miércoles, 22 de octubre de 2014

Hayedo de Santa Cruz del Valle Urbión

El río Urbión nace a los pies del pico San Millán por su ladera norte y labra en su curso alto un extenso y frondoso valle. Dentro de los muchos arroyos y barrancos que descienden de las cumbres de la Demanda, destaca precisamente el que partiendo de la cabecera del valle baja hacia el pueblo de Santa Cruz. Desde el refugio Tres Aguas, parte un sendero, que remontando el arroyo, atraviesa uno de los mejores hayedos de la provincia de Burgos.


Santa Cruz del Valle Urbión


Para llegar al  Área Recreativa de Zarcia, debemos llegar primero al pueblo de Santa Cruz del Valle Urbión. Desde Burgos, saldremos por la carretera N-120 a Logroño, para desviarnos en Ibeas de Juarros hacia Pradoluengo. Antes de llegar a éste último, salimos a la derecha en el pueblo de Santa Cruz. Atravesamos el pueblo, muy alargado y continuamos por una pista en buen estado que remonta el valle hacia su curso alto. 

Explanada de Tres Aguas, inicio de la ruta.
En unos 4 kilómetros desde el pueblo, y tras pasar por el refugio Zarcia, que dejamos a nuestra izquierda, llegaremos a la explanada donde se halla el área recreativa con mesas y podemos dejar el coche con comodidad.

Desde el área, tomamos el camino, continuación de la pista que hemos traído. Seguimos siempre la margen del río Urbión, que queda en este primer tramo siempre a nuestra izquierda. 


Según avanzamos, el valle se va estrechando y no hay pérdida posible. En días claros, divisamos perfectamente la cumbre del San Millán al fondo y 1000 metros por encima de la altitud a las que nos encontramos.

En apenas doscientos metros, dejamos a la derecha el desvío que sube a la Majada Gárrula por el barranco de Abanza (también llamado Esquizago) y continuamos por el sendero principal, muy claro y evidente.

Caminamos hacia el hayedo por el valle.
El barranco del Urbión, visto desde el camino de Ránguna.
Poco después, cruzaremos el río Urbión por primera vez a través de un puentecito y continuamos por la otra margen. El camino en todo momento, en este primer tramo, se halla en muy buen estado, es transitado frecuentemente y no ofrece dificultades, avanzando con comodidad valle arriba.

Nos adentramos en el hayedo del naciente río Urbión.
Poco a poco, el valle se va estrechando cada vez más y penetramos en el bosque, compuesto principalmente de hayas. Estamos en otoño y en la época clave para el mágico cambio de color. Definitivamente penetramos ya en el barranco, la pendiente se va incrementando (sin llegar a ser nunca excesiva) y el naciente arroyo se va embraveciendo, descendiendo en pequeños saltos de piedra en piedra. El camino se torna sendero y en alguna ocasión nos vemos obligados a cambiar de orilla. Si no lleva mucha agua el cauce, lo cual es habitual, podemos cruzarlo sin dificultad saltando de piedra en piedra (se recomienda llevar bastones).

El Urbión desciende haciendo pequeños saltos.
El entorno del hayedo es magnífico. Estamos en otoño avanzado y las tonalidades predominantes son el rojo causando la sensación de que el bosque está "encendido".

Fantásticas tonalidades del hayedo del Urbión.
A medida que subimos, el bosque se torna cada más espeso, las hojas cubren el suelo casi totalmente y avanzamos bajo cubierta vegetal casi permanentemente. En la cota 1120, pasamos junto a la llamada choza de la Guarra, donde antiguamente se guarecían los pastores, hoy restaurada.

Caminamos muchos tramos sobre un lecho de hojas y bajo cubierta vegetal.
Seguimos arroyo arriba, disfrutando del mágico paisaje del hayedo. En algunos tramos, el río se ensancha, las piedras cubren todo el cauce y subimos por el mismo centro, mientras que el agua discurre a ambos lados. Nunca el caudal es suficiente como para temer no poder cruzarlo, lo hacemos con facilidad por las piedras que estratégicamente están emplazadas en todo el recorrido.

Llegamos a la cabecera del arroyo y emprendemos el regreso.
Río arriba, la pendiente se agudiza más y el barranco se estrecha pues estamos llegando al nacedero del Urbión. Esto se produce hacia la cota 1500  y el naciente río se precipita por una pequeña cascada. Aquí se juntan varios arroyuelos de montaña el conjunto de los cuales forman su nacimiento.
Desde aquí, si continuáramos, saldríamos del bosque unos metros más arriba y solo nos quedaría una ardua ascensión (las pendientes pueden superar el 30%) por terreno pedregoso a la misma cumbre del San Millán, 600 metros más arriba y una pendiente superior.
Aquí damos por terminada la ruta. Descansamos y emprendemos el regreso por el mismo itinerario. 
Según bajamos, disfrutamos de buenas panorámicas del valle desde otra perspectiva diferente.


HAYEDO DE SANTA CRUZ DEL VALLE URBIÓN
DificultadBaja, pero atención al cruzar el río
CiclableNo.
CircularNo.
OrientaciónMuy fácil, está indicado y no hay pérdida posible.
Época recomendableTodo el año, aunque el otoño es la época clave.
InicioÁrea recreativa de Zarcia (Santa Cruz del Valle Urbión)
Distancia de Burgos47,8 kilómetros.
Tiempo totalAlgo más de 3 horas
Distancia total8,4 kilómetros.
InterésHayedo del barranco del Urbión
Altitud mínima969 m.
Altitud máxima1497 m.
Mapas
1:50000: 0239 Pradoluengo
1:25000: 0239-2 Pradoluengo; 0239-4 Pineda de la Sierra

Notas:
- En el área de Zarcia hay mesas y agua para descansar y pasar el día.
- Desde la cabecera del Urbión es posible continuar la excursión y ascender a la cima del San Millán pero hay que superar las fuertes pendientes de la ladera norte.
- En el valle, hay otros barrancos laterales con buenos hayedos. Según miramos río abajo, los más importantes son Itúrbero, Andurla, Zarcia y Ritartea por la derecha y Altuzarra, Abanza o Esquizago, Almegia y Gilas por la izquierda.


- Merece la pena visitar, sobre todo en primavera, las cascadas de Altuzarra. Se accede desde Zarcia tomando el desvío indicado unos pocos metros valle arriba.


Cascadas de Altuzarra: 

Salto Chico
Entradas relacionadas:


Mapa topográfico


Perfil de elevación (solo ida)

Ver y descargar track en Wikiloc



No hay comentarios:

Publicar un comentario