sábado, 11 de mayo de 2013

Hoya de Huidobro

La Hoya de Huidobro (con el significado de "Hoyo del Ebro") es una profunda depresión abierta en la plataforma de los Páramos. Geológicamente se trata de una combe de anticlinal de eje E-O que ha sido erosionado y vaciado por el arroyo Molinillos, en su extremo norte.En su centro, se mantienen las ruinas de Huidobro, despoblado que da nombre al lugar.La mejor época de visitar la hoya es en el otoño, ya que la densa vegetación de la depresión, auténtica isla vegetal dentro de los páramos, muestra sus mejores colores.


La Hoya de Huidobro vista desde la Peña Otero.
Para visitar la hoya, saldremos del pueblo de Villaescusa del Butrón, en el páramo de Masa. Desde aquí descenderemos por una boscosa senda a la hoya, y tras pasar los restos de Huidobro, saldremos por el desfiladero del arroyo Molinillo enlazando con el el barranco Turrientes por el cual volveremos a Villaescusa.
Accedemos a Villaescusa por la C-629 de Burgos a Villarcayo. Tras recorrer el Páramo de Masa, antes de Pesadas de Burgos, tomamos el desvío a la izquierda a Sedano. En unos cuatro kilómetros, cogeremos el desvío a Villaescusa del Butrón donde muere la carretera.
El pueblo tuvo magníficas casas señoriales de buena sillería, que aún muestra bonitos escudos blasonados, aunque muchos de sus edificios lamentablemente se hallan en estado de ruina y abandono por la intensa despoblación de la zona.
Dejamos el coche en la plaza y salimos por la carretera de entrada para desviarnos tras un corto tramo a la derecha. Tomamos una marcada senda que rápidamente comienza a descender hacia la hoya. El camino se introduce en la depresión por su lado norte. En su inicio la senda se haya bordeada de robles y hayas y caminando bajo cubierta vegetal.


Villaescusa del Butrón.
El camino discurre por terreno boscoso en gran parte. En poco tiempo nos encontramos en la parte inferior de la hoya, tupida de verde y envuelta en la niebla en esta época en que la visitamos (otoño). Aún son visibles los pozos petrolíferos abandonados.

Senda de descenso hacia la hoya desde Villaescusa del Butrón. 
Vista de la Hoya de Huidobro entre brumas otoñales.
Continuamos por la pista que nos lleva sin pérdida hacia la parte más oriental, donde se encuentra, ya a la vista, los restos del despoblado de Huidobro, con su magnífica iglesia románica en lo alto, dominando el entorno.

Verdes pastos en el interior de la hoya. 
Restos del pueblo de Huidobro, hoy utilizado como granja ganadera.
El templo, se halla desgraciadamente en estado de avanzada ruina y corre peligro de desaparecer si no se toman medidas. Su abandono es tal, que ha crecido en su interior un árbol que incluso ha atravesado el tejado.
Entramos en las calles del pueblo, no completamente despoblado, ya que sirve de granja ganadera y apreciamos algo de actividad. Atención a los perros que campean a sus anchas por las calles.

Iglesia de San Clemente, de Huidobro, de estilo románico, en avanzado estado de ruina.
Entrada al desfiladero del arroyo Molinillo, desagüe natural de la hoya.
Desde las inmediaciones del templo, tomamos un camino hacia el norte que se dirige a la salida, ya a la vista por tratarse de un agreste desfiladero que ha labrado el arroyo Molinillos.
Entramos por él y salimos por una senda entre hayas y robles. Este camino es una auténtica delicia de colores sobre todo en otoño. Los colores de los caducifolios se funden con el natural de los peñascos.
Llegamos al cruce donde el arroyo Molinillos desagüa en el arroyo Turriente, que ha practicado un gran barranco en dirección E-O en su descenso hacia el Ebro.


Desfiladero del arroyo Molinillos.




Si siguiéramos por la izquierda, siguiendo una senda que discurre paralela al arroyo, llegaríamos a la carretera que baja del páramo a Pesquera de Ebro, cerca del desvío a Cortiguera.
Continuamos por el lado derecho, dejando el arroyo Turriente a nuestra derecha y progresando por terreno indeterminado por el monte.


Senda de salida de Huidobro.
Salimos de la hoya siguiendo el desfiladero del arroyo Molinillos.




El barranco Turriente está intensamente carstificado..


En todo momento, la vegetación que nos acompaña es frondosa y abundante y a ratos la senda desaparece para reaparecer. La orientación en cualquier caso es fácil, ya que siempre avanzamos por el interior del barranco dejando las aguas del arroyo abajo a nuestra derecha.







Vista de la salida del arroyo Turriente al Ebro.
Ya solo tenemos que continuar por una pequeña senda pegada a la pared que nos lleva en poco tiempo al páramo apareciendo sobre las mismas casas del pueblo de Villaescusa del Butrón, origen de nuestra ruta.

Blasón en casa de Villaescusa del Butrón..

Hoya de Huidobro


Notas:

- Cerca de Villaescusa, junto a la carretera que baja a Huidobro, se halla el dolmen del Moreco que merece la pena visitar.
- Las mejores vistas sobre la hoya se disfrutan desde el Otero, en su lado sur.



Dolmen del Moreco.


Mapa topográfico



Perfil de elevación


Ver y descargar track en Wikiloc

No hay comentarios:

Publicar un comentario