sábado, 12 de octubre de 2013

Ermita de San Olav y Covarrubias por las Mamblas

La Sierra de las Mamblas abarca una extensa área del SE. de la provincia de Burgos. se halla limitada por la comarca de Lara al norte y el río Arlanza por sus lados sur y este. En el interior y sobre todo en sus laderas meridionales, guarda magníficos bosques de sabinas y otras especies. La sierra es accesible por multitud de puntos y permite magníficas excursiones. La ruta que se muestra partirá del entorno de la carretera Burgos-Soria a la altura de la llamada Mambla de la Muela. Tras subir la sierra, descenderemos hasta Covarrubias pasando por el entorno donde se ubica la recién inaugurada ermita de San Olav (de muy discutible gusto estético bajo mi punto de vista) emplazada en el magnífico Valle de los Lobos.

Salimos de Burgos por la carretera de Soria. Pasado Cuevas de San Clemente, estamos atentos al cruce que lleva a mano izquierda a Quintanilla de las Viñas porque cien metros más adelante aparece indicado el sendero GR 82 a nuestra derecha. Salimos de la carretera por un camino y aparcamos.

Comenzamos la ruta desde la carretera Burgos-Soria junto a la Muela.
Frente a nosotros tenemos la Sierra de las Mamblas. A nuestra derecha la peña de la Muela
El sendero del GR se dirige hacia la sierra buscando un portillo arbolado fácilmente reconocible. Comenzamos el recorrido siguiendo la bien marcada senda. Esta, forma parte del GR 82 de la Sierra de la Demanda en su etapa de Palazuelos de la Sierra a Covarrubias.
Según subimos por el portillo, visualizamos cercanos los paredones que caen a plomo desde la peña de la Muela que quedará a nuestra derecha. Caminamos entre sabinas, pinos, fresnos, bojes, acebos y otras especies, por lo que tenemos la sensación de estar dentro de un verdadero jardín botánico.
Subimos a las Mamblas por el GR82.
Caminamos por el sabinar.
En poco, nos presentamos en el portillo y continuamos por una senda flanqueada de coníferas hacia el sur. Este camino, sin pérdida, nos llevaría hasta Covarrubias, unos dos kilómetros y medio más adelante. 
Toda la senda es una delicia, caminamos flanqueados por praderas y laderas arboladas de sabinas. Dejamos la Muela atrás a nuestra derecha. Se trata de una bonita peña en que destaca el contraste entre la vegetación en su piso inferior y la mole rocosa en la superior. A nuestra izquierda, tenemos el enorme sabinar que sin pérdida nos llevaría atravesando la sierra entera hasta el pueblo de Hortigüela y el Valle del Arlanza. Este recorrido será explicado en otra entrada de este blog.
Continuamos hasta llegar enseguida a unas tenadas abandonadas a la derecha del camino.

Tenadas junto al camino de Covarrubias.
Justo en este punto, torcemos a la izquierda en dirección al bosque sin un camino definido para ir progresando por su interior. Sin GPS es dificultoso orientarse porque avanzamos a ratos por terreno indeterminado entre los árboles. Este tramo no es recomendable realizarlo sin GPS, es muy fácil perderse en el interior del bosque y no hay referencias claras.
Continuamos así siguiendo la línea que vemos en la pantalla de nuestro GPS, buscando los borrosos caminos que hemos visto en los mapas, pero no encontramos una senda o trocha clara. Sí hay que decir que el bosque es limpio y siempre se halla una salida y la progresión es relativamente rápida.

Avanzamos siguiendo estrechas trochas entre la vegetación.
Desembocamos en el fondo de un barranco.
Tras llegar al borde de un pequeño barranco, destrepamos y nos situamos sobre una trinchera excavada en la roca. Seguimos por un camino pedregoso hacia el sur en dirección al valle, que aún no es visible.
Al poco, alcanzamos un gran cruce. Tenemos que coger la senda que sale a la izquierda (la derecha es más evidente y con seguridad baja también al valle, pero nos atenemos al track que seguimos en el GPS). La senda tomada, se va diluyendo y de nuevo nos integramos en un espeso bosque discurriendo por una estrecha trocha con la línea del track en la pantalla del GPS como única guía. También nos ayudan pequeños montículos de piedras al borde de los senderos que vamos tomando.
Poco a poco vamos progresando y recorremos por el interior del bosque unos dos kilómetros. Perdemos altitud con rapidez. El valle se nos abre repentinamente y nos situamos frente a una caseta de aguas junto a una gran pared rocosa.

Llegamos al Valle de los Lobos.
Dejamos la caseta a nuestra izquierda y nos topamos de frente con la torre metálica-campanario de la ermita. Justo detrás de la cual se abre el Valle de los Lobos, donde se emplaza la recientemente inaugurada ermita de San Olav.

Ermita de San Olav de Covarrubias.
Sin intención de ofender a nadie ni hacer crítica fácil, no nos parece nada apropiado su estilo constructivo dentro del emplazamiento elegido, un precioso valle. Cuesta entender qué criterios se tomaron para elegir este tipo de construcción. Parece una enorme caja metálica sin ningún tipo de consonancia con el entorno natural donde está emplazada. Sin ninguna duda, todo es cuestión de gustos. 
En cualquier caso, en el pórtico del edificio, descansamos y repostamos para proseguir la ruta. Todo el entorno de la ermita ha sido desmontado y alisado en una enorme extensión, quizás para facilitar el acceso de coches y personas.
Desde la ermita, parte la pista que continua valle abajo y en apenas dos kilómetros llegamos a la carretera de Covarrubias.

Entramos en Covarrubias por la carretera.

Solo tenemos que torcer a la derecha y llegamos Covarrubias.

Covarrubias: Archivo del Adelantamiento de Castilla.
Dejamos Covarrubias atrás subiendo a la sierra.
Atravesamos completamente la localidad por la carretera principal que discurre por su lado norte.
Poco antes de llegar al cruce con la carretera que viene de Mecerreyes, nos desviamos por una callejuela a la derecha que sube entre chalets y se convierte de nuevo en pista. Ganamos por ella altitud con rapidez. Esta es la pista que sube a las Mamblas de nuevo y será el camino de regreso sin pérdida ya hasta el coche.
Por esta pista tenemos buenas vistas de Covarrubias, que vamos dejando detrás a la derecha.
Por fin nos situamos sobre el llano en la sierra, a la vista ya de las tenadas que vimos a la ida y desde donde torcimos a la izquierda para bajar por el monte.
Desde aquí ya solo tenemos que volver tranquilamente por el mismo itinerario que trajimos al comienzo de la ruta.


Caminamos de nuevo por el sendero entre sabinas de regreso al coche.

Antes de bajar del portillo, divisamos Peñalara frente a nosotros.



Ermita de San Olav y Covarrubias por las Mamblas


Notas:

- El descenso a la ermita debe hacerse solamente con la ayuda de un GPS ya que no hay un camino claro y puede ser muy fácil extraviarse. - Covarrubias es buen lugar para descansar, comer y visitar el pueblo.
- Poco antes de las tenadas, nace el camino que lleva hasta Hortigüela recorriendo toda la sierra. Será objeto de una futura entrada en este blog.


Entradas relacionadas:



Mapa topográfico


Perfil de elevación




Ver y descargar track en Wikiloc

No hay comentarios:

Publicar un comentario