lunes, 27 de mayo de 2013

Cabeza Herrera desde el Barranco del Heredal

El pico Cabeza Herrera es la más oriental de las montañas burgalesas pertenecientes al Sistema Ibérico. Es también la cumbre más alta de un largo cordal que desciende desde la vertiente norte de la Sierra de Urbión y separa las cuencas de los ríos de Neila (Burgos) y Portilla (Rioja). La montaña supera escasamente los 2000 metros y es frontera entre Burgos y la Rioja. Su acceso es complicado al estar alejada de todas las vías de comunicación por lo cual exige una larga marcha de aproximación.

Hay varias maneras de acceder al Cabeza Herrera. Quizás la más evidente es aproximarse desde la misma cresta de la Sierra de Urbión, descendiendo desde el pico Tres Provincias, pero nosotros preferimos realizar la ascensión por una vía más salvaje y atractiva: subir por el barranco del Heredal, uno de los tributarios del río de Neila.
Para llegar, primero debemos llegar al pueblo de Neila, a donde llegamos por Quintanar de la Sierra, llegando desde Burgos. Una vez en Neila, hay que coger la carretera local que se dirige a Villavelayo y Mansilla, en la Rioja. 
A tres kilómetros del pueblo, surgirá a nuestra derecha la entrada al barranco, donde nos introducimos, ya que en su primer tramo, es carrozable. Dejamos el coche sobre la pista ya dentro del barranco.

Ascendemos junto al arroyo del Barranco del Heredal.
En un primer tramo, caminamos paralelos al arroyo por la misma pista en la que hemos entrado. En breve, llegamos a un marcado cruce y seguimos en la dirección que traemos y comenzamos a subir. La marcha debe ser siempre paralela al arroyo que desciende por el barranco, dejándolo en todo momento a nuestra derecha.
En algunos tramos, puede resultar que perdamos la senda, ya que no hay un camino claro, pero  siempre conseguimos abrirnos camino entre la espesa vegetación subiendo por el bosque.
Tras un pequeño esfuerzo final, ya que la pendiente se hace dura en sus tramos finales, conseguimos dejar el barranco atrás y nos plantamos en una pista transversal. Torcemos a la derecha y en 100 metros, ascendemos de nuevo por la izquierda por una pequeña pedrera hasta situarnos directamente sobre una ancha pista que sube del pueblo de Villavelayo y recorre todo el cordal donde se emplaza el Cabeza Herrera.

Exuberante vegetación en toda la subida.
Una vez en la cresta, ya solo tenemos que seguir por su mano derecha ascendiendo hacia la cumbre del Cabeza Herrera, que vemos ya, aún lejos, con la Sierra de Urbión de telón de fondo.
La senda es agradable, pasamos varios bosquetes y en todo momento las vistas que tenemos son excepcionales a ambos lados de la cresta.
Este último recorrido no es especialmente duro, pero puede resultar arduo por su longitud.


Cuando atacamos la cumbre final, nos topamos con la agradable sorpresa de ver caballos en estado semisalvaje. El lugar en que nos encontramos está muy alejado de cualquier lugar habitado y nos preguntamos si estos animales habitan y pastan libres sobre estas solitarias montañas.

Cabeza Herrera.
Por fin, llegamos a la cima, a 2002 metros de altitud. Es pelada, desolada, pero amplia. Hay buzón montañero y mojón.
Nos encontramos en el centro de varias sierras y miremos por donde miremos, solo vemos altas montañas a nuestro alrededor: al N. la Sierra de Urbión; al NE. la Sierra de Neila; al SE. la Sierra de la Demanda burgalesa; al S. la Sierra de la Demanda riojana, y al NO. y O. los Cameros y la Sierra Cebollera.

Atacamos la última ladera antes de la cumbre.
Caballos salvajes pastando en las laderas del Cabeza Herrera. Al fondo, Neila y la Sierra homónima.
Cima del Cabeza Herrera (2002 metros).
Para regresar, sólo tenemos que retornar por el mismo sitio por el que hemos ascendido para regresar al coche. Habría otras alternativas en principio posibles, como descender por un cordal que baja de La Calleja (ver mapa) directamente sobre el barranco, pero no tenemos la seguridad de que las rutas y senderos que vemos en los mapas existan realmente y estén despejados, porque apreciamos las laderas occidentales con mucha vegetación y aspecto difícil.

La cima del Cabeza Herrera se presenta pelada y desolada. Al fondo, sierra y pico Urbión
Vista sobre la Sierra de la Demanda riojana.
El Cabeza Herrera en invierno visto desde el cordal de la Sierra de Urbión, cerca del Muñalba.
Tras descender de nuevo por el barranco, llegamos al coche. En este camino, divisamos algunos magníficos ejemplares de ciervo.


Cabeza Herrera por el Barranco del Heredal



Notas:
- En algunas guías se describen ascensiones por el valle de Riofrío hasta el Cerro Cantincao sobre la cuerda del Cabeza Herrera.
- La caminata junto al arroyo puede resultar dura al existir mucha vegetación y no haber una senda clara.
- En invierno, el cordal y la cima suelen estar completamente nevadas y por ello exigir equipo especial además de una larga y lenta aproximación.
- Es posible ver grandes ejemplares de venados por el bosque.
- Si nos sobra tiempo, se puede visitar el Centro de Interpretación de las Lagunas de Neila en el mismo pueblo.
- Queda por explorar la posibilidad de subir en vehículo 4x4 por la pista que sube desde Vilavelayo hasta la Calleja. Seguramente es factible.


Entradas relacionadas:


Mapa topográfico


Perfil de elevación

Ver y descargar track en Wikiloc



1 comentario:

  1. Digo yo si no se podría subir desde el collado y Pista de RioFrío a través del collado de Canticao. Yo he llegado al collado de Canticao sin problemas buscando el Tres provincias. Hasta el borde del Riofrío se puede llegar con el coche yendo despacio.

    ResponderEliminar