sábado, 18 de junio de 2016

Nacimiento del Cadagua

Sencillo recorrido para visitar uno de los entornos naturales más bonitos del norte burgalés: el nacimiento del río Cadagua, en el Valle de Mena. La mejor época es sin duda la primavera ya que tras el deshielo, las aguas brotan de abundantes manantiales precipitándose en caudalosos saltos de agua en un bellísimo rincón de los Montes de la Peña.


Valle de Mena




El río Cadagua, el más septentrional de la provincia de Burgos, es el único que desagüa en el Mar Cantábrico. Su nacimiento se produce en el extremo NO., de los Montes de la Peña, dentro del Valle de Mena. Su visita como hemos comentado en la introducción es muy sencilla y no pasa de un agradable paseo desde el centro de la localidad del mismo nombre hasta sus fuentes.

Cadagua


Para llegar al Valle de Mena desde Burgos, hay que salir por la C-629. Tras pasar el Páramo de Masa y Villarcayo, seguiremos por hasta llegar a la población de El Crucero. Aquí, tomaremos el desvío a Bilbao. Tras atravesar el Puerto del Cabrio, descendemos al Valle de Mena. Al poco de entrar en el valle, tomamos el desvío a la derecha a Lezana de Mena, desde tomamos la carretera que por fin nos deja en en el pueblo de Cadagua.
El pueblo, se halla enclavado en la misma base del murallón rocoso que forman los Montes de la Peña, auténtica barrera que aisla el valle por el sur. Desde el pueblo partía un antiguo camino que remontando el Portillo de la Magdalena comunicaba los valle de Mena y Losa.

Salimos del pueblo de Cadagua por un sendero hacia el nacimiento.
Una vez en Cadagua, dejamos el coche en la pequeña pero coqueta plaza del pueblo. Desde allí mismo, seguimos por la calle que desciende hacia el monte, muy evidente, saliendo de las casas en apenas cinco minutos e incorporándonos a un sendero que se dirige hacia la montaña siguiendo la linde de campos de labor por la derecha.
El sendero discurre entre árboles., A la derecha, las empinadas laderas de los Montes de la Peña nos cierran las vistas y originan grandes zonas en umbría.

Abandonamos el camino por la izquierda.
Es un paseo sencillo y agradable. En apenas 15 minutos desde la salida del pueblo, llegamos a un cruce señalizado el desvío hacia el nacimiento. Salimos por la izquierda y bajamos por unas campas tapizadas de verde hacia el río.


El silencio es casi total, solo interrumpido por el rumor del río Cadagua, ya cercano, que baja impetuoso y cantarín en su primer descenso hacia el centro del valle.

Continuamos por un sendero entre los árboles hacia el lecho del río.
Pasamos las pradera y llegamos ya sin dilación hasta la orilla del río. Un primer salto de agua, muy caudaloso, ya nos avisa de que estamos en las proximidades del nacimiento.

Remontamos hacia la cabecera saltando por las piedras.

Continuamos  ya por la orilla. El río lleva mucho agua, y por eso tenemos que saltar entre las piedras para llegar lo más arriba posible.


El caudal es fuerte por las últimas nevadas y lluvias caídas. El nivel del agua sobrepasa en muchos puntos la orilla. Con cierta pericia, conseguimos aproximarnos lo máximo posible hasta las cascadas que brotan de la montaña.


Video




El estruendo del agua al caer es puro espectáculo: el río surge de sucesivos puntos y se precipita en sucesivos escalones formando varias cataratas de agua. Seguimos río arriba un poco más, hasta que ya el nivel del agua y la distancia entre las piedras nos impiden avanzar más. Aquí estamos en disposición de hacer buenas fotos y admirar las cascadas que surgen de la montaña en este festival de piedra y agua. La visibilidad no es plena, porque las ramas de los árboles nos ocultan en cierta medida el panorama, pero no podemos subir más.


Es primavera temprana y los meses de febrero y marzo han sido extraordinariamente húmedos. Aún hay nieve en las cumbres de los Montes de la Peña. 


El caudal que mana de estas surgencias que forman la cabecera del Cadagua es muy abundante.


Tras recrearnos en el lugar, descansar, tomar fotos, retornamos al pueblo de Cadagua por el mismo camino por el que hemos venido.

Divisamos la Torre de Lezana. Al fondo: los Montes de Ordunte.


NACIMIENTO DEL CADAGUA
Dificultad
Baja, no pasa de un agradable paseo desde el pueblo.
Ciclable
Sí.
Circular
No.
Orientación
Fácil.
Época recomendable
A finales del invierno y comienzos de la primavera veremos la cascada en su máximo de caudal.
Inicio
Cadagua (Valle de Mena).
Distancia de Burgos
108 kilómetros.
Tiempo total
30 minutos.
Distancia total
1,4 kilómetros.
Interés
Cascadas en el nacimiento del río Cadagua. Paisajes de los Montes de la Peña. Valle de Mena.
Altitud mínima
401 m.
Altitud máxima
438 m.
Mapas
1:50000: 0085 Villasana de Mena.
1:25000: 0085-3 Villasante; 0085-4 Sopeñano.

j

d

Notas:
- La excursión es fácil y sencilla no pasando de un simple paseo desde el pueblo de Cadagua,
- Son innumerables los atractivos que guarda el Valle de Mena, tan lejano y desconocido para muchos burgaleses. El pueblo de Cadagua se halla en el sector occidental del valle, a los pies del Portillo de la Magdalena. Se recomienda visitar la torre medieval del vecino pueblo de Lezana de Mena y acercarse a la capital del valle, VIllasana de Mena.
- Si hemos llegado al Valle de Mena a través de Villarcayo y el Puerto del Cabrio, se recomienda completar la excursión retornando a Burgos a través del desconocido Valle de Angulo, en los límites con la provincia de Álava. Tras atravesar sus pueblos, subiremos por el túnel de Peña Angulo hasta llegar a Quincoces de Yuso. Desde aquí, seguiremos por el Valle de Losa hasta Trespaderne-Oña-Briviesca-Burgos. el recorrido completo supera los 200 kilómetros.


Paisaje del Valle de Mena con los Montes de la Peña de fondo.

Torre medieval de Lezana de Mena.

Entradas relacionadas:



Mapa topográfico


Perfil de elevación


Ver y descargar track en Wikiloc

No hay comentarios:

Publicar un comentario