domingo, 19 de enero de 2014

Alrededor de la Sierra Cebollera en bicicleta

La Sierra Cebollera hace de frontera natural entre las provincias de la Rioja y Soria. La ruta que se describe realiza la vuelta completa a esta sierra.

Mapa general con disposición de la Sierra de la Demanda (al norte) y las Sierras Neila, Urbión y Cebollera (al sur).
La ruta que requiere dos días de duración y recorre íntegramente el perímetro exterior de la Sierra Cebollera. El paso de la sierra se realiza por dos puertos de montañas: Santa Inés y Piqueras.
Existen muchos puntos posibles de comenzar la ruta y planificar el itinerario. Para pernoctar la noche del primer día elegimos el albergue de la Junta de Castilla y León ubicado en el pueblo soriano de Valdeavellano de Tera, ubicado en la vertiente sur de la sierra, por lo que seleccionamos como punto origen de nuestra ruta el pueblo riojano de Villoslada de Cameros, emplazado al otro lado de la sierra por lado norte.


Primer día

Villoslada de Cameros es una bella localidad de la comarca del sur de la Rioja. Su caserío se halla muy reformado y es un magnífico punto de partida para visitar la comarca de Tierra de Cameros.

Comenzamos la ruta en el pueblo riojano de Villoslada de Cameros.
En la parte baja del pueblo, junto a la carretera, dejamos los coches y comenzamos la ruta. Regresaremos aproximadamente veinticuatro horas más tarde una vez completemos la circunvalación completa de la Sierra Cebollera.
El sentido del itinerario es contrario al de las agujas del reloj. Nos incorporamos a la carretera y nos dirigimos por terreno llano entre bosques hasta el vecino pueblo de Montenegro de Cameros, del que nos separan 8 kilómetros por carretera.

 Montenegro de Cameros

Montenegro de Cameros.
Arquitectura tradicional magníficamente conservada.
Aunque su nombre y ubicación pueda inducir a error, Montenegro de Cameros pertenece a la provincia de Soria y constituye una "península" dentro de la Rioja. El pueblo ha conservado magníficamente la arquitectura tradicional propia de la comarca de los Cameros y es punto obligado de partida para ascender al Puerto de Santa Inés. 
Atravesamos el pueblo y tomamos la carretera que se dirige a Vinuesa. Poco a poco, vamos ganando pendiente y vamos dejando el pueblo atrás. En unos dos kilómetros, afrontamos el tramo más duro de la etapa de hoy ya que tenemos que superar las rampas más fuertes. Tenemos que salvar un desnivel de unos 500 metros en unos diez kilómetros.
La carretera asciende en zigzag y en algunos tramos debemos ponernos de pie sobre la bicicleta para superar las rampas y giros más duros. A nuestra izquierda se nos acercan las cumbres de la Cebollera, destacando la Peña Negra (2025 metros) y el Buey (2034 metros).
Alcanzamos el Puerto de Santa Inés (1753 metros). A nuestra derecha tenemos la Sierra de Urbión y a la izquierda la Cebollera, donde se ha instalado una estación de esquí. Junto a la carretera se hallan los edificios de la estación y el aparcamiento. Descansamos antes de emprender el descenso.

Ascendemos por la carretera al Puerto de Santa Inés,
Hemos superado el punto más alto divisorio y emprendemos el descenso por la otra vertiente de la sierra, ya en el lado soriano hasta el pueblo de Vinuesa.
El descenso es si cabe más pronunciado que la ida ya que Vinuesa se halla unos 150 metros más bajo que Montenegro. Se trata de un largo recorrido en el que hay que afrontar fuertes rampas, con lo que tenemos que extremar las precauciones con los frenos. Afortunadamente la carretera está en muy buen estado y es ancha con una gran arcén. 
Según descendemos, dejamos a nuestra derecha la carretera que sube al entorno de la Laguna Negra. Todo el descenso se produce entre bosques de coníferas siguiendo el cauce del arroyo Revinuesa, que baja al encuentro del Duero
Llegamos a Vinuesa. La ascensión ha sido dura y en la bajada nos ha pillado un chaparrón por lo que estamos cansados, ateridos y hambrientos. Es mediodía y el pueblo es perfecto lugar para comer y recuperarnos. Aún tenemos 25 kilómetros hasta Valdeavellano, pero el día es largo y tenemos tiempo.
Dejamos Vinuesa y continuamos por la carretera. El recorrido es placentero ya que el terreno es bastante llano y con poco tráfico. A nuestra derecha tenemos el pantano de la Cuerda del Pozo y a nuestra izquierda las estribaciones montañosas que bajan de la sierra
ro y a nuestra izquierda la Sierra del Portillo de Pinochos, una estribación de la Sierra Cebollera que baja hacia el pueblo de El Royo, ya cercano.
Llegamos a este último pueblo y reponemos agua.
La tarde está calurosa y afrontamos ya el último tramo que nos separa de Valdeavellano de Tera, donde llegamos rondando las siete de la tarde.

