sábado, 7 de mayo de 2016

Serranía de Cuenca: Hoces del Júcar

Volvemos a la magnífica Serranía de Cuenca y esta vez a uno de sus rincones más bellos. Desde su nacimiento en la Sierra de Albarracín, el río Júcar excava profundos cañones y gargantas en su discurrir por la sierra. En esta entrada, visitamos uno de sus tramos más espectaculares: partiendo de la localidad serrana de Uña, recorremos la orilla del río por el bosque hasta llegar al espectacular desfiladero creado por el Júcar en su confluencia con el arroyo de Riofrío, destino final de la excursión.


Serranía de Cuenca - La Laguna de Uña



Para visitar el tramo más espectacular de las hoces a su paso por la Serranía de Cuenca, accedemos al pueblo de Uña, a 35 kilómetros de la capital. Aquí, tomaremos un desvío a la izquierda a la salida del pueblo, incorporándonos a una cómoda pista forestal. Por ella, ubicada a gran altura sobre el río Júcar, continuamos unos 3 kilómetros atravesando pinares. Al llegar al arroyo de la Madera, que atraviesa la pista, dejamos el coche y emprendemos la marcha caminando.


Pasamos el arroyo, muy exiguo de aguas en verano, y continuamos por la pista que asciende de altitud con suavidad por el pinar. Algunos corzos nos sorprenden, porque el silencio lo envuelve todo.


Tras superar varios zigzags y ganar altura, la pista continúa ya por terreno llano. A nuestra derecha, nos acompañan los impresionantes cantiles rocosos que el arroyo de la Madera ha labrado en la roca, formando bellos rincones. A nuestra izquierda, muy abajo, el río Júcar se va adentrando en los tramos más estrechos del desfiladero en el que estamos penetrando. La densidad de los árboles y el profundo encajamiento del río, hace que no podamos ver las aguas del río en ningún momento.
En algo menos de tres kilómetros desde que abandonamos el coche, la pista se abre a un área llana con mesas y bancos.

Hay que estar atentos aquí en abandonar el camino que llevamos por nuestra izquierda, ya que si continuáramos, éste ascendería hacia los cortados del fondo.




La pista se convierte en senda y emprende un descenso por terreno irregular, siempre entre los pinos.
Tras describir una curva de 180 grados, continuamos bajando hacia el fondo del barranco del Molinillo, que ha formado un impresionante anfiteatro rocoso en su descender hacia el Júcar, que aunque no vemos aún, intuimos ya su cercanía.
Anfiteatro rocoso creado por el arroyo Molinillo.
En poco más, alcanzamos el acueducto que salva el arroyo de Riofrío, destino final de nuestra excursión.

Divisamos ya el acueducto de La Toba.
Esta construcción utilizada por el canal de La Toba para progresar por el arroyo, es una magnífica atalaya para por fin, admirar las espectaculares hoces que el río Júcar ha creado en este entorno. Subimos a la plataforma el extremo en el que nos encontramos.


Pasarela metálica del acueducto.


Atravesando la pasarela del acueducto, disfrutamos de espléndidas vistas sobre el río Júcar.

Extremo norte del acueducto.
El atravesar la pasarela del acueducto, no es apto para los que sufren de vértigo. Su gran longitud, unos 200 metros y su elevada altura central, unos 60 metros sobre los cortados, aconsejan no aventurarse por él. Pero la estructura parece muy segura y sólida. Entramos en ella y avanzamos caminando sobre "el vacío". Toda una experiencia visual.



Llegamos al otro extremo y retornamos, deteniéndonos continuamente para fotografiar, admirar el paisaje.



Disfrutamos de bellas panorámicas sobre el río Júcar.


Video




En cada tramo, descubrimos un rincón nuevo. El lugar en que nos encontramos y el espectáculo visual que contemplamos, convierte este final de excursión en una experiencia inolvidable.

El camino de vuelta, más sosegado, se produce exactamente por el mismo itinerario.
Una vez en el pueblo, es obligado acercarse a los miradores que hay sobre la laguna de Uña, un espectacular paraje creado por el río Júcar también.


HOCES DEL JÚCAR
Dificultad
Baja.
Ciclable
Sí.
Circular
No.
Orientación
Fácil.
Época recomendable
Todo el año.
Inicio
Pista desde Uña al acueducto.
Distancia de Cuenca
35,5 kilómetros.
Tiempo total
1 horas 50 minutos.
Distancia total
7,24 kilómetros.
Interés
Hoces del Júcar, acueducto de La Toba, Laguna de Uña, Paisajes de la Serranía de Cuenca.
Altitud mínima
1111 m.
Altitud máxima
1207 m.
Mapas
1:50000: 0587 Villalba de la Sierra.
1:25000: 0587-3 Villalba de la Sierra; 587-4 Uña.

k


j
Notas:

- En el pueblo de Uña podemos descansar, comer. Es muy recomendable acercarse al mirador que hay sobre la laguna, donde podemos admirar un bello paisaje.
- Uña está en la carretera que nos lleva a Cuenca. Durante el camino, es obligado detenerse y visitar la muy conocida y renombrada Ciudad Encantada.


La Ciudad Encantada de Cuenca.


Entradas relacionadas:


Mapa topográfico




Perfil de elevación



Ver y descargar track en Wikiloc

Powered by Wikiloc

3 comentarios:

  1. Fantástico, y grácias por compartir. Una pequeña duda si no te importa, ¿para estas rutas que comunicas, necesito todocamino o todoterreno?. Es que estoy en trance de cambiar de coche.
    Grácias.

    ResponderEliminar
  2. Un todocamino es suficiente para meterse por pistas.

    ResponderEliminar
  3. Grácias. Lo busco sin freno de mano electrónico, ni kit reparapinchazos, y no lo encuentro.

    ResponderEliminar