jueves, 14 de abril de 2016

Cascadas de Altuzarra en invierno

Como segunda parte de la entrada publicada en este blog sobre las cascadas de Altuzarra (Santa Cruz del Valle Urbión), volvemos a visitarla pero esta vez en invierno. El panorama cambia radicalmente y las cascadas ganan en belleza y espectacularidad. En esta ocasión, además, continuamos arroyo arriba hasta alcanzar otro salto en la cabecera del barranco, muy poco visitado, pero de no menor interés que las primeras.

Llegamos a Santa Cruz del Valle Urbión a través de los pantanos. Tras pasar el embalse de Uzquiza, tomamos el desvío a Pradoluengo. Una vez en Santa Cruz, atravesamos el pueblo y continuamos por la pista de tierra que se dirige valle arriba hasta el área recreativa Zarcia, donde dejamos el coche. Ya desde las calles del pueblo encontramos nieve.


Santa Cruz del Valle Urbión


Como hemos comentado en otras entradas, un camino remonta el valle siguiendo la orilla del río Urbión. Nos incorporamos a él. Tras dejar a nuestra derecha el desvío al barranco Abanza, continuamos unos quinientos metros más hasta llegar al cruce conocido como Tres Aguas. Aquí confluyen los barrancos del Urbión, Abanza y Altuzarra, uniéndose los dos últimos arroyos al primero. Tomamos aquí el desvío a la derecha señalizado como "Senda de las cascadas" para incorporarnos a un sendero que inmediatamente comienza a ascender por la ladera. La pendiente no es muy fuerte y ganamos altura con rapidez.


Poco a poco el valle del Urbión, por donde hemos venido, va quedando abajo y las vistas se van engrandeciendo. Disfrutamos de magníficas postales invernales.

Majestuosa panorámica del barranco del Urbión y el pico San Millán.
Tras pasar las zonas más escarpadas de la ladera, entramos en el pinar y progresamos por el bosque. En poco, llegamos a la llamada Majada de las Cabras, una antigua cabaña pastoril hoy restaurada. La dejamos a nuestra derecha y continuamos por el sendero entre los árboles al encuentro del lecho del barranco de Altuzarra, ya muy cercano.

La Majada de las Cabras.
Por fin, llegamos al arroyo. Ambas orillas tienen mucha nieve y los recovecos de las rocas tienen chupetes de hielo. La profundidad no es grande y hay muchos cantos, por lo que podemos remontar los primeros metros saltando entre las piedras. A ratos continuamos por la orilla, donde ascendemos con más dificultad ya que hay mucha nieve acumulada.

Progresamos por la orilla del arroyo Altuzarra.
En poco más de doscientos metros, llegamos a la primera cascada: el Salto Chico. Su caudal es abundante. Las paredes se muestran heladas. Gran contraste entre el agua abundante, la nieve, el hielo y la vegetación. Hacemos muchas fotos cómodamente desde distintos ángulos, buscando la mejor posición. Hay poca luz y no es fácil sacar buenas fotografías.

Salto Chico


Continuamos barranco arriba. El segundo salto aparece pronto, conseguimos llegar a él con ciertas dificultades ya que según ganamos altura, vamos encontrando más nieve. No nos queda más remedio en algunos sitios que hundir las piernas hasta la rodilla con elevada pendiente. Llegamos al Salto Medio.



Salto Medio


Podemos hacer buenas fotos de esta segunda cascada ya que podemos acceder a su parte inferior inmediatamente junto al pequeño estanque que ha formado el salto. Se nota el incremento de altura con el primer salto, porque hay más hielo en las paredes. Lleva bastante agua y cae con gran estruendo.


Continuamos viaje arroyo arriba al encuentro de los siguiente saltos. Dejamos un desvío a la derecha y seguimos. Aún nos quedan dos cascadas más. La siguiente ya la conocemos de la anterior visita, la superior se presenta aún como una incógnita.


A media que subimos, vamos encontrando más espesor de nieve. Las paredes se empinan y nos cuesta más superar la pendiente hundiendo las piernas hasta el muslo. En algunos puntos tenemos que cruzar el arroyo saltando entre las piedras. Parece que es imposible continuar a veces, pero siempre encontramos la mejor solución para superar los obstáculos. Con paciencia, llegamos a la tercera cascada: el Doble Salto.

Doble Salto


Esta cascada muestra aún más hielo en las paredes. Algunos carámbanos superan el medio metro de longitud, parecen estalactitas. Su estampa es magnífica. Tenemos algunas dificultades para encaramarnos por los laterales, resbaladizos y con mucha nieve, pero conseguimos sacar buenas fotos desde diferente ángulos.

