sábado, 4 de junio de 2016

Cañón del Rudrón: de Tubilla del Agua a Covanera

El río Rudrón, es el gran afluente del Ebro en su curso alto y su recorrido transcurre íntegramente por la provincia de Burgos. En su recorrido ha labrado un espectacular cañón, parte del cual ya hemos visitado en algunas entradas en este blog. En esta ocasión, lo contemplaremos desde su parte superior. Partiendo del bonito pueblo de Tubilla del Agua, subiremos por difusos senderos hasta el páramo para a través de él buscar el descenso a Covanera. Regresaremos siguiendo el río por un camino paralelo a la carretera.

Llegamos a Tubilla del Agua saliendo de Burgos por la carretera de Santander. Pasado Ubierna, tomaremos el desvío a Valdelateja. Tras subir el Páramo de Masa, descenderemos al Rudrón llegando a la primera localidad del cañón: Tubilla del Agua.

Se trata de un antiguo pueblo con muchos elementos interesantes. Su caserío se halla desparramado por ambos lados de la carretera y cuenta con tres iglesias, dos de ellas hoy lamentablemente en ruinas. Además cuenta aún con restos de murallas. Junto a la carretera, en la plazuela de la iglesia, dejaremos el coche.

Tubilla del Agua


Para entrar en el cañón, debemos descender hacia el río bajando por las callejuelas que componen el pueblo. Desde la iglesia, cruzamos el arco de la antigua muralla y por unas escaleras vamos bajando de nivel siguiendo la calle principal. Dejaremos en primer lugar las ruinas de la iglesia de San Miguel para continuar por una larga calle que sigue bajando hacia el río. Tras dejar las últimas casas del pueblo, continuamos ya siguiendo la orilla del río Hornillo, que queda a nuestra izquierda. En doscientos metros, llegamos a un puente sobre el río Rudrón, muy cerca de su confluencia con el anterior. Cruzamos y continuamos.

Dejamos Tubilla del Agua atrás.
El recorrido desde aquí ya es en gran medido incierto sin caminos claros. Nuestro objetivo es subir al páramo, por lo que indagamos a nuestra derecha la ladera buscando la mejor opción para comenzar el ascenso.

Salimos de Tubilla siguiendo la orilla del Rudrón.
Fácilmente encontramos un buen claro por donde parece subir un sendero. Nos salimos del río y comenzamos a subir. Así, vamos ganando altitud y ampliando las vistas sobre el Rudrón abajo, que se muestra en todo su esplendor. El sendero que en principio era bastante evidente desaparece y se difumina y no nos queda otra que ir ascendiendo por la ladera entre la vegetación, encontrando en cada momento los huecos y pasillos que nos permitan progresar. Afortunadamente, excepto en un par de ocasiones en que parece no haber salida, conseguimos con facilidad ganar altura sin grandes dificultades. La vegetación nunca llega a ser demasiado espesa. Llegamos en algo más de una hora desde el inicio al borde rocoso del páramo.

Ganamos altura sobre el río Rudrón.
Tras la subida por libre, descansamos y recomponemos mientras disfrutamos de las impresionantes panorámicas que se muestran a nuestro pies. El Cañón del Rudrón, en su curso más alto, se despliega a nuestros pies.

El Cañón del Rudrón.

Hacia la derecha vemos la amplia curva que describe antes de la población de Tablada del Rudrón, que no vemos, y hacia la derecha, solo vegetación y río, ya que Tubilla del Agua está ya oculta a nuestras espaldas.

Espectacular meandro del Rudrón entre Tablada y Tubilla del Agua.
Una vez en el páramo, debemos avanzar por él buscando el camino que nos haga bajar al pueblo de Covanera. En un principio, debemos enlazar con el itinerario que aparece en nuestro GPS y por el cuál nos guiaremos hasta encontrarlo. El páramo es llano, el terreno limpio, podemos encontrar fácilmente este camino. Por él, progresamos por el desolado páramo. A ambos lados, descubrimos enormes tapiales y extrañas acumulaciones de piedras, en una gran extensión, que nos hacen pensar que debió haber aquí una gran actividad en tiempos antiguos, dado lo vetusto de los restos que encontramos. Los muros se presentan semiderruidos, muy erosionados, dan la impresión de llevar muchos años abandonados.

