domingo, 20 de septiembre de 2015

Serranía de Cuenca: Hoz de Tragavivos (I)

Tras un nuevo viaje a la Serranía de Cuenca, inauguro una nueva serie de excursiones por esta comarca, sin duda una de las más bellas de España. En esta ocasión, visitamos su garganta más salvaje y fascinante: la Hoz de Tragavivos, sobre el río Guadiela. Su atractivo es que se halla muy alejada de cualquier núcleo habitado y solo es posible recorrer su interior siguiendo un peligroso canal que la atraviesa. En esta primera entrada, divisamos la hoz desde su parte superior recorriendo varios miradores. En una segunda entrada, recorreremos su interior por el camino descrito. 


La Hoz de Tragavivos



Para admirar la garganta desde su parte superior, nos acercamos primero al aislado pueblo de Carrascosa de la Sierra, ubicado en la Alta Serranía, a casi 88 kilómetros de Cuenca capital. Hay que acceder primero al pueblo de Beteta, para desde allí tomar la carretera local a Puente de Vadillos. A los pocos metros, tomaremos el desvío que sube a Carrascosa, donde muere la carretera.


El pueblo, ubicado a 1258 metros de altitud, se halla sobre un extenso páramo rodeado de bosques, en un solitario y sugestivo lugar.

Llegando a Carrascosa de la Sierra
Desde el centro del pueblo hay que tomar la pista que se dirige hasta el mismo borde del páramo directamente sobre la hoz. Justo a la altura de la iglesia, tomamos el amplio camino que sale a mano izquierda. Pronto, se introduce en el pinar y se convierte en pista forestal.


El estado del camino es bueno, estamos en verano y el firme es sólido. Se puede recorrer prácticamente por cualquier tipo de vehículo ya que la pendiente es además bastante suave. Nos vamos aproximando al borde del páramo sobre las hoces.

Paramos en el mirador sobre la Hoz Somera.
A casi 4 kilómetros de Carrascosa, llegaremos al mirador sobre la Hoz Somera. El río del mismo nombre ha excavado una profunda garganta desde el norte y desemboca sobre el Guadiela aguas abajo de la Hoz de Tragavivos. Paramos junto a la pista y nos asomamos al mirador. La panorámica sobre ambas hoces a nuestros pies es impactante. Miremos donde miremos, solo vemos farallones rocosos desplomándose sobre el fondo de ambas gargantas. La vegetación lo invade todo.

Mirador sobre la Hoz Somera.


La Hoz Somera.

A la izquierda divisamos la desembocadura sobre Tragavivos.
La vegetación y la naturaleza lo envuelve todo.

Video desde el Mirador de la Hoz Somera


video


Tras hacer fotos y descansar, volvemos al coche y continuamos por la pista. Descendemos en zigzag perdiendo altitud y poco a poco nos aproximamos al borde sobre el tramo central de la Hoz de Tragavivos. Aunque en cada curva dejamos el vacío a un lado de la carretera, ésta es lo suficientemente ancha y la vegetación tupida, para hacernos avanzar con tranquilidad.



La pendiente se agudiza. Como estamos ya cerca del borde, dejamos el coche aprovechando un entrante en el bosque a nuestra izquierda. Seguimos por la pista caminando. Doscientos metros más abajo, llegaremos a un claro junto al precipicio, justo en la base de un pinar, a nuestra derecha.



A la derecha del claro subiremos por el bosque hasta el borde sobre la Hoz de Tragavivos.
Por esta ladera es por donde tenemos que subir para asomarnos sobre la hoz. No hay señalización de ningún tipo, pero el itinerario es evidente y la subida por el pinar no es complicada, solo hay que superar unos sesenta metros de desnivel subiendo entre los pinos.


Primera panorámica sobre la Hoz de Tragavivos.


Divisamos el canal que discurre por el fondo de la Hoz de Tragavivos.
Llegamos por fin a la parte superior y nos emplazamos directamente sobre el tramo medio de la garganta que ha excavado el río Guadiela. Tenemos la impresionante Hoz de Tragavivos a nuestros pies. Mirando a la izquierda, divisamos al fondo el estrechamiento de la hoz en la proximidad del muro de la presa del embalse de Chincha, que no vemos desde donde estamos. En el fondo de la garganta, apreciamos bien el canal construido con el objetivo de transportar el agua de la presa aguas abajo. Siguiendo este canal, visitaremos el interior de la hoz más tarde.

