sábado, 17 de septiembre de 2016

Pico de Navas

Dentro de la comarca de Hontoria del Pinar, en el límite de las provincias de Burgos y Soria, destaca la silueta de una montaña, de altitud moderada, pero desde la cual se aprecian grandes panorámicas. Se trata del pico de Navas, extremo occidental de la llamada Sierra de Costalago o de Hontoria, la cual se precipita por su límite oriental sobre el gran Cañón del río Lobos. Su visita y ascensión es sencilla.

Llegaremos a la zona saliendo de Burgos por la carretera de Soria. Pasamos Salas de los Infantes y continuamos hacia Soria. Antes de llegar a Hontoria del Pinar, tomaremos un desvío por la derecha que en apenas dos kilómetros nos lleva hasta la pequeña población de Navas del Pinar. Pudiéramos comenzar la excursión desde la misma localidad, pero sobrepasamos el centro y continuamos por la carretera que se dirige hacia Espeja, ya en Soria. En apenas doscientos metros desde las últimas casas, dejaremos el coche a la derecha, justo enfrente de una entrada por la izquierda que enlaza con una pista forestal que circunvala la montaña.

Pico de Navas



El t extremo de la peña, máxima cumbre de la Sierra de Hontoria, es visible desde mucho antes de llegar al pueblo. Su silueta, a modo de barco sobresaliendo del páramo, puede contemplarse desde muchos kilómetros a la redonda. Como hemos indicado, dejaremos el coche y nos incorporamos, cruzando la carretera, a una pista forestal. La cumbre la tenemos a nuestra izquierda. En realidad, hay muchas vías de ascensión porque las laderas son suaves. Solamente el terreno irregular y la vegetación nos dificulta el acceso a la plataforma superior que compone la peña, por lo cual tenemos que seguir por la pista rodeando la peña a la búsqueda del mejor punto que nos permita atacar la montaña.

Navas del Pinar.
En apenas medio kilómetro, dejamos unas grandes canteras de caolín tanto a nuestra izquierda como a nuestra derecha, hoy abandonadas. El contraste entre el blanco rojizo de la roca desnuda y el verde que lo recubre, es muy llamativo.

Antiguas canteras de Caolín, en las laderas de la peña
Tras dejar las canteras, continuamos ya por terreno descubierto, comenzando una tenue ascensión. Antes de continuar siguiendo la ladera sur de la peña, abandonamos la pista por la izquierda emprendiendo el ascenso. El camino no es muy visible, hay que estar atentos. En primer lugar, superamos un pequeño talud y nos incorporamos a un sendero, muy tenue, que parece subir hacia la ladera, que ya vemos cercana. Ésta se halla salpicada de grandes rocas desprendidas del zócalo calcáreo de la peña. Vamos ganando altura fácilmente bordeando las rocas.

Bordeamos la base de la peña buscando el camino de subida.
Tras dejar a nuestra izquierda un gran castillo de piedras junto a una finca vallada, seguimos por la derecha ganando altura sin dificultad subiendo en zigzag entre las piedras desgajadas.

Dejamos a la izquierda una gran acumulación de piedra junto a una finca vallada.
En el tramo final, antes de llegar a la meseta superior de la peña, tenemos que hacer una fáciles y divertidas trepadas entre los riscos que fácilmente nos dejan en la plataforma superior. Nos hallamos  muy cerca de la gran cruz que preside el extremo de la Peña de Navas o Sierra de Hontoria, aunque no el punto más alto.

Tenemos que superar unos riscos antes de acceder a la plataforma superior.
Nos acercamos hasta la cruz, para divisar el magnífico paisaje que se nos presenta. A nuestros pies, el pueblo de Navas del Pinar, de donde provenimos. Al fondo, hacia el oeste, se desparraman los tupidos bosques que cubren el sector S-SE de las Peñas de Cervera. Destacan sobremanera las siluetas inconfundibles de la Peña Carazo, Cervera y Valdosa. A la derecha, las alineaciones sucesivas de las Sierras de Neila, Mencilla y Demanda que componen el espinazo central del Sector Ibérico en su extremo NO. El día es claro y tenemos la fortuna de abarcar unas extensas vistas de más de 80 kilómetros. con buena visibilidad.



Video




Panorámica desde la cruz del pico de Navas.


