miércoles, 2 de diciembre de 2015

De Nocedo a Cortiguera por la Peña Otero

En esta nueva excursión, volvemos a bajar del páramo de Masa al Valle del Ebro. Esta vez descenderemos al pintoresco pueblo de Cortiguera asomado sobre el gran Cañón del Ebro.  Por el camino, pasaremos por la Peña Otero desde donde disfrutaremos de una magnífica vista sobre la Hoya de Huidobro. Todo el itinerario resulta muy ameno dada la variedad de paisajes y entornos que atravesamos.

Comenzamos la excursión en el pueblo de Nocedo. Éste se halla en un muy aislado emplazamiento del Páramo de Masa, no muy lejos de Sedano. Hasta hace pocos años estuvo a punto de ser abadonado y desaparecer. Sin población permanente, hoy algunos moradores de fin de semana aún le dan vida.
Llegaremos desde Burgos saliendo por la carretera de Aguilar para tomar el desvío en Ubierna. Justo antes de llegar a Covanera, tomaremos el desvío a la derecha hacia Sedano. En cuatro kilómetros, tomamos de nuevo el desvío a la izquierda, para subir a Nocedo.

Nocedo


Precisamente en una de las curvas que describe la carretera para superar el desnivel que hay con el páramo, podemos encontrar los restos de un gran menhir que fue abandonado y derribado. Una vez en el páramo, llegamos a Nocedo, donde se termina la carretera.

El nombre de la localidad significa “lugar de nueces”.

Sobrecoge la soledad y apartamiento del pueblo. Esto sumado a su gran altitud sobre el desolado páramo (1020 metros), hace pensar en lo duro que debió ser la vida de sus antiguos moradores.
Dejaremos el coche junto a la plaza. El camino hacia la Peña Otero sale del extremo oriental de la localidad, partiendo de la plaza. Salimos de Nocedo por un sendero entre huertos y cultivos hoy abandonados. Al poco de abandonar el pueblo, divisamos ya al fondo el perfil de la peña. El paisaje del páramo es austero, áspero, caminamos dejando a ambos lados muretes arruinados, zanjas invadidas por la maleza, etc.. restos de una forma de vida hoy totalmente abandonada.

Salimos de Nocedo por un camino en buen estado.
Poco a poco vamos llegando a las inmediaciones de la peña, que no es más que un gran espigón calizo asomado sobre la depresión de la Hoya de Huidobro, que comenzamos a vislumbrar a nuestra derecha entre brumas.


Paisaje paramero.
Tras escalar un graderío de rocas, nos plantamos ya directamente sobre la planicie caminando entre los molinos eólicos que cubren esta parte del páramo. Seguimos el borde, dejando abajo a nuestra derecha el fondo de la impresionante Hoya de Huidobro, un enorme anticlinal que ha sido erosionado, arrasado y vaciado por el arroyo Turrientes. Este ha drenado y evacuado todos los materiales del interior del pliegue sobre el río Ebro, donde desemboca (entre Cortiguera y Pesquera (ver la entrada Hoya de Huidobro).
Llegamos a la Peña Otero (1205 metros), buzón montañero. Amplias vistas sobre la hoya a nuestros pies. Aunque la peña no destaca demasiado desde el páramo, si es muy visible desde amplias zonas del Páramo de Masa. Antiguamente servía de reloj para los lugareños ya que contabilizaban las horas según la posición del sol respecto a la cima de la peña, que servía de referencia.

Cima de la Peña Otero. A la derecha: la Hoya de Huidobro.
Las laderas de la Hoya de Huidobro se encuentran tapizadas de hayas y podemos ver la salida natural hacia el oeste que ha labrado el arroyo. 

La Hoya de Huidobro.

Video de la Hoya de Huidobro desde la Peña Otero


>
Aunque la cima es buen sitio para hacer una parada y comer algo, aún queda mucho recorrido, así que emprendemos la marcha hacia Cortiguera. El camino desde aquí es ciertamente complicado, por lo que no es fácil orientarse sin un GPS. Primero descendemos de la meseta de la Peña Otero hacia el norte, caminando entre los gigantescos aerogeneradores. Buscamos el sendero que discurre por unas praderas más al oeste y vemos en nuestro GPS. Enlazamos con él tras quince minutos y proseguimos en dirección norte a la búsqueda de la ladera del páramo por la cual bajaremos al Ebro en el pueblo de Cortiguera. La pista que tomamos desciende por un delicioso vallejo entre hayas para enlazar con otra gran pista que corre en paralelo al desfiladero y se dirige hacia Nocedo.


Cruzamos esta pista para incorporarnos a otra de menor entidad que se dirige hacia el norte. Tras superar un pequeño repecho, iniciamos al otro lado el descenso. La orientación desde aquí ya es nula. Nos introducimos en el bosque, compuesto principalmente por encina y matorral, pasando por algunos cercados abandonados. 
Iniciamos el descenso hacia Cortiguera.
Afortunadamente nos vamos abriendo paso sin grandes dificultades, aunque no vemos el fondo del cañón. Nos guiamos siguiendo la pantalla de nuestro GPS buscando el camino más recto y lógico a Cortiguera, que no está lejos.

