jueves, 24 de septiembre de 2015

Serranía de Cuenca: Hoz de Tragavivos (y II)

En esta segunda entrega sobre la Hoz de Tragavivos, recorreremos su interior. El itinerario es considerado uno de los más interesantes y atractivos de toda la Serranía de Cuenca, rica en gargantas y terrenos quebrados. Lo que hace especial a este itinerario es la inaccesibilidad del lugar, la ausencia total de caminos y la naturaleza exuberante, a lo que hay que añadir el particular y peligroso camino por el que hay transitar. Esta no es apta para los que sufren de vértigo o falta de decisión ya que caminaremos por el borde de un canal para el transporte del agua. A esto hay que sumarle los contínuos desplomes del terreno que obligan a retroceder y cambiar de borde continuamente.


Embalse del Molino de Chincha


Una vez visitados los bordes superiores de las hoces Somera y de Tragavivos y retornado a Carrascosa de la Sierra (ver entrada Hoz de Tragavivos (I)), bajamos de nuevo a Beteta. Desde allí, y sin entrar en el pueblo, hay que coger la carretera local que lleva hasta Puente de Vadillos. Por el camino atravesamos otro bonito desfiladero, la llamada Hoz de Beteta, sobre el río Guadiela. Esta hoz será el objeto de otra entrada ya que aunque está atravesada íntegramente por una carretera, existe un pequeño recorrido que visita sus puntos más interesantes. 
Llegamos a Puente de Vadillos, localidad situada en las orillas del Embalse del Molino de Chincha. Nada más entrar, nos desviamos a la derecha tomando la pista que sube por la margen izquierda del embalse. Este camino se encuentra en bastante buen estado, aunque en algunos puntos la vegetación la estrecha demasiado. Por ella, recorremos los 4,5 kilómetros siguiendo la orilla del embalse hasta hasta su extremo junto al muro de la presa, donde dejamos el coche.

Nos aproximamos a la presa del embalse de Chincha.
Pasarela de la presa.
La presa, está enclavada en un estrechamiento natural, llamado Estrecho del Guijarro, que cierra la hoz por su lado sur y ha sido labrado por el río Guadiela. Encontramos una escalera metálica, sujeta a la pared y sobre el agua, por la cual pasamos el dique y bajamos por el otro lado, ya en el interior de la hoz. Desde aquí, el silencio y la naturaleza más primigenia serán nuestros únicos compañeros ya. Junto a la casa de distribución, nace ya el canal de desagüe de las aguas que recorre toda la hoz y junto al cual debemos caminar. Dos muros de cemento de 40 centímetros de ancho flanquean el canal de agua de unos dos y metros de profundidad.

Caseta junto a la presa desde donde iniciamos el recorrido por el interior de la Hoz de Tragavivos.
Aunque el lado izquierdo es en general más cómodo, en muchos puntos se ve interrumpido por desplomes de roca, por lo que es preferible recorrer por el lado derecho, que nunca se interrumpe. En todo caso, comenzamos el recorrido por el lado izquierdo y nos vemos obligados a retroceder en unos trescientos metros recorridos para atravesar el canal por una estrecha pasarela y continuar por el lado derecho. Por todo el canal hay pasarelas cada cierto espacio, las cuales no son demasiado anchas y requieren cierta decisión para ser cruzadas.

Seguimos por el borde derecho del canal hacia el interior de la Hoz de Tragavivos.
A nuestra derecha contemplamos la espectacular desembocadura del Barranco de la Povedilla sobre la hoz.
Según avanzamos, vamos comprobando que efectivamente el lado izquierdo se torna problemático en algunos puntos en que la pared de roca llega hasta el mismo borde del canal e impide el paso. A nuestra derecha tenemos la ladera y el vacío sobre el río Guadiela, que fluye por el fondo de la hoz, pero los pinos hacen de quitamiedos y nos hacen caminar con cierta tranquilidad. Avanzamos así unos dos kilómetros, a ritmo lento.

Lado contrario del canal, más seguro en algunos tramos, aunque con peor visibilidad.
El caminar fuera del borde del canal hace que la sensación de seguridad sea mucho mayor, pero por otro lado perdemos algo de perspectiva de la hoz porque los árboles nos limitan algo la visión. Progresar por el remate superior del canal es posible, pero además de ser peligroso, obliga a avanzar muy atentos porque a nuestra izquierda tenemos el fondo del canal con agua.

El tramo medio de la hoz es el que atesora mejores panorámicas.
Seguimos. Poco a poco nos vamos introduciendo en lo más profundo y salvaje del interior de la Hoz de Tragavivos y en sus tramos más espectaculares. Las paredes caen a pico de los dos lados, disfrutamos del agreste paisaje que nos rodea.


A los dos kilómetros y medio del inicio, el gran promontorio del Cerro Zapatero, a nuestra izquierda, hace que el canal se introduzca en la roca por un túnel y no queda más remedio que rodearlo. Unas escaleras talladas en la roca, bastante seguras, nos permiten bordear el saliente y continuar por el otro lado del túnel. 