Dejamos la cruz y seguimos por la meseta hacia su punto más alto. La cima del Pico de Navas (1352 metros) se sitúa sobre el cortado rocoso que cae hacia el sur, a poca distancia de la cruz. Llegamos en apenas cinco minutos. Buenas vistas sobre el Valle de Costalago. 
Continuamos por la parte central de la peña. Muy cerca de la cima. atravesamos una gran alineación de piedras, que se desarrolla transversalmente de norte a sur, atravesando toda la peña por su parte más estrecha. Seguramente debe de tratarse de los restos de una antigua muralla que protegía el acceso a un asentamiento ubicado en el extremo de la peña, aislado por cortados por sus otros tres lados. Seguramente se trata de un antiguo castro de la Edad de Hierro. La gran cantidad de alineaciones de piedras, y en línea con otras peñas cercanas, hace suponer que efectivamente, aquí hubo un asentamiento celtibérico.

Lapiaz sobre la superficie rocosa de la peña.
Gran alineación de piedras ¿restos de una antigua muralla de la Edad del Hierro?
Hito geodésico en la cima del Pico de Navas (1352 metros).
Continuamos por la parte central, derivando hacia su borde norte. La meseta se halla descarnada de vegetación y la única dificultad que se presenta es el incipiente lapiaz que recubre la superficie por la que caminamos. Geológicamente, nos movemos por terrenos calizos de origen cretácico. La meseta en que estamos es el flanco norte de un anticlinal cuyo núcleo ha sido arrasado y es hoy el Valle de Costalago.

Vertiente sur de la Sierra de Hontoria que desciende abruptamente sobre Costalago.
Tenemos que descender al llano para retornar a Navas del Pinar.Atravesamos transversalmente la peña, siguiendo la alineación de la muralla hasta llegar a su vertiente norte. Nos incorporamos fácilmente a un camino que sigue la linde norte, de caída más suave hasta el encuentro de otra pista, más amplia, que sube desde Hontoria. Recorremos unos dos kilómetros hasta llegar a ella entre monte bajo y pinos achaparrados.


Descendemos al llano por la pista que sube por el barranco Valnisteon.
Por este camino, descenderemos sin pérdida hasta el llano, siguiendo el arroyo (seco en verano) que baja por el barranco de Valnisteon. Nos plantamos sobre una gran pista polvorienta que va de Hontoria a Navas entre enormes campos de cultivo.
Para retornar a Navas, solo tenemos que caminar ya unos dos kilómetros entre los trigales.


Retornamos a Navas siguiendo pistas entre sembrados.
El camino es largo, aprieta el calor, pero llegamos sin pérdida alguna al coche. Desde este lado del río Lobos por el que caminamos, disponemos de buenas vistas sobre el caserío de Navas del Pinar a nuestra derecha, y la Sierra de Hontoria a nuestra izquierda.



Navas del Pinar




PICO DE NAVAS
DificultadMedia,
CiclableNo.
CircularSí.
OrientaciónMedia. Aunque en general el itinerario es bastante intuitivo, no hay señalización alguna. Hay que encontrar los puntos de ascenso y descenso y encontraremos muchos cruces que nos pueden hacer dudar.
Época recomendableTodo el año, aunque atención al frío y posible nieve en invierno.
InicioNavas del Pinar.
Distancia de Burgos80,8 kilómetros.
Tiempo total2 horas 20 minutos.
Distancia total10,7 kilómetros.
InterésPico Navas. Panorámicas desde la cumbre. Pueblos de Hontoria y Navas del Pinar.
Altitud mínima1048 m.
Altitud máxima1341 m.
Mapas
1:50000: 0315 Huerta de Rey; 0316 Quintanar de la Sierra.
1:25000: 315-4 Huerta de Rey; 0316-3 Hontoria del Pinar.
s

Notas:

- Aunque puede costar encontrar los caminos correctos de ascenso y descenso, la ruta es general sencilla y fácil de realizar.
- También podemos subir hasta el Pico de Navas ascendiendo por una amplia pista carrozable que nace en Hontoria del Pinar y se dirige al pueblo soriano de Orillares.

Entradas relacionadas:

  Navas.


Mapa topográfico 


Perfil de elevación


Ver y descargar track en Wikiloc

No hay comentarios:

Publicar un comentario