sábado, 11 de junio de 2016

Gayúbar

La Peña o Sierra del Gayúbar es un gran sinclinal ubicado en la comarca del Arlanza. Cuando viajamos por la carretera de Soria, su perfil rocoso nos resulta muy familiar, en especial el espigón que sobresale a la entrada del Cañón del Arlanza, muy cerca de Hortigüela. Pero la máxima altura de la sierra, no se halla en esa cara, sino en su vertiente sur, sobre una gran muralla rocosa alzada sobre el escondido valle de Contreras.


Gayúbar

La parte superior de la peña se compone de un gran bosque, hoy propiedad privada. Una valla metálica circunda prácticamente todo su contorno. Pero podemos llegar a la cima del Gayúbar remontando la ladera sur y siguiendo esta valla hasta llegar a la cumbre que se asoma sobre el vacío.
Para ello, debemos salir por la carretera de Soria. A la altura del pueblo de Barbadillo del Mercado, tomamos el desvío por la derecha que se dirige a la población de Contreras. Un kilómetro antes de llegar a esta localidad, encontramos una marcada pista que nace a nuestra derecha.

La Peña o Sierra del Gayúbar vista desde la Peña Carazo.
Allí mismo, en la cuneta, dejaremos el coche. El Gayúbar se muestra frente a nosotros, asomándose como una muralla de piedra que se levanta sobre el valle y parece mirar a la Peña Carazo, que se halla justo enfrente.

Subimos por una pista hacia lo alto de la peña.
La pista mencionada sube hacia lo alto de la peña. Subimos por ella, ganando cómodamente altura. Estamos en primavera y el aroma de las sabinas envuelve el aire de estas primeras horas de la mañana. Poco a poco, vamos dejando abajo el pueblo de Contreras, su valle, y de fondo, sobresale la compacta silueta de la Peña Carazo, cerrando el horizonte por el SE.

Panorámica del Valle de Contreras.
Continuamos y llegamos fácilmente al borde superior de la peña. La pista, desemboca frente a una gran cancela de acceso al recinto vallado. La cima que buscamos está a nuestra derecha. No queda más remedio que continuar siguiendo el borde rocoso e irregular de la peña, manteniendo a nuestra izquierda la alambrada y a nuestra derecha la ladera abrupta que desciende entre árboles y pedruscos desgajados, hacia el valle.


Dentro del perímetro vallado, una pista discurre en paralelo, pero nosotros tenemos que ir sorteando los obstáculos que nos salen al paso.

Caminamos por el borde rocoso de la peña mantiendo siempre la valla metálica a nuestra izquierda.
Vamos avanzando poco a poco, acercándonos al punto más alto.En algunos puntos, no nos queda más remedio que descender por nuestra derecha unos metros para sortear los árboles y los matorrales que nos interrumpen el paso. Siempre que podemos, intentamos progresar lo más cercano posible a la valla metálica. El avance es lento.
Mirando hacia la meseta interior del Gayúbar, descubrimos que se halla completamente arbolada, semejando un gran bosque. En el centro la finca particular sobre un claro en el bosque. Con seguridad se trata de un excelente coto de caza.

Inconfundible silueta de la Peña Carazo.

Posible reconstrucción geológica de los pliegues que dieron origen a las actuales peñas Carazo, Gayúbar y elevaciones aledañas. Se observa que lo que hoy vemos, no son más que los restos de los sinclinales (partes más bajas originales que han resistido la erosión al ser más duras), mientras que los correspondientes anticlinales (partes más altas del plegamiento inicial) han sido totalmente erosionados, desmantelados y hoy desaparecidos. El hecho de que las partes originariamente más bajas (los sinclinales) sean hoy las más altas, hace que este tipo de relieve se denomine de tipo inverso. (Una prueba de todo esto, que nos puede parecer hoy inconcebible en nuestra escala de tiempo, es que, si nos fijamos, la cara norte de la peña Carazo parece encajar con la cara sur del Gayúbar si prolongamos ambos extremos).

Seguimos el borde la peña junto a la valla metálica.
Según nos acercamos ya a la cumbre, el terreno se enrisca, el pasillo se estrecha y progresamos ya sobre grandes piedras saltando entre ellas por tramos bastantes aéreos aunque siempre seguros.


