sábado, 6 de abril de 2013

Garganta de Samaria

La ruta que presentamos, es una de las más atractivas que pueden realizarse en Europa. Se trata de la garganta más larga y profunda del continente y se halla en la isla de Creta, en Grecia. La Garganta de Samaria es un profundo barranco que se precipita a lo largo de unos 18 kilómetros desde el macizo montañoso occidental de la isla, hasta el mar Egeo.



En su recorrido, el caminante se siente empequeñecido por las gigantescas paredes que le acompañan en todo momento. Una vez dentro de la garganta, no es posible salir más que por sus dos extremos. El desfiladero, alcanza en algunos puntos, 600 metros de altura. La manera más práctica de poder realizar la excursión, es contratarla en el mismo hotel donde nos alojemos, como así hicimos. Muy de madrugada, un autobús recorre los principales hoteles de la parte noroccidental de la isla para una vez lleno, adentrarse hacia el sur. Desde la ciudad de Hania, una carretera colgada asciende por las montañas hacia la cabecera del barranco, donde comienza la ruta. Conforme se sube en altitud, las panorámicas de la isla se tornan espectaculares. Las montañas que recorremos forman parte de las Montañas Blancas (Lefka Ori en griego), cuyas mayores cumbres sobrepasan los 2400 metros de altitud. El macizo se abre hacia el sur precipitándose en el Mar Egeo a través de profundos barrancos, el más espectacular de los cuales es el que vamos a visitar. El nombre de Samaria procede del pueblecito abandonado que se halla en su interior y cuyas ruinas aún son visibles. La carretera que tomamos, en su primer tramo desde Hania, en la costa, zigzaguea buscando en primer lugar el pueblecito de Omalos, última parada antes de comenzar la travesía de la garganta, un par de kilómetros más al sur. Durante la subida, podemos contemplar impresionantes panorámicas de pueblos colgados, situados en verdaderos nidos de águila, como es el caso de Orthounio, Karanos, Askordalos...  La Llegada a Omalos, que se halla en un llano a unos 1500 metros de altitud, supone un alivio después de las curvas y abismos recorridos durante la subida.

El pueblo de Orthounio, en el corazón de las montañas Lefka Ori, es visible junto a la subida a Omalos.
Omalos hoy no es más que un puñado de casas cuyos habitantes viven del turismo.  Aquí, sacamos la entrada para poder entrar en la garganta, que es Parque Nacional desde los años sesenta del pasado siglo. En Omalos, se puede comprar también comida, ya que dentro de la garganta, no existe ninguna posibilidad de avituallarse.

Inicio de la garganta.
Llegados al inicio del barranco, a 1200 metros sobre el nivel del mar, comenzamos la excursión descendiendo rápido por una escalera entallada y con barandilla. Estamos en la parte más alta del barranco y las vistas son muy extensas. A nuestra derecha se desploman enormes peñascos rocosos, sorprendentemente con aún restos de nieve a pesar de estar a finales de junio. Hacia el sur, buscando el mar, visionamos extensos pinares flanqueado por murallones a ambos lados. La garganta se estrecha a medida que llega a su desembocadura en el mar.

Panorámica desde la cabecera de la garganta.
Pasada una hora de recorrido, llegamos a la rústica ermita de Agios Nikolaos (San Nicolás). Está abierta y dentro guarda bonitos iconos.

Ermita de Agios Nikolaos. Icono del santo.
Continuamos el descenso. En este tramo, la mayor parte del recorrido discurre bajo cubierta vegetal, principalmente pinos. Por la parte central, circula un torrente, que origina pozas y pequeños saltos en algunos puntos. El baño está en todo caso prohibido.

La salida más rápida en caso de emergencia es mediante mulos.
Pozas.
Aproximadamente a la mitad del recorrido, llegamos al entorno del despoblado de Samaria, antigua población que da nombre al barranco. Sus últimos habitantes fueron desalojados cuando se fundó el parque en los años 60 del pasado siglo. Uno puede imaginarse el tipo de vida y aislamiento que tuvieron que sufrir los antiguos habitantes de esta aldea durante siglos.


