bicicleta al hombro.


Entradas relacionadas:




Mapa topográfico


Perfil de elevación


Ver y descargar track en Wikiloc

No hay comentarios:

Publicar un comentario