Cañón del Ebro y pueblo de Pesquera en primer término.
Puesto que caminamos por terrenos muy poco frecuentados y abandonados desde hace décadas encontramos construcciones pastoriles abandonadas, viejos muros difuminados entre la maleza, rastros de antiguos senderos hoy cubiertos de vegetación. Según descendemos, vamos visualizando poco a poco el río Ebro abajo entre verticales paredes. Cortiguera está aún más abajo, descendemos con ciertas dificultades por un empinado vallejo que se dirige al pueblo. Contemplamos el majestuoso Cañón del Ebro desde otra perspectiva más inusual. Al fondo a nuestra derecha se halla Pesquera junto a la gran curva que describe el río. Poco a poco vamos perdiendo altura y aproximándonos más a las primeras casas de Cortiguera.

Descendemos a Cortiguera desde el páramo.
Antiguo palacio blasonado en Cortiguera.
Ya muy cerca del pueblo aún tenemos que superar una gran barrera de vegetación junto a un cauce que nos impide llegar a las calles del pueblo. Llegamos finalmente con cierto alivio por las dificultades y penurias pasadas a Cortiguera.

Ruinas de la iglesia de Cortiguera.
Plaza de Cortiguera.
Descansamos sobre un banco frente a la iglesia, relajándonos con el silencio y la paz que emana este lugar. Cortiguera ha pasado del casi total abandono a estar en franca recuperación. En cada nueva visita son más visibles los avances y restauraciones que poco a poco están sacando este bonito pueblo del olvido y el abandono, convirtiéndolo en un destino turístico.

Grandes vistas sobre el Cañón del Ebro en el camino de Cortiguera a Valdelateja.
Pero aún nos queda un largo camino para regresar a Nocedo. El primer tramo es sencillo y fácil ya que solo tenemos que continuar por el sendero señalizado que se dirige pegado a la ladera del cañón hacia Valdelateja (ver la entradaCañón del Ebro: de Valdelateja a Pesquera de Ebro). Tras llegar al desvío a la derecha que baja a Valdelateja, lo obviamos y continuamos por el camino a la búsqueda de Nocedo, aún lejano a 4,5 kilómetros.


El regreso de nuevo no es sencillo si no tenemos GPS ya que aunque aún continuamos por el camino unos metros, más adelante se difumina y tenemos que recorrer unos dos kilómetros por senderos difusos sin referencias claras sobre el páramo abierto.
Poco a poco, nos acercamos al pueblo, divisando desde lejos la silueta de su iglesia. Tras pasar junto a ella, llegamos a Nocedo, donde finalizamos la magnífica marcha que hemos realizado hoy.


El recorrido total ha supuesto 15,5 kilómetros y no menos de 4 horas.


Esta ruta es una de las más amenas e interesantes de la zona de Sedano y las Loras. Hemos visitado dos pueblos pintorescos, hemos pasado del páramo al valle y atravesado hayedos, parameras desoladas y monte bajo. Además, hemos disfrutado de inusuales panorámicas sobre dos de los entornos más bellos del norte: el Cañón del Ebro y la Hoya de Huidobro.



DE NOCEDO A CORTIGUERA POR LA PEÑA OTERO
Dificultad
Media-alta. Transcurre por terreno muy agreste.
Ciclable
No.
Circular
Sí.
Orientación
Difícil.
Época recomendable
De abril a octubre. El resto del año las condiciones climáticas pueden ser muy adversas.
Inicio
Nocedo
Distancia de Burgos
58,7 kilómetros.
Tiempo total
4 horas.
Distancia total
15,5 kilómetros.
Interés
Paisaje paramero, vistas sobre la Hoya de Huidobro y el Cañón del Ebro, pueblos de Cortiguera y Nocedo.
Altitud mínima
775 m.
Altitud máxima
1203 m.
Mapas
1:50000: 0135 Sedano.
1:25000: 0135-1 Escalada.
h

h

Notas:

- La ruta puede resultar muy complicada por su gran longitud transcurriendo por terrenos agrestes y sin ningún tipo de señalización. La sensación de recorrer terrenos ignotos y salvajes es muy grande. No se recomienda caminar por estos lugares sin un buen GPS o en su defecto planos.
- Merece la pena detenerse un rato en Cortiguera y descubrir sus rincones y casas blasonadas.
- Sedano está muy cerca de Nocedo. Podemos parar en el bar del pueblo y visitar sus calles repletas de casas señoriales adornadas con blasones.



Sedano



Entradas relacionadas:

Ver y descargar track en Wikiloc

No hay comentarios:

Publicar un comentario