Albergue de la Junta de CyL, en Valdeavellano de Tera.
Según entramos en el pueblo, en la misma plaza, torcemos a la izquierda, subiendo por una estrecha calle al encuentro del albergue de la Junta de Castilla y León donde previamente hemos reservado plaza. El albergue es una buena opción para pernoctar. Está es muy buenas condiciones y dispone de un amplio jardín con canchas de deportes. Es posible cenar y desayunar pero aún no ha comenzado la temporada estival y no está disponible el comedor, por lo que cenamos en uno de los varios establecimientos hosteleros que hay en el pueblo.
Noche en Valdeavellano de Tera.

Hemos recorrido hoy 61,9 kilómetros para lo cual hemos invertido casi cinco horas sin contar el tiempo que hemos estado en Vinuesa en la comida.


Perfil de elevación - Primer día



Segundo día

Madrugamos para afrontar el segundo día. Debemos retornar a Villoslada de Cameros completando el rodeo de la Sierra Cebollera. Salimos del pueblo y continuamos por la carretera que traíamos. Tras pasar por los pueblecitos de Rollamienta y Tera, alcanzamos la N-111 que une Soria y Logroño. Nos incorporamos a ella y a buena hora llegamos a Almarza, primera población importante desde que salimos de Valdeavelllano. No hemos desayunado así que en entramos en Almarza y tomamos algo antes de emprender el ascenso al puerto de Piqueras.
Volvemos a la carretera N-111, más transitada, y continuamos dirección norte hacia el puerto.
La pendiente va empinándose poco a poco y llegamos a la vista del puerto. En 2008, se inauguró el túnel que une la Rioja con Soria evitando el puerto, por lo que la carretera antigua permanece intransitada y aún en buen estado. Ascendemos por ella en completa ausencia de vehículos lo que nos permite disfrutar del paisaje y concentrarnos mejor en superar las duras rampas que nos esperan.
El día avanza y el calor aprieta. Superamos las curvas y llegamos al Puerto de Piqueras (1710 metros). A nuestra izquierda termina la Sierra Cebollera y a nuestra derecha comienza las elevaciones hacia al Sierra de Montes Claros de menor entidad, pero que sigue haciendo de frontera entre la Rioja y Soria.


Desde el puerto, podríamos descender por la carretera hasta Lumbreras y desde allí volver a Villoslada, pero preferimos tomar el camino que paralelo a la carretera, sigue el trazado de lo que fue una antigua calzada romana. Es el llamado Camino del Iregua. El camino, sinuoso, salva el desnivel realizando zigzags y descendemos por él sin problemas hacia el entorno de la ermita de la Luz, junto a la llama Venta de Piqueras.
En el entorno de la Venta descansamos y enlazamos con la carretera de Logroño. Continuamos unos tres kilómetros más hasta llegar a las inmediaciones del embalse de Pajares

Embalse de Pajares. Al fondo, cumbres de la Cebollera.
Realmente nuestro plan era continuar por la N-111 para desviarnos a la izquierda en Lumbreras y llegar al punto origen, pero junto a los muros del embalse descubrimos que sale una amplia y cómoda pista que recorre el borde sur del embalse. Consultamos los mapas y nuestro GPS cerciorándonos que por esta pista podemos llegar a Villoslada.
Aún tenemos tiempo y nos apetece recorrer estos parajes, así que tomamos el camino sur del embalse. 
Por terreno llano, recorremos los casi nueve kilómetros que se necesitan para bordearlo y llegar al muro O. del embalse.

Cabecera del embalse y camino. 
De nuevo podríamos atravesarlo y continuar por la carretera (estamos ya muy cerca de Villoslada) pero optamos por tomar una senda a nuestra izquierda que se introduce en un bosque. En apenas kilómetro y media de casi permanente descenso, topamos con la carretera y llegamos a Viloslada de Cameros, punto origen de nuestra excursión de dos días.
En el segundo día, hemos recorrido 56,6 kilómetros e invertido casi cinco horas y media sin contar el tiempo para desayunar y comer.


Villoslada de Cameros.



Perfil de elevación - Segundo día



Alrededor de la Sierra Cebollera en bicicleta




Notas:

- En los pueblos de Montenegro de Cameros, Villoslada de Cameros, Vinuesa, El Royo, Valdeavellano de Tera y Almarza hay establecimientos hosteleros para comer y descansar.
- Ambos puertos pueden tener nieve hasta muy avanzada la primavera por lo que es aconsejable interesarse por su estado.
- El albergue de Valdeavellano de Tera ofrece precios muy baratos y hay que reservar con antelación. 
- Aunque las carreteras que ascienden a los dos puertos están en buen estado, tener en cuenta que hay superar fuertes rampas y no hay agua. Evitar días de fuerte calor.





Mapa topográfico


Ver y descargar track en Wikiloc



No hay comentarios:

Publicar un comentario