Subimos hacia la cabecera del arroyo.
La mayoría de los visitantes, dan por finalizada la excursión aquí y retornan al valle, pero nosotros tenemos curiosidad por visitar aún la cascada ubicada en la cabecera del barranco y continuamos aguas arriba. Según ascendemos, el barranco se estrecha cada vez más, lo que significa que las orillas tienen una gran pendiente. El espesor de la capa de nieve es mayor, la subida se hace muy penosa. Progresamos con mucha lentitud.


Llegamos a la cabecera del arroyo. Tras dejar un pequeño salto a nuestra derecha, llegamos por fin a la cascada superior. 


Salto de arriba


Parece de factura similar al salto chico. Estamos muy altos, hay mucho más hielo y carámbanos por todas partes. Parte del caudal del agua se ha congelado. Todo el entorno es grandioso.

Video

 




Desde esta última cascada, nos queda ya poco recorrido. Remontamos la ladera unos metros por la derecha, saliendo del bosque y del barranco. Nos situamos ya sobre terreno más llano y cómodo. Estamos muy cerca del mismo nacimiento del arroyo Altuzarra, sobre la misma ladera del pico San Millán.

Cabecera del Barranco de Altuzarra y cresta de la sierra.

Dentro del barranco caminábamos encajonados. Fuera de él ahora, las vistas se amplían. Estamos rodeados de cumbres y barrancos cubiertos de nieve. Aquí mismo, nos incorporamos sobre el camino que sube desde el valle hasta el collado de Sierra Llana, entre los picos Trigaza y San Millán. Por este camino volveremos ya a Santa Cruz del Valle Urbión sin desviarnos.


El camino de regreso nos lo tomamos con paciencia y disfrutando del paisaje. Estamos a casi 1600 metros de altitud por lo que gozamos de amplias panorámicas sobre el Valle del Urbión y la cresta de la Sierra de la Demanda.

Hay mucha nieve, pero vamos descendiendo con comodidad. El día ha despejado completamente, luce el sol y podemos hacer buenas fotos de la sierra.

La Majada Gárrula.

Tras pasar por la Majada Gárrula (un pequeño llano donde se ubica una antigua cabaña), el camino se estrecha y nos metemos en el bosque. Por un estrecho sendero, descendemos rápidamente hacia el barranco Abanza, a cuyo lecho llegamos en poco tiempo.





Bonitas vistas en el descenso hacia el barranco Abanza.

Cruzamos el arroyo y continuamos por la otra orilla ya a la búsqueda del camino principal que recorre el valle. Una vez en él, ya solo nos queda recorrer los escasamente cuatrocientos metros que nos separan del refugio Zarcia, donde hemos dejado el coche, completando esta magnífica excursión invernal, una de las más atractivas y bellas que pueden disfrutarse en toda la Sierra de la Demanda.


Desvío al barranco de Abanza.


CASCADAS DE ALTUZARRA EN INVIERNO
Dificultad
Alta, hay que subir con elevada pendiente alternando por el interior del arroyo, saltando de piedra en piedra, con las orillas donde hay mucha nieve aciumulada.
Ciclable
No.
Circular
Sí.
Orientación
Media. La subida por el arroyo es evidente, el descenso transcurre por caminos no señalizados.
Época recomendable
De diciembre a marzo, en época de nevadas.
Inicio
Refugio Zarria (Santa Cruz del Valle Urbión).
Distancia de Burgos
47,8 kilómetros.
Tiempo total
5 horas.
Distancia total
8 kilómetros.
Interés
Paisajes invernales de los sucesivos saltos de agua. Panorámicas del Valle del Urbión y cara norte de la Sierra de la Demanda.
Altitud mínima
930 m.
Altitud máxima
1585 m.
Mapas
1:50000: 0239 Pradoluengo.
1:25000: 0239-2 Pradoluengo.
h





C

Notas:
- El aspecto de las cascadas cambia drásticamente durante el verano y el invierno. Se recomienda visitarlas ambas en la misma temporada para apreciar el contraste.



- La excursión puede calificarse de dificultad alta o incluso muy alta si no se está habituado a caminar por nieve. La progresión cuesta arriba es muy complicada en algunos tramos del arroyo. En algunos tramos es necesario meter la pierna hasta ela altura de la rodilla y con elevada pendiente. En otros tramos no queda más remedio que continuar por el mismo lecho del arroyo saltando de piedra en piedra además de tener que salvar terrenos helados y muy resbaladizos. Es imprescindible portar equipo invernal (botas, palos, polainas, guantes, etc...).


- Desde la cabecera del barranco, podríamos haber continuado hasta el collado de Sierra Llana y ascender hasta la misma cumbre del pico San Millán (2131 metros). Con la gran cantidad de nieve acumulada, esto supone por supuesto un gran desgaste físico.



Entradas relacionadas:


Mapa topográfico


Perfil de elevación


Ver y descargar track en Wikiloc

1 comentario:

  1. Una belleza. Ya estoy tardando en reconocer esos sectores.
    Grácias por compartir.

    ResponderEliminar