lunes, 22 de mayo de 2017

Montes de Ordunte: Zalama y la Cascada de Aguasal

Excursión a los Montes de Ordunte, en el extremo norte de la provincia de Burgos me en su límite con Cantabria y Vizcaya. Partiendo del pueblo de San Pelayo, ascendemos hasta el pico Zalama (1346), máxima cima de toda la sierra. En el retorno, visitamos los Salto de Aguasal, un conjunto de cascadas sobre el río Ordunte.


Montes de Ordunte


h
Los Montes de Ordunte

Los Montes de Ordunte son una cadena montañosa, a caballo entre las provincias de Burgos, al sur, y Cantabria y Vizcaya al norte. Tiene su inicio en el puerto de los Tornos y se desarrolla a lo largo de unos 20 kilómetros para descender hacia Balmaseda, en Vizcaya. Esta sierra no se caracterizan por su elevada altitud, aunque sí destaca como una fenomenal barrera climática que protege al Valle del Mena del norte. En algunos de sus puntos, presenta desniveles superiores a los 700 metros (comparables a algunas zonas de la Sierra de la Demanda).
Sus alturas oscilan entre los 1000 - 1300 metros, siendo su máxima cima precisamente el pico Zalama (1343 metros). Subimos a esta coma partiendo del pueblo de San Pelayo, a 678 metros.

El Valle de Mena y los Montes de Ordunte vistos desde el Pico del Fraile (Castro Grande), en los Montes de la Peña.



Cumbres más destacadas

Montaña  Altitud* 
m
  Prominencia 
m
Zalama
1343
418
Los Canales
1326
177
La Maza
1198
79 
El Ordunte (Balgerri)
1106
206
Ilso de las Estacas (Pedranzo)
1029
50
Burgüeño
1044
162
Maza de Pando
1011
119
Alto del Cabrio**
899
64
Peña Lastra**
721
252

* Según mapas oficiales del CNIG (IGN) en su última edición de 2010.
           ** No pertenecen a la cresta principal, sino a alineaciones paralelas por el sur.

Para iniciar la ruta, debemos acercarnos al pueblecito de San Pelayo, en la Merindad de Montija, emplazado a los pies de los Montes de Ordunte. Salimos de Burgos por la CL-629 hacia Villarcayo, donde continuamos hacia Santander por los Tornos. Tras pasar el puerto de Bocos y llegar hasta Bercedo, capital de la Merindad de Montija, tomamos el desvío en Agüera hacia San Pelayo.


San Pelayo


En cualquiera de las amplias y limpias calles de esta pequeña localidad, aparcamos y nos preparamos para iniciar el ascenso al Zalama. La redondeada cima del pico, ya se ve desde las casas del pueblo. Iniciamos la marcha abandonando el pueblo por un camino que sale hacia el este entre prados.

Dejamos San Pelayo entre prados y pastizales.
En poco, el camino describe una curva hacia el norte, encarando ya la ladera de la sierra. Comenzamos a subir por un camino pedregoso y con fuerte pendiente. Los árboles aún sin hojas nos flanquean.

Comienzan las pendientes hacia la sierra.
El camino desemboca sobre unos llanos, en el término de Naviciada, donde enlazamos con una amplia pista que viene por la izquierda y asciende sin dilación hacia la cresta. Nos incorporamos a esta pista y ya no la abandonaremos hasta la misma cima del Zalama.

Enlazamos con una gran pista que viene por nuestra izquierda y sube a la cresta.
La pendiente se incrementa de nuevo y ganamos altitud con rapidez.  A medida que subimos vamos ganando buenas vistas hacia el sur. Frente a nosotros abajo, el Valle de Mana con los Montes de la Peña de fondo. A la derecha, los Montes de Sotoscueva.


Aunque la pendiente es fuerte en algunos tramos, avanzamos con comodidad. Sobrepasados los mil metros, desaparecen los árboles.

Grandes vistas si miramos atrás.
Poco antes de llegar a un collado, dejamos una bonita cabaña de piedra a nuestra derecha. desde donde podemos contemplar el Valle de Mena.

