martes, 25 de febrero de 2014

Monte de la Serrezuela

El Monte de la Serrezuela separa los valles de Rioseras y las Navas y cierra por el SE. la larga alineación montañosa llamada "Banda de Ubierna". Se trata de la orla cretácica más meridional de la Cordillera Cantábrica y hace de frontera entre los terrenos terciarios y sedimentarios de la Cuenca del Duero al sur, del norte montañoso y de origen mesozoico. Al ser su composición eminentemente de calizas y areniscas, abundan las oquedades, desfiladeros y cavidades de origen kárstico. El recorrido del monte de la Serrezuela permite disfrutar de buenas vistas sobre ambas vertientes, visitar las peñas de Tobes y regresar por un magnífico robledal.

La Serrezuela y Banda de Ubierna


La ruta comenzará en la población de Peñahorada, a donde se llega por la carretera N-623 de Burgos a Villarcayo. Nada más sobrepasar Sotopalacios, tomamos el desvío a la derecha y tras sobrepasar Villaverde-Peñahorada y el desfiladero, llegamos al pueblo.
Peñahorada se ubica a la salida de un interesante cañón, horadado por las vías del viejo y abandonado ferrocarril Santander-Mediterráneo y es la puerta de subida al Páramo de Masa.En la calle principal, junto a la carretera, dejamos el coche.


Peñahorada


Desde el pueblo, divisamos ya hacia el este una amplia vaguada al abrigo de unas agrestes calizas que la cierran por el norte. Salimos del pueblo por un camino que se adentra por el vallejo.

Dejamos Peñahorada atrás.
Tras dejar el cementerio del pueblo a mano izquierda, progresamos por la vaguada, ascendiendo lentamente hacia el nivel superior de la plataforma rocosa que nos flanquea por la izquierda.

Salimos de Peñahorada junto al cementerio.
Una vez ya en la meseta rocosa, Monte de la Serrezuela, continuamos por terreno despejado hacia el este. Este tramo es una extensa paramera desolada azotado por los vientos.

Subimos al Monte de la Serrezuela.
Seguimos pasando el Mojón Alto, cota más alta del páramo y en apenas un kilómetro más, llegamos al barranco de la Carbonera, que queda a nuestra derecha. Se trata de una estrecha canal rocosa que desciende al valle por la derecha. Descendemos del páramo y nos incorporamos a un valle estrecho que discurre de O. a E. entre la meseta que abandonamos a la izquierda y una pequeña alineación rocosa al sur que nos cierra la vista del valle donde se ubica Rioseras.

Refugio de pastores en el páramo.

Descendemos del páramo por el Camino de la Carbonera.
Por este vallejo alargado, caminamos aproximadamente dos kilómetros buscando la carretera que desciende desde el pueblo de Robredo-Temiño a Tobes y Rahedo, este último ubicado en el Valle de las Navas.
Antes de llegar a la carretera, hacemos un intento de incorporarnos a la sierra por la izquierda pero el camino que tomamos, se halla en muy mal estado y la vegetación lo cubre todo, por lo que deshacemos el camino y continuamos ya sin dilación junto a la carretera.


Antes de llegar al pequeño puerto por el que se baja a Tobes, divisamos a nuestra izquierda los cantiles rocosos de la Serrezuela, también llamados Peñas de Tobes, que albergan algunas cuevas que nos recuerdan las existentes en el cercano desfiladero de San Martín de Ubierna o de Rucios.

Cantiles rocosos entre Robredo-Temiño y Tobes y Rahedo.
Si nos fijamos en las paredes calizas a nuestra izquierda, percibimos perfectamente el sistema de pliegues que formaron esta alineación. Una de las peñas señala claramente el núcleo del sinclinal colgado que forma la Serrezuela (ver recreación abajo).

Peñas de Tobes y extremo SO. de la Banda de Ubierna.


Dejamos las peñas por fin detrás, y llegamos al borde del pequeño portillo que salva el desnivel entre los valles de Rioseras y las Navas. Frente a nosotros, mirando al norte, disponemos de magníficas panorámicas del Valle de las Navas mencionado, caracterizado por curiosas formaciones arcillosas. Destaca el monte Utero (989 metros). 
Abajo a la derecha, contemplamos las primeras casas del pueblo de Tobes y Rahedo
No descendemos hasta él, sino que nos incorporamos de nuevo a la sierra por nuestra izquierda, emprendiendo el camino de regreso a Peñahorada por el bosque.

Tobes y Rahedo y alturas del Utero detrás.
Tobes y Rahedo es un interesante pueblo con una curiosa iglesia románica. Su nombre hace mención al antiguo pueblo de Rahedo, hoy desaparecido. Los restos de su aún se pueden a la izquierda del camino que lleva a La Molina de Ubierna.

Vista del Valle de las Navas. Al fondo, el Utero (989 metros).
Este tramo del monte de la Serrezuela está compuesto por bosque mixto de matorral y roble. Sin seguir caminos muy claros, progresamos por él con cierta facilidad al presentarse bastante limpio. Tras unos tres kilómetros, dejamos el monte arbolado atrás y llegamos de nuevo a la cabecera del Camino de la Carbonera, que dejamos a nuestra izquierda.
Una vez en el páramo por donde vinimos, ya solo tenemos que regresar a Peñahorada por el mismo itinerario que realizamos en la ida.


Monte de la Serrezuela

Notas:
- En Tobes y Rahedo se recomienda visitar la iglesia románica.
- Desde Peñahorada se puede visitar el desfiladero caminando por el recuperado trazado de ferrocarril Santander-Mediterráneo (hoy en fase de rehabilitación en Vía Verde)


Desfiladero de Peñahorada.
Entradas relacionadas:
Ver y descargar track en Wikiloc



2 comentarios:

  1. Me parece que por aquí hay ahora un sendero PR que en parte coincide con tu recorrido.

    ResponderEliminar