domingo, 28 de abril de 2013

Desfiladero de San Martín de Ubierna

Interesante recorrido muy cerca de la ciudad de Burgos. Oculto pero cercano a la carretera Burgos-Aguilar, se halla una sorprendente garganta donde encontramos grandes cuevas y peñones calizos. Todo apenas a 15 kilómetros de la capital. La excursión es fácil, amena y muy apta para realizarse con niños. Su recorrido es además una lección de geología.

Iniciamos el recorrido en el pequeño pueblo de San Martín de Ubierna. Se accede saliendo por la carretera de Burgos a Aguilar. Nada más sobrepasar Ubierna, hay que tomar el desvío a Santander a mano derecha. Una vez tomado el desvío, hay que salirse inmediatamente a mano izquierda para entrar en el pueblo.

San Martín de Ubierna.
Aparcamos en el centro y buscamos un pequeño túnel en la parte más cercana a la ladera que tenemos detrás. Tras pasarlo, sin apenas darnos cuenta, nos encontramos en el inicio de la garganta, completamente oculta desde las carreteras cercanas.

Cueva a la entrada del desfiladero.

Justo en el inicio de la garganta, se hallan unas enormes cuevas junto a unos fenomenales farallones calizos. Estamos ante enormes peñas calizas erosionadas por el arroyo Rucios, que ha originado a lo largo de millones de años una garganta por la constante karstificación de la caliza. Las cuevas que vemos, no son más que las etapas más recientes de este proceso erosivo constante. En un cierto número de años desaparecerán y la garganta se ensanchará aún más.

Dejamos las cuevas atrás y la garganta se estrecha. En épocas lluviosas, el río que discurre por él, el arroyo Rucios, puede ir bastante crecido y tenemos que ir pasando de orilla a orilla sobre pequeños pasos o a saltos, en general sin gran dificultad.
Tras atravesar los tramos más estrechos de la pequeña garganta, ésta se ensancha de nuevo y avanzamos por zona cubierta de chopos y álamos que cubre el fondo junto al arroyo. 
Sin apenas dificultades, avanzamos por el interior del desfiladero y poco a poco vamos acercándonos a su extremo norte, donde se ensancha y abre en zona despejada. Muy al fondo, divisamos ya los llanos donde se asienta el pueblecito de Castrillo de Rucios, que da nombre el arroyo junto al cual hemos caminado.

Entrada a la garganta del arroyo de Rucios.

Geología en el desfiladero
Pliegues.

Grietas y diaclasas.

Fallas y cabalgamientos.
Cluse.


Video



El camino discurre entre agrestes parajes.
El arroyo en primavera forma pequeñas pozas.
Justo en el punto en que el desfiladero se convierte en espacio abierto, vemos a mano izquierda una estrecha senda que asciende por la roca. Subimos por él superando el desnivel que hay entre el vallejo y el páramo junto a la carretera.

Divisamos el pueblo de Castrillo de Rucios desde la altura.
Final del desfiladero.
El desfiladero queda a nuestra izquierda al regresar.
Una vez en lo alto y junto a la carretera Burgos-Aguilar, emprendemos el regreso a San Martín.
El camino de vuelta es muy sencillo al realizarse íntegramente por una cómoda senda que discurre por la cresta rocosa. Caminamos por el cordal, divisamos a la izquierda la carretera y a nuestra izquierda el desfiladero.

Magnífica panorámica sobre el paisaje quebrado del desfiladero que ha formado el arroyo de Rucios y por el que hemos pasado.
El recorrido es ameno y siempre disfrutamos de buenas vistas del Valle del Ubierna, así como de la garganta desde las alturas. A ratos, nos acercamos por nuestro lado izquierdo, obteniendo buenas vistas del desfiladero.

Progresamos por la cresta.
Iniciamos el descenso hacia San Martín de Ubierna.
Siempre tenemos a nuestra derecha la carretera y enseguida divisamos ya al fondo abajo y a nuestra derecha el pueblo de San Martín de Ubierna. Ya sobre el pueblo, solo tenemos que descender por la ladera por terreno despejado a un llano junto a las cuevas. Atravesamos de nuevo el túnel bajo la carretera y accedemos a las casas del pueblo donde habíamos dejamos el coche.

DESFILADERO DE SAN MARTÍN DE UBIERNA
Dificultad
Baja. En primavera, atención con el arroyo que puede ir muy crecido y exija cruzarlo repetidas veces saltando.
Ciclable
No.
Circular
Sí.
Orientación
Fácil.
Época recomendable
Todo el año, aunque preferible en primavera cuando el arroyo de Rucios lleva su máxmo caudal.
Inicio
San Martín de Ubierna.
Distancia de Burgos
19,6 kilómetros.
Tiempo total
1 horas 25 minutos.
Distancia total
4,2 kilómetros.
Interés
Desfiladero, cuevas.
Altitud mínima
883 m.
Altitud máxima
1011 m.
Mapas
1:50000: 0167 Montorio.
1:25000: 0167-3 Huérmeces.



hola

Notas:
- Por su cercanía a Burgos y facilidad, muy apta para realizarse en un par de horas y apropiado para niños. Venir preparado para saltar el arroyo saltando entre las piedras.
- En el cercano Ubierna podemos encontrar un bar. Se recomienda subir a las ruinas del antiguo castillo.


Entradas relacionadas:


Mapa topográfico


Perfil de elevación


Ver y descargar track en Wikiloc



4 comentarios:

  1. Hecha la primavera pasada con los chavales de 8 y 4 años, sin ninguna dificultad.
    Solo un comentario a añadir a la escrito por Angel que esta perfecto.
    Las cuevas comunican fácilmente ( Se ve la luz a penas al entrar ) un lado con otro, y cruzando por ellas te introduces rápidamente en el desfiladero . Si unes esto, a la ruta descrita para los chavales es " toda una aventura".

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el comentario. Recojo el detalle del interior de las cuevas comunicadas para la próxima vez que lo realice.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por describir la ruta Angel bur, es un desfiladero bastante desconocido en Burgos a pesar de como comentas de estar tan cerca de la ciudad. Un saludo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente el desfiladero sorprende al que se acerca la primera vez. Próximamente tengo planeado publicar algunas entradas de otras rutas que hay por la zona como el desfiladero de Villaverde-Peñahorada, también muy cercana a Burgos.

      Eliminar