Cabaña de piedra en la subida al Zalama.
Continuamos. Antes de llegar al collado, atravesamos una alambrada donde hay un gran mojón que indica el punto donde se juntan las provincias de Burgos, Cantabria y Vizcaya. Ya solo nos queda alcanzar al gran collado que hay entre el Zalama, a nuestra derecha, y la cima de Los Canales.

Mojón donde se juntan las provincias de Burgos, Cantabria y Vizcaya.
Llegamos tras llanear algo. Desde este collado aún no disponemos de buenas vistas sobre el norte, ya que el collado es amplio.


Emprendemos el recorrido final hasta la cima, a donde llegamos una hora y media después de haber partido de San Pelayo.

Ladera final al Zalama.
Cima del Zalama (1343 metros).Nuestro GPS no pasa de 1333 metros. Gran hito montañero en la cima y buzón de la Sociedad Montañera de Bilbao. Impresionantes vistas al norte sobre el Valle de Carranza en Cantabria en su límite con Vizcaya. El día viene con alguna de neblina, si no, debiera verse el mar Cantábrico al fondo, ya que la distancia no es mayor de 25 - 30 km desde donde estamos.

Cima del Zalama.
Hacia el sur, como no, espléndidas vistas sobre el Valle de Mena y los Montes de la Peña de fondo. Mirando hacia el oeste, vemos la continuación de los Montes en su descenso hacia Los Tornos y los montes de la zona de Espinosa de los Monteros, antesala de los Montes de Valnera.


Video desde la cima del Zalama



Panorámica desde el Zalama hacia el norte.
Continuamos por la cresta hacia el este, con la intención de bajar a un gran collado que hay antes de la siguiente cima, la Maza, también muy prominente.


Tras dejar a nuestra izquierda unas extensas turberas, valladas para su protección, emprendemos enseguida el descenso hacia el collado que separa el Zalama de la siguiente elevación, el pico la Maza (1202 metros).

Turberas junto al Zalama.

Descendemos cómodamente por la pista que recorre la cresta. Una manada de caballos semi salvajes nos sale al paso sin más consecuencias. Una vez en el collado, buscamos y encontramos el camino que nos debe llevar hacia las pistas que descienden en progresión hacia el valle.

Bajando del Zalama disfrutamos de buenas vistas sobre el Valle de Mena y los Montes de la Peña de fondo.
En un principio, el camino que tenemos marcado y que seguimos, nos permite descender unos metros pero al llegar a la linde un robledal, perdemos su pista y no nos queda más remedio que continuar por terreno impreciso entre los árboles: Afortunadamente el terreno está limpio y avanzamos perdiendo altura con comodidad.

Vamos perdiendo altitud por pistas forestales a la búsqueda de la cascada de Aguasal.
En unos metros, enlazamos con la pista forestal que tenemos marcada en nuestro GPS y continuamos.



Por esta pista, vamos perdiendo altura progresando en zigzag. En algunos puntos, la pista se desarrolla por terreno abierto y disponemos de magníficas vistas sobre el valle.


Pero los caminos que tenemos marcados en nuestro GPS no coinciden exactamente con el camino real que vamos siguiendo. No obstante, progresamos en la dirección correcta y aproximándonos a nuestro próximo destino: los Saltos de Aguasal, no lejos ya de donde estamos. La pista cruza sobre varios arroyos que descienden por nuestra derecha y nos permiten repostar agua. Siguiendo esta pista nos posicionamos por fin sobre la vertical del arroyo de Aguasal, unos 400 metros por encima de la cascada.

Camino que desciende hacia los saltos.
Llegamos al punto indicado en nuestro GPS donde nos salimos de la pista por la izquierda e iniciamos el descenso, siguiendo casi paralelos al arroyo de Aguasal que desciende entre los árboles por nuestra izquierda. Seguimos un precioso camino entre pinos que zigzaguea para perder altura.

