domingo, 30 de julio de 2017

Picotas desde el Pantano de Arlanzón

Fácil y agradable excursión a una cumbre menor de las elevaciones que descienden por la cara norte de la Sierra del Mencilla sobre el río Arlanzón. Iniciamos el recorrido junto a la presa del pantano de Arlanzón.


Ubicación del Picotas desde las inmediaciones del pantano de Arlanzón. Llama la atención la caseta levantada en su cumbre.
Iniciamos la excursión partiendo de la presa del Pantano de Arlanzón. Saldremos hacia la sierra como siempre por la carretera de Logroño para desviarnos en Ibeas de Juarros hacia Pradoluengo. Tras tomar el desvío a Pineda de la Sierra, llegaremos al pantano. En un aparcamiento junto a la carretera, dejaremos el coche.


En un primer paso, debemos incorporarnos a la Vía Verde la Sierra de la Demanda, que se desarrolla por la orilla contraria. Atravesamos el muro de la presa y pasamos a la otra orilla, alcanzando fácilmente el trazado de la vía.


El cruce del pantano resulta interesante. Podemos ver magníficas vistas sobre el curso alto del río, su encajonamiento, así como los edificios y construcciones de apoyo, difíciles de ver desde la carretera.

Edificaciones de apoyo al pantano de Arlanzón vistos desde la orilla opuesta a la carretera.
Ya sobre la vía, solo tenemos que caminar por ella algo menos de dos kilómetros en dirección opuesta a Pineda de la Sierra. A primeras horas de la mañana, apenas hay nadie por este sector, bastante alejado de cualquier población.

Recorremos dos kilómetros por el trazado de la Vía Verde de la Sierra de la Demanda.
Llegaremos pronto a un amplio cruce. Por nuestra derecha, sube con decisión una amplia pista.


Es esta pista la que nos llevará sin pérdida hasta el Picotas y la que comunica también con Villasur de Herreros, río abajo. Nos incorporamos a ella. Caminamos ahora por terreno descubierto ganando altitud rápidamente.

Pista que sube hacia el Picotas desde el pantano.
El camino es cómodo y agradable. Según ganamos altura, podemos ver las aguas del pantano  tras nuestro y las principales cimas de la Demanda a nuestra derecha, y del Mencilla a nuestra izquierda. Al otro lado del río, frente a nosotros, destaca la modesta y redondeada cumbre del Haedito Oscuro.

Restos de las tenadas de la Portilla, donde parece que hubo un antiguo asentamiento medieval.
Al fondo visualizamos ya la redondeada silueta de la cumbre del Picotas, que nos parece cercana ya. Tras dejar las ruinas de las tenadas de la Portilla a nuestra derecha, el camino se adentra en un frondoso bosque de robles. Caminamos ya bajo cubierta vegetal.


Estos parajes son solitarios y muy poca gente se adentra a venir por aquí. Solo el silencio y el canto de los pájaros nos acompañará.


A medida que nos acercamos al monte, el bosque se va haciendo más espeso. La pista que llevamos empieza a redondear la base del monte.


Llegaremos a un punto en que el bosque desaparece y sobre terreno ya abierto, debemos salirnos del camino para emprender la ascensión, por terreno abierto, hacia la cumbre. Realmente existe una pista que asciende desde el lado contrario, según viniéramos de Villasur.No obstante las laderas se presentan limpias y agradables de pisar y no hay ningún problema en atacar las últimas cuestas por terreno abierto.

Ya llegamos a la cima del Picotas. El refugio que hay en su punto más alto, solo la vemos cuando estamos muy cerca.
Llegamos a la cima del Picotas (1308 metros). Una gran cabaña se halla en su misma cima, que es alomada. No hay buzón ni hito montañero de ningún tipo. Grandes panorámicas en 360 grados a la redonda. Se ven bien las siluetas recortadas de las Sierras de la Demanda y Mencilla bajo el cielo limpio. Hacia el este, vemos la cima redondeada y boscosa del Merienda.


La cabaña es una instalación privada y está cerrada. Junto a la entrada hay una mesa. Buen sitio para comer, descansar y relajarse en tan privilegiado lugar.

Cabaña en la cima del Picotas.


