martes, 25 de junio de 2013

Ferrocarril Minero (y II): del Puerto del Manquillo a Monterrubio de la Demanda

El tramo que se presenta, discurre entre el Puerto del Manquillo y el final del ferrocarril minero. El antiguo trazado, terminaba a medio camino entre los pueblos de Bezares (hoy semi-abandonado) y Monterrubio de la Demanda, a donde nunca llegó el ferrocarril. El tramo se caracteriza principalmente por los extensos hayedos que hay entre el Manquillo y Riocavado. Destaca también el túnel de Barbadillo de Herreros, único en servicio de toda la vía.

(Ir a entrada del primer tramo: de Arlanzón al Puerto del Manquillo)

Vista del Valle del Arlanzón desde el Manquillo. Al fondo a la izda. el Pico Mencilla (1930 m.).
El Puerto del Manquillo es buen sitio para dejar el coche y realizar este segundo tramo de la Vía Verde. Lógicamente, para recorrer el tramo completo, el  medio más adecuado será la bicicleta ya que se trata de casi 23 kilómetros en un recorrido no circular. Desde el Puerto del Manquillo, podemos acceder también al nacimiento del río Arlanzón, en las laderas del San Millán.
Justo debajo del puerto, podemos aún observar la boca del antiguo túnel que salvaba el puerto, hoy protegido con una verja para evitar accidentes.

Túnel del Manquillo.
Comenzamos el recorrido tomamos la pista que desciende con decisión hacia el este. La primera bajada es muy pronunciada, conviene descender caminando al haber gravilla que puede hacernos derrapar la rueda de la bicicleta.

Bajamos del Manquillo hacia Riocavado.
A partir de aquí rodamos algo más de un kilómetro siguiendo un frondoso barranco que queda a nuestra derecha hasta cruzar la carretera Pineda-Riocavado. Superada la carretera, nos adentramos en el bosque.
Todo el tramo entre la carretera y Riocavado de la Sierra, lo realizamos por un magnífico hayedo y en muchos tramos, bajo cubierta vegetal.
En este tramo, la Vía Verde realiza grandes meandros y hay algunas trincheras realizadas para salvar la pendiente.
Riocavado de la Sierra se encuentra en lo profundo del barranco del río Valdorcas, que baja del San Millán. Llegamos a sus inmediaciones, observándolo desde la vía abajo.

Riocavado de la Sierra desde la Vía Verde.

Al llegar al barranco, dejamos el hayedo y la vía describe un amplio meandro salvando la estrecha vaguada, teniendo siempre Riocavado abajo al fondo.
Recorremos el meandro y dejamos Riocavado atrás, a donde se podía acceder por una pista que desciende justo al final de la amplia curva.
Nada más salvar el barranco y en apenas quinientos metros, nos encontramos en las cercanías de Barbadillo de Herreros, emplazado ya sobre una zona más despejada y que se despliega a nuestra derecha abajo.

Barbadillo del Herreros.
La vía no pasa por el pueblo, sino que lo rodea por su parte alta. En breve, nos topamos con el tercer túnel, el único practicable.
Cuando se restauró el ferrocarril minero, se instaló luz dentro del túnel, pero tras muchas veces de pasar por su interior, nunca la he visto funcionar. Más aún, a veces se introduce ganado en su interior, con lo que al haber poca visibilidad, hay que rodar con precaución.
A la altura del túnel. abajo junto al río, divisamos los restos de la antigua ferrería de Barbadillo, aún en pie.

Barbadillo de Herreros: antigua ferrería.
Rodeando Barbadillo de Herreros.
Tras salir del túnel, la vía cruza el río Pedroso, que baja de las montañas a nuestra izquierda y seguimos rodeando Barbadillo a través de quizás las mayores trincheras de todo el recorrido.
Definitivamente dejamos Barbadillo atrás. Cruzamos la carretera que lo une a Monterrubio y afrontamos el último tramo.
La vía discurre ya por el amplio valle que hay entre las sierras de Neila al sur y Demanda al norte, ya próximos a la frontera con la Rioja.
El camino es en este último tramo prácticamente llana. Al poco, llegamos al despoblado de Bezares, que queda a nuestra izquierda. Hoy el antiguo pueblo está reconvertido en granja ganadera. Aún es posible ver su antigua iglesia en pie, salvada de la ruina.

Bezares, hoy reconvertido en granja.
Las vías del antiguo trazado del ferrocarril minero, llegaban a sus inmediaciones y terminaba su trazado. Así pues nunca llegó a Monterrubio de la Demanda.

Hayedo antes de llegar a Monterrubio.
Área recreativa de Monterrubio, fin de la Vía Verde.
No obstante, si se tiene tiempo y ganas, es recomendable proseguir para visitar Monterrubio de la Demanda, último pueblo de la provincia de Burgos y uno de los que tiene mayor altitud. La pista que traíamos, se introduce ya por una estrecha senda a través de un pequeño hayedo que desemboca un área recreativa. Es éste un buen lugar para reposar y reponer agua. Desde aquí, salimos por la carretera ya a la vista de Monterrubio de la Demanda. Si mismo nombre, nos indica que aquí hubo minas de plata, hoy en desuso. Dentro del pueblo, destacan los escudos blasonados que lucen algunas de las fachadas de sus casas.

Monterrubio de la Demanda.
Una vez visitado el pueblo, ya solo nos queda retornar al punto de partida por el mismo recorrido. Si se dispone de poco tiempo, es posible realizar el tramo de Monterrubio a Barbadillo por carretera.



Del Manquillo a Monterrubio


Notas:
- El Puerto del Manquillo es buen sitio para aparcar el coche.
- En invierno puede estar el puerto en mal estado por culpa de la nieve.
- En Riocavado, Barbadillo y Monterrubio hay bares.


Entradas relacionadas:



Mapa topográfico


Perfil de elevación

Ver y descargar track en Wikiloc

2 comentarios:

  1. Holaa! Estoy cogiendo un poquito de información sobre esta preciosa ruta y viendo tu publicación, puede que sepas de la existencia de algún refugio cercano a la via verde según pasas pineda hacia el Puerto el manquilo. Si sabes algo me sería de gran ayuda. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  2. Hola Jorge, entre Pineda de la Sierra y el Puerto del Manquillo no hay ningún lugar donde pernoctar que no sea el refugio de montaña Valle del Sol, pero no está junto a la vía: hay que subir por la carretera nada más salir de Pineda. Pero en verano lo normal es que esté cerrado al público general y solo se use para campamentos de verano juveniles. En cualquier caso hay que reservar con antelación. Un saludo

    ResponderEliminar