Puente sobre el torrente y ruinas de Samaria.
Hoy, el entorno del pueblo es un área de descanso, donde la mayoría de los caminantes come y repone agua ya que dispone de varias fuentes. Se nos acercan con entera libertad y sin ningún temor bonitos ejemplares de la cabra Ibis Cretense, que pasta libra por toda la garganta. Esta especie es endémica de esta zona. Hoy en día está en franca recuperación, ya que estuvo al borde de la extinción.

Ejemplar de cabra Ibis Cretense, endémica de la garganta.
Los arrendajos son frecuentes.
Una vez hemos terminado de comer y descansar, retomamos el tramo final de la garganta, donde encontraremos los desniveles mayores. Ya cerca del mar, caminaremos por sus tramos más espectaculares.


A sólo dos o tres kilómetros de llegar a su final, la garganta muestra sus tramos más abruptos y su punto de máxima estrechez. Esta cercanía al mar hace que muchos visitantes se acerquen a la garganta accediendo desde la playa. Esto supone una excursión mucho más corta que la realizada desde su cabecera, como hemos hecho nosotros, y se visitan los puntos más espectaculares.

Punto de máxima angostura, a unos dos kilómetros del mar.



La garganta llega a su fin y nos acercamos al mar. Se percibe ya un fondo más despejado y teñido de azul intenso. En apenas dos kilómetros de la costa, salimos del Parque Nacional. Es importante conservar el billete que adquirimos en la entrada porque en un control de salida nos lo piden.
Fuera ya del parque, atravesamos el pueblecito de Agia Roumeli, o mejor dicho, sus restos, ya que solo quedan unos cuantos muros y algún corral de ovejas. El emplazamiento original del pueblo se situaba en la antigüedad en la costa, pero por motivos de seguridad ante los continuos ataques, fue trasladado por sus habitantes dos kilómetros garganta adentro. Destaca su pequeña iglesia blanca.

Iglesia de Agia Roumeli.
Ruinas de Agia Roumeli.
Un esfuerzo más y llegamos a la playa. Es necesario esperar al barco que nos recogerá y trasladará a nuestros hoteles ya que es la única manera de salir del barranco. El billete de barco está incluido en el contrato con la agencia que nos acercó por la mañana a la garganta.
Como hemos llegado pasadas las tres, y el barco no llega hasta las cinco y media, tenemos el tiempo suficiente para darnos un largo baño en las tranquilas aguas del mar Egeo y relajarnos tras la caminata realizada. Toda la playa está surcada de bares y tabernas, así que es posible esperar al barco tomando un refresco.

Playa de Agia Roumeli, donde esperamos al barco.
Panorámica de la garganta de Samaria desde el mar.
Tomamos el barco. Se encuentra atiborrado de gente, pues recorre toda la costa suroccidental de la isla cargando y descargando pasajeros en muchas calas, cuyo único acceso se produce desde el mar.

Descargando pasajeros.
Vista de la costa suroccidental de Creta.
Cala de Loutro.
Llegando a Hora Sfakion, donde nos recogerá el autobús para regresar al hotel.
Según nos vamos alejando de la costa, obtenemos una perspectiva desde el mar sobre la garganta de Samaria así como de otras paralelas. Una hora más tardes, atracamos por fin en la cala de Hora Sfakion. Allí nos esperan los autobuses que nos devolverán a nuestros hoteles tras atravesar nuevamente las montañas y valles del interior de la isla.



GARGANTA DE SAMARIA
Dificultad
Media-alta por su larga duración.
Ciclable
No.
Circular
No.
Orientación
Fácil.
Época recomendable
Primavera y otoño.
Inicio
Omalos (Isla de Creta, Grecia).
Tiempo total
Unas cinco horas y media.
Distancia total
19,9 kilómetros.
Interés
Garganta de Samaría, recorrido marítimo por el sur de Creta.
Altitud mínima
15 m.
Altitud máxima
1223 m.


Notas:

- En los meses más cálidos del verano puede hacer bastante calor en su interior. Prever una gran provisión de líquido porque dentro del desfiladero no hay posibilidad de repostar excepto en el pueblo de Samaria.
- En época primaveral la garganta puede ser impracticable por culpa de las torrenteras de agua que cubren los tramos más angostos.
- Aunque la ruta no presenta grandes dificultades técnicas, puede resultar larga y ardua si no se está acostumbrado a caminar.



Mapa topográfico


Perfil de elevación

Ver y descargar track en Wikiloc


No hay comentarios:

Publicar un comentario