Panorámica de la meseta superior de la Peña Carazo. Se aprecia que se halla completamente arbolada.
Un pequeño esfuerzo más y llegamos ya por fin a la cima del Gayúbar (1312 metros). 
Nuestro GPS marca 1308 metros, cuatro menos de los figurados en los mapas. Hito geodésico, sin buzón montañero. La cima es estrecha, rocosa, pero cómoda para estar sentado y descansar contemplando el paisaje.



Extraordinarias vistas sobre el interior del Gayúbar, la Peña Carazo y el Valle de ContrerasBuen sitio para descansar, comer algo y reponerse de los esfuerzos realizados para llegar hasta aquí. Sin duda, poca gente llega hasta aquí. El silencio y la quietud que reina aquí, nos ayudan a serenarnos y disfrutar de la mera contemplación del paisaje.

Cima del pico Gayúbar (1308 metros).


La inconfundible silueta de la Peña Carazo vista desde el Gayúbar.
Emprendemos el regreso. Aunque inicialmente nuestro plan era continuar siguiendo el borde de la peña para rodearla por su lado oriental hasta posicionarnos sobre el pueblo de Barbadillo del Mercado, el día ha avanzado mucho y las dificultades de avance han sido más grandes de lo previsto. Nos llevaría mucho tiempo.


Video



Dejamos la cima del Gayúbar atrás.
Además, no tenemos seguridad de dónde podemos descender al llano, exponiéndonos a tener que desandar muchos kilómetros hasta encontrar algún portillo. Así que buscamos ya el mejor punto desde poder emprender el descenso por la ladera, muy empinada.

Descendemos del Gayúbar siguiendo la cresta de la sierra.
La tarea no parece fácil. En las inmediaciones del Gayúbar, las laderas se presentan verticales, con agudas pendientes y grandes tramos aéreos entre el roquedo.

Tras evaluar la situación, emprendemos el descenso con mucho cuidado por una especie de pasillo que se abre camino entre las piedras. La pendiente no es excesiva y nos podemos ayudar en el descenso apoyándonos en grandes piedras desgajadas del borde superior y que colonizan la ladera.



No obstante, al ser el terreno de piedra menuda, tenemos que descolgarnos con mucho cuidado para no resbalar.

Perdemos altitud muy despacio descendiendo en zigzag y ayudándonos en pequeños salientes de la roca e incluso aferrándonos a la vegetación para no resbalar. Poco a poco llegamos a la línea de árboles, unos doscientos metros más abajo. Ya por terreno más llano y firme, continuamos por el bosque, no demasiado tupido, abriéndonos caminos hacia la carretera.


Descendemos hacia la carretera.
Dejamos la pared casi vertical del Gayúbar a nuestras espaldas.
Llegamos en poco tiempo al asfalto y al coche, justo debajo de la vertical de la peña.


GAYÚBAR
DificultadMedia-alta. El terreno es muy agreste e incluso aéreo en algunos puntos. El descenso de la peña se produce por un empinado canchal de tierra muy inestable.
CiclableNo.
CircularSí.
OrientaciónFácil.
Época recomendableDesde primavera hasta el otoño, evitando época de lluvias.
InicioCarretera de Barbadillo del Mercado a Contreras, un kilómetro antes de llegar a este último.
Distancia de Burgos59,3 kilómetros.
Tiempo totalCasi 3 horas.
Distancia total5,6 kilómetros.
InterésPaisajes de las peñas Gayúbar y Carazo, valle de Contreras. Caminar por terreno agreste y rocoso.
Altitud mínima1025 m.
Altitud máxima1308 m.
Mapas
1:50000: 0277 Covarrubias.
1:25000: 0277-3 Covarrubias.

k


l
Notas:
- El recorrido por la cresta del Gayúbar no es sencillo, pues hay que sortear muchos obstáculos en forma de vegetación, desniveles y tramos aéreos. El descenso desde la cima se produce por terreno muy inestable y fuertes pendientes. La excursión no es por lo tanto recomendable para los no habituados a caminar por este tipo de terrenos.
- Podemos terminar la excursión visitando los pueblos de Contreras y Barbadillo del Mercado. En este último destacan sus palacios blasonados y sus dos iglesias.


Barbadillo del Mercado.

Entradas relacionadas:
  Gayubar.

Peña Carazo





Mapa topográfico


Perfil de elevación


Ver y descargar track en Wikiloc



No hay comentarios:

Publicar un comentario