El Alto del Cabrio sobresale hacia el sur.
Por fin, llegamos el entorno de las cascadas. En primer lugar vemos un primer salto escalonado, donde las aguas del arroyo descienden por un graderío. El invierno y comienzo de primavera ha sido muy seco y el caudal no es muy abundante.


Este salto desciende a un cauce transversal que parece insalvable desde donde estamos. Vemos desde lejos un segundo salto del curso principal que no vemos, pero se encuentra tras la muralla vegetal. Conseguimos superar este cauce y ascendiendo por la ladera, nos posicionamos junto al salto principal del Aguasal, ya sobre el río Ordunte.

Pequeño salto de desagüe de la cascada principal sobre el río Ordunte..
El lugar es magnífico. Bajamos por un terraplén, casi aferrándonos a las raíces de los árboles para colocarnos en la base de la cascada, para poder contemplarla mejor.


Cascada de Aguasal





Video de la cascada


Aunque el caudal podría ser mayor, es suficiente para dotar a esta cascada de cierta espectacularidad.

Vista de la cascada desde la pista que la rodea por su parte superior.
Una hechas las fotos y visualizado la cascada desde diferentes perspectivas, retornamos a la pista que discurre por su parte superior para emprender el regreso a San Pelayo.

Retornamos a San Pelayo por pistas forestales a poca distancia del río Ordunte.
Aunque el camino previsto seguía la orilla del río de Ordunte hasta prácticamente el pueblo, pronto comprobamos que este camino ha desaparecido entre la vegetación. Una gran pista carrozable entre los pinos, que recubren las laderas, será la que nos lleve hacia el pueblo..

Salimos del bosque y ya estamos cerca de San Pelayo.
La pista describe amplias curvas en zigzag para superar el cauce del río para más adelante, salir del bosque y dirigirse ya por terreno abierto a San Pelayo.

Bonitos pastos junto al pueblo.
Entre prados y ganado pastando, llegamos a San Pelayo, finalizando la excursión tras algo más de cinco horas desde que salimos de él.



ZALAMA Y LA CASCADA DE AGUASAL
Espacio natural
Montes de Ordunte en el límite del Valle de Mena con Cantabria y Vizcaya.
Dificultad
Media.
Tipo de camino
Senderos de montaña y pistas forestales.
Ciclable
En general sí.
Agua potable
Hay agua en los varios arroyos que cruzamos al retornar del Zalama.
Tipo de marcha
Circular.
Orientación
Difícil. Llegar hasta la cascada de Aguasal descendiendo desde el Zalama es dificultoso si no se dispone de GPS.
Época recomendable
De abril a octubre.
Inicio
San Pelayo.
Distancia de Burgos
98,5 kilómetros.
Tiempo total
5 horas 15 minutos.
Tiempos de marcha
San Pelayo-Zalama: 1 hora 30 minutos; Zalama-Cascada de Aguasal: 1 hora 55 minutos; Cascada de Aguasal-San Pelayo: 1 hora.
Distancia total
16,6 kilómetros.
Interés
Montes de Ordunte en el límite entre Burgos, Cantabria y Vizcaya, Cascada de Aguasal, panorámicas del Valle de Mena.
Altitud mínima
678 m.
Altitud máxima
1333 m.
Desnivel acumulado
904 m.
Mapas
1:50000: 0085 Villasana de Mena.
1:25000: 0085-1 Bercedo.
h

h
Notas:

- Aunque hay que afrontar largas cuesta, la ascensión al Zalama es sencilla y de fácil orientación. El descenso por el collado hacia el Aguasal no es evidente y discurre por pistas forestales con continuos cambios por lo que se recomienda un GPS para llegar a la cascada.
- Para fotografiar mejor la cascada, hay que descolgarse unos metros por terreno difícil. Merece la pena en todo caso llegar a su base para contemplarla en toda su extensión.

El Zalama en invierno.


Entradas relacionadas:



Mapa topográfico


Perfil de elevación


Ver y descargar track en Wikiloc

Powered by Wikiloc



No hay comentarios:

Publicar un comentario