Restos megalíticos del dolmen de Tablada, hoy poco reconocibles.
Tras recorrer unos dos kilómetros desde el borde del páramo, llegamos al cruce del camino que baja por nuestra derecha a Covanera. Pero antes de desviarnos y bajar por él, continuamos a la búsqueda del dolmen de Tablada, que debe ubicarse aproximadamente un kilómetro más adelante. Seguimos pues por la misma pista a su encuentro. En apenas un kilómetro, llegamos a un amplio cruce de caminos donde en teoría se debe ubicar el dolmen como viene indicado en nuestro GPS. Lo que descubrimos no es más que una enorme acumulación de enormes piedras. No hay manera de descubrir si forman efectivamente parte de un antiguo megalito o han tenido otro uso, ya que no están en posición vertical, sino desperdigada. En cualquier modo no tienen nada que ver con otros dólmenes que existen y hemos visitado ya en la comarca de Sedano.

Covanera.
Tras la visita, deshacemos el kilómetro recorrido hasta el cruce de Covanera y nos desviamos por él. El camino en poco emprende el descender introduciéndose por un estrecho barranco, transformándose en un pedregal. Aunque no es complicado, tenemos que progresar salvando grandes piedras, perdiendo altitud. Por fin, llegamos al lecho del río Rudrón, desembocando en la bonita población de Covanera.
Esta localidad es una bella población enclavada en uno de los tramos más bellos del Cañón del Rudrón. El pueblo es famoso por estar rodeado de acantilados rocosos, entre los cuales destaca el llamado "Dedo de Covanera", una elevada espiga visible desde cualquier punto. Pero lo que verdaderamente ha hecho famosa a la población, es el llamado Pozo Azul: una bellísima surgencia kárstica que desagüa en el Rudrón y emplazada en un encantador rincón a poca distancia de la localidad. El Pozo Azul ha sido explorado buceando hasta 11,4 kilómetros sin haberse llegado a día de hoy a su extremo, por lo que su longitud total es desconocida.

El dedo de Covanera.
El Pozo Azul.
Desde Covanera, ya sólo tenemos que retornar a Tubilla del Agua siguiendo un camino que se desarrolla paralelo a la carretera, a nuestra izquierda. Este sendero, desaparece a ratos entre la vegetación, pero no hay grandes dificultades ni pérdida posible. En algo más de cuatro kilómetros y casi una hora desde Covanera, llegamos a las primeras casas de Tubilla del Agua, punto inicial de nuestra ruta de hoy por el bellísimo Cañón del Rudrón.

Tubilla del Agua.


DE TUBILLA DEL AGUA A COVANERA
Dificultad
Media, por transcurrir por terreno agreste y sin señalizar.
Ciclable
No.
Circular
Sí.
Orientación
Difícil, sobre todo en el páramo no hay referencias claras para bajar a Covanera.
Época recomendable
De abril a noviembre. En invierno podemos encontrar nieve y terrenos impracticables.
Inicio
Tubilla del Agua.
Distancia de Burgos
46,9 kilómetros.
Tiempo total
4 horas 15 minutos.
Distancia total
14,7 kilómetros.
Interés
Paisajes del Cañón del Rudrón, pueblos pintorescos de Tubilla del Agua y Covanera.
Altitud mínima
660 m.
Altitud máxima
1035 m.
Mapas
1:50000: 0135 Sedano.
1:25000: 0135-3 Sedano.

j
j


Notas:

- La ladera por la que subimos desde Tubilla del Agua al páramo no tiene caminos ni senderos marcados por lo que puede resultar dificultosa y ardua. Puede ser especialmente complicada en verano por la abundante vegetación.
- La orientación en el páramo no es sencilla y no hay indicaciones. Imprescindible GPS para encontrar sobre todo el correcto camino de descenso a Covanera.
- Los pueblos de Covanera y Tubilla del Agua tienen en sí mismos muchos atractivos y bien merecen un paseo por sus calles.


Entradas relacionadas:


Mapa topográfico


Perfil de elevación



Ver y descargar track en Wikiloc

Powered by Wikiloc

No hay comentarios:

Publicar un comentario