jueves, 18 de abril de 2013

Los Modúbares en bicicleta

Bonita excursión ciclista en la que visitaremos los tres modúbares: de San Cibrián, de la Cuesta y de la Emparedada. La excursión nos llevará a conocer la parte sureste del Alfoz de Burgos, entre páramos y pueblos del Valle del río Ausín.



Salimos dirección Fuentes Blancas y siempre siguiendo la orilla por el río, dejamos el parque atrás. Tras pasar por debajo de la autopista cruzando el río Arlanzón, llegamos a un cruce en la parte baja de Cardeñajimeno. A la derecha, subimos al pueblo. A la izquierda y cruzando un puente, llegaríamos a San Medel. Seguimos de frente por una estrecha senda, en la que tenemos a nuestra derecha casas de campo y chalets que ocupan la vega de Cardeñajimeno. Enseguida, cruzamos la carretera de Castrillo del Val a Cardeñajimeno y seguimos por el sendero que continúa hacia el monasterio de San Pedro de Cardeña

Monasterio de San Pedro de Cardeña.
Este sendero nos deja en unos diez minutos en una de las dos carreteras que bajan al monasterio desde el páramo. El entorno del monasterio es buen sitio para descansar y beber agua en su fuente. Dejamos el monasterio subiendo por la otra carretera y, poco antes de llegar al páramo, cogemos un marcado y señalizado camino (Ruta del Cid) que sale a nuestra izquierda. Este camino nos lleva al páramo que hay entre Castrillo del Val, Carcedo de Burgos y cierran los Juarros por el este. Por esta pista rodamos durante aproximadamente veinte minutos, flanqueando los enormes y feos molinos eólicos que estropean cualquier perspectiva. El camino está señalizado, pero hay que estar atentos a coger correctamente un desvío que saldrá a nuestra derecha no muy marcado. Lo tomamos y llaneamos un poco al principio hasta encajonarnos en un barranco que poco a poco gana pendiente. Tras pasar un pequeño bosquete de matorral, emprende una fuerte descenso hacia el primer Modúbar de nuestra ruta, el de San Cibrián.

Páramo de Carcedo, próximo a la bajada a Modúbar de San Cibrián.
Bajando a Modúbar de San Cibrián.
Llegando a Modúbar de San Cibrián.
La bajada es larga pero fácil de realizar. Como es verano, el suelo está firme y arenoso, lo cual favorece la pedalada. En época de lluvias, esta pista es totalmente impracticable por el barro, ya que el terreno es blando y está muy suelto.
Poco a poco, vamos dejando el páramo atrás y ya a la vista de Modúbar de San Cibrián, llegamos a una marcada pista delante del pueblo.
Desde aquí, si continuamos por la derecha, enlazamos con la carretera que sube a Carcedo de Burgos, pero también podemos atravesarla y seguir de frente, para entrar en el núcleo urbano de San Cibrián y desde él retomar la carretera de Carcedo.
En cualquiera de los casos, seguimos por la carretera a Carcedo durante unos 400 metros para salir por una marcada pista a nuestra izquierda y que bordea el flanco sur del páramo de Carcedo. 
Siguiendo esta pista, llegamos al segundo Modúbar, el de la Cuesta, en apenas tres kilómetros. La pista está en buenas condiciones durante todo el año y es utilizada por vehículos a motor.

Iglesia de San Pedro Apóstol, de Modúbar de San Cibrián.
Llegando a Modúbar de la Cuesta desde San Cibrián.
El pueblo se atraviesa por esta misma pista, que se convierte en calle principal. Cruzamos la carretera de Burgos a Los Ausines y salimos por el otro extremo por una pista de similar factura, que nos llevará al tercer Modúbar.

Panorámica de Modúbar de la Cuesta y valle del río Viejo.
Por esta pista rodamos unos dos kilómetros, ya a la vista de Modúbar de la Emparedada que queda delante a nuestra izquierda a un nivel inferior al que estamos. 
Justo antes de enlazar la pista que llevamos con el trazado de la Vía Verde del Santander-Mediterráneo, surge un desvío a la izquierda, por el cual bajamos hasta el pueblo. 
No hay pérdida porque desde Modúbar de la Cuesta siempre hay contacto visual con el de la Emparedada. Llegados a este ultimo pueblo y junto a la carretera que sube a Carcedo, se halla el molino recuperado junto al cual hay una fuente donde podemos repostar de agua y descansar.

Modúbar de la Emparedada desde la Vía Verde.
Desde Modúbar de la Emparedada, ya solo nos queda retornar a Burgos retomando el camino de la Vía Verde del Santander-Mediterráneo antes mencionado. En su primer tramo, asciende de nivel suavemente para en apenas dos kilómetros adentrarnos en un túnel que salvaba un repecho del terreno. Puede sorprendernos si se cruza por primera vez, ya que es más largo de lo que parece y en su punto medio, incluso puede faltar la luz. Hay que circular con cuidado por su interior.

Vïa Verde del Santander-Mediterráneo: túnel entre Cardeñadijo y Modúbar de la Emparedada.
Tras salir del túnel, continuamos por la Vía Verde para llegar hasta las inmediaciones de Cardeñadijo, que queda a nuestra derecha arriba. Lo dejamos y continuamos por la vía hasta llegar Burgos. Entramos en la ciudad por el barrio de Parque Europa.

LOS MODÚBARES EN BICICLETA
DificultadBaja
CiclableSí.
CircularSí.
OrientaciónMedia, no está señalizado y hay que prestar atención en los desvíos.
Época recomendableDe mayo a octubre, con tiempo seco.
InicioBurgos.
Distancia de Burgos69,8 kilómetros.
Tiempo total2 horas 50 minutos.
Distancia total36,2 kilómetros.
InterésPaisajes del páramo, Ruta del Cid, Vía Verde del Santander-Mediterráneo.
Altitud mínima746 m.
Altitud máxima1028 m.
Mapas
1:50000: 0200 Burgos; 0238 Villagonzalo-Pedernales.
1:25000: 0200-3 Burgos Oeste;  0200-4 Burgos Este; 0238-1 Villagonzalo-Pedernales; 0238-2 Ibeas de Juarros.


Notas

- Ruta fácil y amena para realizar en bicicleta sobre todo durante los meses de calor y secos.

- En los tres modúbares hay bar, mesas y bancos para sentarse y descansar.
- Se recomienda llevar un foco de luz para atravesar el túnel de la Vía Verde por su escasa visibilidad.


Entradas relacionadas:

 

Mapa topográfico


Perfil de elevación


Ver y descargar track en Wikiloc


No hay comentarios:

Publicar un comentario