La montaña en que nos encontramos se halla entre las dos alineaciones principales. Nos separa del Mencilla el profundo barranco del arroyo de los Lobos , por donde discurre el camino de San Roque. Entre nosotros y la alineación de la Demanda, el río Arlanzón, oculto desde donde estamos. La impresión que tenemos en esta cumbre es de estar en el mismo centro de la Sierra de la Demanda.

En el mapa topográfico oficial 'Pradoluengo' de 1955, podemos observar la posición de los desaparecidos pueblos de Uzquiza, Herramel y Villorobe, hoy bajo las aguas del pantano. Se observa la casi total ausencia de caminos o pistas que enlazarían estas localidades con el monte donde se ubica el Picotas, de los que los separaba un espeso monte. Es de reseñar el gran número de tenadas que existían. De la gran mayoría de ellas, solo quedan hoy unos cuantos montones de piedras.
Nos encontramos en una zona con muchos caminos y viejos senderos, plagado de restos arruinados de tenadas y antiguos corrales.

Silueta de la Sierra del Mencilla. En primer plano, se aprecia La Cerca.
Los amplios espacios abiertos que vemos nos sugieren que tuvieron que ser frescos pastizales de montaña cuando la ganadería lo era todo en los pueblos de la Sierra de la Demanda.

Pista que desciende hacia Villasur de Herreros.
Para retornar, no hay otra alternativa viable más que volver por el mismo camino. Debemos descender de nuevo hasta la pista que rodea el Picotas y ya recorrer el mismo itinerario que hemos utilizado para venir hasta aquí.


Pero si tenemos tiempo y fuerzas, podemos también alargar la excursión por estos lugares y acercarnos al vecino pico Merienda. Para ello, descenderemos primero hasta la pista y continuamos en dirección opuesta a la que trajimos hacia el sur. En menos de un kilómetro, a la altura de los restos de unas tenadas, sobre terreno abierto, nos desviamos a nuestra derecha para subir por una amplia pista que tras introducirse en el bosque, llega hasta la misma cumbre del Merienda (1302 metros).

Hito geodésico sobre la cima del Merienda.




PICOTAS DESDE EL PANTANO DE ARLANZÓN
Espacio natural
Sierra del Mencilla y pantano del Arlanzón.
Dificultad
Baja.
Tipo de camino
Pistas y senderos de media montaña, breve tramo por la Vía Verde de la Sierra de la Demanda, bosques robledales. Vistas sobre las Sierras del Mencilla y Demanda.
Ciclable
Sí.
Agua potable
No encontraremos en ningún sitio.
Tipo de marcha
Ida y vuelta.
Orientación
Fácil.
Época recomendable
Todo el año.
Inicio
Pantano de Arlanzón.
Distancia de Burgos
40,3 kilómetros.
Tiempo total
2 horas 50 minutos.
Tiempos de marcha
Pantano-Picotas: 1 hora 20 minutos; Picotas-Pantano: 1 hora 15 minutos.
Distancia total
12,5 kilómetros.
Interés
Pantano de Arlanzón, laderas norte de la Sierra del Mencilla.
Altitud mínima
1142 m.
Altitud máxima
1302 m.
Desnivel acumulado
335 m.
Mapas
1:50000: 0239 Pradoluengo.
1:25000: 0239-1 Villasur de Herreros; 0239-2 Pradoluengo.

h

h

Notas:
- Toda la excursión es muy fácil y placentera y puede combinarse con otras visitas por la zona. Pineda de la Sierra está muy cerca y es una buena alternativa para visitarlo después.
- Hay otra buena manera de llegar a Picotas, incluso más atractiva que la referida. Desde el pueblo de Villasur de Herreros, salimos por el camino de San Roque, un espléndido sendero que remonta entre bosques el arroyo de los Lobos. Este camino conecta con la Vía Verde y la pista que sube directamente al Picotas.
- También podemos llegar al Picotas desde Villasur pero saliendo por la pista que sube primero hasta los campos de fútbol. Este camino, sin dilación, discurre de manera paralela al pantano de Uzquiza, que queda a nuestra izquierda y se dirige al Merienda y el Picotas.


Entradas relacionadas:



Mapa topográfico



Perfil de elevación


Ver y descargar track en Wikiloc

No hay comentarios:

Publicar un comentario