Impactante panorámica sobre la Hoz de Tragavivos.
A la derecha, se atisba el extremo oeste de la hoz en las proximidades del barrio de Santa Cristina o la Herrería, hoy pedanía de Carrascosa. Se trata de un encantador caserío ubicado en la misma cabecera de la hoz y es destino de buscadores de paz y tranquilidad, ya que se halla muy lejos de cualquier carretera. En esa dirección, observamos un enorme espolón que cae a plomo sobre el fondo. Como nos interrumpe la visión completa, continuamos junto al borde para acercarnos a él y situarnos en su extremo.


El camino no es peligroso, la vegetación es exuberante pero nos deja el paso fácil y poco a poco avanzamos dejando el abismo a nuestra izquierda. En apenas trescientos metros, llegaremos al borde rocoso mencionado. Es una lengua de tierra que se asoma sobre la hoz ofreciendo impresionantes caídas a ambos lados. Su anchura es sin embargo lo suficientemente amplia para caminar sobre él. Nos sentimos flotando sobre el abismo a uno y otro lado. Aunque en teoría podríamos llegar hasta la misma punta, nos paramos unos metros antes por precaución y disfrutamos del paisaje.


Video de la Hoz de Tragavivos desde arriba

video




Las perspectivas ahora sí que son más completas a uno y otro lado y es obligado detenerse un rato a disfrutar del paisaje. Hacemos fotos y nos recreamos con el lugar y las vistas que tenemos. Contemplamos las aves que sobrevuelan los acantilados. El silencio y la naturaleza lo invade todo.
Extremo occidental de la Hoz de Tragavivos. Al fondo, el caserío de Santa Cristina.
Retornamos a Carrascosa de la Sierra por la pista.
El día avanza y nuestra intención es descender al fondo del desfiladero para recorrer su interior. Para ello tenemos primero que deshacer el camino hasta Carrascosa de la Sierra desde donde bajaremos por carretera hasta las cercanías de Beteta. Desde allí, cogeremos la carretera que nos lleva hasta el pueblo de Puente Vadillos. En el trayecto, admiraremos la Hoz de Beteta, excavada también por el río Guadiela. 
Una vez en Puente de Vadillos nos dirigiremos por una pista que recorre el borde del pantano de Chincha hasta la presa, desde donde iniciaremos el recorrido por el interior de la Hoz de Tragavivos.


HOZ DE TRAGAVIVOS (I)
Dificultad
Baja.
Ciclable
No, el itinerario discurre por el borde rocoso entre los pinos.
Circular
No.
Orientación
Mediana, aunque se llega fácilmente por pistas, hay que encontrar el cortado.
Época recomendable
Todo el año. Cuidado en invierno con la nieve y posible hielo junto a los cortados.
Inicio
Carrascosa de la Sierra (Cuenca).
Distancia de Cuenca
87,7 kilómetros.
Tiempo total
1 hora 5 minutos (caminando)
Distancia total
2,1 kilómetros.
Interés
Panorámicas de las hoces de Tragavivos y Somera. Pinares. Pueblos pintorescos de la comarca de la Alta Serranía de Cuenca.
Altitud mínima
1073 m.
Altitud máxima
1059 m.
Mapas
1:50000: 0538 Valdeolivas.
1:25000: 0538-2 El Recuenco.




Notas:

- Podemos continuar por el borde de la hoz hasta llegar hasta el barranco de la Hoz Somera, pero las vistas son similares a las que hemos disfrutado desde el espolón y el terreno se complica algo porque la vegetación llega hasta el mismo borde.
- Desde Carrascosa es posible llegar caminando hasta la misma cabecera de la Hoz Somera y descender por ella hasta los acantilados que desembocan en Tragavivos.
- Hay que calcular casi una hora desde Carrascosa hasta la presa de Chincha.



Entradas relacionadas:

Recorridos por el borde norte e interior de la Hoz de Tragavivos.



Mapa topográfico



Perfil de elevación


Ver y descargar track en Wikiloc

No hay comentarios:

Publicar un comentario