Video junto al Cerro Zapatero


Continuamos esta vez por el lado izquierdo porque nos parece ancho y más rápido. Es en este punto donde disponemos de las mejores panorámicas del interior de la hoz. Destaca a nuestra izquierda la espectacular desembocadura del Barranco de la Povedilla que se precipita a través de paredes verticales sobre la hoz.

El canal se adentra en la roca por lo que tenemos que bordearla por una escalera tallada en la piedra.
Continuamos por el lado de la pared ya sin interrupción porque nada nos lo impide. En algún punto la roca llega hasta el mismo borde pero podemos superarlo sin grandes problemas. En todo caso es necesario tener siempre mucha cautela y no despistarse en ningún momento y caminar atentos donde pisamos. El silencio, la paz, el canto de las aves, nos acompañarán. Aparte del canal por el que avanzamos, solo nos rodea la naturaleza, no hay más caminos ni senderos.


El salto de un corzo rompe el silencio tras saltar sobre el canal desde la izquierda y desaparecer rápidamente entre los pinos. Unos dos kilómetros más adelante del túnel, el canal de nuevo se introduce en la roca para salvar un nuevo saliente. A la derecha estamos exactamente en el punto en que la Hoz Somera, que vimos desde arriba, desemboca en Tragavivos, confirmando un paisaje espectacular.

Cerca de la desembocadura de la Hoz Somera, el canal forma un nuevo túnel.


Buscamos a la derecha de la roca donde poder rodearla por abajo, pero la vegetación parece invadirlo todo. La hoz puede ser recorrida en su totalidad, pero no logramos encontrar el sendero con claridad. Hemos recorrido ya cuatro kilómetros y medio, lentamente, por el interior, y el final está muy cercano. Como en cualquier caso hay que retroceder por el mismo camino, es este buen punto para dar fin a nuestra excursión por el interior de la hoz y "regresar a la civilización".

Confluencia de la hoz Somera con Tragavivos.
Regresamos. Tras lo recorrido en la ida, hemos ganado en confianza y recorremos largos tramos directamente sobre el remate del canal con mucha más rapidez. Como comentamos al principio, tras superar el saliente del Cerro Zapatero continuamos ya siempre por el lado izquierdo para superar los obstáculos ya conocidos por el lado de la ladera.
Llegamos a la caseta junto a la presa desde donde ya solo tenemos que subir de nuevo por la escalera, atravesar el muro de la presa y por la escalera metálica, llegar al coche, dando fin a esta inolvidable excursión

Escalera en la roca para salvar el saliente del Cerro Zapatero.


HOZ DE TRAGAVIVOS (y II)
Dificultad
Muy alta.
Ciclable
No.
Circular
No.
Orientación
Fácil.
Época recomendable
Abril a octubre y preferentemente en fines de semana, en que se reduce la actividad de la central y el canal lleva menos caudal de agua.
Inicio
Muro de la presa del embalse del Molino de Chincha (Puente Vadillos, Cuenca).
Distancia de Cuenca
88 kilómetros.
Tiempo total
 3 horas 45 minutos.
Distancia total
8,7 kilómetros.
Interés
Hoz de Tragavivos, embalse de Chincha, hoces Somera y Beteta (cercanas).
Altitud mínima
883 m.
Altitud máxima
1097 m.
Mapas
1:50000: 0538 Valdeolivas; 0539 Beteta.
1:25000: 0538-4 Cañizares; 0539-3 Beteta.





Notas:
- Hay que insistir que la excursión está absolutamente descartada para los que no estén acostumbrados a los terrenos agrestes y sufran de vértigo, ya que durante todo el recorrido caminaremos junto a un canal de dos metros y medio de profundidad.
- En general, si se camina por el lado contrario a la ladera y junto al muro, el itinerario es muy seguro.
- La Hoz de Tragavivos puede completarse totalmente para salir por su lado occidental al pueblo de la Herrería de Santa Cristina, pedanía de Carrascosa de la Sierra. Para ello sería necesario otro coche de apoyo para retornar al muro de la presa donde iniciamos la excursión.
- También se puede descender hasta el interior de la hoz desde Carrascosa bajando por el desfiladero de la Hoz Somera, en sí mismo otra magnífica excursión donde además se pueden contemplar varias cascadas.
-La carretera entre Puente de Vadillos y Beteta atraviesa la Hoz de Beteta, magnífico desfiladero que puede recorrerse en su tramo central por un camino que discurre junto al río Guadiela. Será objeto de una futura entrada en este blog.



Entradas relacionadas:


Mapa topográfico


Perfil de elevación (solo ida)

Ver y descargar track en Wikiloc



1 comentario:

  1. Muy interesante salida, atractiva y espectacular por los paisajes naturales y artificiales que se recorren.

    ResponderEliminar